Página principal

Palabras de bienvenida de josé miguel insulza, secretario general de la organización de los estados americanos diálogo entre los jefes de delegacióN


Descargar 11.28 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño11.28 Kb.




PALABRAS DE BIENVENIDA DE JOSÉ MIGUEL INSULZA, SECRETARIO GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS



DIÁLOGO ENTRE LOS JEFES DE DELEGACIÓN, EL SECRETARIO GENERAL DE LA OEA Y LOS JEFES DE DELEGACIÓN DE LOS PAÍSES OBSERVADORES PERMANENTES SOBRE EL TEMA DE LA ASAMBLEA GENERAL “SEGURIDAD CIUDADANA EN LAS AMÉRICAS”
Salón de Honor, Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador

San Salvador, El Salvador
5 de junio de 2011 – 1:45-3:30pm
Hugo Martínez, Ministro de Relaciones Exteriores
Jefes de Delegación de los Estados Miembros
Ministro de Relaciones Exteriores de Serbia y Ministra de Cooperación de Luxemburgo
Observadores Permanentes
Embajador Alfonso Quiñónez, Secretario General Adjunto a.i. representando al SGA Albert Ramdin
Doctora Irene Klinger, Directora del Departamento de Asuntos Internacionales de la OEA
Quisiera darles la más cordial bienvenida a una de las primeras actividades oficiales que realizamos en el marco del Cuadragésimo Primer Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la OEA.
Como ustedes bien saben, nuestra Organización ha sido precursora entre sus pares al crear en 1971 el estatus de Observador Permanente, el cual abre las puertas para que hoy 65 países que no forman parte de las Américas, y la Unión Europea, puedan participar en el acontecer diario de la Organización. Esta condición permite a los Observadores Permanentes informarse de los desarrollos en la región, intercambiar ideas con los Estados Miembros, estrechar nuestras relaciones de cooperación y buscar soluciones compartidas a los retos que enfrenta la agenda hemisférica y global.

Los Países Observadores no sólo participan activamente en las reuniones de nuestros cuerpos políticos, sino también expresan su solidaridad con la región a través de sus aportes a los programas prioritarios de la Organización, ya sea para fortalecer la democracia y gobernabilidad, para promover y proteger los derechos humanos, para avanzar en una visión multidimensional de la seguridad, o para contribuir al desarrollo integral.


En 2010, la OEA recibió contribuciones de sus Observadores Permanentes por un monto de US$15,791,980 en efectivo y US$825,787 en aportes en especie dirigidos a programas tales como las misiones de observación electoral; la libertad de expresión; los derechos de los pueblos indígenas; los programas de desminado; la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP); el combate al narcotráfico; la equidad de género; y el desarrollo sostenible, entre otros.
El tema central de esta Asamblea General, “Seguridad Ciudadana en las Américas” es una preocupación prioritaria de los Estados Miembros. Baste con mencionar que la posibilidad de que un joven latinoamericano muera víctima de un homicidio es treinta veces mayor que la de un joven europeo.
Estudios del BID indican que la violencia criminal reduce en más de un 12% el PIB latinoamericano. El gasto en seguridad privada, que se acerca a los 7 billones de dólares en América Latina, supera largamente el gasto público en seguridad y justicia en la mayoría de los países de nuestra región. Todo esto significa que los esfuerzos que en el continente americano realizan mujeres y hombres que buscan consolidar la democracia, la convivencia, la estabilidad económica, un empleo seguro y decente, un lugar digno para vivir, educación para sus hijos y un sistema adecuado de salud, están siendo amenazados por el crimen y la violencia.
En la OEA hemos puesto en marcha un Observatorio Interamericano sobre Seguridad Ciudadana, estamos implementando el Programa Interamericano de Capacitación Policial, e iniciamos un programa jurídico que nos permite fortalecer la legislación sobre los servicios de seguridad privada. Nos hemos enfocado en el desarrollo de un programa contra la trata de personas y la prevención de la violencia y la criminalidad contra poblaciones vulnerables en especial mujeres, niños, niñas y adolescentes.
Además la CICAD, el CICTE y el Departamento de Seguridad Pública están llevando a cabo programas de asistencia técnica en temas tan importantes como la seguridad en las fronteras, la lucha contra el lavado de activos, el tráfico ilícito de armas de fuego, la modernización de la gestión policial, entre otros.
En este año en que celebramos el décimo aniversario de la Carta Democrática Interamericana, y cuando el crimen organizado representa una amenaza para los sistemas democráticos de la región, estoy convencido que la alianza de cooperación que existe entre la OEA y los Países Observadores que ustedes representan es esencial para continuar trabajando para hacer de nuestra región una más pacífica, más justa, más segura, más próspera y más democrática. Es por ello que los invito a que continúen siendo nuestros valiosos aliados en este esfuerzo.
Muchas gracias.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje