Página principal

Palabras del Presidente del Instituto, Dr. Fernando de Orbegoso Baraybar, en la ceremonia de celebración de los 50 años de creación del Instituto de Derecho de Minería, Petróleo y Energía


Descargar 10.41 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño10.41 Kb.
Palabras del Presidente del Instituto, Dr. Fernando de Orbegoso Baraybar, en la ceremonia de celebración de los 50 años de creación del Instituto de Derecho de Minería, Petróleo y Energía

Señor Ingeniero Alberto Benavides de la Quintana

Apreciados Asociados

Señoras y señores:


En nombre de1 Instituto Nacional de Derecho de Minería, Petróleo y Energía, agradezco a todos ustedes el acompañarnos en este ceremonia especial con la cual nuestra Asociación conmemora su Quincuagésimo Aniversario de Fundación.
Como es de su conocimiento, nuestra Asociación se concibió a raíz de la dación del Código de Minería de 1950 y sus anales guardan las expectativas, los conflictos y las resoluciones que en cada época alcanzamos a superar. La trayectoria de nuestro Instituto debe ser motivo de orgullo para todos nosotros, pues a lo largo de sus cincuenta años de actividades se ha constituido en una institución prestigiosa y vigente en la vida del Perú .
Los fundadores del Instituto Nacional de Derecho de Minería, Petróleo y Energía, fueron un grupo de nueve visionarios hombres, que suscribieron el acta de fundación. Su perspectiva de futuro y la trascendencia de su obra merece ser destacada particularmente.
Hemos tenido el privilegio de contar con distinguidos profesionales en calidad de Presidentes de nuestra Institución. Permítanme citar en orden cronológico, de acuerdo a su período en la directiva, a los doctores Raúl Noriega, Alfredo Álvarez Calderón, Roberto Garmendia, José Bustamante Corzo, Humherto del Pino, Fernando Schwalb López Aldana, José Ruiz Huidobro, Alberto Eguren Bresani, Alfredo Hohagen Diez Canseco, Max Arias Schreiber Pezet, Gilberto Chirinos Rodríguez, Tobías Posadas Amaya, Enrique Lastres Bérninzon, Guillermo García Montúfar, José Rocha Fernandini, Víctor Manuel Montori Alfaro, Javier Barco Saravia, Javier Núñez Carballo, Andrés Marsano Porras, José Miguel Morales Dasso, Alfonso Rubio Feijoo, José León Barandiarán Hart, Carlos Gamarra Ugaz, Jorge Basadre Ayulo y Luis Rodríguez Mariátegui Canny, por su empeño y dedicación a favor de las actividades minera, petrolera y energética, incluso en momento de políticas gubernamentales inadecuadas pare el desarrollo del país y de nuestra actividad, expresamos a todos ellos nuestro homenaje.
A lo largo do cincuenta años nuestros predecesores, tanto a nivel de las Directivas que acompañaron a los Presidentes que he mencionado, así come los prestigiosos profesionales que han integrado las distintas comisiones, han evidenciado una definida vocación por la minería, el petróleo y más recientemente la energía, que nosotros estamos en la obligación de emular, con la finalidad de coadyuvar al mayor desarrollo de estas actividades como órgano consultor y de apoyo tanto al empresariado minero, petrolero y energético, como al Gobierno.
En este momento particularmente oportuno para reflexionar sobre la actual situación de nuestro sector y el papel que en éste cabe a nuestra Institución para valorar el largo camino que hemos recorrido y proyectarnos hacia el futuro recogiendo la experiencia ganada a lo largo de estos primeros cincuenta años de vida Institucional.
Históricamente, las actividades minera, petrolera y de energía cobran una dimensión trascendente: fueron, son y continuarán siendo una posibilidad, siempre renovada, para el desarrollo de nuestro país. Es por ello que nuestra Institución mantiene entre sus principales fines el de propugnar su desarrollo y trabajar por el fomento y orientación científica de dichas actividades.
Estos primeros cincuenta años han estado plagados de momentos altos y bajos, ciclos buenos y malos. De todos ellos debemos resaltar las experiencias vividas y procurar que las condiciones de estabilidad económica y de pacificación se mantengan, dentro de un contexto de una economía abierta y basada en las leyes del mercado, con un marco legal auspicioso y competitivo que constituya para el inversionista nacional y extranjero una clara señal en la política económica asumida.
Por lo indicado consideramos que el Instituto debe pronunciarse sobre los alcances de un proyecto de ley relacionado con las actividades del sector minero, el mismo que hemos conocido a través de informaciones divulgadas por medios de comunicación social.
Creemos, firmemente, que este proyecto de ley que entre otras normas deja sin efecto el beneficio de la reinversión de utilidades en la actividad minera, modifica la estabilidad jurídica del sector minero, consagrada años atrás con la dación del Decreto Legislativo Nº 708, lo cual puede traer como consecuencia el alejamiento de la inversión privada del país.
Si bien hay mucho por hacer, también es particularmente grate celebrar y recordar estos primeros cincuenta años. Hagámoslo de la mejor manera posible, renovando los antiguos y vigentes ideales y continuando la tarea que los fundadores iniciaron, para cimentar el bien ganado prestigio de nuestro Instituto.
Muchas gracias.
Lima, 10 de Julio de 2000


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje