Página principal

Oracion promes ley presentación la realizará, cuando todos los pasos para la publicación de este proyecto estén dados, el presidente de sca. IntroduccióN


Descargar 2.37 Mb.
Página1/27
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño2.37 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27



ORACION

PROMES

LEY

PRESENTACIÓN
La realizará, cuando todos los pasos para la publicación de este proyecto estén dados, el presidente de SCA.

INTRODUCCIÓN
Hoy he encontrado mi diario. Hacía años que no lo leía, incluso me atrevería a decir, que no recordaba que alguna vez hubiese existido.
He comenzado a leer... recuerdo cuando saqué mi primer suspenso. Yo había estudiado mucho, pero no pudo ser. “El profe me tiene manía”, escribí en aquella ocasión… Escribí lo mal que me sentía. Luego me acostumbré a lo de los suspensos, pero en aquel momento, fue un duro golpe para mi orgullo. Recordé las palabras de consuelo que me dio: “No te preocupes, un suspenso se recupera y verás, como al final, lo consigues”. Por supuesto, superé ese suspenso y todos los que vinieron después, pero siempre recibí las mismas palabras de apoyo.
En una página de mi diario aparece mi primera noche sin llegar a mi hora. Estaba aterrorizada por la reacción de mis padres...Y por supuesto, no estuve de acuerdo con el castigo que me impusieron... Él, volvió a estar a mi lado, comprendiéndome y haciéndome comprender las cosas. Y mi miedo, y mi enfado, desaparecieron.
Mi primer novio...y mi primer desengaño. Estaba hecha polvo, esos ojazos... y prefería sus amigos antes que estar conmigo. “Es que me quitas libertad...” De nuevo, él estuvo a mi lado para consolarme y reconfortarme. Y mi ex, ya no me pareció ni siquiera guapo.
Y vino mi primera borrachera, mi primera noche fuera de casa, mi primera letra del coche,...y siempre, al final de cada episodio de mi vida, él aparecía para estar junto a mí.
Entonces, caí en la cuenta de que había estado a mi lado en todos los momentos duros de mi vida. Era mi amigo. Nunca me pidió nada a cambio y, sin embargo, yo no siempre le di el sitio que merecía.
A pesar de los años que habían pasado, necesitaba hablarle. Y decidí hacerlo. Cerré mi diario y salí corriendo a buscarlo. Cuando lo encontré, le pregunté:
- ¿Por qué siempre has estado ahí? ¿Por qué siempre me has comprendido y apoyado a pesar de no corresponder tu amistad, hiriendo tus sentimientos y fallando a tus esperanzas?
Levantó la mirada, con una expresión de sorpresa, como si hubiese hecho la pregunta más tonta del mundo con una sola respuesta posible, y me dijo:
- “Querida amiga, el día que te vi llegar al grupo, juré que nada, borraría tu sonrisa.”


Esa es nuestra gran recompensa, la sonrisa de cada niño y niña que entra en el escultismo. Y nuestra gran obligación, el que nada ni nadie la borre.


Me faltan las palabras para expresar lo que realmente debe significar este Proyecto para todos nosotros. Tras una gran cantidad de contenidos, metodologías, políticas… está escondido nuestro gran tesoro. El entregarnos en cuerpo y alma por ser felices haciendo felices a los demás, transmitiendo esos valores que nos hacen ser lo que somos.
Debemos pedirle a Jesucristo que nos impregne de ese mensaje de generosidad y amor que nos muestran los Evangelios.
Pedirle que seamos capaces de dar el salto de la comprensión a la acción pues, no basta con entender su mensaje, debemos asumirlo como modelo de vida. Así le serviremos.
Medir nuestra entrega, y preocuparnos por las “heridas” del camino, sería rendirnos al mundo que nos rodea y contra el que tenemos que luchar con nuestras “armas”.
Buscar el descanso, en vez de trabajar por lo que creemos, sería dejar que nuestros sueños no se hicieran realidad.
Dicen que los amigos son la forma en la que Dios cuida de nosotros. Seamos verdaderos amigos de nuestros niños y hagamos Su Voluntad.
Sólo me queda deciros que, por supuesto, no esperéis ninguna recompensa y, si os fijáis bien, juntos, hemos rezado la Oración Scout.
Dos cosas más. Que los latidos de vuestro corazón suenen tan fuertes, que no os dejen oír nada que os aparte de servir plenamente a los demás.
Y, como no podía ser de otra forma…. que ASI SEA.



COLABORADORES

AGRADECIMIENTOS
INDICE

Puedes encontrar el índice detallado al final del Proyecto.

En este documento, que pretende sobre todo educar en la igualdad de los sexos, hemos intentado que nuestro lenguaje se adapte a los nuevos tiempos y elimine las connotaciones sexistas que en ocasiones tiene. A pesar de esto, a veces la economía del lenguaje lleva al uso de la terminología más genérica que, en ningún caso tiene carácter diferenciador.

CAPÍTULO 1
DEL ORIGEN Y LA REALIDAD

DEL ESCULTISMO CATOLICO ANDALUZ.
INTRODUCCION
En la actualidad el Escultismo Católico en Andalucía tiene unas características específicas con un talante concreto que se ha ido forjando a lo largo del tiempo desde su fundación, allá por Noviembre de 1987, en la XLVII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española.
En este caminar de casi ya 20 años de reconocimiento oficial también existieron años de trabajo en la sombra con la propuesta inicial de “Supradiocesana”, muchas veces con más voluntas que acierto y que dio paso a ya una realidad concreta plasmada en la Interdiocesana Andaluza del Movimiento Scout Católico, con una estructura sólida y con una implantación amplia en la geografía andaluza, con su actual denominación de Federación de Scouts Católicos de Andalucía-MSC.
No es cuestión de extenderse mucho en como llegamos aquí ni las “penalidades” que como organización tuvimos que afrontar hasta ser lo que somos en las diócesis andaluzas, pues más adelante en el capítulo del Origen del Escultismo Andaluz se dará amplia respuesta a estas incógnitas.
Lo que quizás tengamos que tener presente y que con facilidad dejamos de percibir es que más allá de los locales de nuestros Grupos, de los problemas de Responsables en nuestras Asociaciones/Delegaciones o de las cuestiones de competencia en nuestra Federación Andaluza, hay una manera global de educar en el tiempo libre y por la cual apostamos, que no es otra que la educación integral de la persona en todas sus facetas, con la necesaria educación del sentido religioso del hombre y la mujer de hoy, con el sentido crítico que enraíza al niño y al joven en su pueblo, en su comunidad, y que le ayuda a transformarlo. Es clave el descubrimiento de la naturaleza como elemento que hay que respetar cada vez más y gozar con su conocimiento, y sobre todo el sentirse unido/a en la fraternidad mundial del Movimiento Scout, como hermandad de todos y de todas al margen de países, razas o credos.
En definitiva o educamos con conciencia crítica y con compromiso de cambio en nuestra querida Andalucía, en el día de hoy y con clara vocación de transformación o nuestro trabajo voluntario como Scout, el cual no es poco, no dará sus frutos para que los hombres y las mujeres de hoy y del mañana se hagan cada vez más libres, responsables, dueños de sí mismos, abiertos a los demás, y activos en la construcción de la sociedad.

Santiago Saborido

1.1.- EVOLUCIÓN HISTÓRICA.
El Escultismo Católico nace en Andalucía a finales de los años cincuenta, inicialmente en Sevilla.
En 1964 la Delegación Diocesana de Escultismo de Sevilla es reconocida por el Cardenal D. José María Bueno Monreal. Por entonces existían Grupos Scouts en la actual Diócesis de Jerez (perteneciente entonces a la de Sevilla).
La Delegación Diocesana de Jerez es aprobada en 1969, con la circunstancia antes mencionada de que Jerez aún no era Diócesis independiente.
En Cádiz existían varios grupos que al no estar asociados dependían de la Delegación de Jerez, hasta el año 1977 en el que se constituye la Asociación Diocesana de Escultismo de Cádiz y Ceuta.
En 1985 es erigida canónicamente la Asociación de Granada.
Málaga, teniendo grupos formados desde el año 1969, los mantiene adscritos a Jerez o Cádiz hasta el año 1987 en el que es aprobada la Asociación de Málaga.
Posteriormente se crearon las Asociaciones diocesanas de Huelva, Jaén, Almería y Córdoba que han completado la presencia del escultismo católico en toda Andalucía.
Ya en 1975 se dan los primeros pasos para la creación de una organización que aglutinara el Escultismo Católico Andaluz constituyéndose la SUPRADIOCESANA ANDALUZA DEL MOVIMIENTO SCOUT CATOLICO DE ANDALUCIA Y BADAJOZ, que posteriormente modificó su denominación pasando a ser INTERDIOCESANA ANDALUZA DEL MOVIMIENTO SCOUT CATOLICO y actualmente FEDERACIÓN INTERDIOCESANA DE SCOUTS CATOLICOS DE ANDALUCIA.
Pero no fue hasta 1985 cuando se consiguió crear una clara conciencia de la necesidad de unidad de nuestro escultismo. En 1986 se reorganiza la INTERDIOCESANA y se empiezan a dar los pasos para constituirla como una auténtica FEDERACIÓN de Asociaciones-Delegaciones con un funcionamiento autónomo y al servicio de estas. Es la época de ir dotándola de estructura propia y llenándola de contenido.
En 1987 es erigida canónicamente por la Conferencia Episcopal Española.

1.2.- EVOLUCIÓN ORGANIZATIVA
Tal y como se ha comentado anteriormente, la fundación de esta Federación nace de la suma de voluntades de asociaciones-delegaciones independientes que desarrollaban su labor en el misma área asistencial pero en un campo geográfico diferente. Con el paso del tiempo, la Federación adquirió entidad propia hasta el punto de promover la creación y el desarrollo de nuevas asociaciones que completasen la oferta en todo el territorio andaluz.
Por tanto, en SCA podemos encontrar dos tipos de asociaciones federadas. De un lado las que ya desarrollaban su labor educativa antes de integrarse, como es el caso de las Asociaciones-Delegaciones Diocesanas de Sevilla, Jerez, Cádiz o Granada. Por otro lado, podemos encontrar otras asociaciones que, bien han sido íntegramente promovidas por SCA, como es el caso de las A.D.E.s de Córdoba y Jaén, o bien han sido apoyadas sobre una base existente, como es el caso de Málaga, Almería y Huelva.

1.3.- EVOLUCIÓN POLÍTICA - LIDERAZGO
Desde su creación en 1987, salvando pequeños periodos en los que una comisión gestora asumió el cargo, han sido seis los presidentes que han desempeñado sus funciones en SCA.
Miguel Ángel García Luque (1987-1990)

Antonio Luis Barrera Ortega (1990-1994)

Francisco Lara Vega (1994-1996)

José María Cabrera de Amores (1996-1998)

Santiago Saborido Piñero (1998-2003)

Javier Alcázar Albandea (2003- actualidad)


Debido a la escasa profesionalización de la gestión de la Federación en sus inicios, la documentación existente en los archivos de esta entidad es escasa y se encuentra muy desorganizada, lo que a efectos prácticos se equipara a la inexistencia. Es a partir de 1996, con la incorporación de un técnico fijo en la sede de la Federación cuando empieza a sistematizarse el archivo.
Coincide esta apuesta por la profesionalización con un decidido cambio en la dirección de SCA. Es en este periodo cuando se apuesta por una Federación con espíritu propio, que asuma personalidad por si misma, y que, sin dejar de prestar servicios a las asociaciones tal y como había hecho hasta el momento, promocione su estructura interna para el desarrollo de actividades y programas que afecten al global andaluz. Sin embargo, este proceso adquirió mayor relevancia en las Asociaciones más jóvenes. En palabras de Santiago Saborido, presidente vigente en 1998:

En aquel momento nos planteamos la necesidad de integrar y aglutinar en torno a la necesidad de sentirnos parte de un mismo proyecto común, SCOUTS CATÓLICOS DE ANDALUCÍA. Sin embargo, la conciencia de esta idea integradora se sintió con más fuerza en asociaciones de una creación más reciente (Andalucía oriental principalmente), ya que son aquellas que necesitan los servicios más directos de la Federación; siendo las asociaciones más numerosas en miembros, y a la vez las más autosuficientes las que quizás no tuvieran clara la idea de Federación como conjunto de unidad de esfuerzos por razones de autosuficiencia en la gestión de los propios servicios.”


A raíz de este cambio en el liderazgo de la Federación, se fortaleció la idea de ente con idiosincrasia propia. Es en esta época cuando comienza la producción de publicaciones que tratan de homogeneizar la metodología aplicada por las distintas asociaciones-delegaciones. Esta labor se pretende consensuada entre todas ellas, por lo que se generalizan las reuniones de coordinación a nivel andaluz en todas las áreas. Sin embargo la elaboración de muchos de estos proyectos se demora en el tiempo debido fundamentalmente a la inconstancia y variabilidad de los participantes en estas coordinadoras, lo que hacía muy difícil avanzar en el trabajo.
Ante esta situación, se optó por la creación de la figura del “experto”. Los expertos eran escogidos de entre los asistentes a las mesas (2 o tres por mesa), y se les delegó la responsabilidad de sacar adelante las misiones concretas que tenía cada una de las coordinadoras, soslayándose el inconveniente de la falta de quórum en las reuniones. La financiación de su asistencia a las reuniones corría por cuenta de la Federación.
Es en el campo de representación social donde tal vez más se haya notado este cambio en la orientación de SCA, motivado por el reforzamiento del liderazgo. Un hito en este aspecto fue la movilización solicitando el cambio de la legislación que regula las actividades en espacios naturales en Andalucía.

Con el lema “La Junta le pone vallas al monte”, se organizaron una serie de actuaciones con el fin de solicitar la modernización de la ley que databa de la época franquista. Para ello se mantuvieron conversaciones con la Consejería de Medio Ambiente y el Defensor del Pueblo Andaluz. Finalmente se acabó con la publicación en febrero de 2000 del Decreto de Marchas y Acampadas.

Este hecho acabó de posicionar a SCA como una asociación con gran peso en el campo de intervención social en Andalucía.
Es a partir de 1999, con la segunda presidencia de Santiago Saborido, cuando se fijó como objetivo la presencia de SCA en los medios de comunicación. Se potenció el área de Comunicación e imagen, y comenzaron a enviarse sistemáticamente notas de prensa a los distintos medios de comunicación.
El programa “La Junta le pone vallas al monte”, marcó un punto de inflexión ya que, a partir de este momento, SCA tomó conciencia de la gran importancia que tiene la difusión de todas sus actividades. De hecho uno de los objetivos que se ha mantenido presente en todas las programaciones de la Federación desde entonces ha sido el de “Hacer presente el trabajo diario de nuestra Federación en la Sociedad, potenciando la visibilidad de nuestra acción educativa”.
Con respecto a la presencia de SCA en Internet, es de destacar que existe una página presencial, con información básica de contacto y descripción somera de la actividad desarrollada, desde 2000. Si bien, no ha sido hasta 2003 cuando se han incluido servicios interactivos que permiten la gestión interna y que mejoran la comunicación con las asociaciones en cuestiones como el censo o los seguros.

1.4.- REALIDADES ACTUALES

La Federación de Scouts Católicos de Andalucía (SCA en adelante) es la entidad que agrupa a las diferentes Asociaciones-Delegaciones de Scouts Católicos existentes en Andalucía.


Cada Asociación-Delegación es autónoma y la Federación trabaja para coordinar a todas ellas en un objetivo común: HACER ESCULTIMO CATÓLICO EN ANDALUCIA.
Partiendo de esta idea la Federación ha ampliado paulatinamente los servicios que ofrece a las Asociaciones: representación, formación, gestión administrativa, apoyo pedagógico, tramitación de documentos, consecución de convenios, publicaciones, relaciones, imagen, política juvenil, etc.
Cuenta en la actualidad con más unos 6000 scouts inscritos, de ellos 1.100 voluntarios/as (responsables) repartidos por toda la geografía andaluza, donde existen más de 80 Grupos Scouts repartidos por todas las provincias. Además existen 8 Asociaciones, una en cada provincia (excepto Granada) y dos en la provincia de Cádiz (Cádiz y Jerez, correspondientes la las diócesis de “Cádiz y Ceuta” y “Asidonia-Jerez” respectivamente).
Son los Grupos Scouts los que realizan directamente la labor de educación con los chavales, es por tanto dónde existe el mayor número de voluntarios/as. Para unir fuerzas y aprovechar recursos, estos Grupos se asocian a nivel de Diócesis.
La Federación tiene su sede en Jerez, debido a que el mayor número de Grupos se encuentran en la provincia de Cádiz.
Si el objetivo general de la reforma del Proyecto Hércules es definir que tipo de Escultismo Católico Andaluz queremos o necesitamos para los próximos diez años, es necesario partir de la base sobre la que se trabaja en la actualidad, con sus carencias y necesidades.
Intentamos a continuación estructurar algunas ideas que pueden ser de utilidad para el análisis que planteamos.
En primer lugar presentamos un gráfico que resume los elementos a considerar.

Lo que intentamos transmitir en este esquema es que, básicamente, Scouts Católicos de Andalucía proporciona una serie de estructuras para que unas personas, utilizando una serie de recursos, pongan en marcha un método que conduzca a una transformación de la sociedad.
Sin embargo, no se puede considerar a las personas, recursos o método de una manera aislada, porque todos están insertos en la sociedad. Pongamos un ejemplo: No tiene sentido hablar de la pérdida de valores generalizada entre los jóvenes de la sociedad actual, y que este sea uno de nuestros frentes de trabajo, si no tenemos en cuenta que nuestros responsables también están inmersos en ese proceso de pérdida de valores, y que tal vez el escultismo no se sienta o entienda como antes. Por decirlo de una manera científica, lo que hemos representado arriba es un modelo coevolutivo, es decir, que nosotros tenemos la capacidad de transformar nuestro entorno, pero nuestro entorno también nos condiciona.
Por tanto, en el estudio que nos proponemos realizar acerca de la realidad de Scouts Católicos de Andalucía, es necesario tener en cuenta esta dualidad.
1.4.1.- Estructuras.

Respecto al apartado de estructuras, creemos que sería interesante analizar como es la organización en la que nos apoyamos para el desarrollo de nuestra labor educativa y de alguna manera situarla en el marco genérico de las asociaciones nacionales que desarrollan actividades similares a las nuestras. Podemos tomar como referencia el estudio que hizo la Fundación Tomillo respecto al trabajo desarrollado en el Tercer Sector de Acción Social.

Podemos observar como las organizaciones que operan en el (territorio español) constituyen un sector muy joven, pues aproximadamente un 47% de las mismas se han constituido en la década de los 90 y sólo el 18% de las entidades actuales datan de antes de 1980.
El Directorio de ONG de acción social recoge más de 11.000 entidades, de las cuales el 77% son asociaciones, un 22% fundaciones y el 1% restante se refiere a federaciones y confederaciones.
La mayor parte de las entidades se ubican en Madrid (17,9%), Cataluña (17,6%) y Andalucía (14,2%).
En cuanto a la especialización, el 30% de las entidades realiza actividades dirigidas a la infancia o la familia y el 29% se dedica total o parcialmente a los jóvenes…
El 75% de las ONG de acción social desarrollan su actividad en el ámbito geográfico autonómico.
El 82.5% de ellas tiene establecido un acuerdo o convenio de gestión de servicios con algún organismo público…
El sector está formado por microentidades (teniendo en cuenta los ingresos), el 50% de ellas tiene 20 trabajadores o menos, las subvenciones tienen un peso mayoritario en la estructura de ingresos (en torno al 53%) y destinan casi el 50% del gasto total a la ejecución de actividades.
Respecto a la estructura laboral que presentan, hay que destacar, en primer lugar, que el 78% de los trabajadores de las ONG de acción social son voluntarios, frente al 22% restante que tiene una relación laboral de asalariado con la entidad. Son las grandes ONG las que cuentan con más trabajadores voluntarios.
El empleo en este sector presenta un alto grado de feminización (el 62% de los trabajadores son mujeres) y también los trabajadores son muy jóvenes (el 75% tiene 35 años o menos y sólo un 4,4% de los voluntarios supera los 65 años de edad).
Los voluntarios tienen, con carácter general, un alto nivel de estudios (más del 50% tiene titulación universitaria media o superior).
La evolución del número de voluntarios de las entidades de acción social en estos años ha sido muy positiva, lo cual es muy significativo: de los 286.000 en el año 1996 se ha pasado a casi 1.100.000 en el año 2000.
La estructura de SCA es bastante plana dado su tamaño. Desde los responsables de base, hasta el máximo responsable en el mismo campo a nivel federativo solo hay 3 niveles jerárquicos, gracias al establecimiento de mesas coordinadoras con participación directa de las bases.

Es de destacar que el hecho que tal vez este modificando con más fuerza el entorno en el que nuestra Federación desarrolla su actividad es la reducción del tercer sector social. Tradicionalmente el tercer sector social ha cubierto los huecos que ni la empresa privada ni el sector público podían alcanzar.


Sin embargo, la sociedad española está madurando, de forma que todas las piezas del puzzle que se muestran en el gráfico anterior, están evolucionando. Las empresas privadas se están especializando y profundizan en actividades que con anterioridad habrían sido impensables para ellas. De igual manera, las organizaciones públicas están abriendo el abanico de actividades sociales que antes ofrecían, entrando como un “competidor” más en este terreno.


Los resultados prácticos son que se está endureciendo cada vez más la situación competitiva dentro del tercer sector.
La estructura de funcionamiento de este movimiento es muy sencilla, repitiéndose los mismos patrones en distintos niveles. Sobre una base de participación amplia se eligen coordinadores que dinamicen las actividades y reuniones a la vez que ostentan la representación del grupo en un foro de participación jerárquicamente superior.
Grupo: Es el organismo básico de nuestro escultismo, si bien metodológicamente existen unidades inferiores dentro de cada rama scout, para desarrollar una de las características fundamentales del escultismo: “la vida en pequeños grupos”. Puede tener hasta cinco ramas (Castores, Lobatos, Rangers, Pioneros y Rutas). Todas ellas dirigidas y coordinadas por sus respectivos responsables y por el/la responsable o responsable de grupo.
Asociación/Delegación: Todos los grupos que pertenecen a una misma diócesis se unen para constituir una Asociación o Delegación Diocesana de Escultismo. El patrón básico de estas entidades se mantiene entre si y con respecto al grupo. De esta forma la figura del presidente/delegado se erige como máximo representante de la Asociación-Delegación, a la vez que se abren más puestos de coordinación para el desarrollo de actividades y servicios que los grupos por si solos no tienen capacidad para ofrecer. Esta es en esencia la razón de ser de las Asociaciones-Delegaciones. Entre estas actividades podemos destacar: dar entidad jurídica, la formación, la búsqueda de fondos o la gestión de subvenciones.

Se da el hecho de que cada una de las áreas asociativas es desarrollada por responsables que en muchos casos comparten esta labor con la propia de los grupos a los que pertenecen, siendo muy pocos los que están “liberados” para su dedicación exclusiva a la asociación.


La actuación ejecutiva del presidente y su equipo es sancionada de modo asambleario anualmente.

Son miembros de esta asamblea todos los responsables de los grupos que integran una asociación-delegación.


Para el seguimiento y participación de los grupos de la actividad asociativa, se han establecido una serie de reuniones (Consejos), en los que el Presidente rinde cuentas a la vez que difunde información a todos los “responsables de grupo” de su asociación. En estas reuniones, también se toman decisiones que incumben a todos los grupos, de manera que las actuaciones que decida llevar a cabo la asociación deberán ser aprobadas aquí, de esta forma se conseguirá que todas las actividades sean secundadas y apoyadas por todos sus miembros, nunca impuestas.

Esto es así con respecto a la labor gestora, estableciéndose ciertos paralelismos con la actividad pedagógica, núcleo de esta asociación. Todos los responsables de una misma rama de la asociación se reúnen periódicamente para establecer objetivos y actividades comunes. De entre ellos se elige un coordinador que moderará las reuniones y representará a la asociación en las mesas de coordinación a nivel andaluz. Estas mesas tienen un elevado grado de autonomía en su labor pedagógica, si bien en el ámbito de gestión están supeditados al control del Animador Pedagógico de la asociación.


Federación: Agrupa a las asociaciones-delegaciones existentes en las diócesis de Andalucía. Como se comentó al tratar el origen de esta Federación, su finalidad última ha evolucionado desde la mera prestación de servicios a las asociaciones-delegaciones, hacia un papel de nudo de conexión de las diferentes asociaciones. De forma que ha ganado entidad propia, promoviendo y asegurando actividades y planes de desarrollo con unos estándares de calidad elevados.
Su estructura viene a ser una repetición del patrón antes comentado en niveles inferiores. Partiendo de una base asamblearia, en la que participan todos los responsables de Andalucía, se establece un equipo directivo que gestionará la Federación por un plazo de 3 años. Se establece un sistema de control, por el cual los presidentes de las asociaciones se reúnen con el equipo federativo para evaluar la marcha de sus actividades. Estas reuniones (Consejos Interdiocesanos), son usadas de igual modo como herramienta para la difusión de la información. Tienen lugar unas 3 veces al año.
A nivel operativo, la mesa de Animación Global es la de mayor importancia dentro del organigrama de SCA, puesto que es la encargada de velar por la calidad de las actividades que desarrollan todos los grupos de Andalucía. Para ello estructura su actuación en dos bases fundamentales: La Animación Pedagógica (estructurada en base a mesas de trabajo) y la Escuela de Formación para la formación de los responsables. De ambas realidades se desarrollarán capítulos independientes en este Proyecto.
A nivel administrativo, la profesionalización de la gestión se ha desarrollado paulatinamente. Desde 1987, gracias al programa de promoción de empleo de la Junta de Andalucía “Andalucía Joven” se ha contado con personal que ha desarrollado las labores de secretaría técnica, a nivel asociativo individualmente (Granada, Sevilla, Málaga y Jerez) en primer lugar y en la sede de la federación posteriormente.
Sin embargo, debido a las características de este programa de subvenciones, los contratos eran de una duración limitada e improrrogable de seis meses. Ante la inestabilidad que creaba esta situación, se optó, desde la primera candidatura de Santiago Saborido (Enero 1997), por la contratación de un técnico que gestionase el cada vez mayor volumen de información que manejaba la creciente federación.

El paso definitivo hacia la profesionalización de la gestión se dio en febrero de 2002, cuando se abrieron 2 puestos más, especializándose las funciones de cada uno de ellos. De esta forma, se crea una secretaría técnica, con funciones de administración interna, una técnica en subvenciones, con la misión de gestionar los trámites administrativos y asegurar la calidad de los proyectos presentados a programas de subvención, y un secretario técnico para la Escuela de Formación, entidad adscrita a SCA, pero de gestión independiente.


1.4.2.- Método.

A lo largo del capitulado del presente Proyecto se podrán leer distintos capítulos en los cuales quede reflejado extensamente el método de Scouts Católicos de Andalucía.

Damos ahora una muy somera visión: el método scout se adecua a cada una de las realidades sociales en las que se pretende educar. Para una primera adaptación de este método se divide a los chavales en 5 Ramas (subdivididas a su vez en pequeños grupos), con una aplicación especial del método a cada estadio evolutivo, denominándose de la siguiente forma:



  • Castores: de 6 a 8 años a su vez divididos en “madrigueras”

  • Lobatos: de 8 a 11 años a su vez divididos en “seisenas”

  • Rangers: de 11 a 14 años a su vez divididos en “patrullas”

  • Pioneros: de 14 a 17 años a su vez divididos en “equipos

  • Rutas: de 17 a 20 años a su vez divididos en “clanes”

Cada una de estas unidades o ramas dentro del grupo está coordinada por un equipo de responsables (denominado Kraal), que son los encargados de dinamizar y monitorizar el crecimiento y desarrollo cada uno de los educandos, proponiendo actividades atrayentes para ellos y fomentando su participación activa. Cada grupo está a su vez liderado por un “Responsable de Grupo”. El será el encargado de la comunicación y buen funcionamiento de las distintas ramas, a la vez que representará a la globalidad del grupo ante la asociación.
1.4.3.- Recursos formativos

El campo de la formación en animación sociocultural es uno de las áreas de actuación de SCA. Tradicionalmente tan solo han operado las escuelas de tiempo libre de las distintas asociaciones de voluntariado que trabajan en este sector, con la finalidad de formar a sus monitores para que puedan desarrollar su actividad. En esta línea podemos encontrar las escuelas de Cruz Roja, Cáritas, Scout,… Sin embargo, desde que la animación sociocultural se ha empezado a considerar como un sector con un potencial de creación de riqueza, un nuevo yacimiento de empleo (en términos de la Comunidad Europea), es posible observar la proliferación de escuelas privadas de tiempo libre que dan servicio a una serie de personas que se aproximan a esta formación desde otra perspectiva distinta a los voluntarios. En palabras de la Directora de la Escuela de Formación de SCA:

Los voluntarios comienzan a trabajar en una organización, y una vez dentro se dan cuenta de las necesidades educativas que tienen para poder desarrollar su trabajo, por este motivo acuden a la formación. La perspectiva de los alumnos de las escuelas privadas es distinta, en este caso, ellos buscan trabajo, y para capacitarse, acuden a la formación que les ofrecen las escuelas de tiempo libre”.
1.4.4.- Personas.

Respecto a las personas consideramos que sería muy interesante estudiar cuál es el perfil de los miembros de nuestro movimiento. Con esto en primer lugar evaluaremos el potencial de nuestro activo más valioso. De igual forma, estaremos pulsando sobre una parte importante de la sociedad, con lo que nos podremos hacer una idea de dónde y cómo trabajan nuestros grupos.

Con este fin, se redactó un cuestionario dirigido a los responsables de todas nuestras asociaciones. Los datos que aquí se representan son reflejo de la realidad de 150 responsables que asistieron al encuentro “SCAlada al Olimpo”, celebrado en Antequera del 18 al 20 de Noviembre de 2005.

A este encuentro asistieron responsables de 7 de las 8 diócesis en las que Scouts Católicos de Andalucía tiene presencia. En la siguiente tabla ponemos de manifiesto en nº de respuestas y la representatividad que ofrecen.






Encuestados

% Sobre el Total de Responsables

Almería

12

23,52

Cádiz

26

16,88

Córdoba

6

13,95

Huelva

4

3,41

Jaén

30

35,71

Jerez

52

21,57

Sevilla

20

26,31

Málaga

0

0

Total

150

18,67

Teniendo en cuenta estos porcentajes, y asumiendo los sesgos que la muestra puede incluir, consideramos que los resultados pueden generalizarse para el global de Federación.


Comenzaremos comentando en primer lugar las principales variables demográficas de los responsables de Scouts Católicos de Andalucía. El objetivo fundamental de este apartado es realizar un perfil tipo del responsable que trabaja en nuestros grupos.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje