Página principal

Período 1: Espacio de consolidación de luchas sociales y la creación de la Región autónoma. (1985 – 1992)


Descargar 57.12 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño57.12 Kb.

José Luis Carranza S. / PERU / Teléfono: +51 094 562782 / E-mail: ciscap@terra.com.pe : Proceso participativo de planeamiento estratégico en la Región San Martín.



EL PROCESO DE PLANEAMIENTO PARTICIPATIVO EN LA REGION SAN MARTIN

Resumen


En este documento se muestra la experiencia de formulación participativa del plan estratégico de la región San Martín, que duró casi 02 años y contó con la participación de casi toda la sociedad regional representada por sus instituciones y organizaciones.

Los elementos básicos que han conceptualizado y dinamizado en proceso son: la formación de una masa crítica que intenta repensar San Martín en términos de desarrollo y equidad, un grupo de iniciativa, promotor del proceso y conformado por ONGs, y un equipo de facilitadores que articularon diferentes procesos de planeamiento y desarrollo con los dos elementos anteriores.


  1. Introducción.


Para tener una idea clara de lo sucedido en San Martín intentamos ubicarnos en el contexto político y social de la región, teniendo como horizonte temporal los últimos 15 años. En este período hemos identificado tres espacios relacionados con la evolución del planeamiento regional (ver esquema).

Período 1: Espacio de consolidación de luchas sociales y la creación de la Región autónoma. (1985 – 1992)


Comprende el espacio entre 1,985 y 1,992, caracterizado por la luchas reivindicativas dentro de la región San Martín; lideradas por organizaciones de base que lograron importantes niveles de fortalecimiento y cuotas de poder dentro del espacio político regional, (Federación Agraria Selva Maestra y los FEDIPs). Las huelgas de 1,985 y de 1,989 fueron las acciones más significativas de este proceso.

La presencia de la subversión y el narcotráfico crean un clima de violencia política y social que obliga al estado a replegarse en amplias zonas de la región. La ocurrencia de desastres naturales y un la aparición de epidemias como el colera, el dengue, malaria maligna y fiebre amarilla, sumado al deplorable estado de las vías de comunicación configuraban un escenario bastante crítico.

En el contexto Nacional, la crisis económica y la Ley de regionalización que anexaba San Martín a La Libertad, creó un descontento regional que terminó con movilizaciones y huelgas (1985 y 1989). La primera huelga intentó negociar con un pliego de reclamos bastante extenso y mostró la necesidad de organizar mejor las propuestas y negociación con el Estado. Al lograrse la región Autónoma, el Gobierno Regional y las organizaciones representativas deciden embarcarse en el primer intento de planificación participativa (Plan Sauce: 1992) con herramientas de carácter normativo y tradicional.

En este período se conforman y/o consolidan las primeras ONGs de San Martín y llegan otras a raíz de los desastres naturales, se realizan trabajo que involucran a las organizaciones de base en las primeras experiencias de programación participativa y se produce un primer encuentro con los gobiernos locales y sectores estatales. También se desarrolla un primer intento de interpretación de la realidad regional y propuestas de desarrollo desde una mirada diferente, desde la ONGs.


Período 2: Espacio de consolidación instrumentos de gestión y planeamiento en el encuentro de la sociedad civil y el estado.(1993 – 1995)


A nivel nacional se inicia el proceso de pacificación, se da la nueva constitución del País y el presidente Alberto Fujimori es reelegido. Se implementan las acciones de lucha contra la pobreza, la focalización del gasto social y las propuestas iniciales de modernización y reforma del estado.

En la región decae notablemente el narcotráfico y se implementan los programas de desarrollo alternativo. El sector salud consolida sus cuadros técnicos, asimila instrumentos de planeamiento por objetivos y logra reconocimiento y liderazgo a nivel nacional. El estudio de ordenamiento territorial se elabora dentro de las acciones del Plan Sauce.

El desarrollo de proyectos conjuntos entre las ONGs y sectores regionales permite un reforzamiento de metodologías de análisis, gestión y planificación. Las primeras Redes logran conformarse: La Red San Martín, La Red de la Mujer, La Red de Salud Ambiental.

Los espacios de participación ciudadana que habían decaído al final del período anterior, encuentran una apertura ante la convocatoria del sector Salud dentro de las estrategias de la lucha contra el Dengue y en este marco nuevamente se encuentran las organizaciones de base, los sectores y las ONGs, recuperándose así la dinámica participativa que ha caracterizado a la región San Martín.


Período 3: Espacio de génesis y consolidación de la propuesta de Planeamiento Estratégico Regional.(1996 – 1998)


En el contexto nacional se van configurando algunas oportunidades para la propuesta regional. Los CTAR del país desarrollan un taller de planeamiento con una consultora Paraguaya. Las bases conceptuales de reforma y modernización del estado toman forma y se inician en San Martín (sector Salud), como una de las 05 zonas piloto. El convenio INADE-AID-ESAN prepara una propuesta de desarrollo para los gobiernos locales donde se formaría el núcleo de facilitadores. Se prepara la tercera reunión de CONADES1. El fenómeno del niño ocupa la prioridad nacional.

En esta etapa, la RED logra identificar como objetivo estratégico de sus acciones, la formulación de una visión compartida de desarrollo regional, cuyas bases conceptuales se plasman en el documento base: Región San Martín / Múltiples posibilidades de futuro, una sola visión

En la Región, el CTAR San Martín, organiza una réplica del Taller de Planeamiento (Julio de 1997), que culmina con la priorización de 09 objetivos. La RED propone que esto sea considerado como un esfuerzo inicial de un proceso mucho más participativo.. Se conforma un equipo de gestión para implementar la propuesta, pero el grado de involucramiento fue mínimo. El cambio de la presidencia del CTAR obliga a un replanteamiento del proceso que es asumido por la nueva presidenta, quien acuerda formar un equipo mixto para su implementación y culmina en el Taller Final de agosto de 1998.

AMRESAM se fortalece, El sector Salud desarrolla su Plan Maestro con instrumentos Zoop (1,996 – 2000) y lo replantea con instrumentos de planificación estratégica (1998 – 2000). La Cámara de Comercio se involucra en el proceso y el PDGL se ejecuta, logrando apoyar el planeamiento estratégico de algunas provincias. En San Martín se desarrolla un intenso proceso de planificación (por Sectores, Gobiernos Locales, ONGs, Organizaciones, etc.) que va creando un ambiente propicio para la propuesta y que el grupo de iniciativa y los facilitadores logran que confluya hacia el objetivo del Plan Regional.


  1. La Base Conceptual


En Mayo de 1997 la RED San Martín incorpora en su Plan estratégico el objetivo de lograr una visión de futuro para la región, elaborada por la sociedad sanmartinense. Las ideas centrales se plasman en el documento “Región San Martín / Múltiples posibilidades, una sola visión”, cuyo contenido ha sido inspirado por el texto de Sergio Boisier “El Difícil Arte de Hacer Región”. La primera versión se desarrolló con miras a ser presentada en un taller de la RED en Tarapoto con la ONG Chilena Participa, dentro de las actividades de la Red Interamericana para la Democracia. Una segunda versión mejorada se prepara para su presentación a nivel nacional en la III CONADES (luego del taller final de agosto de 1988). Finalmente se desarrolla una tercera versión resumida para el documento final del Plan Estratégico Regional, bajo el título “Nuestros pensamientos y nuestras ideas”.

En este documento se intenta reflexionar brevemente sobre los acontecimientos globales presentes, su impacto en el contexto nacional y su relación con San Martín; y la necesidad de formular una propuesta regional para el futuro. Reconoce que en la región existen culturas diversas, desde anteriores a la primera ola (citando a A. Toffler), hasta grupos minoritarios de la tercera, y que “dentro de esta realidad, se mueven elementos en un juego de poder que planifican e interactúan, teniendo como base diferentes concepciones del desarrollo, desde el meramente económico, el sustentable y el desarrollo humano. Es evidente que el conocimiento y las orientaciones que se manejan en cada espacio tienen una dosis de adaptabilidad a lo regional y local, pero carecen de puntos de encuentro comunes y de los canales de intercambio entre ellos. La propuesta que surge es la construcción de dichos espacios, la consolidación del pensamiento amazónico y regional, y la construcción conjunta de una visión del desarrollo regional, que oriente (sin forzar, pues la libertad de elección es básica para la planificación), los nuevos procesos de construcción del futuro.”2

Otro aspecto central del documento referente al desarrollo endógeno, es la necesidad de articular en el plan tres proyectos: un proyecto político, un proyecto técnico y un proyecto cultural, buscando que el plan estratégico sea un instrumento en la construcción de una nueva región.

Este documento circuló inicialmente dentro de la ONGs pertenecientes a la RED, luego dentro del grupo de facilitadores y paralelamente dentro de la masa crítica que intentaba repensar San Martín. Particularmente creo que en el documento base se expresaban muchas coincidencias conceptuales respecto a los actores que se involucraron en el proceso; y en cierta medida, representaba una oportunidad de reconfigurar los espacios de participación ciudadana desarticulados en las últimas etapas de la violencia terrorista y del narcotráfico. San Martín siempre ha tenido un grado elevado de organización y participación. En este proceso, las mayoría de organizaciones e instituciones muestran una evolución importante en sus esquemas de pensamiento y sus instrumentos de planificación concertada.


  1. La masa crítica, el grupo de iniciativa y los facilitadores.


La idea de contar con una visión concertada del desarrollo regional que oriente el futuro de la región, nace de la formación de una masa crítica que se propone repensar la región y formular participativamente propuestas de desarrollo. Esta idea se da simultáneamente en grupos de pensamiento de Moyobamba y Tarapoto, que encuentran un punto común de interacción en la RED de ONGs de San Martín y que luego forma parte principal de su plan estratégico institucional. La RED se constituye así en el grupo de iniciativa

La masa crítica se forma a raíz del trabajo conjunto de ONGs, Sectores y Organizaciones de Base; que tuvieron que afrontar serios problemas en una época de crisis y ausencia del Estado, (terrorismo, desastres naturales y epidemias), también de la apropiación y adaptación de instrumentos de análisis, planificación y gestión de parte de sectores líderes y ONGs; y del hecho de reactivar los espacios de organización y participación ciudadana, desarticulados en la última fase de la violencia. Entre los principales componentes de este grupo tenemos al CTAR3, Cámara de Comercio, AMRESAM4, La RED5 de ONGs y Salud. En el proceso se incorporaron la Iglesia Católica y el convenio ADEX-AID

El grupo de iniciativa desarrolló la base conceptual del proceso de planificación participativa y fue el agente dinamizador de la propuesta, dentro de la masa crítica primero, y luego dentro de otros actores regionales y nacionales. Este grupo estaba formado por Ciscap, Cepco, Cedisa, Cedema, Prodemu, Proamer, Itdg, Cedecah, CAAP.

Dentro del convenio INADE-AID-ESAN, se forma un equipo de facilitadores orientados a fortalecer los gobiernos locales de la región dentro del PDGL6. Las capacitaciones forman a 30 profesionales en técnicas de facilitación, planeamiento estratégico y desarrollo local. En la fase de implementación participan alrededor de 10 (además del equipo coordinador) y en el proceso de planeamiento participativo regional participan 06. El Dr. Sebastiao Mendoça7 fue el encargado de formar al grupo de facilitadores en la metodología del planeamiento estratégico.

La implementación del PDGL permitió al grupo de facilitadores conocer la realidad regional y local, e ir articulando a líderes locales y lideres institucionales en procesos de planeamiento estratégico a nivel distrital y provincial, en casi el 50% del territorio.. En este proceso, se logra la conexión con el grupo de iniciativa.

El papel del equipo de facilitadores ha sido fundamental, por su posición y movilidad en diferentes procesos de desarrollo, su rol articulador del conocimiento y la acción entre instituciones y organizaciones, y el permanente contacto con la efervescencia de la planificación estratégica que se dio en este periodo en la región. Este grupo articuló un conjunto de espacios y procesos de planeamiento, que no tenían conexión, con el grupo de iniciativa, el cual fue orientándolos, junto con la masa crítica, hacia el proceso regional de planeamiento.


El Proceso


Contar con un Plan Estratégico de Desarrollo Regional ha significado un trabajo de cerca de dos años de esfuerzo conjunto de varios actores sociales, y que culminó con el Taller Final en agosto de 1998.

El Plan Sauce (1992), es el primer intento de planeamiento participativo pero con instrumentos normativos tradicionales y que orientó las acciones de los sectores en el momento posterior a la declaratoria de San Martín como región autónoma.

Cuando la RED se preparaba para difundir el documento base e iniciar el proceso, Los CTAR del país desarrollaron bajo la conducción de una consultora paraguaya un Taller de Planeamiento estratégico con el método Zoop y una réplica de este taller en la región San Martín se perfilaba como el Plan Estratégico Regional. Metodológicamente y conceptualmente difería de la propuesta de la RED.

Un primer logro fue hacer notar en el taller de Moyobamba, que el referido evento era un punto de inicio y que el proceso debería continuar con una mayor apertura a otros espacios y construir participativamente la propuesta del Plan Regional, desde las bases (organizaciones y provincias), culminando el proceso en un Taller Final de consolidación. Se conformó un equipo de gestión donde participaba la RED y se formuló la primera propuesta que articulaba los futuros planes provinciales con los 09 objetivos priorizados en el taller de Moyobamba. Esta aproximación entre la RED y el CTAR ayudó a unificar los criterios y desarrollar eventos de sensibilización para los cuadros del CTAR y un taller de trabajo por grupos de objetivos priorizados con Sectores, ONGs y Organizaciones. El posterior avance fue limitado por el débil involucramiento del los equipos del CTAR y reducidos espacios de participación.

En este escenario se presentaron dos nuevos sucesos: El Cambio de la presidencia del CTAR y la aparición de diversos procesos de planeamiento estratégico que parecían dispersar la visión común de desarrollo.

Respecto al cambio de la presidencia logramos que la nueva gestión se comprometa con la idea y se conformó un equipo técnico mixto (CTAR, RED, Cámara de Comercio, y otros). La prioridad nacional por los desastres del fenómeno del Niño afectó el normal desarrollo del proceso y la RED decidió impulsar el taller preparatorio y metodológico del Plan

Desde 1,996 se inició en la región una corriente de Planes estratégicos institucionales (en Sectores como Salud, Turismo, ONGs y algunas organizaciones), y que fue incrementándose a las Municipalidades dentro del programa de Desarrollo de Gobiernos Locales (PDGL) ejecutado por INADE-AID-ESAN. Estos planes no tenían ninguna conexión con el proceso regional pero la masa crítica empezó a articularlos en tal sentido. Así los Planes Estratégicos provinciales y Distritales del convenio AID-ESAN ejecutados por Ciscap – Itdg, Los Planes similares desarrollados por Cedisa, Las propuestas de AMRESAM (experiencia piloto) y otros planes, lograron una direccionalidad y unidad de criterios orientados al Plan Regional. Muchos de estos actores prepararon sus análisis y propuestas estratégicas con miras a participar en el Taller Final. La Cámara de comercio fue uno de los actores más interesados con este objetivo.

En la fase final del proceso el equipo técnico mixto se ocupó de la organización y convocatoria, y de los eventos previos (seminarios y conversatorios). La RED organizó su participación desde el contexto de desarrollo social y genero, además de encargarse del plan de recaudación de recursos.

En este período las ONGs han desarrollado sus planes estratégicos y se preparan para el taller final en el marco de desarrollo social, se coordina con otros actores y organizaciones para que también preparen sus propuestas. Los Gobiernos Locales (50%), AMRESAM y Salud ya tenían sus respectivos Planes.

El Taller final de Planeamiento Estratégico Regional duró tres días con la asistencia de 206 representantes y la participación de 7 facilitadores, y contó el apoyo de los equipos del CTAR, INEI y otros. Los productos del taller fueron ajustados en una serie de reuniones de trabajo (10), con los actores e instituciones más dinámicas e interesadas en el proceso. Finalmente se plasmó en el documento “Plan Estratégico de Desarrollo: Región San Martín 1999 – 2008 / Nuestro Futuro en Nuestras Manos”.

El esquema siguiente resume los principales procesos de la formulación del Plan Estratégico Regional.

Conclusiones


Consideramos que son cuatro los requisitos fundamentales que han contribuido al logro de esta importante meta regional:

Primero: Reconocer que el presente proceso del alguna manera se nutre de experiencias anteriores y las valora por la importancia que tienen para la región, como es el caso del Plan de Ordenamiento Territorial que nació del Plan Sauce y que se considera de prioridad regional. En ningún caso pretende ser una experiencia aislada de los esfuerzos anteriores.

Segundo: Es necesario contar con una masa crítica que pueda repensar la región y esté dispuesta a construir en consenso una visión común del desarrollo regional, pero desde una perspectiva que no se centre solamente en los aspectos económicos del desarrollo, sino que sea capaz de desarrollar una nueva forma de pensar y actuar con visión de futuro.

Tercero: Los procesos de planeamiento inducidos por agentes externos deben ser orientados en el marco del Planeamiento Regional. Ello se logra desarrollando una unidad de criterios común entre los procesos inducidos y los procesos endógenos. La direccionalidad hacia un objetivo común es la tarea del grupo lider.

Cuarto: La uniformidad de criterios y bases conceptuales, (documento base: Región San Martín / Múltiples posibilidades de futuro), entre la masa crítica, el grupo de iniciativa y el equipo de facilitadores, y su ubicación dentro o cerca de los diferentes procesos de planeamiento, permiten que siempre estos actores los direccionen hacia el objetivo regional.

En el caso particular de San Martín encontramos algunos elementos que han facilitado el proceso de planeamiento participativo, pero también hay algunos que lo dificultan:



Elementos Facilitadores

Elementos Dificultadores

ONGs y Sectores regionales líderes, que usan herramientas de planeamiento estratégico participativo. (Ciscap, Cepco, Cedisa, Itdg, Sector Salud)

Percepción en algunos sectores del estado (nivel central), de que el Planeamiento estratégico no da resultadosi

El liderazgo y reconocimiento a nivel nacional de la DIRES SM, parcialmente asociado al hecho de contar con un Plan Maestro.

Autoridades locales con débil percepción de la necesidad de crear en consenso una visión de futuro

La RED de ONGs que captura oportunidades del entorno y las canaliza hacia el movimiento regional de Planeamiento estratégico.

Sectores productivos desvinculados de reales oportunidades de desarrollo y del consenso regional.

La actitud receptiva del CTAR, AMRESAM, La Cámara de Comercio y la RED para en forma conjunta empujar el proceso

Lideres sectoriales con una visión cortoplacista y excesiva dependencia del nivel central.

La formación de un equipo regional de facilitadores con instrumentos estratégicos y la difusión masiva del planeamiento estratégico en capacitaciones a municipios provinciales y distritales, dentro del PDGL (AID-INADE-ESAN)

Temor de aperturar espacios de debate por posiciones políticas, Alcaldes con visión del desarrollo y estilos de gestión tradicionales.

El apoyo económico de ESAN-AID al convenio Ciscap-Itdg para los Planes estratégicos Provinciales y distritales. El Apoyo de Cedisa en el mismo objetivo a otras provincias

Fenómeno del Niño cortó iniciativa y generó espacio de espera, hasta mejores condiciones.

Finalmente, lo que hemos aprendido de esta experiencia puede resumirse en: Un Nuevo Contexto requiere de Nuevas Estrategias, y éstas requieren de nuevas habilidades, nuevos compromisos y nuevas alianzas

El Nuevo Contexto está dado por los elementos externos que vienen con la globalización de los mercados y la información, con los cambios acelerados de la tecnología y el conocimiento, con las Megaculturas y con los diferentes conceptos del desarrollo. También el nuevo contexto está dado por los diferentes grados de desarrollo al interior de la Región, por los sectores avanzados en instrumentos de gestión y uso de tecnologías y otros en proceso de implementación, Por gobiernos locales participativos y democráticos y otros más tradicionales. Existen diferentes conceptos del desarrollo dentro del sector productivo y empresarial y finalmente existen culturas indígenas minoritarias cerca de minoritarios representantes de la Tercera Ola.

Las Nuevas Estrategias parten de reconocer que el futuro a las puertas del nuevo milenio trae importantes oportunidades para la región y que el desarrollo depende en gran medida de que seamos capaces de aprovecharlas. Estas son las Estrategias de Desarrollo. Sin embargo, también reconocemos que importantes sectores de la población están al margen de estas oportunidades y que se requiere un esfuerzo especial para acercarlos a ellas. Estas son las Estrategias de Equidad.

Para que las nuevas estrategias logren su desarrollo e impacto esperado, requerimos de:



Nuevos compromisos sociales, políticos, culturales, ambientales, económico y empresariales. Tenemos que disminuir la brechas al interior de la región, tenemos que asegurar una mayor participación democrática, tenemos que asegurar la conservación y valoración de la cultura amazónica y del medio ambiente y finalmente tenemos que contribuir a que el desarrollo económico redunde en el desarrollo de las capacidad de la gente de San Martín.

Nuevas Alianzas para configurar un proyecto político que mejore relaciones de poder más equitativas y democráticas al interior de la región, pero que a su vez incremente nuestra capacidad de negociación con el nivel nacional e internacional. Nuevas alianzas para lograr un proyecto técnico que le de soporte a las propuestas de desarrollo, donde la educación, la tecnología y el uso racional de nuestros recursos asegure sostenibilidad y esté en la escala adecuada a nuestras necesidades y oportunidades. Nuevas alianzas para realizar un proyecto cultural, porque el proceso de transformación regional será producto de su gente, de sus relaciones interculturales eficientes, de sus tradiciones, pero también de una nueva manera de ver el mundo con más oportunidades y visión de futuro.

Nuevas Habilidades que se traducen en nuevas formas de pensar, superar esquemas mentales negativos e incorporar el cambio y la turbulencia como elementos cotidianos de nuestro actual mundo y desarrollar herramientas que nos ayuden a pensar estratégicamente en función a nuestras oportunidades de desarrollo como región. Necesitamos nuevas formas de actuar, nuevos instrumentos de gestión participativa y democrática que faciliten el logro de nuestros objetivos estratégicos, necesitamos nuevas formas de construir consenso y líderes institucionales con visón de futuro.

Referencias


Sergio Boisier / “El difícil arte de hacer Región”

Plan Estratégico de Desarrollo: Región San Martín 1999 - 2008


PROGRAMA DE PRESENTACION Y TALLERES


Tiempo

Actividad

Metodología

Herramientas / Materiales

5'

Presentación del Taller

Breve exposición del caso, los objetivos y fases del taller




10'

Introducción: El contexto Político y Social de la Región San Martín, antecedentes

Breve exposición buscando ubicar a los participantes en el contexto básico de la experiencia que se presenta.

Documento, 1era parte, Transparencias sobre el mapa histórico de procesos de la región

40'

Taller 1: Estudio del caso

Trabajos por grupos orientado a que los participantes, desde su experiencia y realidad:

  • Formulen una base conceptual que invite a actores regionales y locales, a involucrarse en un proceso participativo de planeamiento.

  • Formulen una propuesta metodológica de cómo llegar a construir participativamente un Plan Estratégico Regional.

Hoja de Orientaciones.

25'

Plenaria

Presentación de los trabajos grupales

Papelotes

10'

Presentación de la experiencia.

Exposición dialogada del proceso San Martín, evaluando coincidencias, aportes y particularidades con los grupos.

Documento,

Transparencias



10'

Dialogo y conclusiones

Espacio de intercambio que permita resaltar los elementos centrales de la experiencia y los aportes de los grupos.

Documento (conclusiones).

30'

Taller 2: Diseño de un modelo de gestión participativa del PE regional.

Lluvia de ideas y construcción colectiva que permita definir las principales pautas y estrategias para una gestión participativa del Plan

Plumones, tarjetas de cartulina, papelotes, etc.

15'

Conclusiones Taller 2.

Una lectura por grupos de los resultados del taller 2, contrastándolos con la experiencia de San Martín, identificando aciertos, errores y vacíos.

Transparencias y papelotes.

15'

Conclusiones finales

Lectura y resumen de los puntos más saltantes de la experiencia y las propuestas de los grupos

Documento y aportes


PREPARACION DE LA SALA DE EXPOSICIONES Y EQUIPOS REQUERIDOS


El trabajo con grupos está orientado a realizar un análisis grupal sobre:

  • La Base conceptual y el proceso

  • Propuestas de gestión participativa para la implementación del Plan Estratégico Regional.

Respecto a la sala, se necesita para este taller mesas y sillas para formar grupos entre 7 y 8 participantes por mesa.

Los equipos necesarios son:



  • Pizarra acrílica,

  • Proyector de acetatos y pantalla.



1 Conferencia Nacional de Desarrollo Social

2 Tomado del Plan Estratégico de la Región San Martín.

3 Consejo Transitorio de Administración Regional (antes Gobierno Regional)

4 Asociación de Municipalidades de San Martín.

5 La RED San Martín se formó inicialmente como una red de prevención de desastres, luego se orienta netamente a promover el desarrollo regional.

6 Programa de Desarrollo de Gobiernos Locales, del convenio INADE-AID-ESAN, ejecutado por ITDG y CISCAP

7 El Dr. Sebastiao Mendoça participa en el taller final del Plan estratégico, junto con el equipo de facilitadores regional.

i10.1.- Proceso participativo de plan gráfica.XLS





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje