Página principal

Padre thompson


Descargar 67.45 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño67.45 Kb.


“FORT BRAVO”

Escrito por

Sergio Ardura Pulido

y

Alexander García Rodríguez



Borrador No. 5.2 05-03-2010

MADRID


0 INT/DÍA SALOON – CRÉDITOS INICIALES – PLANO SECUENCIA*

Un cura entra en el saloon y va hacia la barra. Le sirven un chupito de whisky y se lo bebe sin pestañear. (CONGELADO) Rótulo: “PADRE THOMPSON”.

Camina por el saloon y en el camino se cruza con el juez que baja por unas escaleras con dos bailarinas. Le besan. (CONGELADO) Rótulo: “JUEZ BUC”.

Cuando bajan de la escalera pasan al lado de una mesa donde está sentada una pistolera. Está sentada con los pies en la mesa. Un vaquero está flirteando con ella. Ella le empuja con un pie en el pecho y le tira al suelo. (CONGELADO) Rótulo: “SALLY”.

El vaquero cae al suelo rodando al lado de otra mesa donde se está jugando al póquer. Uno de los jugadores es un mejicano que se saca una carta de la bota. (CONGELADO) Rótulo: “EL MEJICANO”.

Tira las cartas, sonríe y coge las fichas. Tira una moneda a la camarera, que pasa cerca de la mesa. Ésta coge la moneda y le guiña un ojo. (CONGELADO) Rótulo: “CAMARERA”.

Se cruza con un hombre de frente, casi chocándose. Es el sheriff. Que camina decididamente (CONGELADO) Rótulo: “SHERIFF BAKER”.

Lleva un cartel en la mano y lo clava en una pared. En el cartel vemos el dibujo de un bandido llamado JOHNNY TERROR. JOHNNY TERROR entra en el saloon con dos de su banda. (CONGELADO) Rótulo: “JOHNNY TERROR”.

Entra con la pistola en la mano disparando al aire. La gente se esconde y otros sacan sus armas y apuntan. (CONGELADO) Rótulo: “FORT BRAVO

1 EXT/DÍA CEMENTERIO

Una cruz de madera sobre una tumba. En la cruz pone un nombre: TOM WAILLAND. Varias personas alrededor de la tumba. Comienzan a retirarse. El cura es el PADRE THOMPSON, un hombre de mediana edad, alto, que camina con los hombros caídos. Se dirige hacia el JUEZ BUC. El JUEZ BUC es mayor que el PADRE THOMPSON, unos cincuenta años.

JUEZ BUC: TOM era un buen chico.

PADRE THOMPSON: Hay que pararle. A este paso va a convertir AUSTIN en una ciudad fantasma. La gente está muy asustada.

JUEZ BUC: ¿En serio cree que cumplirá sus amenazas? No creo ni que el mismísimo JOHNNY TERROR sea capaz de lo que se propone.

PADRE THOMPSON: Eso espero, porque su nota fue muy amenazadora: “Atracaré el banco de AUSTIN y mataré a todo el que siga en la ciudad. Tenéis tres días para abandonar AUSTIN.

JUEZ BUC: No se preocupe padre, tengo un plan.

ENCADENADO A:

2 INT/DÍA CÁRCEL



HARRY BAKER, el sheriff de Oklahoma, se encuentra sentado en su oficina con los pies encima de la mesa, tranquilamente. Sólo se aprecia su figura, en ningún momento vemos la cara de HARRY BAKER. Saca un cigarro de su pitillera y empieza a fumar. El cartero llega a la puerta de la cárcel y le entrega una carta al SHERIFF BAKER. El cartero se va. El SHERIFF BAKER no cambia su posición, inmutable.

El SHERIFF BAKER, con desprecio, tira la carta hacia un preso que está dentro de la celda:



SHERIFF BAKER: Haz algo útil con tu vida y léeme la carta, escoria.

El preso abre la carta, atenazado por su miedo hacia el sheriff.



PRESO: Estimado SHERIFF BAKER: El criminal más peligroso del oeste amenaza con asesinar a todo el pueblo de Austin. Necesitamos que venga y nos ayude, estamos desesperados. Nuestra vida está en sus manos. JOHNNY TERROR no parará hasta matarnos uno a uno. Se lo suplico, ayúdenos. Una suculenta recompensa le está esperando.

El SHERIFF BAKER, disfrutando de su cigarrillo, piensa detenidamente y con la vista perdida en el horizonte.

SHERIFF BAKER: Portaos bien, chicos. Papá se va de viaje.

SOBREIMPRESIONES DE PAISAJES, LA DILIGENCIA Y LA CARTA

3 INT/DÍA SALOON

El saloon de la ciudad está lleno. El pianista toca música y dos bailarinas bailan en el escenario, aunque sólo algunos pocos hacen caso al espectáculo. Los demás están a sus cosas. La gente se divierte bebiendo y jugando a las cartas. En una mesa se juega al póquer. Un mejicano, DOS VAQUEROS y una pistolera. El mejicano es JOSÉ HERNÁNDEZ, un jugador de cartas que a veces hace de cazarecompensas. Los vaqueros son habitantes de la ciudad.

VAQUERO 1: ¡Te digo que has hecho trampas!

MEJICANO: A mí no me llama tramposo ni mi madre, pendejo.

VAQUERO 1: ¡Se acabó!

Todos se levantan de la mesa. El vaquero tira la mesa y las fichas salen volando. El vaquero se lanza a por el mexicano, lanzándole un puñetazo. El mexicano le esquiva y le da otro en el estómago. Las bailarinas siguen bailando, pero miran la pelea; extrañadas. La camarera se acerca al juez y, limpiando un vaso, le comenta:



CAMARERA: Mira que le dije al maldito mexicano que esa baraja trucada le iba a salir cara.

El JUEZ BUC mira desde la barra, negando con la cabeza y bebiendo.

El mejicano tiene a un vaquero en el suelo. Le sacude un puñetazo. Otro le coge por la espalda y tira de él. En ese momento, le cae una baraja de cartas del poncho. Todas las cartas son ases.

VAQUERO 1: ¡Sucio bastardo! ¡Están marcadas!

MEJICANO: No, es que colecciono ases.

SALLY coge una botella de whisky y va hacia el VAQUERO 2 y le rompe la botella en la cabeza. El VAQUERO 2 cae al suelo, soltando al MEJICANO. Este se gira y mira a SALLY, la chica que le ha ayudado.

SALLY: Me debes una copa

El MEJICANO avanza hacia el VAQUERO 1 para sacudirle un puñetazo. En ese momento se oye un disparo. Todo el mundo se queda quieto y en silencio. Es el SHERIFF BAKER, que tiene una pistola humeante en la mano que apunta al techo.



SHERIFF BAKER: Las cosas van a cambiar por aquí.

Saca una pitillera del bolsillo de la chaqueta y cogeelo pitillera del bolsillo de su camisa y saca un pitillo, encendiales: JT.igo me le ve nada un cigarrillo, y lo enciende.



SHERIFF BAKER: He venido a limpiar la escoria de esta ciudad.

El JUEZ BUC se acerca al SHERIFF BAKER.



JUEZ BUC: ¡Menos mal que ha llegado, SHERIFF BAKER! Hacía tiempo que le esperábamos.

El JUEZ BUC toma al SHERIFF BAKER por el hombro y se dirigen a la calle. El SHERIFF BAKER se gira y mira a SALLY, que le devuelve la mirada.

4 EXT/DIA CIUDAD – CALLE PRINCIPAL

El JUEZ BUC y el SHERIFF BAKER salen del saloon y caminan cruzando la ciudad. Algunos curiosos miran para ver qué ha pasado en el saloon y les miran cuando salen.



JUEZ BUC: Creí que no iba a venir, sé que está muy ocupado buscando a Billy El Niño.

SHERIFF BAKER: Cuando Billy se enteró que iba tras él, abandonó el país. Menos mal que hay mucho criminal suelto por ahí. Los bandidos no descansan, jamás. Por eso nunca descanso. Yo soy la ley.

JUEZ BUC: El último sheriff no pudo atraparle ni con 10 hombres. Veo que viene sin compañía ¿no pretenderá ir usted sólo?

SHERIFF BAKER: No, mi revólver me hará compañía. Mañana JOHNNY TERROR será historia. No se preocupe.

El SHERIFF BAKER se aleja bajo la expectante mirada del JUEZ BUC.

5 EXT/NOCHE CALLE CIUDAD

La pistolera SALLY está limpiando su rifle y poniéndolo a punto. Está en la entrada de la ciudad haciendo guardia por si JOHNNY TERROR apareciese y cobrar la recompensa que dan por él. El SHERIFF BAKER parece por detrás de entre la oscuridad. Ella se gira rápidamente y le apunta con la escopeta. Cuando ve que es él, baja el arma.



SHERIFF BAKER: Después de tantos años, y aún sigues con tu viejo rifle.

Los dos cruzan un par de miradas insinuantes. El SHERIFF BAKER saca una pitillera del bolsillo de la chaqueta y cogeelo pitillera del bolsillo de su camisa y saca un pitillo, encendiales: JT.igo me le ve nada un cigarrillo. Lo enciende.



SALLY: Después de tantos años, y aún sigues con tu vieja pitillera.

Sé a lo que has venido, quieres cazar a JOHNY TERROR. Te ayudaré.

Aparece el MEJICANO y la CAMARERA, interrumpiéndoles. La camarera sujeta al MEJICANO, que va completamente ebrio.

CAMARERA: Sheriff, ocúpese de este vaquero. Lleva todo el día haciendo trampas a las cartas y buscando líos. O le arresta o le mato. Usted verá.

MEJICANO: ¿Y por qué no me arrestas tú, muñeca?

La CAMARERA, visiblemente molesta, empuja al MEJICANO y se va airada, caminando muy rápidamente. El MEJICANO, tras un par de traspiés, se pega a SALLY y los dos se encaran peligrosamente. El MEJICANO se retira, bajo la atenta mirada del SHERIFF BAKER.



MEJICANO: Perdóneme, señorita.

El MEJICANO hace una reverencia con el gorro a modo de excusa. SALLY se gira hacia el SHERIFF BAKER:



SALLY: ¿Te apetece brindar por los viejos tiempos?

SHERIFF BAKER: Siempre duermo bien cuando voy a disparar al día siguiente. Otra vez será.

SALLY: Mañana cuenta conmigo.

El SHERIFF BAKER se va, dejando solos al MEJICANO y a SALLY. SALLY se gira hacia el MEJICANO y este aprovecha para hablarla:



MEJICANO: Permítame sanar mi deuda con usted e invitarla a una copa. Por los nuevos tiempos, ¿no?

SALLY: Pero sólo una…

El MEJICANO asiente y se marcha con SALLY.

MEJICANO: Claro, una… ¡Una detrás de otra! ¡Yihaaaaaa!

6 EXT/NOCHE DESIERTO

En medio de la oscuridad. Un jinete solitario divisa la ciudad. Es JOHNNY TERROR. Con semblante pensativo y amenazador contempla Austin, ciudad que piensa arrasar horas después.

7 EXT/AMANECER CIUDAD

El sol brilla en una mañana resplandeciente. El SHERIFF BAKER cruza el pueblo. El pánico está cundiendo con la inminente llegada de JOHNNY TERROR: la gente corre, busca refugio, apuntala las ventanas y se esconde. El SHERIFF BAKER contempla la escena, con semblante sereno y quieto. Se dirige hacia el banco del pueblo.

8 EXT/DÍA BANCO

El MEJICANO está dormido en la entrada del banco. Agarra una botella de tequila vacía por el cuello. De repente alguien le tira agua y le despierta, es el SHERIFF BAKER. El MEJICANO se despierta de mal humor y, haciendo aspavientos, se levanta.

MEJICANO: ¡No mames!

SHERIFF BAKER: Largo de aquí, y llévate tu tequila.

MEJICANO: Tranquilo jefe, que yo estoy aquí para ayudarle, y de paso… …ganarme una platica.

SHERIFF BAKER: no necesito ningún ayudante.

El MEJICANO se mosquea y saca su revólver. Mira al sheriff de forma desafiante. De repente, dispara y acierta en un objeto situado a lo lejos. El SHERIFF BAKER saca su revólver y dispara al objeto al que ha disparado el MEJICANO. Dispara varias veces y acierta todas. El SHERIFF BAKER mira al MEJICANO con cara de superioridad.



MEJICANO: conozco la ciudad y la frontera de Méjico mejor que nadie. Un poco de ayuda no le vendría mal. Ya no voy borracho.

El SHERIFF BAKER saca la pitillera de su chaqueta y enciende un cigarro.



SHERIFF BAKER: está bien, pero a la mínima tontería te hago carne para tacos.

El MEJICANO se alegra de la decisión del SHERIFF BAKER



MEJICANO: cuando esto acabe nos iremos juntos a comer chimichanga a Juárez y bebernos unos tequilas.

La CAMARERA y el PADRE THOMPSON se cruzan con el MEJICANO y el SHERIFF BAKER.



CURA: ¿Quieren ustedes la extrema unción?

SHERIFF BAKER: Tranquilo, padre. El único fiambre que va a haber aquí es JOHNNY TERROR.

CAMARERA: Si mañana siguen vivos, pásense por el saloon. Invita la casa.

MEJICANO: Mire, sheriff

El MEJICANO señala una zona de la ciudad. El SHERIFF BAKER mira hacia la entrada de la ciudad. A lo lejos se ve la silueta de tres vaqueros que se acercan caminando hacia el banco.

La CAMARERA y el CURA salen corriendo en dirección al saloon, visiblemente asustados.

SHERIFF BAKER: esto va a terminar pronto.

El SHERIFF BAKER saca su revólver. Los tres vaqueros llegan hasta el banco. En el centro va JOHNNY TERROR. Llevan la cara tapada con pañuelos. El MEJICANO se coloca al lado del SHERIFF BAKER, y se levanta el poncho, vemos que lleva el revólver y un machete en el otro lado del cinturón. JOHNNY TERROR se quita el pañuelo.



JOHNNY TERROR: mis instrucciones eran claras, mataré a todo el que vea por la ciudad.

SHERIFF BAKER: no he venido a detenerte.

JOHNNY TERROR: tú eres el SHERIFF BAKER, el que sigue la pista a Billy El Niño. Nunca le atraparás, hemos trabajado juntos. Le daré recuerdos de tu parte cuando mueras.



MEJICANO: mantengamos la calma.

Todos se miran, el SHERIFF BAKER apunta a JOHNNY TERROR, los demás tienen las manos cerca de las cartucheras.



SHERIFF BAKER: Vale.

MEJICANO: ¡Pendejos, hijos de la chingada madre! ¡Moriiiid!

El MEJICANO empieza a disparar. El SHERIFF BAKER dispara pero su revólver se encasquilla. JOHNNY TERROR y sus secuaces sacan sus armas y también disparan. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO se tiran al suelo. El SHERIFF BAKER le dice al MEJICANO que le dé su arma. Éste se la lanza. El SHERIFF BAKER la coge y apunta. Dispara y mata a uno de los bandidos de JOHNNY TERROR. Cuando intenta disparar otra vez, la pistola ya no tiene balas. El SHERIFF BAKER se cubre como puede detrás de un barril o una columna. JOHNNY TERROR y su COMPINCHE, siguen disparando. De repente se oyen otros disparos que provienen de un edificio. El otro bandido de JOHNNY TERROR cae muerto. JOHNNY TERROR se oculta e intenta ver de dónde provienen los disparos. Al no encontrar la fuente de los disparos, huye corriendo. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO miran hacia el edificio de donde provenían los disparos. Arriba, en el tejado, está SALLY con un rifle. El SHERIFF BAKER recoge su sombrero, le quita el polvo y se lo pone.



SALLY se reúne con el SHERIFF BAKER y el MEJICANO.

SALLY: se dirige hacia la frontera, tenemos que ir tras él.

SHERIFF BAKER: nadie va a perseguir a nadie.

SALLY mira indignada.

MEJICANO: compadre, deje que nos acompañe la nenita, al fin y al cabo, nos ha salvado.

SHERIFF BAKER: de tu estupidez.

El SHERIFF BAKER piensa la situación. Camina hacia el MEJICANO.



SHERIFF BAKER: llévanos hacia Méjico.

SALLY se alegra de que haya aceptado. El SHERIFF BAKER se da la vuelta.

MEJICANO: en el fondo, no es un hombre sin corazón.

SALLY: ¡En marcha!

SALLY comienza a caminar. El SHERIFF BAKER se queda un paso por detrás y cuando ésta le adelanta, le da en la cabeza con el revólver. SALLY cae inconsciente. El MEJICANO la recoge antes de que caiga al suelo. Mira al SHERIFF BAKER con cara de reproche.

MEJICANO: toooodo amor. Como ves es toooodo amor…

ENCADENADO A:

9 EXT/DÍA FRONTERA MÉJICO

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO cabalgan rápidamente hacia Méjico.

10 EXT/DÍA POBLADO MEJICANO

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO llegan a Santa Ana. Un pueblo mejicano en la frontera con USA. El pueblo está desierto. No se ve a nadie. Los salicores ruedan a sus anchas. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO caminan despacio. Ve a un mejicano sentado a la sombra bebiendo tequila. Tiene los ojos vendados, es CIEGO. El SHERIFF BAKER le advierte al MEJICANO de la presencia del ciego. Se acercan al CIEGO.

SHERIFF BAKER: quiero que me diga dónde encontrar a JOHNNY TERROR.

El CIEGO no se inmuta. El SHERIFF BAKER saca su revólver y le apunta.



SHERIFF BAKER: he dicho que dónde puedo encontrar a JOHNNY TERROR.

El CIEGO no se mueve. El SHERIFF BAKER carga el revólver. El MEJICANO interviene.



MEJICANO: ¡Espere, sheriff, espere!, No se ponga bravo, yo hablo con mi compadre.

El MEJICANO se acerca hacia el CIEGO y le ofrece un trago de su petaca. Éste agarra la petaca y bebe furiosamente. El MEJICANO le quita la botella, indignado.



MEJICANO: ¡Eh, Eh, Eh! ¡Compadre! ¡Para! Dime dónde está JOHNNY TERROR y te quedas los tragos.

El CIEGO, sin articular palabra, señala hacia una dirección. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO miran hacia esa dirección, cruzan sus miradas y, acto seguido, comienzan a andar en esa dirección.

11 EXT/DÍA CEMENTERIO POBLADO MEJICANO

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO llegan a las afueras de la ciudad. Allí no hay nada, sólo un viejo cementerio. Están desconcertados.



MEJICANO: Aquí no hay nada. Ese mama-huevos… nunca se fíe de un mejicano, y menos si es ciego.

El SHERIFF BAKER avanza por el cementerio, observando el panorama. El cementerio es una ruina, muy cutre. El MEJICANO le sigue de cerca.



MEJICANO: ¿A dónde va? Allí no hay más que muertos. Eso es pecado.

El SHERIFF BAKER pasea, observando las tumbas. De repente, algo le llama la atención: ve en una tumba las iniciales escritas: JT. La tierra está sospechosamente removida y la tumba tiene pinta de haber sido construida hace poco. El MEJICANO le sigue de cerca, santiguándose al entrar en el cementerio. El SHERIFF BAKER se para en seco:



MEJICANO: No me vaya a decir que ha visto un fantasma.

SHERIFF: Trae una pala.

MEJICANO: ¿Una pala? Por Dios… ¡qué va a hacer!

El SHERIFF BAKER mira con semblante serio al MEJICANO. Éste se calla y va a por la pala.

El SHERIFF BAKER aprovecha este momento para pisar la tierra, y comprobar que está movida. El agujero ha sido tapado hace poco.

El MEJICANO llega y le tira la pala al SHERIFF BAKER. Este mira al MEJICANO fijamente, ve cómo se sienta y da un traga a una botella. El MEJICANO se hace el loco. En un momento, repara en la mirada del sheriff.



MEJICANO: Ni lo sueñes

SHERIFF BAKER: Cava.

El SHERIFF BAKER saca su pitillera y enciende un cigarro.

El MEJICANO, resignado, comienza a cavar, mientras refunfuña ostensiblemente. Despotrica.

SHERIFF BAKER: Es lo más parecido a trabajar que vas a hacer en tu vida.

MEJICANO: A tu mamá sí que me la trabajé bien, pendejo.

El SHERIFF BAKER, con muesca de superioridad, pone el pie encima de la cruz, contemplando cómo el MEJICANO cava. Tras un rato cavando, el MEXICANO toca madera. Los dos se miran, expectantes. El MEJICANO saca la caja y hace palanca con la pala. El SHERIFF BAKER se acerca a la caja y la abre. Está llena de oro, dinero y joyas.

El MEJICANO, completamente fuera de sí, hace intento de coger algo para guardárselo. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO se encuentran contemplando el cofre, al pie de la tumba. Al fondo podemos ver el poblado mejicano. De repente, silenciosamente, aparece JOHNNY TERROR por el poblado. El SHERIFF BAKER se percata de su presencia y le mira desafiante. El MEJICANO, tras mirar al SHERIFF BAKER, repara en JOHNNY TERROR.

12 EXT/DÍA POBLADO MEJICANO

El SHERIFF BAKER y JOHNNY TERROR se acercan a la posición de JOHNNY TERROR en el poblado mejicano, muy lentamente. Están situados en una plaza. El SHERIFF BAKER y JOHNNY TERROR caminan a la vez, en dirección a JOHNNY TERROR.

SHERIFF BAKER: Esto es cosa mía, lárgate.

MEJICANO: No pienso abandonarle ahora, jefe.

SHERIFF BAKER: He dicho que te largues.

El MEJICANO, con semblante serio, deja de avanzar. El SHERIFF BAKER camina sólo hacia JOHNNY TERROR.

El SHERIFF BAKER se para. Ambos rozan su revólver y se miran de forma desafiante. El MEJICANO se muestra expectante ante el duelo inminente.

SHERIFF BAKER: Es el final del camino, JOHNNY. Esta vez vas a ser tú el que ocupe el agujero, no tu tesoro.

El SHERIFF BAKER y JOHNNY TERROR se encuentran frente a frente. En un momento dado, ambos sacan su revólver. Se oyen dos disparos. Hay un momento de desconcierto porque no se sabe quién ha alcanzado a quién. De repente, cae uno. El MEJICANO pone cara de circunstancias. El SHERIFF BAKER cae al suelo, abatido.



JOHNNY TERROR se gira hacia el MEJICANO, mientras los dos se preparan para disparar.

JOHNNY TERROR: En cuanto te mate, toda la ciudad de Austin se arrepentirá de haber intentado detenerme. Mataré a todos y cada uno de sus habitantes. Nadie puede impedírmelo.

El SHERIFF BAKER se levanta conmocionado. Coge su sombrero del suelo lentamente, le sacude el polvo y se lo pone. El SHERIFF BAKER está vivo. JOHNNY TERROR y el MEJICANO observan perplejos.



SHERIFF BAKER: Yo no estaría tan seguro, JOHNNY.

El SHERIFF BAKER saca su pitillera del bolsillo. Vemos cómo una bala se ha clavado en la pitillera, le ha salvado la vida. Tira la pitillera.

Empiezan a sonar las campanas del pueblo, y los tres se encuentran enfrentados, creando una forma triangular. JOHNNY TERROR lleva dos pistolas y tanto el SHERIFF BAKER como el MEJICANO, llevan una nada más.

Se masca la tensión en el ambiente. Los tres se encuentran tensos y vigilantes. Rozan sus revólveres con las manos y miran fijamente a ambos lados. Empiezan a sonar las campanas en este ambiente viciado. Cuando estas campanas dejan de sonar, todos desenfundan sus armas y disparan. El SHERIFF BARKER y el MEJICANO cosen a tiros a JOHNNY TERROR, vaciando el cargador.



JOHNNY TERROR agoniza, al borde de la muerte. Intenta levantar tímidamente el brazo para disparar, pero le fallan las fuerzas. Está acabado. Se acaba de desplomar, permaneciendo inmóvil. Su cadáver está acribillado por los balazos.

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO se miran enigmáticamente.



ENCADENADO A:

13 EXT/DÍA CEMENTERIO POBLADO MEJICANO

La tumba de JOHNNY TERROR permanece tapada. Vemos cómo el MEJICANO echa los últimos montones de tierra sobre ella, alisando el piso con la parte plana. JOHNNY TERROR no está, por lo que se asume que está enterrado dentro. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO se quedan quietos delante de la tumba, observándola.

SHERIFF BAKER: Vámonos.

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO se giran agachan a la vez, para coger el cofre con el tesoro, agarrándolo uno por cada lado.



SALLY: No tan deprisa, vaqueros.

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO se dan la vuelta, sorprendidos. SALLY y la CAMARERA se encuentran frente a ellos, empuñando revólveres.



CAMARERA: Así que os queríais largar con toda la pasta, ¿eh? Dadnos las pistolas.

El SHERIFF BAKER y el MEJICANO tiran las pistolas a los pies de las chicas, que las recogen sin apartar la vista de ellos.



SHERIFF BAKER: ¿Qué está pasando aquí?

MEJICANO: ¡Ay ay ay!

SALLY y la CAMARERA se miran, con un gesto triunfal. Sonríen.

SALLY: Lo que pasa es que creíais que nos podíais engañar, pero nuestro plan ha salido a la perfección.

El MEJICANO y el SHERIFF BAKER se miran perplejos.



MEJICANO: ¿Plan?

CAMARERA: Es fácil, cariño. Planeamos todo para que acabaseis con JOHNNY TERROR y llevarnos la recompensa. Al final nos quedamos sin esos dólares, pero el botín que habéis encontrado es mucho mejor.

MEJICANO: Pero… ¿cómo?

SALLY: Todo empezó convenciendo al juez. Le hablé del famoso sheriff de Oklahoma. Le dije que eras el único que podía acabar con JOHNNY TERROR y él te llamó. Como ves, no me equivocaba, HARRY. Sigues siendo el mejor.

CAMARERA: Pero no sólo necesitábamos al mejor. También necesitábamos alguien que conociera el terreno, alguien que te guiase. Por eso, me encargué de emborrachar al MEJICANO anoche. Tenía que conocerte y quedarse dormido en el banco, donde aparecería JOHNNY TERROR. Su codicia por la recompensa haría que te quisiera acompañar. No falló.

MEJICANO: Entonces…

SALLY: Te defendí para que esos forasteros no arruinaran nuestro plan. He de reconocer que no me esperaba que me golpeases con tu arma, HARRY.

CAMARERA: Menos mal que estaba allí para seguiros. Si no ahora mismo… ¡seríais ricos!

SALLY: Pero bueno, como no somos malas, no os mataremos.

SHERIFF BAKER: Sabes que esto no va a quedar así. Lo mejor que puedes hacer es acabar conmigo. Si no, me vengaré.

La CAMARERA les sonríe y SALLY les guiña un ojo. Se alejan con el cofre, hasta que se pierden por el horizonte. El SHERIFF BAKER y el MEJICANO observan, desarmados, cómo se van las dos mujeres con el dinero.

Los hombres se levantan pasivamente y caminan en otra dirección a la de las chicas, uno al lado del otro. El SHERIFF BAKER se gira hacia el MEJICANO.

SHERIFF BAKER: ¿Siguen en pie esos tequilas?

MEJICANO: Por supuesto, invito yo

El MEJICANO se mete la mano en el poncho y saca tres fajos de billetes enormes. El SHERIFF BAKER le mira, impresionado.



MEJICANO: Ya se lo dije antes… nunca se fíe de un mexicano, y menos si no es ciego.

Los dos se alejan caminando hacia el horizonte anaranjado del atardecer.



FIN



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje