Página principal

Organizada transnacional


Descargar 37.68 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño37.68 Kb.


CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA/Ser.G

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS CE/DOT/SA-6/06

4 enero 2006

COMISIÓN ESPECIAL SOBRE DELINCUENCIA Original: español

ORGANIZADA TRANSNACIONAL

Síntesis de la sesión celebrada el 14 de diciembre de 2005

El Presidente de la Comisión Especial sobre Delincuencia Organizada Transnacional, siendo las 10:20 a.m., dio inició a la sesión convocada para considerar los asuntos referidos en el orden del día (CE/DOT-21/05):


  1. Posibles recomendaciones sobre el tema: “Conexiones de la Delincuencia Organizada Transnacional con el Terrorismo” presentadas por Eduardo Mendoza de la Secretaría General de la OEA




  1. Expresiones de delincuencia Organizada Transnacional:

a. Trafico Ilícito de Armas:





  • Michael Sullivan, Asesor Jurídico

Experto en Control de Armas de Fuego,

Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)




  1. Secuestro:




  • Jorge Rosas

Titular de la Unidad Antisecuestro

Procuraduría General de la República de México

c. Financiamiento de la Criminalidad Organizada


  • Rodolfo Uribe

Consultor para la Creación y Desarrollo para las Unidades de Inteligencia Financieras en las Américas

CICAD
3. Otros asuntos





          1. DESARROLLO DE LOS TRABAJOS

El señor Eduardo Mendoza de la Oficina de Amenazas Internacionales del Departamento de Seguridad Multidimencional de la Secretaría General de la OEA, presentó un recuento de las posibles recomendaciones para el Plan de Acción contra la Delincuencia Organizada Transnacional (CE/DOT-7/05):




  1. Tipificar las conductas criminales relacionadas con el secuestro y aumentar las penas;

  2. Fortalecer mecanismos de coordinación interinstitucional;

  3. Conformar un sistema institucional antisecuestro;

  4. Crear grupos especializados de reacción;

  5. Centralizar la información;

  6. Crear fondo especial para recursos asignados a la lucha antisecuestro;

  7. Perseguir los bienes productos del delito;

  8. Dar protección patrimonial y asistencia humanitaria a víctimas del secuestro y sus familias;

  9. Adoptar una política pública específica de lucha contra el secuestro que parta de una visión integral, armónica y sistemática, que tenga objetivos y lineamientos estratégicos claros y sostenibles, que optimice los resultados del Estado en este tema, y que esté enmarcada en una estrategia general del gobierno;

  10. Crear unidades especializadas de inteligencia antisecuestro;

  11. Dar capacitación a unidades antisecuestro, particularmente en manejo de crisis;

  12. Dar capacitación a las autoridades en el uso de telecomunicaciones e intervención de comunicaciones telefónicas;

  13. Crear mecanismos de atención a las víctimas;

  14. Promover el intercambio de experiencias y de técnicas policiales;

  15. Incrementar el uso de bases de datos sobre el modus operandi de los secuestradores;

  16. Desarrollar operativos contra la corrupción de los funcionarios involucrados en la lucha contra el secuestro;

  17. Desarrollar o fortalecer programas de protección de testigos;

  18. Promover la asistencia jurídica mutua;

  19. Promover el intercambio de testigos;

  20. Utilizar la infiltración de agentes, y

  21. Crear mecanismos para dar inmunidad a quienes colaboren con la justicia.




    • Presentación del señor Michael Sullivan

La primera exposición estuvo a cargo del señor Michael Sullivan, Asesor Jurídico de la CICAD, sobre el tema: “trafico ilícito de armas”. Sobre el particular, el señor Sullivan manifestó lo siguiente (CE/DOT-14/05 add. 2):


La delincuencia organizada es responsable de gran parte del tráfico de armas.
La Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones Explosivos y Otros Materiales Relacionados (CIFTA) y la Convención de Palermo adoptan definiciones y mecanismos para enfrentar multilateralmente este desafío aunque las conductas que lo componen no tengan un componente internacional.

El tema del tráfico de armas entró a la OEA en 1992, pero en parte, por falta de recursos, le tomó tiempo consolidarse. Inicialmente, y con el apoyo de la CICAD, se reunió el grupo de expertos en la materia. Eventualmente, este grupo elaboró regulaciones modelo que complementan a la CIFTA. Estas regulaciones no han sido tan utilizadas como las de lavado de activos.


Con posterioridad a la primera reunión del grupo de expertos, se adoptó la CIFTA. Los Estados Parte de la Convención están trabajando para la implementación de la misma, utilizando en parte el modelo de los grupos de expertos. En el marco de la CIFTA se reunirá el año entrante el grupo de expertos en el tema de marcaje. En la reunión participarán también países observadores y organizaciones no-gubernamentales. Se debe recordar que la agenda para desarrollar la Convención es muy extensa y compleja.
Los mecanismos legales son apenas una de las herramientas para enfrentar el problema. Otras son por ejemplo la asistencia técnica y el entrenamiento de autoridades en cada una de las etapas del tráfico de armas. En este campo, la CICAD ha tenido una relación provechosa con el Centro Regional para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UN-LiREC). Ambas entidades han unido sus capacidades en varios proyectos para fortalecer la capacidad de los Estados Miembros.
El próximo paso en el desarrollo de la cooperación en este tema debería ser el de municiones y explosivos, que es tan serio como el tráfico de armas. Si bien ambos están íntimamente relacionados, los expertos en armas generalmente saben poco sobre explosivos, y esto complica en algo los temas administrativos de la cooperación y la conformación de los grupos de trabajo. Esta dificultad es un ejemplo más de la necesidad de abordar todos estos temas de manera integral y multidisciplinaria.
La CIFTA y su Comité Consultivo reflejan la voluntad política de los países, y es por eso que seguramente muchos de los esfuerzos en este tema se canalizarán a través de este mecanismo, sin que esto implique desconocer la necesidad de trabajar coordinadamente con otros entes.
Las recomendaciones puntuales para enfrentar el tráfico son:


  1. Mejorar el control sobre armas, municiones y explosivos mediante un mayor uso de tecnología y de mecanismos de cooperación internacional. La tecnología debe ser desplegada no sólo a nivel interno sino en el ámbito transfronterizo;

  2. Adoptar mecanismos para prevenir el robo de armas, municiones y explosivos en manos de civiles y de las autoridades;

  3. Implementar campañas de conscientización;

  4. Fortalecer procedimientos para expedición de licencias;

  5. Incrementar entrenamiento en técnicas para evitar la pérdida, el desvío y el tráfico de armas, municiones y explosivos;

  6. Continuar con la búsqueda de escondites de armas;

  7. Mejorar la identificación de armas y de quienes las utilicen, para establecer vínculos entre determinadas armas, tipos de delitos e individuos;

  8. Mejorar el intercambio de información a todo nivel;

  9. Criminalizar ciertas conductas y establecer penas adecuadas para las mismas, y

  10. Mejorar los métodos de destrucción de armas.

El Presidente de la Comisión agradeció al señor Sullivan por su presentación y recalcó la necesidad de promover la acción colectiva para hacer más difícil que las armas crucen las fronteras. Agregó que el carácter multidisciplinario de la Comisión Especial ha permitido pasar del concepto de multidimensionalidad a sus aplicaciones prácticas.




    • Presentación del señor Jorge Rosas

El señor Jorge Rosas, se refirió al tema “secuestro”. Sobre el mismo indicó lo siguiente (CE/DOT-22/05):


El secuestro se ha convertido en una fuente importante de financiación de la delincuencia organizada y en una amenaza cada día más frecuente para los ciudadanos. El secuestro más común es el que se hace para conseguir el pago de un rescate, pero existen otros, como el secuestro por narcotráfico, el secuestro por ajuste de cuentas, el secuestro virtual, o el secuestro express.
Estas modalidades delictivas han roto los paradigmas tradicionales y han obligado al Estado a adoptar nuevos mecanismos jurídicos y operativos para enfrentarlas. Estos incluyen una mejor integración entre los niveles federales y estatales, la adopción de un marco general de colaboración interinstitucional, el intercambio de información, la integración o conexión de bases de datos, la homologación de ordenamientos, la creación de grupos de planeación, el desarrollo de acciones conjuntas, el perfeccionamiento de mecanismos de coordinación, el énfasis en atención a víctimas, la conscientización de la ciudadanía y el aumento de penas. En algunas jurisdicciones, y previa orden judicial, es posible congelar los bienes del secuestrado y de sus familiares para evitar que se pague rescate. Esto puede llevar a reducir el número de denuncias.
Algunas organizaciones criminales mexicanas tienen vínculos con otros países. Por ejemplo, narcotraficantes en la frontera norte utilizan el secuestro de posibles rivales para proteger su territorio. Esos secuestros no podrían planearse y realizarse sin contar con redes de inteligencia en los países donde viven esos rivales que serán objeto de secuestro.
Las recomendaciones para un posible plan de acción contra el secuestro son:


  1. Crear unidades especializadas en temas antisecuestro, incluyendo unidades de inteligencia;

  2. Dar capacitación a estas unidades, particularmente en manejo de crisis;

  3. Dar capacitación a las autoridades en el uso de telecomunicaciones e intervención de comunicaciones telefónicas;

  4. Crear mecanismos de atención a las víctimas;

  5. Promover el intercambio de experiencias y de técnicas policiales;

  6. Incrementar el uso de bases de datos sobre el modus operandi de los secuestradores;

  7. Desarrollar operativos contra la corrupción de los funcionarios involucrados en la lucha contra el secuestro;

  8. Desarrollar o fortalecer programas de protección de testigos;

  9. Promover la asistencia jurídica mutua;

  10. Promover el intercambio de testigos;

  11. Utilizar la infiltración de agentes, y

  12. Crear mecanismos para dar inmunidad a quienes colaboren con la justicia.

La Delegación de El Salvador señaló que la industria del secuestro había sido grande en su país pero que había sido eliminada. La clave había sido devolver la credibilidad a las autoridades. Gracias a esto, los afectados no dudaban en acudir a las autoridades, que informadas desde el principio sobre el acto delictivo podían utilizar los momentos claves del proceso de secuestro (primera comunicación y entrega de la víctima) para obtener inteligencia para acciones futuras en ese o en otros casos. Otras medidas afortunadas que se tomaron fueron las de depurar las autoridades, crear organismos especializados, y crear un comité de la sociedad civil para apoyar a las familias y a las autoridades en caso de secuestro.




    • Presentación del señor Rodolfo Uribe

El señor Rodolfo Uribe expuso lo siguiente sobre el tema “financiamiento de la criminalidad organizada”:


La globalización ha permitido a la delincuencia organizada entrar a muchos mercados nuevos, ampliar sus operaciones a una inmensa variedad de bienes y servicios, y operar en todo el mundo con mayor facilidad. La delincuencia tratará de dar a gran parte de las utilidades ilegales que obtenga un matiz de legalidad, para así poder disfrutarlas. El proceso para tratar de ocultar el origen ilícito de las ganancias es lo que en términos generales se conoce como lavado de activos.
Las etapas del lavado de activos son las mismas para cualquier tipo de delito económico. Los activos son colocados en el sistema financiero, son ocultados mediante series de transacciones y métodos, algunas muy complejos, y finalmente son integrados, o sea presentados como de origen legal, para que puedan ser disfrutados por los delincuentes y sus asociados. Para enfrentar el problema, se enfatiza la detección y la prevención, pero poco puede hacerse a menos que se cuente con decisión política y cooperación internacional efectiva.
Las unidades de inteligencia financiera son organismos de bajo costo, pequeños, técnicos y de asistencia a las autoridades competentes para atacar algunas de las fuentes de financiación de la delincuencia organizada. Las unidades compilan la información financiera que requieran, la complementan con información de otras fuentes, la analizan y preparan un informe de inteligencia financiera. Las unidades utilizan tecnología de punta, programas de computador especializados y técnicas investigativas tradicionales para identificar patrones atípicos en el comportamiento de activos y para determinar el origen y el destino de los mismos.
Las unidades tienen la misión de poner en conocimiento de las autoridades competentes estas anomalías, pero son estas autoridades las que deben decidir qué pasa con la investigación. Las unidades son apenas parte de la cadena que se necesita para enfrentar este problema. Si la cadena no es fuerte en todas sus partes, será muy difícil evitar que los delincuentes sigan utilizando este camino para incrementar y disfrutar de sus ganancias ilícitas.
Algunas de estas investigaciones son bien dispendiosas y extensas por la complejidad y la magnitud de las redes que participan en el proceso de lavado y por el número de transacciones que se realizan.
Las recomendaciones para hacer más difícil el lavado de activos son:


  1. Incrementar la cooperación y la coordinación nacional e internacional;

  2. Crear sistemas integrados de información;

  3. Dar capacitación a toda la cadena involucrada en la detección, investigación, juzgamiento, y castigo del delito;

  4. Crear o fortalecer las unidades de inteligencia financiera;

  5. Ampliar al sector real la cobertura de leyes contra el lavado de activos;

  6. P

    romover sistemas de información integrados en toda la cadena contra el lavado de activos;



  7. Promover sistemas integrados de inteligencia a nivel regional, y

  8. Abordar el lavado de activos no solo como un tema del narcotráfico sino como mecanismo indispensable de toda la delincuencia organizada.




          1. DISTRIBUCIÓN DE DOCUMENTOS

Previa autorización del señor Jorge Rosas, Titular de la Unidad Antisecuestro de la Procuraduría General de la República de México, la Secretaría distribuyó en sala el documento titulado “Resultados en materia de secuestro 2001-2005”. Posteriormente, la Secretaría publicó el citado documento con la clasificación CE/DOT-22/06.




          1. DELEGACIONES PRESENTES

En la sesión se contó con la presencia de las siguientes delegaciones:




  • Argentina

  • Bolivia

  • Brasil

  • Canadá

  • Chile

  • Colombia

  • Costa Rica

  • Ecuador

  • El Salvador

  • Guatemala

  • Guyana

  • Honduras

  • México

  • Nicaragua

  • Panamá

  • Paraguay

  • Perú

  • República Dominicana

  • Uruguay

  • Venezuela



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje