Página principal

Palabras clave: criminalización pobreza (in)seguridad ciudadana Estado Penal Resumen


Descargar 48.2 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño48.2 Kb.
Pobreza criminal

Alumnos:

Cabassi, Santiago



santiago_cabassi@hotmail.com
Herrero Laporte, Luisina

luisina.herrero.laporte@hotmail.com
Palabras clave: criminalización pobreza - (in)seguridad - seguridad ciudadana - Estado Penal

Resumen:

La siguiente ponencia desarrollará los antecedentes que se seleccionaron para la realización del plan de Tesis de Grado en Comunicación Social, Pobreza criminal, un documental sobre la criminalización de la pobreza, dimensión simbólica y consecuencias del discurso de la (in)seguridad.

Primero se hará un abordaje teórico sobre los conceptos claves del plan de tesis. Se analizarán estudios realizados acerca de la criminalización de la pobreza, orígenes y causas de la marginalidad. Luego se indagará sobre el rol del Estado y sus políticas de control y vigilancia; la violencia policial y la complicidad del Poder Judicial. Se presentarán trabajos en relación a la construcción socio-cultural en torno al discurso de (in)seguridad/seguridad ciudadana y su materialización en políticas represivas, y repercusión sobre los sectores sociales excluidos. A su vez se indagará sobre el miedo como producción social: las prácticas y apropiaciones en torno a dicha construcción y la demanda colectiva por justicia y seguridad ciudadana.

En segundo lugar se desarrollarán los antecedentes en torno al lenguaje audiovisual. Las etapas a cumplir para la realización de un documental, particularmente la pre-producción como momento determinante. Más adelante se abordará el rol principal del documental, como práctica de concientización y transformación, que debe atender a las necesidades de la sociedad. Finalmente se analizarán por un lado documentales que son concebidos como herramienta de construcción social, por sus relatos y modos en que son abordados, y sirven de ejemplo de estructura audiovisual; y por el otro, cortometrajes en relación directa a la temática del plan, sobre violencia policial y políticas estatales.


Pobreza criminal

A continuación se desarrollarán los antecedentes más relevantes para la futura Tesis de Grado, que abordará como temática la Criminalización de la pobreza. Dimensión simbólica y consecuencias del discurso de la (in)seguridad.

La misma será un documental audiovisual, que analice, mediante la captura y entrecruzamiento de voces de diferentes espacios, el discurso de la (in)seguridad: de habitantes de villas miseria, de manifestaciones en demanda de seguridad, del tratamiento mediático gráfico del mismo, de movimientos sociales u organismos de Derechos Humanos, y de representantes de Instituciones de Seguridad.

Para lograr una clara exposición, creemos que es fundamental definir el lugar desde dónde nos posicionamos a la hora de elaborar nuestro plan de tesis. Como punto de partida y eje temático de Pobreza criminal, es preciso dejar en claro a qué nos referimos cuando hablamos de la criminalización de la pobreza. Por ella entendemos la sentencia social y penalización por parte del Estado de los sectores marginales, vistos como los primeros sospechosos de delito. Implica la incapacidad estatal de dar solución al problema de exclusión social, al que se enfrentan los habitantes de las villas miseria; y la estigmatización social sobre dichos sectores marginales como zonas de peligro, como consecuencia de construcciones simbólicas de poder que buscan la identificación y control de los miedos sociales.

Por otro lado, al analizar la (in)seguridad o a la ausencia de seguridad ciudadana, nos referimos a la restricción socio-cultural que se hace de peligrosidad: la microcriminalidad, es decir, el delito callejero. Dicha simbolización en torno a la (in)seguridad excluye otro tipo de delitos -que causan mayor daño social-, como la corrupción, el tráfico de armas y drogas.

En cuanto a la utilización del concepto de Estado Penal, nos referimos a aquel cambio en las políticas de gobierno, antes basadas en políticas inclusivas (Estado de Bienestar), ahora en políticas exclusivas, de control y castigo; un modelo basado en la criminalización de la pobreza, que ya se encuentra instalado en la Argentina.


Múltiples y entretejidas perspectivas

A la hora de proyectar nuestro plan de tesis, encontramos diversos enfoques y voces que confluían en una misma línea de estudio; desde la sociología, la comunicación, la antropología, el derecho y el lenguaje audiovisual se estudian las distintas caras de la marginalidad. Desde estas múltiples miradas se abordarán los variados antecedentes de Pobreza criminal.

Teniendo en cuenta que a la hora de hablar sobre la “criminalización de la pobreza” se requiere de un análisis sociológico, abordamos dos trabajos del francés Loïc Wacquant, Parias urbanos. Marginalidad en la ciudad a comienzos del milenio y Las cárceles de la miseria, donde estudia el origen y las causas de la marginalidad, y las consecuencias y funcionamiento del sistema de exclusión en los llamados países desarrollados.

En primer lugar, el libro Parias urbanos, analiza las causas de la desigualdad y marginación en las sociedades del capitalismo avanzado, específicamente en Estados Unidos y Francia. En su investigación, analiza los casos de confinamiento social en las grandes metrópolis y desentraña el modo en que el Estado produce la marginalidad. En la introducción, a cargo de Javier Auyero, el autor refiere al “Bronx global” (en relación al barrio negro del Estado de Nueva York), un fenómeno que con sus particularidades se repite en las grandes ciudades de Occidente. Originado por políticas de criminalización de la pobreza, dicho fenómeno es resultado del descuido y el abandono estatal con el objeto de controlar dichos espacios de marginalidad. Si bien somos conscientes de las diferencias socio-culturales entre los espacios abordados por Wacquant y el contexto latinoamericano, encontramos similitudes en los orígenes de la marginalidad y en el desarrollo de espacios de proscripción, siendo por ello que decidimos trabajar con su obra y nuestro tema de estudio de manera relacional.

Como continuación de su análisis, en Las cárceles de la miseria el sociólogo desarrolla el rol del Estado en dichas sociedades primermundistas. Aquí indaga sobre los métodos de seguridad desarrollados en EEUU y el caso paradigmático de Nueva York, donde se originó intelectualmente el modelo de “Tolerancia Cero”. Este sería el ejemplo de políticas de seguridad, que luego otros países tomarían como modelo sin adaptación alguna a sus propios contextos. Tal es el caso de Buenos Aires, donde los ingenieros de este sistema de seguridad fueron invitados por nuestro país, para incorporar este prototipo de control a las condiciones del Conurbano Bonaerense. El pasaje del “Estado de providencia” al “Estado punitivo” está instalado en la Argentina y allí reside la pertinencia de sus estudios en nuestro proyecto.

Este aparato de vigilancia y represión, se refleja en el artículo de Jorge Jaunarena, Un recorrido por la violencia institucional en la Argentina, publicado en la Revista Oficios Terrestres. Describe el pacto entre Policía, Gobierno y Poder Judicial, y profundiza en el modo en que actúa el poder policial desde el regreso a la democracia. Trata algunos de los casos más emblemáticos de abuso del poder de la policía, del encubrimiento sistemático de sus extralimitaciones y del estancamiento de dichas causas por parte de la Justicia. Ante esto, expone los movimientos sociales que luchan por mantener vigente la memoria por los casos de violencia policial. El artículo de Jaunarena contribuye a nuestro proyecto dado que expone la falla estructural que existe dentro de la Policía Bonaerense, lo que genera que las prácticas represivas perduren a pesar del cambio de autoridades y provoca que los nuevos efectivos ingresados repitan dichas prácticas, enquistadas dentro de la institución. La lógica totalitaria, con orígenes en la dictadura militar, subsiste durante el período democrático, los cambios de gobierno no han logrado garantizar el fin de las prácticas autoritarias. Es así como la clase política acuerda el mutuo beneficio con la fuerza policial, generando políticas de seguridad -“mano dura”- que atacan a sectores disidentes y al pequeño delito, entendido como la única (in)seguridad que debe paliar.

En relación al artículo anterior, la Tesis de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (UNLP), Civilidad, Policiamiento y Marginalidad. La seguridad ciudadana en la Provincia de Buenos Aires, de Bagnato, Belloni y Martinuzzi (2007), es un antecedente inmediato de las políticas de seguridad que pretendemos analizar. En este trabajo se analiza la conceptualización seguridad-inseguridad en el discurso y en la acción de gobierno de la Provincia de Buenos Aires, durante las gestiones de Ruckauf y Solá. Tomamos esta Tesis de Grado, porque se desarrolla el concepto de “seguridad ciudadana”, entendida por los funcionarios no sólo dentro del área de la Justicia o la Policía, sino también como un derecho básico de todos los ciudadanos. Ambas gestiones coinciden en entender a la seguridad como un problema central, y para llegar a su solución deben encontrar la causa a dicho conflicto, lo que pretenden lograr al identificar el problema con los sectores marginales. Esta interpretación de la seguridad da origen a los métodos de “mano dura”, que ya aplicados en gestiones pasadas, resurgen en la actualidad.

El libro del periodista Cristian Alarcón, Cuando me muera quiero que me toquen cumbia, es un antecedente de la marginalidad y la violencia policial. Narra la vida y muerte de Víctor “El Frente” Vital, un joven de 17 años querido por sus pares por su imagen de delincuente justiciero, que repartía entre sus vecinos lo que conseguía en sus robos. Fusilado por un policía perteneciente a la Bonaerense, el “líder villero” se convierte en un mito, idolatrado por los jóvenes que le piden protección de la “yuta”. A partir del relato sobre la vida de “El Frente” Vital, describe la situación de los jóvenes de las villas miseria del Conurbano Bonaerense, que ante su contexto de exclusión y su imposibilidad de pensar en un futuro distinto, caen en la delincuencia y el consumo de drogas hasta que una bala termina con ellos.

Además del indudable valor del tema, la vida en la villa: la historia de vida de un “pibe chorro” y su respectivo contexto socio-cultural, esta obra de investigación periodística es un referente a seguir por el estudio de campo que realiza, acercándose personalmente a la villa para tomar contacto con sus habitantes y sus propios relatos de cómo se vive en situación de extrema pobreza. Del mismo modo, nosotros nos acercaremos a los barrios marginales para tomar contacto directo con las personas con un modo de vida distinto al nuestro, y de ese modo poder captar imágenes y testimonios más precisos de esa realidad de exclusión.

Las villas, zonas de marginalidad urbana, son interpretadas socialmente como la causa de la (in)seguridad. Rossana Reguillo Cruz, en su artículo La construcción social del miedo. Narrativas y prácticas urbanas, expone cómo aquel miedo es una producción social que, para lograr afrontarlo, conlleva un mecanismo de identificación y tipificación. Plantea al miedo como forma ampliamente enraizada en discurso y acción; explica que si bien existen diversas reacciones individuales, la predeterminación socio-cultural es un gran componente ante las nociones de peligro y respuestas ante el mismo.

Es así como, para la futura tesis, podemos obtener de esta conceptualización que la (in)seguridad, aquel miedo socialmente construido e instalado, produce alteridad. Existe un otro visto como peligroso –“el pibe chorro”-, habitante de las periferias urbanas, objeto de aquel temor social, que determina tácitamente las acciones del resto de la sociedad, que intentará evitarlo o enfrentarlo, ante el eminente miedo de que este pueda atacar. Contribuye este trabajo, a investigar la génesis social de la (in)seguridad y sus consecuentes prácticas en torno a ella.

En relación a las restricciones por este temor, la comunicadora social María de la Paz Echeverría, en su ponencia sobre La industria del miedo: modos de vivir (por) la inseguridad, en el marco del 10º Congreso Redcom, describe las representaciones sobre (in)seguridad y las consecuencias que éstas tienen en la acción social. Analiza las prácticas y apropiaciones que realizan los habitantes del casco urbano de La Plata en relación a la (in)seguridad. La autora indaga en qué consiste el miedo y qué prácticas en base a ello se realizan; pone en relación sus resultados con los conceptos de Reguillo Cruz en torno al miedo social. Esta ponencia comparte la conceptualización de (in)seguridad que nosotros empleamos, la construcción social que la relaciona con la microcriminalidad o delito callejero. El aporte a nuestro proyecto es el desarrollo relacional entre la producción simbólica del miedo, donde el sector político y los medios de comunicación producen y reproducen este discurso hegemónico, y las prácticas cotidianas de prevención ante el peligro, que realizan los ciudadanos La Plata.

Respecto al miedo social, motor de las movilizaciones en torno a la demanda de seguridad -y en articulación al trabajo de Echeverría- el sociólogo Santiago Galar, en su artículo Movilización colectiva acción política y percepción del delito. La justicia y la seguridad como objetos de disputa simbólica y política en la Argentina democrática, analiza cómo la seguridad aparece como preocupación social y demanda colectiva.

Desarrolla los sentidos, representaciones, prácticas e identidades construidas junto a las demandas de seguridad y justicia; y hace hincapié en el caso de la ciudad de Azul, como ejemplo de movilización colectiva en el interior. Galar aborda la construcción cultural alrededor del término inseguridad o “seguridad ciudadana”, concebida en torno al delito común, y no a “múltiples inseguridades”, sin tener relación esto con el grado de daño social y como producción simbólica de los sectores “conservadores”.

Expone un entrecruzamiento del reclamo por protección -en torno a la construcción del miedo- y la demanda de justicia, surgidas a partir de casos puntuales. Esto trae aparejado una relación conflictiva entre seguridad y democracia, y entre el status del ciudadano y el reclamo y goce de sus derechos. El artículo respalda la conceptualización de inseguridad que sostenemos en nuestro plan de tesis, como preocupación restringida a un tipo de inseguridad, dejando de lado preocupaciones como vivienda, trabajo, salud, educación. Por otro lado, aporta la situación de tensión que surge en relación a la demanda de justicia a partir del reclamo y movilización colectivas de determinados casos, excluyendo los casos de impunidad de los sectores marginales.
Lenguaje audiovisual y compromiso social

Con respecto a los antecedentes del lenguaje audiovisual, el libro Producir en video, de Daniel Beauvais, es un gran aporte al desarrollar el proceso de producción y sus etapas para trabajos audiovisuales. Particularmente seleccionamos el capítulo que corresponde a la fase de pre-producción, donde el autor desdobla esta sección en dos etapas: de guionización y de planificación. Brinda un lugar preponderante a este proceso previo, puesto que los lineamientos elegidos serán los que orienten el resto de la producción. Se debe elegir un tema y enfocar en él, armar una estructura flexible que se adapte a las imágenes que se captarán posteriormente, desarrollar objetivos tanto personales como en función del público que se pretende como destinatario, y pensar qué tipo de producción se cree más eficiente para alcanzar ese público.

El texto de Beauvais ayuda a nuestro proyecto desde el punto de brindarle a la etapa de indagación y delineamientos previos, la importancia y el desarrollo que requiere. Si bien la investigación y el tratamiento de un guión pueden ser trabajos tediosos, y las ansias por captar imágenes son grandes, es preponderante ahondar en el tema elegido para el proyecto y conocerlo con minuciosidad. Esto permite ser preciso al momento de tomar la cámara, seleccionando las imágenes que se crean pertinentes para lo que se desea comunicar. Un punto fuerte del texto es aquel en el que remarca la utilidad de la forma del guión: dejar claro a qué necesidades pretende responder el video y cómo, mantener la atención del espectador con puntos de tensión y relajamiento, sensibilizar a la audiencia y mostrarle hasta qué punto el tema le concierne, y elegir de qué modo se quiere tratar el tema.

Por otro lado, en relación al fin que conlleva la realización de un documental, compartimos la visión de la Escuela Documental Inglesa, cuyo principal exponente es el director escocés John Grierson. La escuela documentalista encuentra la necesidad de un nuevo cine con un rol social y educativo. En su libro Escuela Documental Inglesa, Manuel Giménez, analiza el nuevo concepto de cine documental que nace con Grierson, una interpretación creativa de la realidad. Los estudios del pionero documentalista, se desarrollaron en un contexto de fragmentalismo y visión parcializada de la realidad, encuentran en el documental un medio de amplia difusión, de bajo costo y con una función educativa. El documental surge dentro del mundo del cine como un modo de contar la realidad cotidiana, donde los mejores intérpretes serían la propia gente. Expone que el cine posee una capacidad totalizadora, puesto que permite condensar en un mismo producto diversas visiones, acontecimientos y personajes. La preponderancia de la belleza estética es dejada de lado para volcarse por mostrar la realidad por sí misma.

El fin educativo es permitir en la audiencia la interpretación de los hechos y permitir una visión de las distintas causas que confluyen en los hechos de la vida social. El aporte que permite este estudio a nuestro proyecto reside en consolidar la interpretación del documental como un medio que moviliza la sensibilidad del espectador, que lo compromete y lo interpela. Específicamente colabora desde su visión como recurso transformador y al servicio de las necesidades de la sociedad.

Al igual que en aquél contexto, entendemos necesario exponer la multicausalidad que encontramos respecto del tema a tratar en la futura tesis, que como hecho social comprende diversas miradas que pueden ser condensadas en un mismo trabajo audiovisual. Otro punto fuerte que tomamos del autor es el análisis que realiza en relación a la audiencia, teniendo en cuenta que el documental permite una amplia difusión, por fuera de los circuitos comerciales, llegando al público a través de centros culturales, escuelas, sindicatos y otros espacios.

En continuidad con las ideas de la Escuela Documentalista Inglesa, nacen en la Argentina grupos de resistencia política dentro del cine, la Escuela Documental de Santa Fe y el grupo Cine Liberación. El primer movimiento fue fundado por Fernando Birri desde la Universidad Nacional del Litoral, con la idea de producir documentales que no sólo captaran la realidad sino también fueran capaces de modificarla. En un contexto de persecución y exclusión social, Birri optó por darle voz a los sectores marginados para poner en evidencia las consecuencias del progreso de algunos. Esto se ve en el mediometraje Tire Dié (1958), primer trabajo del director, en el que reúne diversos testimonios de los habitantes de un barrio marginal, en las afueras de una capital santafesina que se muestra pujante. El título se debe a la expresión utilizada por niños y jóvenes que todos los días corren a un lado del ferrocarril pidiendo limosna a la clase alta que los observa como un espectáculo. El documental, aunque con las limitaciones tecnológicas de la época, muestra la crudeza de los barrios marginales y los padeceres de una pobreza que se ha vuelto estructural. El hilo del relato lo llevan los propios vecinos de la zona, mediante testimonios e imágenes de su trabajo precario. Como producto documental, su aporte a nuestra tesis llega desde su forma de narrar, ya que el realizador opta por no intervenir en el relato y permitir que la historia avance mediante las entrevistas a las personas del lugar y las imágenes de su propio entorno.

En sintonía con este tipo de documental, considerado el primero en la Argentina, Fernando “Pino” Solanas retoma el estilo para conformar años después el grupo Cine Liberación junto a otros directores. El grupo de cineastas se reunió con la voluntad de realizar trabajos que arrojaran una mirada crítica sobre la situación del país y permitieran darle voz a los silenciados. Entre los trabajos del director se eligió el documental La dignidad de los nadies (2005), que si bien es contemporáneo comparte las ideas y las formas de aquellos documentales originarios. En este largometraje, al igual que en los trabajos de Birri, también los intérpretes son las propias personas que relatan sus historias de vida. Se apela a la sensibilidad de la audiencia mostrando cómo a pesar de sus pésimas condiciones de vida, éstos que denomina “nadies”, al estar olvidados y excluidos de la sociedad, persisten en una lucha de resistencia con la esperanza de cambios futuros. Teniendo en cuenta su estructuración, este documental contribuye a nuestro proyecto comunicacional en tanto que se transmite la idea a través de la reunión de diversos testimonios, sólo que en principio no se trabajará con el narrador omnisciente. Otra consideración, que surge de la explicación del director acerca de su función en este documental, es el hecho de emplear cámaras pequeñas en las capturas que impliquen trabajo de campo, de modo de no generar rechazo en las personas que sean entrevistadas.

Por otro lado, y en relación directa al contenido y no a la estructura audiovisual, el cortometraje de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), en el marco de la Presentación del Archivo de los Casos de Personas Asesinadas por el Aparato Represivo del Estado, es un fuerte antecedente para nuestro plan de tesis en torno a la violencia policial. El mismo da cuenta de las estadísticas de asesinados en democracia, por medio del gatillo fácil y la tortura, en cárceles, institutos de menores y comisarías. Hace hincapié en el número de muertos, en manos del Estado, durante las gestiones de gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Expone claramente cómo se controla a la pobreza “con balas y palos”, y que junto a estos métodos de control social, adoctrinamiento y disciplinamiento, necesita de otros medios como las detenciones arbitrarias, la averiguación de antecedentes, y las faltas y contravenciones. Por otro lado, muestra los asesinatos realizados contra trabajadores en cortes de ruta y movilizaciones populares. Y, concluye aclarando que la represión no es sólo propia de los gobiernos de Kirchner y Fernández, ni de un partido político específico, sino que es una herramienta para gobernar desde el Estado a una sociedad clasista.

El cortometraje es de significativo aporte porque refleja, de manera precisa, la violencia policial y el silencio y complicidad por parte del Poder Judicial. En articulación a Pobreza criminal, podríamos decir que es un reflejo de las consecuencias del discurso de la (in)seguridad, como construcción socio-cultural que se instala en las políticas de gobierno, como propuesta y propaganda de gestión. La violencia policial que expone, se contrapone a la demanda constante de seguridad ciudadana que pide por intensificación y fortalecimiento de la presencia policial.

En relación a dicho discurso, el cortometraje Ahora vamos a hablar de la inseguridad, realizado por el Centro de Medios Independientes Indymedia Argentina, el Colectivo Lanzallamas y la Asamblea No Al Código de Scioli, analiza la reiterada demanda de seguridad ciudadana presente en la agenda mediática y en la política provincial, y la conceptualización que en torno a la misma se realiza. Expone cómo los pedidos de “mano dura para los delincuentes”, la baja de edad de imputabilidad, la modificación del Código Contravencional, entre otros, son captados por los gobiernos nacional, provincial y la mayoría de los partidos políticos de oposición.

Se centra en el análisis y desarrollo en profundidad de la propuesta del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, de modificación del Código Contravencional, y cómo ésta significa una ampliación del poder policial, en respuesta a la demanda constante de seguridad ciudadana, restringida a la microcriminalidad. Expone cómo dicho proyecto de modificación define quiénes y cuándo pueden circular en determinados lugares; por otro lado presenta a las contravenciones como un “área gris”, al incluir conceptos como “sujetos peligrosos” o “predispuestos a delinquir” como parámetros de detención amplios, que quedan a discrecionalidad de la policía, que actúa en concordancia al discurso hegemónico de la (in)seguridad.

Este cortometraje es relevante como antecedente para nuestra futura tesis porque, al analizar minuciosamente el proyecto de modificación del Código Contravencional, se ve un ejemplo de la materialización del discurso de la (in)seguridad en políticas de control y vigilancia, que repercuten mayormente en los sectores sociales excluidos.
Conclusiones

Teniendo en cuenta los diferentes trabajos citados, encontramos diversidad de fuentes tanto para el tema, la Criminalización de la pobreza. Dimensión simbólica y consecuencias del discurso de la (in)seguridad, como para los aspectos metodológicos en el área audiovisual. Respecto del contenido a desarrollar, el libro del sociólogo Loïc Wacquant funciona como pilar bibliográfico. Si bien el plan de tesis comprende varias disciplinas, la mayor parte compromete estudios sociológicos, y hallamos en Wacquant un estudio pormenorizado del tema, quizás desde otra perspectiva, pero que comparte el enfoque que pretendemos. Se trata de un estudio que desde la sociología analiza el proceso completo de la criminalización, desde las características de un sistema exclusivo hasta el desarrollo de un Estado punitivo, que no da solución a los conflictos sociales sino que los profundiza. Por ello es un texto recomendable para quienes trabajen con temas similares.

El texto de Jaunarena, desnuda cómo el sistema funciona en la Argentina, con la connivencia entre los distintos sectores del Estado: Policía, Poder Judicial y Gobierno. Esto mismo pone de manifiesto que la Criminalización de la pobreza es consecuencia de múltiples factores y actores, que perduran las condiciones de marginalidad para su provecho, a pesar del costo social que se profundiza con el tiempo.

En el libro de Alarcón, Cuando me muera quiero que me toquen cumbia, vemos ese otro mundo que nos es tan extraño a buena parte de la sociedad. En las villas la realidad es otra, una realidad que no se cuenta en los medios, más que para culpar de algún delito. Allí surge “El Frente” Vital, un líder “pibe- chorro”, respetado por sus pares y vuelto mártir por el gatillo fácil de los organismos de seguridad. Pero el accionar impune de la policía no es un fenómeno que surge en este presente, sino que trae años de arrastre, consecuencia de esta y otras políticas de seguridad que han gobernado.

Con el desarrollo de políticas represivas cada vez más crudas, avanza también el miedo social. Es Rosana Reguillo Cruz quien describe ese miedo social, que surge de la clase considerada dentro del sistema, el sector que paga sus impuestos y vota, y que con el correr del tiempo siente más miedo y pide por más seguridad, volviendo la cuestión un círculo vicioso. Así lo demuestra la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), que en su cortometraje Presentación del Archivo de Casos de Personas Asesinadas por el Estado Argentino, muestra cómo la cifra de víctimas de gatillo fácil y tortura crece desde el advenimiento de la Democracia a la actualidad. Y el principal responsable de las muertes es la policía de la provincia, la misma a la que distintos proyectos legislativos quieren darle todavía más libertades.

Abordando por otra parte los antecedentes en torno al lenguaje audiovisual, se encontró tanto material audiovisual como teórico. Por un lado el documental Ahora vamos a hablar de la inseguridad, realizado por el Centro de Medios Independientes Indymedia Argentina, el Colectivo Lanzallamas y la Asamblea No Al Código de Scioli, propone una mirada crítica que desentraña los distintos imaginarios que surgen alrededor de la inseguridad. A su vez contamos con documentales de directores con trayectoria como Fernando “Pino” Solanas y Fernando Birri, dos referentes del cine documental en la Argentina que, aunque con tratamientos del relato diferentes, han trabajado una larga carrera de producciones audiovisuales de fuerte raigambre social. Un estilo que surge de la mano misma del documental, de aquella Escuela Documentalista Inglesa que en la década del ’20 promulgaba un cine volcado al servicio de las necesidades sociales.

Trabajos como Tire Die y La dignidad de los nadies, de los directores mencionados respectivamente, son los resultados categóricos del trabajo arduo que contempla investigar acerca de los temas a tratar. Detrás de los minutos que dura un documental, están comprendidos los meses de trabajo que comprende lograr una mirada precisa y acorde a lo proyectado en un principio. Es Beauvais en Producir en video, quien expone de qué modo debe desarrollarse el proceso de producción documental para no perder la dirección y llevar a cabo un trabajo alineado al enfoque que se pretende dar.

Bibliografía

-Alarcón, Cristian (2003), Cuando me muera quiero que me toquen cumbia. Vidas de pibes chorros, Buenos Aires, Norma.

-Bagnato, Ezequiel, Belloni, Matías y Martinuzzi, Agustín (2007), Civilidad, Policiamiento y Marginalidad. La seguridad ciudadana en la Provincia de Buenos Aires, Tesis de la Licenciatura en Comunicación Social, Facultad de Periodismo y Comunicación Social, UNLP.

-Beauvais, Daniel (1989), Producir en Video, Montreal, Video Tiers Monde.

-Echeverría, María de la Paz (2008), La industria del miedo: modos de vivir (por) la inseguridad, en 10ª Congreso Redcom, Conectados, hipersegmentados y desinformados en la era de la globalización, Salta, Universidad Católica de Salta, Facultad de Artes y Ciencias.

-Galar, Santiago (2009), Movilización colectiva, acción política y percepción del delito. La justicia y la seguridad como objetos de disputa simbólica y política en la Argentina democrática, en Cuestiones de Sociología Nº 5/6, La Plata, Departamento de Sociología de la Facultad de Humanidades, UNLP.

-Giménez, Manuel Horacio (1961), Escuela Documental Inglesa, Santa Fe, Instituto Cinematográfico, Universidad Nacional del Litoral.

-Jaunarena, Jorge (2004), Un recorrido histórico por la violencia institucional en la Argentina, en Revista Oficios Terrestres Nº - , La Plata, Facultad de Periodismo y Comunicación Social, UNLP.

-Reguillo Cruz, Rossana (2000), La construcción social del miedo. Narrativas y prácticas urbanas, en Rotker, Susana, Ciudadanía del miedo, Caracas, Nueva Sociedad.

-Wacquant, Loïc (2007), Parias urbanos: marginalidad en la ciudad a comienzos del milenio, Buenos Aires, Manantial.

-Wacquant, Loïc (2008), Las cárceles de la miseria, Buenos Aires, Manantial.

Documentales audiovisuales

-Birri, Fernando (1958), Tire Die, Santa Fe.

-Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (2009), Presentación del archivo de los casos de personas asesinadas por el aparato represivo del Estado, en www.correpi.lahaine.org, Buenos Aires.

-Centro de Medios Independientes Indymedia Argentina, Colectivo Lanzallamas, Asamblea No Al Código de Scioli (2009) Ahora vamos a hablar de la inseguridad, La Plata.



-Solanas, Fernando (2005), La dignidad de los nadies, Buenos Aires.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje