Página principal

Original: inglés informe final


Descargar 131.83 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño131.83 Kb.
  1   2   3


O
EA/Ser.G

CP/doc.4529/11

18 enero 2011

Original: inglés

INFORME FINAL
MISIÓN DE EXPERTOS DE LA OEA PARA LA VERIFICACIÓN DEL CÓMPUTO
DE VOTOS DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

CELEBRADAS EN LA REPÚBLICA DE HAITÍ EL 28 DE NOVIEMBRE DE 2010

Puerto Príncipe, a 14 de enero de 2011

Excelentísimo señor José Miguel Insulza

Secretario General

Sede de la OEA

Señor Secretario General:
Me complace hacerle entrega de las versiones en inglés y español del informe final de la Misión de Expertos de la OEA para la verificación del cómputo de los resultados preliminares de las elecciones presidenciales celebradas el 28 de noviembre.
Aprovecho la oportunidad para reiterar a Vuestra Excelencia las seguridades de mi más alta y distinguida consideración.

Embajador Colin Granderson

Jefe de la Misión

Conjunta OEA/CARICOM

Misión de Observación Electoral

Puerto Príncipe, a jueves, 13 de enero de 2011


Excelentísimo Señor René Préval

Presidente de la República de Haití

Palacio Nacional


Señor Presidente:
La Misión de Observación Electoral Conjunta OEA/CARICOM se permite saludarlo atentamente y se complace en presentarle, adjunto a la presente, el informe final de la Misión de Expertos de la OEA para la verificación del cómputo de los resultados preliminares de la elección presidencial.
Quedamos a su entera disposición en caso de que Vuestra Excelencia tenga alguna pregunta o requiera alguna aclaración.
Agradecemos la atención particular que se sirva prestar a la presente y aprovechamos la oportunidad para reiterar a Vuestra Excelencia las seguridades de nuestra más alta y distinguida consideración.

Embajador Colin Granderson

Jefe de la Misión

de Observación Electoral Conjunta OEA/CARICOM


c.c.: Excelentísimo Señor José Miguel Insulza

Secretario General

Organización de los Estados Americanos


INFORME FINAL

Misión de Expertos de la OEA

para la verificación del cómputo de votos de las elecciones presidenciales

celebradas en la República de Haití el 28 de noviembre de 2010

Puerto Príncipe, Haití

13 de enero de 2011

ÍNDICE
I. RESUMEN EJECUTIVO 3


II. INTRODUCCIÓN 6

A. Antecedentes 6

B. Estructura 6
III. METODOLOGÍAS 7

A. Mandato 7

B. Perspectiva general 7

C. Perspectiva estadística 8

D. Examen y evaluación completa de actas 8

E. Procesamiento de documentos y control de calidad 9


IV. SISTEMA DE CÓMPUTO DEL PROCESO ELECTORAL 9

A. Controles del sistema 10


V. FUENTES DE INFORMACIÓN 11
VI. CONCLUSIONES DE LA VERIFICACIÓN ELECTORAL 12

A. Conclusión principal y recomendación 15


VII. OTRAS RECOMENDACIONES 16

A. Gestión de las mesas de votación 16

B. Gestión del Centro de Cómputo 17

C. Unidad de Control Jurídico 18

D. Consejo Electoral Provisional 19

E. Comunidad internacional 19


VIII. CONCLUSIÓN 20
ANEXO I. ACUERDO SOBRE LAS MISIONES DE EXPERTOS DE LA OEA 21
ANEXO II. INTEGRANTES DE LA MISIÓN DE EXPERTOS
EN VERIFICACIÓN ELECTORAL DE LA OEA 25

ANEXO III. METODOLOGÍA PARA MUESTRAS ESTADÍSTICAS NACIONALES 28
ANEXO IV. LISTA DE VERIFICACIÓN 30
ANEXO V. MAPA DE LAS PROVINCIAS DE HAITÍ 32
ANEXO VI. LISTA DE ACTAS CUYA EXCLUSIÓN DE LOS RESULTADOS
PRELIMINARES ES RECOMENDADA POR LA OEA 33


I. RESUMEN EJECUTIVO
A invitación del Gobierno de Haití, el 13 de diciembre de 2010 se pidió a la Misión de Expertos de la OEA que evaluara las prácticas y procedimientos utilizados en el cómputo de los resultados preliminares de las elecciones presidenciales, celebradas el 28 de noviembre de 2010, así como otros factores que hubiesen afectado estos resultados. El día de las elecciones, diversos observadores nacionales e internacionales fueron testigos de problemas tales como desorganización, irregularidades, así como varios casos de votación múltiple, intimidación de votantes y vandalismo en las mesas de votación. Estos problemas se exacerbaron por la precipitada decisión de muchos candidatos de solicitar la cancelación de las elecciones, horas antes de que cerraran las urnas. Días después de las elecciones, la Misión Conjunta de Observación Electoral OEA-CARICOM recibió diversas denuncias de casos de votación múltiple y alteraciones de las actas de resultados oficiales de algunas mesas de votación. Con todo, éstas fueron unas elecciones problemáticas.
En el Centro de Cómputo, en donde la Misión de Expertos concentró sus esfuerzos, estos problemas se manifestaron de dos formas: por un lado, nunca se recibieron cerca de 1.045 actas (es decir, 9,3% de un total de 11.181 mesas de votación) que fueron identificadas como “faltantes”; y por otro, aunque la participación casi llegó al 22,8%, en 216 actas se anotaron tasas de participación de más del 75% mientras que en 118 actas se indicó que esas tasas habían alcanzado o superado el 100%.
La principal interrogante de la Misión de Expertos fue la siguiente: ¿acaso las irregularidades del 28 de noviembre afectan el resultado de las elecciones presidenciales? Tras un análisis estadístico meticuloso (detallado en el presente informe) la Misión de Expertos ha determinado que no puede apoyar los resultados preliminares de las elecciones presidenciales publicados el 7 de diciembre de 2010. La Misión de Expertos ofrece tres recomendaciones concretas para el corto plazo que podrían mitigar algunas de las anomalías provocadas por las más atroces irregularidades y casos de fraude, y que permitirían garantizar que los resultados preliminares sean un reflejo más fiel de la voluntad del pueblo.
Los procedimientos indican que al recibir las actas, el personal del Centro de Cómputo revisa los resultados que aparecen en éstas y que pueden verse a través de la cubierta de plástico en que vienen. Si no se observan signos visibles de alteraciones, dos operadores se encargan de capturar los datos de inmediato y por separado. En principio, el Centro de Cómputo revisó aquellas actas en las que un solo candidato obtuvo 225 votos o más. Posteriormente, el Centro de Cómputo bajó ese umbral a 150.
Al examinar un gran número de actas, la Misión de Expertos considera que, no obstante lo dispuesto en los artículos 171 y 173.2 de la Ley Electoral de Haití, no hubo un marco de referencia uniforme como para decidir si un acta examinada debe ser incluida o excluida del cómputo de resultados preliminares.

En consecuencia, a pesar de todos los problemas observados el día de las elecciones, sólo 312 actas presidenciales fueron excluidas del conteo final de votos.


Según se estipula en el artículo 173.2, cuando se envía al Centro de Cómputo, el acta debe ir acompañada del padrón electoral de la mesa de votación correspondiente y la hoja de cálculo utilizada para contar las boletas electorales. Conforme al artículo 161.1, el Secretario de la mesa de votación debe registrar el número de identificación nacional (CIN) del votante en el padrón, con el objeto de confirmar la identidad del elector.
Según lo dispuesto por la ley, la Misión de Expertos fijó criterios específicos para determinar si se debía incluir un acta: inclusión de las firmas necesarias de los funcionarios de la mesa de votación en el acta; la presencia del padrón electoral; la presencia de los números CIN para identificar a los electores que depositan su voto en una mesa de votación determinada. La Misión de Expertos también tomó en cuenta la validez de los números CIN. Además, aunque no se contempla en la Ley Electoral, se excluyeron aquellas actas que mostraban claramente que habían sido alteradas para afectar los resultados.
Tras un cuidadoso análisis estadístico de una muestra nacional aleatoria del cómputo de votos, la Misión de Expertos ha determinado que hubo un aumento en la probabilidad de serias irregularidades en vista de que la participación de los votantes registrados aumentó más del promedio nacional. Por lo tanto, utilizando los criterios extraídos de la Ley Electoral, la Misión examinó y evaluó las 205 actas que mostraban una tasa de participación del 50% o más y en las que un solo candidato recibió 150 votos o más. Además, se revisaron íntegramente las 118 actas que mostraron una tasa de participación de más del 100%, independientemente del número de votos que recibió el candidato ganador.


  1. La Misión de Expertos encontró que 234 actas no cumplían con los criterios antes mencionados. Por esta razón, la Misión de Expertos recomienda que estas actas, enumeradas en el Apéndice VI de este informe, sean excluidas del cómputo final de votos. En caso de que se ponga en práctica esta recomendación, el candidato que ocupa el tercer lugar pasaría al segundo, y el que actualmente ocupa el segundo lugar, pasaría al tercero.

  2. Para la segunda ronda, el Centro de Cómputo del Consejo Electoral Provisional (CEP) debe seguir utilizando estos criterios a fin de determinar si un acta debe o no ser incluida en el cómputo final de votos.

  3. Por último, la Misión de Expertos recomienda que se elaboren normas detalladas a fin de determinar cuándo debe someterse a examen un acta y en qué condiciones deben excluirse sus resultados. Tales normas deben ceñirse a la Ley Electoral y aplicarse de manera uniforme.

Es preciso poner en práctica otros cambios significativos antes de que se lleve a cabo la segunda ronda de elecciones. Para tal efecto, la Misión de Expertos recomienda encarecidamente que el CEP lleve a cabo las siguientes mejoras antes de celebrarse la segunda ronda:




  1. Reforzar la capacitación de los funcionarios de las mesas de votación sobre el uso del paquete electoral y los documentos que debe incluir, a saber, el acta, el padrón electoral con los números CIN, la hoja de cálculo y cualquier otra documentación de apoyo.

  2. Crear un proceso de verificación más transparente y uniforme en el Centro de Cómputo.

  3. Reemplazar a los funcionarios y supervisores de aquellas mesas de votación en donde se descubrieron irregularidades.

La Misión de Expertos de la OEA reconoce que estas recomendaciones no remedian por completo todo lo ocurrido el 28 de noviembre. No es posible recuperar los votos que se perdieron en las mesas de votación destruidas. No obstante, la Misión de Expertos cree que la puesta en práctica inmediata de estas recomendaciones servirá para rectificar, por lo menos en parte, las consecuencias de los problemas y el fraude patente observado el día de las elecciones; considera además que con ello el pueblo haitiano empezará a recuperar la confianza en su proceso electoral.


Las elecciones presidenciales de 2010 fueron las quintas elecciones desde la adopción de la Constitución de Haití en 1987. Si bien la Misión de Expertos de la OEA ha identificado significativas irregularidades que, según considera, han influenciado el resultado de la primera ronda de elecciones, el electorado Haitiano debe considerar esta primera ronda como una oportunidad de aprendizaje para el futuro. Conociendo las deficiencias e irregularidades que caracterizaron estas elecciones, podrían implementarse varias medidas que, a corto y largo plazo, permitirían evitar estos errores y fortalecerían el proceso. Estas reformas y mejoras pueden servir para reforzar la integridad, transparencia y legitimidad del proceso electoral como verdadera y fiel expresión de la voluntad del pueblo.

II. INTRODUCCIÓN
A. Antecedentes

Luego de la crisis postelectoral, provocada por la publicación el 7 de diciembre de 2010 de los resultados preliminares de la primera ronda de elecciones, el Consejo Electoral Provisional (CEP) propuso que una comisión mixta integrada por autoridades electorales haitianas, observadores nacionales e internacionales así como representantes del sector privado y de la comunidad internacional examinaran el cómputo de los resultados preliminares. Sin embargo, no se integró esta comisión porque los candidatos presidenciales y otros pusieron como objeción que la Ley Electoral no la contemplaba.


El 13 de diciembre de 2010, el Presidente René Préval solicitó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) el envío de dos misiones de expertos; una que se encargará de verificar el cómputo de los resultados preliminares de las elecciones presidenciales y otra que presenciara el proceso de “impugnación” de los resultados preliminares por parte de los partidos políticos y de los candidatos. La OEA, el Gobierno de Haití y el CEP firmaron un acuerdo (Anexo I) en el que se detalla el mandato de estas dos misiones de expertos.
Integrada por nueve miembros, la Misión de Expertos de la OEA llegó a Haití el 30 de diciembre de 2010. Entre sus integrantes se incluyen a personas con experiencia en estadística, auditoría de resultados de votaciones, análisis de datos, cómputo de resultados de votaciones, tecnologías de la información, así como en organización y monitoreo de elecciones. La lista de integrantes de esta Misión de Expertos y sus respectivas nacionalidades aparece en el Apéndice II.
B. Estructura

Son cinco las secciones principales que integran el presente informe.




  1. Una descripción de las metodologías empleadas por la Misión de Expertos para la recolección de datos, custodia de documentos y técnicas de muestreo estadístico.

  2. Una evaluación de las prácticas y procedimientos del Centro de Cómputo y otros factores que afectaron los resultados preliminares de la primera ronda de elecciones presidenciales.

  3. Una serie de conclusiones de los datos recopilados y su efecto en la primera ronda de elecciones.

  4. Las medidas que recomienda el CEP para certificar los resultados de la primera ronda sobre la base de las conclusiones de la Misión de Expertos.

Un conjunto de recomendaciones del CEP sobre mejoras de carácter normativo y procedimental encaminadas a corregir las deficiencias de la primera ronda.



III. METODOLOGÍAS
A. Mandato

El alcance de la Misión de Expertos de la OEA se describe en el inciso a del punto 3 del Acuerdo, el cual dice lo siguiente:


“Evaluar, de conformidad con la Carta de la Organización de los Estados Americanos, la Carta Democrática Interamericana y las normas desarrolladas y aplicadas por la SG/OEA para misiones de observación electoral, la Constitución de la República de Haití y la Ley Electoral del 9 de julio de 2008, las prácticas y procedimientos implementados durante las elecciones presidenciales del 28 de noviembre de 2010 relacionadas con el cómputo de votos y cualquier otro factor que pudiera haber afectado y que estuviese relacionado con los resultados preliminares publicados por el CEP.”
B. Perspectiva general

La Misión de Expertos inició sus actividades de conformidad con los siguientes preceptos:




  1. llevar a cabo la verificación en forma transparente e imparcial acatando la Ley Electoral de Haití así como las normas y prácticas electorales y estadísticas internacionalmente aceptadas;

  2. mantener un control responsable de tal manera que la cadena de custodia en la inspección de los documentos del CEP pueda ser auditada, y

  3. examinar tantas fuentes de datos como sea posible para elaborar sus recomendaciones.

Al realizar sus actividades, la Misión de Expertos se mantuvo consciente de los precedentes internacionales relacionados con la verificación electoral, la certificación y el empleo de modelos estadísticos en el análisis de procesos electorales. En el Apéndice III se muestra la metodología empleada para determinar la muestra estadística para el análisis nacional de actas.



C. Perspectiva estadística

La Misión de Expertos obtuvo una muestra representativa nacional para iniciar su trabajo. Esta muestra sirvió para demostrar los parámetros que se utilizan a fin de determinar las áreas potencialmente problemáticas, tales como la geografía, la participación de votantes o cómputo de votos para un determinado candidato. El Centro de Cómputo ya había utilizado este último indicador y especificó que el umbral para análisis sería, en principio, 225 votos y, posteriormente, lo redujo a 150 votos. El uso de una muestra nacional también permitió a la Misión de Expertos familiarizarse con el contenido del paquete electoral: el acta, el padrón electoral, la hoja de cálculo y los formularios para registrar irregularidades e incidentes. Los integrantes de la Misión de Expertos pudieron ver muchas actas que se ajustaban a los requerimientos jurídicos y los compararon con actas problemáticas. Entre los factores se incluyó el comparar el número de votos indicado en las actas con las hojas de cálculo con el fin de confirmar que los números escritos se correspondían con los dígitos y verificar la presencia de un número suficiente de números CIN en los padrones electorales.


En primer término, la Misión de Expertos consideró una pequeña muestra de once con la finalidad de lograr un consenso mínimo sobre lo que debía considerarse como “irregular” y lo que debía considerarse como “adecuado”. Los integrantes de la Misión de Expertos elaboraron una lista de verificación que se incluye en el Apéndice IV de este informe. Utilizando los servicios de un destacado especialista en estadística, la Misión de Expertos utilizó “réplicas” para controlar la carga de trabajo y mantener las muestras representativas en todo momento. (Véase el Apéndice III en donde se encontrará más información sobre “metodología para muestras estadísticas nacionales”.)
D. Examen y evaluación completa de actas

Al concluir la muestra nacional, los integrantes de la Misión de Expertos habían identificado lo que constituían las irregularidades más destacadas en contravención de la Ley Electoral de Haití, en particular la falta de números CIN correctos en los padrones electorales o la falta total de documentación complementaria. Se demostró asimismo que el uso de parámetros de participación de votantes y cómputo individual de votos sería lo más eficaz para identificar irregularidades y fraude.


La Misión de Expertos redujo sus criterios de evaluación a los indicados en el Resumen Ejecutivo y otras secciones de este informe. Los integrantes de la Misión de Expertos examinaron cada una de las 205 actas que tuvieran una tasa de participación superior al 50% y por lo menos un total de 150 votos para un solo candidato. Se examinaron cada una de las 118 actas con una tasa de participación del 100% o más. En total, la Misión de Expertos examinó 919 actas que representaban 192.063 votos y el 16,9% del total de votos procesados por el Centro de Cómputo. Los exámenes se centraron en el estado de las actas, la presencia de padrones electorales, las hojas de cálculo y la validez de los números CIN indicados. La Misión de Expertos confirmó la validez de los números CIN con la ayuda de un lector de código de barras conectado al padrón electoral, verificando así el código de barras impreso justo al lado de los nombres que aparecen en el padrón.

E. Procesamiento de documentos y control de calidad

Se organizaron equipos de dos personas para inspeccionar cada documento que integraba el paquete electoral. En casi todos los casos, los miembros de los equipos tenían diferentes nacionalidades y al menos uno de ellos era hablante nativo del francés o tenía conocimientos suficientes de este idioma. Con el objeto de garantizar la cadena de custodia, cada miembro de los equipos anotó su nombre en el documento correspondiente antes de registrar la información que obtendrían al inspeccionar un paquete electoral en particular. Otros miembros de equipos anotaron sus nombres en el documento de la cadena de custodia cuando realizaban verificaciones de seguimiento y comparaciones, las cuales se describen más adelante. Cuando no estaba siendo examinado, todo el material electoral delicado estuvo bajo llave y sellos inviolables en el Centro de Cómputo, el cual a su vez está resguardado por la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).


Con el fin de garantizar que todos los integrantes de la Misión de Expertos aplicaran los mismos criterios de examen, los equipos de dos personas cambiaban de miembros todos los días. De esta forma, los miembros de los equipos tuvieron la oportunidad de comparar sus técnicas de análisis y determinar en qué momento un acta no cumplía con alguno de los criterios. Por otro lado, los equipos capturaron los datos de paquetes previamente evaluados y una tercera persona, que no tuvo nada que ver con la captura de datos, comparó los resultados. Una vez que se capturó la información, las actas fueron etiquetadas de acuerdo con los grupos específicos y los nombres de los miembros de los equipos fueron anotados en los paquetes. Dos integrantes diferentes de la Misión de Expertos realizaron verificaciones puntuales tomando actas al azar de los diferentes grupos y equipos. Inspeccionaron visualmente el contenido y lo compararon con la evaluación hecha del paquete para determinar la precisión de la evaluación del equipo.

IV. SISTEMA DE CÓMPUTO DEL PROCESO ELECTORAL
El Centro de Cómputo vierte el cálculo de votos en las actas que enviaron cada una de las mesas de votación. Al llegar al Centro de Cómputo, se hace un inventario de las actas con un lector de código de barras y se envían al primer control visual. Las actas insertadas incorrectamente en los paquetes transparentes son acomodadas para que los operadores puedan capturar los resultados. Al completarse esta etapa, las actas pasan a la Unidad de Control Visual. En caso de encontrar irregularidades, el acta es enviada a la Unidad de Control Jurídico para un análisis más detenido. Si los abogados considerar que el acta se ajusta a lo estipulado en la Ley Electoral, se capturan los resultados; en caso contrario, se aparta el acta y no se toman en cuenta sus resultados.
Dos operadores seleccionados al azar capturan por separado los resultados en el sistema de cómputo. Si la información capturada por los dos operadores es igual, se almacena en la base de datos y el acta es enviada a los archivos para facilitar su extracción. En caso de que haya una diferencia en la información capturada, se repite el proceso; y si persiste el problema, el acta es enviada a la Unidad de Control Jurídico para un análisis más detenido.
A. Controles del sistema

El sistema de cómputo fue programado inicialmente para aislar todas las actas en las que aparecieran más de 225 votos para un solo candidato. Posteriormente, como una segunda medida de control, este umbral fue reducido a 150 votos para un solo candidato.


Además, se identificaron todas las actas en las que se superara el número de votantes registrados (450) en una mesa de votación determinada y fueron enviadas a la Unidad de Control Jurídico para su revisión. Por último, los funcionarios del Centro de Cómputo decidieron poner en observación o aislar todas las actas que tuvieran 300 votos o más, las cuales no fueron contadas en los resultados preliminares.
A pesar de las directrices de verificación y del hecho de que el proceso de revisión del Centro de Cómputo tenía como fundamento todas las evidencias disponibles, no quedaba claro si los procedimientos de control y monitoreo que utilizaban los funcionarios de este centro fueron aplicados de manera uniforme. En el transcurso de su propio ejercicio de verificación de actas, la Misión de Expertos encontró varias actas que no estaban acompañadas de los documentos de apoyo requeridos o que les faltaba uno de éstos y que aún así fueron incluidas en el cómputo de votos. Además, varias actas con resultados anormales para un candidato estaban acompañadas de padrones electorales en los que se encontraron muchos números CIN eran inválidos y claramente inventados.

A pesar de las deficiencias en la aplicación uniforme y coherente de las directrices y criterios, tras el proceso de análisis del Centro de Cómputo se encontraron varias actas irregulares que fueron excluidas del cómputo de los resultados preliminares. Los 64.867 votos excluidos estaban repartidos en forma dispar entre los dos primeros candidatos. El segundo candidato perdió 38.541 votos, lo que representa el 59,4% de los votos anulados.


La Misión de Expertos revisó los registros de acceso de usuarios del sistema del Centro de Cómputo. Se realizó un análisis de referencia para detectar irregularidades mediante un examen cruzado entre los registros del sistema de cómputo y el extracto de los resultados de las actas. Además, se examinaron los registros con el fin de verificar que la primera y segunda captura de datos hubiera sido hecha por usuarios diferentes. Por último, se hizo un análisis para comprobar que la persona que realizaba el control de calidad no estuviera involucrada en la captura de datos. Tras el examen se concluyó que se siguieron todas las normas de control de usuarios.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje