Página principal

Pacificadores escolares y familiares


Descargar 29.97 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño29.97 Kb.
PACIFICADORES ESCOLARES Y FAMILIARES


INTRODUCCIÓN

El proyecto de Pacificadores Escolares y Familiares surge en el marco de las actuaciones que se están desarrollando dentro del Plan Integral de la Zona Norte del Ayuntamiento de Jerez, por las necesidades detectadas a través de su proceso de elaboración; en concreto responde a la de actuar coordinadamente para la mejora de la convivencia en los centros educativos.


El proyecto va dirigido en principio a los Centros de Educación Secundaria. Esto se debe a un criterio de priorización basado en el tiempo con el que cuenta el proyecto para desarrollarse (8 meses), y en la valoración de que es en los centros de secundaria donde a priori se da una mayor problemática de convivencia.

Aún así el proyecto se dará a conocer también en los Centros de Primaria, y no se descarta una intervención coordinada con ellos en casos puntuales, pudiéndose ampliar en un futuro.


El proyecto de Pacificadores quiere poner a disposición de los centros un recurso de mediación escolar y familiar, que complemente las acciones que ya se están realizando y se pueda integrar en los programas que cada centro desarrolla. Se pretende que este proyecto no sea visto como un recurso ajeno a la dinámica diaria de los centros, sino que pase a formar parte de ella.
En esta línea se utilizará la plataforma de coordinación existente a través del Proyecto Intercentros “Escuela Espacio de Paz”. Este proyecto, que se está ampliando en el presente curso 2006/07, reúne a trece centros, ocho de primaria y cinco de secundaria, de las zonas Norte y Centro de Jerez.
La intervención del proyecto de Pacificadores está diseñada para los cinco centros de secundaria: Alvar Núñez, Andrés Benítez, Josefa de los Reyes, Sta. Isabel de Hungría y Sofía; partiendo de que la participación e implicación de los mismos en el proyecto será totalmente libre y voluntaria.
Una vez realizado el primer acercamiento a la realidad de cada centro e iniciado el conocimiento de sus necesidades y demandas, nos encontramos con situaciones similares en cuanto a tipo de conflictos, franja de edad, perfil de los implicados..., aunque existe diferencia en algunos casos en la frecuencia o gravedad de los sucesos. Un factor muy determinante en ésto son las circunstancias socio-familiares de los alumnos/as.

También se han observado distintas iniciativas por parte de los centros para atender o prevenir estas situaciones.

A través de este proyecto común a los cinco centros se tratará de ofrecer una respuesta unitaria y complementaria, y a la vez lo más adaptada posible a las particularidades de cada uno de ellos.
En todo momento las acciones de este proyecto se llevarán a cabo en coordinación con orientadores, jefes de estudio, tutores... así como con el resto de agentes sociales implicados en la zona.


OBJETIVOS
Generales:


  • Profundizar en el conocimiento de la realidad de cada centro educativo, detectando necesidades y problemáticas.




  • Contribuir a las iniciativas desarrolladas por cada centro destinadas a la mejora de la convivencia escolar.


Específicos:


  • Desarrollar las capacidades personales y habilidades sociales de los alumnos/as, como actividad preventiva y educativa.




  • Afrontar los conflictos como oportunidad de construcción y aprendizaje, desarrollando estrategias de gestión positiva de conflictos, tales como la mediación.




  • Facilitar la comunicación y relación familia-escuela, fomentando su implicación y participación en el proceso de formación de sus hijos/as.




  • Promover un trabajo coordinado entre los centros educativos y el resto de agentes sociales y recursos de la zona, para alcanzar una intervención más eficaz.


ÁMBITOS DE ACTUACIÓN


    • Alumnado de los centros de secundaria de la Zona Norte, tanto a nivel individual como grupal.




    • Tutores, orientadores y juntas directivas de los centros.




    • Familias.




    • Recursos y agentes sociales de la zona.



LÍNEAS DE ACTUACIÓN Y METODOLOGÍA

Se propone la creación en cada centro de un grupo de trabajo, con un máximo de quince alumnos/as.


En estos grupos la intervención girará en torno a tres ejes temáticos fundamentales: autoestima, habilidades sociales y resolución positiva de conflictos.
La metodología de trabajo grupal será participativa, dinámica y experiencial, combinándose con una atención lo más individualizada posible a cada alumno/a, de tal manera que se puedan establecer objetivos grupales e individuales.

Las actividades del grupo serán generalmente de carácter lúdico, sobre todo en una primera fase en la que hay que conseguir la motivación y participación de los alumnos/as.


Los criterios de inclusión en los grupos se establecerán en cada centro, partiendo de una serie de premisas necesarias para que el pronóstico de resultados sea positivo:

    • El perfil de los participantes no puede ser únicamente de alumnos/as con dificultades para estar en el aula por problemas de conducta. Es necesario contar también con alumnos/as que puedan suponer un referente positivo en el resto del grupo y refuercen lo trabajado.

    • La participación en este grupo no puede ser impuesta ni vista por los alumnos/as como una sanción o castigo, ni como una manera de librarse de asistir a clase.

    • Los grupos serán abiertos, es decir, sus miembros pueden ir cambiando a lo largo del curso, conforme se vayan alcanzando objetivos, consiguiendo así que la intervención repercuta en el mayor número de alumnos/as posible.

Además, otra de las finalidades de este grupo puede ser promover la participación de estos alumnos/as en la vida del centro, siendo ellos mismos los que propongan actividades y dinamicen a los compañeros/as.


La periodicidad de las sesiones será semanal y de una hora de duración.
El funcionamiento de este grupo podrá ser en horario lectivo o fuera de él, según se valore en cada centro.
El orientador/a o algún tutor/a interesado podrá asistir a las sesiones del grupo siempre que quiera, comunicándolo previamente.

  • Mediación en conflictos

Puesta en marcha de un servicio de mediación externa para todos aquellos conflictos que surjan en el ámbito escolar, ya sean entre iguales, alumno/a-escuela, familia-escuela, ...


Este servicio, que podríamos llamar “Punto de Mediación”, será el principal cauce de conocimiento, detección e intervención del proyecto. Es decir, no consistirá exclusivamente en un servicio de mediación en conflictos, sino en una alternativa de acercamiento más profundo a los problemas que pueden estar viviendo los alumnos/as.
Se tratará en primer lugar, de dar a conocer a todos los alumnos/as la existencia de este “Punto de Mediación”, como un espacio donde poder comunicar sus dificultades o problemas, y solicitar la intervención de un mediador externo para resolver sus conflictos.

En el caso de los procesos de mediación, partimos de que deben ser voluntarios y demandados por las partes implicadas, y a su vez aclararles que todo lo que se exponga será confidencial.


Por otra parte, este servicio puede constituir una vía de detección de casos susceptibles de entrar en el grupo de trabajo, y un instrumento de canalización hacia otros profesionales o recursos.
Para el “Punto de Mediación” se establecerá un espacio semanal en cada centro en horario de mañana. Esa mañana coincidirá también con el espacio destinado a la coordinación. Sin embargo el servicio de mediación será prioritario, estando siempre disponible para atender las demandas que se presenten.

Además no será un punto estático que se limite a esperar la llegada de casos, sino que se hará visible en los espacios donde habitualmente se mueven los alumnos/as tratando de estar en contacto con ellos/as.


La clave de esta acción será conseguir la mayor difusión posible en el centro, y ganar la confianza de los alumnos/as.


A partir de las dos acciones descritas anteriormente se estructurará ésta, es decir, el punto de partida para trabajar con las familias de los alumnos/as

será el conocimiento de cada caso a través del trabajo grupal y el punto de mediación.
Otra fuente importante de información serán los tutores y orientadores. La identificación de casos será un proceso continuo, partiendo de su experiencia y trabajo con las familias.

A continuación se establecerán objetivos o metas concretas con cada una de ellas y se decidirán conjuntamente las intervenciones o actividades a realizar, adecuándolas siempre a las necesidades y actitudes de los padres y madres.


El trabajo con las familias puede ir desde intervenciones individuales a través de entrevistas, a reuniones grupales para trabajar algún tema, incluso la participación en actividades lúdicas o convivencias que se organicen.



  • Nexo y coordinación con otros agentes sociales (SS.SS, mesa de absentismo, centro de día infantil, sistema judicial...)

Existirán casos de familias con las que ya se esté interviniendo desde otras instituciones, o bien, se tenga conocimiento de su situación.

En estos casos, no se tratará de duplicar acciones sino de completar la información y coordinar esfuerzos.
El proyecto de Pacificadores serviría aquí como recurso facilitador de la comunicación entre instituciones sociales y centro educativo, y como optimizador de los recursos existentes.


FASES DE EJECUCIÓN
A continuación se presenta una temporalización inicial flexible y adaptable a posibles cambios:
Noviembre-Diciembre:


  • Documentación.

  • Presentación del recurso a los centros educativos de la zona.

  • Visitas a los centros de secundaria, análisis de la realidad y necesidades.

  • Diseño y concreción del proyecto.

  • Adaptación del proyecto a cada centro.


Enero:


  • Adaptación del proyecto a cada centro.

  • Presentación y difusión del Punto de Mediación en cada aula.

  • Selección y formación de los grupos de trabajo con alumnos/as.

  • Programación de los objetivos y contenidos del grupo de trabajo con alumnos/as.

  • Calendarización de las acciones en cada centro: reuniones con orientadores y tutores, horarios del Punto de Mediación y del grupo de trabajo...

  • Inicio del trabajo con los grupos de alumnos/as.


Febrero-Junio:


  • Implementación y desarrollo del Punto de Mediación en los centros.

  • Desarrollo de la programación de cada grupo de trabajo con alumnos/as.

  • Seguimientos y coordinaciones continuas con los equipos educativos de cada centro en cuanto al trabajo individual y familiar.

  • Desarrollo del trabajo familiar.

  • Seguimientos y coordinaciones continuas con instituciones sociales y recursos.


Junio:


  • Evaluación final de resultados del proyecto.


EVALUACIÓN
La evaluación del proyecto será continua, ya que el propio diseño del mismo permite un seguimiento continuo con los equipos de los centros escolares.

Semanalmente existirá un espacio de coordinación y trabajo conjunto con cada equipo, que permitirá ir adaptando las acciones y corrigiendo posibles errores del proyecto.


A su vez también se establecerá un espacio de seguimiento de la ejecución del proyecto con los técnicos de la Delegación Municipal de Planes Especiales, Educación y Voluntariado.
Por otra parte, el trabajo realizado con los grupos de alumnos/as será evaluado por ellos mismos, tanto individual como grupalmente.

También se valorarán los resultados de la intervención grupal con los tutores de cada alumno/a.


Igualmente se evaluarán las acciones a nivel familiar con los tutores de referencia, orientadores y otros agentes sociales con los que se haya actuado en coordinación.
El funcionamiento del Punto de Mediación también tendrá un seguimiento continuo por parte del equipo educativo de los centros, a través de la canalización e información acerca de los casos que se vayan atendiendo.
Por otra parte se valora necesario seguir asistiendo a las reuniones periódicas de la Comisión de Secundaria del Proyecto Intercentros “Escuela Espacio de Paz”, como punto de encuentro y seguimiento del funcionamiento del recurso en los cinco centros.
A todas estas evaluaciones continuas se unirá una evaluación final cuantitativa y cualitativa de los resultados obtenidos por el proyecto y la viabilidad de su continuidad.

ANEXO

Posibles actividades para difundir el proyecto serían:




    • Entre el alumnado; elaboración y reparto de un marca páginas que anuncie el “Punto de Mediación” y sus horarios en cada centro. Presentación en cada aula.

    • Para las familias; entrega de una carta presentando el nuevo recurso con el que cuentan en los centros.

    • Con otros agentes sociales; reunión de presentación con los coordinadores y equipos de SS.SS. Comunitarios que trabajan en la zona.

    • Para la población en general; presentación del proyecto en una rueda de prensa, junto con los marca páginas que se hayan elaborado.

    • Seguimiento y difusión de las actividades de carácter más especial que se realicen en el proyecto.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje