Página principal

O. N. G. sin fines de lucro. Pers. Jurídica 51/99 Domicilio Legal: San Martín 840


Descargar 8.86 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño8.86 Kb.
O
.N.G. sin fines de lucro. Pers. Jurídica 51/99

Domicilio Legal: San Martín 840 - Tel. Sede: 444039

Part.: 02652-1550-8099 - e-mail: adeuco2001@yahoo.com

_____________________________________________________________

LOS AUMENTOS, LA RECESION, EL DESEMPLEO Y LA CAIDA DE INGRESOS MODIFICARON El PERFIL DE LOS CONSUMIDORES


No hace falta ser muy observador para concluir que las ventas en los supermercados se derrumbaron significativamente – no necesariamente la facturación - con relación a los dramáticos finales del año 2001. Una consecuencia lógica de la crisis, y de “estrategias” – elaboradas o no - de supervivencia de consumidores precarizados. Marcas más baratas, a comprar lo justo, regresan al almacén, y hasta el retorno de “la compra suelto”, forman parte de un nuevo, y forzado perfil del consumidor puntano.

Todo esto, enmarcados en una economía inundada de “monedas” (lecop; pesos; ticket canasta; lecor; patacones, etc.), la falta de efectivo, las restricciones en la venta de determinados productos, y las ansias por abastecerse que tienen los consumidores por temor a “tiempos peores”.

Los puntanos compran menos y se intentan adaptar a hábitos de consumo propios de una situación de emergencia, lo cual no es para nada simple por cuanto estamos impregnados por una cultura consumista profundamente instalada, sobre todo a partir de la década del “90.

LA ECONOMÍA REAL


Relevamientos propios – vale decirlo, ADEUCO viene realizando control de precios desde principio del año 2000 – nos permiten reflejar con claridad los aumentos incesantes que se han venido registrando, incluso en épocas de convertibilidad. Un estudio publicado la semana pasada, determina que sobre una canasta de 25 productos, el aumento promedio en los últimos dos años (sep-2000/2002) fue del 94,4%. Entre marzo/octubre del corriente año, sobre una canasta de setenta (70) productos -–que incluye rubros como lácteos; carnes; verduras y frutas; limpieza y varios; harinas y cereales; panadería; condimentos y conservas, y bebidas – el aumento promedio acumulado es del 47,6%. En la semana del 7 al 14 de Octubre, el aumento acumulado sobre la misma canasta de 70 productos fue del 6,9%. Recientemente, una consultora nacional – ACNielsen – difundió un estudio donde se registraba una baja del 10% en las ventas de alimentos, durante el primer semestre del año en curso.

NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE

No solo los productos de la canasta alimenticia subieron como por ascensor. Si tomamos otros rubros – siempre de fuente propia – podemos ver que nada estuvo al margen de los incrementos. En los primeros seis meses del año, una canasta compuesta por 25 medicamentos relevados en las farmacias puntanas experimento una suba promedio del 65,6%, mientras que entre Abril y Agosto ultimo, los combustibles tuvieron reiterados aumentos. El Gas Oíl se incremento en un 70%; la nafta común en un 53%, la ecológica en un 29%, y la super en un 46%. Obvio que los aumentos no se detienen, y consecuentemente los promedios varían, pero siempre para arriba y no para abajo. No mencionamos aquí los aumentos en las tarifas de servicios públicos – en abierta violación a la ley 25.561 de Emergencia Publica y Régimen Cambiario – y privados (medicina prepaga; tv cable, etc.)



UN ESTADO AUSENTE

Ante este panorama, los consumidores percibimos un estado ausente. Pero esto, no es producto del accionar de un gobernante en particular, como simplistamente muchos creen. Es un problema estructural relacionado a concepciones que “construyeron” un estado que “no puede intervenir en la economía”, reducido a una caja recaudadora con lo cual “honrar” nuestras deudas con los acreedores externos y los organismos financieros internacionales.


POLITICAS ACTIVAS
Reconstruir un estado que nos proteja implica desarrollar políticas activas tendientes a fijar precios de referencia para frenar los aumentos de los productos esenciales, profundizar las políticas sobre medicamentos genéricos y la producción estatal, y regular el petróleo en boca de pozo, solo para citar tres medidas que, enmarcadas en una refundación macro-politica, económica e institucional, nos posibilitaría comenzar a transitar un camino en beneficio de los intereses populares, y desandar otro camino, el de la entrega de nuestro patrimonio y la destrucción de nuestra economía.

Jorge Olguin



Presidente de ADEUCO

Octubre 2002


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje