Página principal

Nelly Omar biografia


Descargar 104.81 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño104.81 Kb.
Nelly Omar

BIOGRAFIA
El 10 de septiembre de 1911 nació en la ciudad de Guaminí, al oeste de la provincia de Buenos Aires, zona agrícola y ganadera de grandes estancias, Nilda Elvira Vattuone. Justamente, en la estancia “La atrevida” trabajaba su padre como capataz, don Marcos Vattuone. Ella heredó el oficio de cantante de su propio padre, que era guitarrero. Tuvo muchos hermanos, pero solo dos mujeres siguieron sus pasos: Elena, llamada Gory, que con el tiempo fue la mujer del poeta Julián Centeya y Nilda, que cambió su nombre por Nelly. Su dicción, su fraseo, su perfección técnica, su buen gusto, en resumen, su calidad interpretativa, hacen de Nelly Omar una cancionista ejemplar y paradigmática, que hoy con sus casi cien años, nos sigue deleitando con su voz aún fresca.
La propia Nelly me contó que su padre era conocido de Carlos Gardel y que en varias oportunidades, cuando visitaba la ciudad de Buenos Aires, fueron juntos al hipódromo. «Cuando en 1918 Gardel se apareció por el pueblo, junto a José Razzano, mi padre y otros vecinos se pusieron a vender entradas y organizaron la presentación del dúo. El teatro se llenó. Luego pasaron por mi casa. Con mis hermanos observábamos todo a través de una ventana. Mi padre, como buen italiano de entonces, no nos dejaba mezclarnos con los mayores. Me quedó grabada su imagen. Gardel gordo y peinado con raya al medio».
El año 1924 encuentra a Nelly en Buenos Aires. Se presenta a realizar una prueba para completar elenco, ante el conjunto nativista “Cenizas del fogón”, y es aceptada de inmediato. El conjunto actúa en Radio Rivadavia, y además de cantar, nuestra muchacha tiene breves participaciones como actriz.
En los años 1932 y 1933, en la misma emisora y en otras radios que ocupaban el mismo edificio (Radio Mayo y Splendid), se presenta junto a su hermana Nélida para cantar a dúo. “Hacíamos temas camperos, ritmos de la provincia de Buenos Aires: milongas, estilos, canciones. Los tangos los hacía yo sola”.
Como hecho curioso podemos destacar que las muchachas cambiaron sus nombres, nuestra Nilda pasó a ser Nélida, más precisamente Nelly y Nélida, tomó el Nilda de su hermana. Poco tiempo después se integró a otro conjunto de parecidas características: “Cuadros argentinos”. Un radioteatro de Radio Stentor que, luego de finalizado, se presentaba en diversos escenarios de barrios y ciudades del interior.
“Este grupo tenía la dirección de los hermanos Julio y Alfredo Navarrine, y también de Antonio Molina, con quien me casé en 1935, y fue una desgracia. Estuve casada ocho años y debí separarme a los dos meses, pero el cariño por mi suegra, una segunda madre para mí, me lo impidió”.

El entonces famoso actor teatral Enrique De Rosas opinó: “Es la voz diferente”.


Sus actuaciones prosiguen y su popularidad se refleja en 1937, cuando un gran plebiscito radiotelefónico de la Revista Caras y Caretas la reconoce como la primera entre las cancionistas.
En 1938, con motivo de presentarse en un cine de la localidad de Valentín Alsina, el locutor tiene el pésimo gusto de apodarla “La Gardel con polleras”, y a través del tiempo y hasta el presente, la falta de imaginación y la tilinguería de los presentadores, sigue repitiendo este poco feliz mote.

Es el momento de esplendor de nuestra artista, que se presenta en las principales radios, acompañada por las figuras del momento. Tales los casos de Libertad Lamarque y Agustín Magaldi, entre otros. Las ideas y los libretos de sus programas son hechos por Enrique Cadícamo y Homero Manzi, con quien inicia una relación amorosa que se mantiene por varios años.


Se dice que el tango “Ninguna” tiene su letra inspirada en ella; posiblemente Manzi le haya dedicado algún otro pero de ninguna manera “Malena”, que lo escribió inspirado en Malena de Toledo, una cantante argentina que conoció en San Pablo, Brasil, cuando regresaba a Buenos Aires de un viaje a México.
No llegó a grabar en la medida de su éxito y de su calidad, algo habitual para las voces femeninas, no atractivas para las compañías grabadoras.

Llega al disco, en el sello Odeón, por mediación de Francisco Canaro en el año 1946. Deja registrados diez temas: el 28 de enero, “Adiós pampa mía” y “Canción desesperada”; el 8 de octubre: “El Morocho y el Oriental” (por Gardel-Razzano) y “Rosas de otoño”; el 26 de marzo del año siguiente: “Sentimiento gaucho” y “Sus ojos se cerraron”; el 28 de mayo: “Déjame, no quiero verte nunca más” y “La canción de Buenos Aires”; y finalmente, el 22 de octubre sus dos éxitos espectaculares: “Desde el alma” y “Nobleza de arrabal”, este último con letra de Homero Manzi.


En el cine actuó en dos películas de segundo orden, la primera de 1940 “Canto de amor”, dirigida por Julio Irigoyen, donde también actúa el cantor Carlos Viván. La otra película es “Melodías de América”, estrenada en enero de 1942 y dirigida por Eduardo Morera, el responsable de los cortos de Gardel; allí canta “El aguacero” de Cátulo Castillo y José González Castillo.
En ese mismo año, la Sociedad de Autores y Compositores le rinde un homenaje en el local nocturno “Novelty”, le entregan una medalla y la rebautizan “La voz dramática del tango”.
Hablando de su carrera, Nelly nos confiesa que no le gusta pedir, “andar golpeando puertas. Me sentiría muy mal si supiera que estoy cantando de favor. Una sola vez en mi vida alguien intercedió para que se me permitiera actuar en Radio Splendid. Fue Evita, y no porque yo se lo pidiera. Ella no entendía como no me concedían un espacio. Le gustaba como cantaba y mucho más que cantara las cosas nuestras. Retribuí ese gesto grabando la milonga “La descamisada” y la marcha “Es el pueblo”.
Durante el tiempo restante del gobierno peronista, Nelly Omar actuó en las grandes fiestas populares que organizaba el gobierno. «Yo nunca fui política, participaba porque era peronista, de Perón y Evita».
Cuando llegó el golpe de Estado denominado “Revolución Libertadora” que derrocó al General Perón en 1955, todos los artistas que apoyaron al gobierno destituido vieron anuladas sus posibilidades de trabajo, entre ellas Nelly Omar, quien estuvo silenciada casi hasta nuestros días.

En esos difíciles tiempos rumbea hacia el Uruguay y luego para Venezuela. En 1966 se presenta fugazmente en televisión y recién a fines de los años ‘70 y principios de los ‘80 graba con los guitarristas Roberto Grela, José Canet y luego con la orquesta de Alberto Di Paulo.


En diciembre de 1997, con 86 años de edad y con una voz diáfana e increíblemente joven, con la dignidad de los grandes, graba un compacto incluyendo algunos estrenos donde se destacan “Comme il faut” de Arolas, con letra de Gabriel Clausi y otros dos, con letras de quien fuera su último compañero en la vida, Héctor Oviedo: “La piel de vivir” y “Por la luz que me alumbra”; la acompañan las guitarras de Bartolomé Palermo y Paco Peñalba.
Actuó en la película documental Café de los maestros (2008) dirigido por Miguel Kohan y en el álbum Café de los Maestros Vol. 1 y 2 (2005) producido por Gustavo Santaolalla en el que registró Viejo jardín.

Con sus 95 años, Nelly Omar pone el broche de oro del 2º Festival Internacional de Tango en Justo Daract, Provincia de San Luis.

'Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.
En la "Discográfica Odeón", por medio de Francisco Canaro, realiza diversas grabaciones desde 1946.

"Adiós pampa mía"

"Canción desesperada"

"El Morocho y el Oriental"

"Rosas de otoño"

"Sentimiento gaucho"

"Sus ojos se cerraron"

"Déjame no quiero verte nunca más"

"La canción de Buenos Aires"

"Desde el alma"

"Nobleza de arrabal". De Homero Manzi con quien estuvo ligada sentimentalmente.

OMAR NELLY

Ver Discografía

Ver DVDs



Biografia:
Nelly Omar representa una de las expresiones más genuinas del canto nacional, entendido esto como una síntesis feliz de lo criollo o campero, y el tango, de ubicación urbana y/o suburbana.
Expresión estética ésta de profunda belleza particular que se inserta, precisamente por su particularidad, en un arte universal, común a todos los pueblos del mundo. La canción popular tiene eso, envuelve el sentimiento de los pueblos en letra y música, livianas, fáciles quizás, que tienen la virtud de captar los valores sencillos, inmediatos, donde la fugacidad se confunde con lo eterno.
De aquel lejano debut, siendo ella una chiquilla, han pasado más de sesenta y cinco años. Tiempo que encierra más que una carrera artística, el tránsito vital de una "cancionera", una heroína (como fue Edith Piaff para los franceses o Amalia Rodríguez para los portugueses), susceptible de alcanzar la categoría del mito, dimensión ésta que involucra la lejanía del éxito momentáneo o circunstancial. El mito resume lo ideal y lo real, el claroscuro de lo misterioso y divino, lo alegórico y lo histórico. El arte de Nelly Omar, si bien lo ejerce desde sus inicios en "la gran ciudad", ésta es Buenos Aires, se puede decir que no ha sido tan violentamente erosionado por el "arte culto". Y es cierto, sí, su frecuencia con la poética de Homero Manzi (por ejemplo), con fuertes lazos ésta con la poesía literaria, no desdeña (nunca lo hizo) un criollismo auténtico donde sobresalen piezas como "Paciencia", "Misterio", "Tu vuelta", "Chumbale a los perros", "Alma en pena" (la canción de A. Fleuri y M. Paiva) y tantas obras de músicos y poetas que responden a una tradición gauchesca. Hija séptima entre diez hermanos de un estanciero genovés económicamente acomodado, nació con auspicio virginiano un 10 de Septiembre en José Bonifacio, provincia de Buenos Aires, pero anotada por razones de jurisdicción en el registro civil de Guaminí. Su infancia primera transcurre así correteando campo, bebiendo una vastedad propicia a los sueños en comunión con la tierra. En su casa se escuchaban las grandes voces de la lírica italiana que su padre atesoraba en discos y en esas vivencias etapa presente la ternura materna de doña Salustiana Pesoa, su querida y siempre recordada mamá. Supo también por entonces escuchar historias y canciones en rueda de peones. Pero, y también de esa época tiene un registro imborrable: allí, en su misma casa, vio por primera vez a Carlos Gardel, a quien su padre invitó en oportunidad de una gira que "El Zorzal", estaba haciendo con José Razzano. En realidad, lo entrevió, o espió a través de la ventana, con su carita redonda y peinada con raya al medio.... La muerte temprana de su padre y el manejo tramposo de los abogados encargados de manejar la sucesión, deja a la familia a la intemperie cuando ella apenas tenía 11 años y obliga a su madre a emigrar con sus hijos a la capital.
Aquí conoce el rigor de la pobreza y Nelly (con catorce años recién cumplidos) debió emplearse como obrera en una fábrica de medias. "Hacía mi trabajo cantando... porque siempre canté (...). Mi madre me decía que yo sola me cantaba en la cuna (...) También en el colegio (...), y canto cuando estoy contenta y me ayudo, cantando, en los momentos de sinsabores..."
Ya veinteañera era oyente cotidiana de "Cenizas del Fogón", audición exitosa que salía por Radio Splendid. Por un impulso osado de su casi adolescencia, pide permiso a su madre para ir a ofrecerse y ocupar un lugar en ese elenco; permiso que consigue a condición de ser acompañada por uno de los hermanos. Así fue que una mañana le tomaron la prueba y esa misma noche debutaba en "Cenizas" e inmediatamente, los directivos de la emisora la invitan para integrar, ya como cantante de tango, otro programa que convocaba gran audiencia auspiciado por una famosa marca de aspirinas, cuya principal figura era un grande de la escena argentina: Enrique Muiño. Dos años después de su debut, en el año 1934, Nelly Omar gozaba de una fama considerable e inicia (en eso también es precursora), un dúo histórico con su hermana Nilda: "Las hermanas Omar". Lograron un fuerte impacto y gran popularidad en esa época. Su repertorio era muy variado: tango, valses, milongas, estilos, cuecas, etc. Quienes las recuerdan dicen que eran superlativas".. Eran dos voces de rica sonoridad y ajuste perfecto (...) Nelly hacía la primera voz y Nilda la segunda", apunta Visconti en el trabajo mencionado. Lamentablemente no ha quedado registro alguno de ese dúo que se deshizo en 1936. Disuelto el dúo, Nelly sigue sola un camino regado por el éxito. Radios, teatros y giras cosecharon aplausos, fervores y lealtades a su riqueza cancionera que llega hasta nuestros días.Recién en el año 1946 la convoca Francisco Canaro para realizar sus primeras grabaciones para el sello Odeón. En total fueron diez temas (entre el 46 y 47) todos realmente para la historia. Pero antes de eso, en 1937, había salido al tope de una encuesta realizada por la revista "Caras y Caretas" entre cancionistas, y eran tiempos que había muchas y muy buenas. Ya el público la conocía como "La Gardel con faldas" bautizada así una noche clamorosa en el cine Carlos Gardel de Valentín Alsina, cuando la concurrencia la alzó en andas terminada la actuación.
En realidad, antes de esa producción con el maestro Canaro, el sello Odeón la había convocado para hacer dos discos en el año 1944. Esa vez cantó con el acompañamiento de José Canet, Alberto Renersaro y Mario; el disco no salió a la venta por razones que aún desconocemos, de un modo que figuran en la discografía de Nelly en calidad de inéditos.
En 1955 se produce le golpe militar que derroca al gobierno de Juan Domingo Perón y se inicia para Nelly una larga etapa de silencio.
Es practicamente borrada de las radios y se le cierran las puertas de los escenarios. La prohibición surge a propósito de dos grabaciones que había hecho para RCA a instancias de su amiga Eva Perón.Viaja entonces a Montevideo y luego a Venezuela. Finalmente ganada por la desazón decide el retiro y vive su exilio fronteras adentro.
En 1969 vuelve a escena convocada por Reynaldo Yiso para grabar con el sello Magenta. cuenta Nelly: "... cuando escuché el disco lloré..., lloré mucho. Eran días en que la comida me escaseaba y la poca que tenía la compartía con mi perrita "Tripantú"...".
Poco tiempo después José Canet, notable guitarrista, la convoca para trabajar en un escenario que para Nelly sería inolvidable: "El rincón de los artistas", una modesta cantina que era reducto y refugio del poco tango que se escuchaba en Buenos Aires. Desde allí empezó el diseño de la segunda parte de su historia: inauguró el poncho para tapar la pobreza de su ropa; ese mismo poncho que hoy es su símbolo y marca. Nelly Omar fue edificando el mito, agregando sorpresivos capítulos a su rica leyenda que está incorporada ya a lo más importante que tenemos los argentinos: el pueblo. Y es así que hoy es un estandarte vivo que se relaciona con una tradición cultural rica, variada, que posiblemente colisione con intereses vinculados con la política audiovisual imperante, más próxima a lo instantáneo y descartable que a permanecer. Es habitante de una gloria que, como Gardel o Corsini, está llamada a perdurar.

DESDE ENTONCES

LA CRIOLLA

LA GARDELA

MISTERIO Y CANCIÓN

NOBLEZA DE ARRABAL

POR LA LUZ QUE ME ALUMBRA

TEMAS RADIALES VOL. 1



Nelly Omar
INFANCIA
Nelly Omar nació en Guaminí, en la provincia de Buenos Aires, y más precisamente en la estancia "La atrevida". Sus padres fueron Marcos Vattuone, que trabajaba como capataz de ese establecimiento, y Salustiana Pesoa. (otro apellido relacionado con la música y la cultura regional). Nilda Elvira tuvo una feliz infancia, aunque la familia era numerosa: cinco mujeres e igual número de varones.
GARDEL

Se dice que en 1918, cuando Gardel, junto a Razzano, llega a Guaminí para actuar en el Teatro del Prado, el padre y otros vecinos se dedicaron a organizar la presentación del dúo y vender entradas. Se logró colmar de gente el teatro y don Marcos, que además de admirador ejecutaba la guitarra, invitó a ambos cantores a su casa.


Ahí se produjo el primer encuentro entre el Zorzal y la que años más tarde sería "Gardel con polleras". Nelly Omar lo recordaría así: "Desde ese día sigo y seguiré transitando por la huella que nos dejó nuestro querido y admirado Zorzal".
"YO CANTO PORQUE ME GUSTA…"

La vieja guitarra de su padre, que era el acompañamiento de toda la familia, ya que todos cantaban, fue la que le puso marco a los primeros balbuceos de Nelly Omar. Todo la inspiraba, desde el trinar de los pájaros hasta el susurrar del viento, cuando transitaba por los caminos del campo con sueños de golondrina. "Yo canto porque me gusta. Nunca pensé en ventajas lucrativas", concluiría Nelly.


BUENOS AIRES
Todo se precipita en 1924, cuando fallece su padre y deciden trasladarse a Buenos Aires. El monstruo de la gran ciudad, y la debacle económica, complican la vida de la familia que trata de reacomodarse.
APARECE LA CANTORA
Nelly comienza a cantar en los actos escolares y también en algunas apariciones públicas, en el cine "Argos" de Federico Lacroze y Conde. Es invitada a un festival para recaudar fondos para el Club Colegiales. Fue tal sensación, que causó que el dueño del cine la contratara. No era para menos: había recibido las felicitaciones de Ignacio Corsini, a tal punto que éste le había ofrecido sus guitarristas por si llegaba a necesitarlos alguna vez. Su intervención en el cine duró pocos días, en los que cobró diez pesos por actuación. ¿El motivo? Comienza a cantar en Radio Rivadavia, y sucesivamente en Splendid y en Mayo, radios que correspondían a la misma empresa. La prueba selectiva le fue tomada por Miguel Deledicque, violonchelista, que al escucharla cantar el estilo "A Mi Madre" le sugirió unas pequeñas adecuaciones.Debutó en la audición "Cenizas del Fogón", bajo la dirección de Don Montiel (José Luis Suilas).
INICIOS EN LA RADIO
En los años 1932 y 1933, en la misma emisora se presenta junto a su hermana Nélida para cantar a dúo. "Hacíamos temas camperos, ritmos de la provincia de Buenos Aires: milongas, estilos, canciones. Los tangos los hacía yo sola."
Se presentan en el conjunto "Cuadros Argentinos" de Julio y Alfredo Navarrine y Antonio Molina, que sería por diez años el marido de Nelly Omar.
"GARDEL CON POLLERAS"
En 1937 gana el "Gran Plesbicito Radiotelefónico" de la revista "Caras y Caretas", y un año después, luego de su actuación en el cine "Gardel" de Valentín Alsina, es llevada en andas por el entusiasta público. Se dice que en esa actuación un presentador la nombró por primera vez "Gardel con polleras"; otras versiones indican que fue Cátulo Castillo, quien así la bautizó. Hay quien está de acuerdo como ese mote, y también los que lo consideran una denominación poco feliz.
LOS HORARIOS ESTELARES DE LA RADIO
Radio Belgrano la contrata para su horarios centrales, y le organiza giras por el interior del país. Luego pasa por las principales radios de Buenos Aires. De esas actuaciones surgió el eslogan "La voz diferente", y después otro menos conocido: "La voz dramática del tango".
HOMERO MANZI
Homero Manzi estuvo vinculado a Nelly Omar en los últimos años de su vida. Dijo de Nelly que "tenía la adivinada voz de la muchacha aquella que él sospechó en su noches de gordo adolescente por un barrio de coplas zigzagueantes que esperaba, para soltar sus sapos y el canto milenario de los grillos, la llegada del Angelus.".
Se dice que el tango "Ninguna" tiene su letra inspirada en ella.
Posiblemente Manzi le haya dedicado algún otro, pero de ninguna manera "Malena", que lo escribió inspirado en Malena de Toledo, una cantante argentina que conoció en San Pablo, Brasil, cuando regresaba a Buenos Aires de un viaje a México.
EL CINE
El cine tuvo su imagen y sus canciones. La primera fue "Canto de amor", con Carlos Viván y la orquesta de Julio de Caro. Realiza con Viván trece temas. Desgraciadamente no quedan copias de esta película.
En el año 1942, con la dirección de Eduardo Morera, Nelly Omar canta "El aguacero", en la película "Melodías de América".
En 1951, en el filme "Mi vida por la tuya", dobla la actuación de Mecha Ortiz, quien aparece cantando un tango y una milonga de Enrique Santos Discepolo. El audio es la voz de Nelly Omar.
GRABACIONES Y PROSCRIPCIÓN
Sus primeras grabaciones con Francisco Canaro comienzan en el año 1946. En 1951, en el sello RCA Víctor, graba con la orquesta de Domingo Marafioti un disco de 78 rpm con "La descamisada" y "Es el pueblo", acompañada por el coro de Fanny Day. A partir de ese momento la dictadura que derrocó a Perón en 1955 la incluye en una lista de proscriptos, en la que aparecen varias de las principales figuras de nuestra música. Sus actuaciones son espaciadas; apenas una en la Avenida de Mayo al 800 y alguna en Montevideo. Decide viajar Venezuela, donde permanece casi un año.
SU RETIRO
A su vuelta realiza una gira por la provincia de Buenos Aires y decide retirarse de la actividad, cansada de las puertas que se cierran a su paso.
Y RETORNO
En 1969, a instancias de Reynaldo Yiso, graba un disco con las guitarras de Roberto Grela, y recién en 1972 vuelve a sus actuaciones públicas, ahora con las guitarras de José Canet. Demuestra no haber decrecido en sus atributos vocales. Es la misma de siempre, admirable.
COMPOSITORA
Pero Nelly Omar no sólo es cantante, es inspiradísima compositora, desde el primer vals que escribió: "Sólo para ti", con el guitarrista Francini. También un bolero que grabó Leo Marini: "Montoncitos de arena"; una milonga: "Pa' Dumesnil", con Aníbal Cufré; un vals dedicado "A Guaminí", y algunos valses más junto a José Canet: "Misterio y canción", "Las cuatro respuestas", "Callecita mía", "Día de la verdad", "Intriga y pasión" y "Latido tras latido"; las canciones "Buena" y "Catedral del Sur", la milonga "Como el clavel y la rosa" y los tangos "Casualidad y amor" y "Amar y callar".
En diciembre de 1997, con 86 años de edad y una voz diáfana e increíblemente joven, con la dignidad de los grandes graba un compacto incluyendo algunos estrenos donde se destacan "Comme il faut", de Arolas, con letra de Gabriel Clausi, y otros dos con letras de quien fue su último compañero en la vida, Héctor Oviedo: "La piel de vivir" y "Por la luz que me alumbra"; la acompañan las guitarras de Bartolomé Palermo y Paco Peñalba.
ACTUALMENTE
Cerca del centenario, su voz fresca sigue recorriendo escenarios entre la admiración y el aplauso de sus muchos seguidores.
En 2005 realizó un show en el Luna Park, con imágenes y aspectos de su trayectoria. Previamente decía: "¿Cómo va a ser? Ni yo lo sé. Solamente me plantaré sobre el escenario y cantaré. Agradeceré al público infinitamente por molestarse para ir a ver todavía a Nelly Omar. Porque muchos hace rato que no la ven. Tengo un susto bárbaro. Pero una vez que piso el escenario me olvido de todo. Espero que Dios nos acompañe. La alegría más grande sería ver el Luna Park lleno. De otro modo sería una gran desilusión. Y de desilusiones tuve bastante: estuve diecisiete años enmudecida (de algún modo proscripta, como el peronismo). Me dolió, pero eso es pasado; hablemos de futuro. Quisiera que las radios volvieran a ser como cuando yo cantaba ahí. Yo soy producto de la radio. Que todos estos chicos que están empezando puedan hacerlo. Sacando los boliches, que son perjudiciales porque no les pagan bien, no tienen otro lugar."
"Fíjese que con "Parece mentira", con ese vals, voy a abrir el show.
Porque me pinta un poco a mí. Yo soy como siempre, yo nunca cambié; mi ropa es la de antes, mi vida también. Vamos cambiando, pero interiormente soy la misma. Eso es lo que me lleva a seguir. Además, he encontrado gente maravillosa en mi camino. Yo soy artista del pueblo.".
AVIADORA
"Cuando fueron los aviadores a Guaminí yo iba a hacer un vuelo de bautismo y mi padre no me dejó. Me frustró. Después empecé [a estudiar] en El Palomar, pero cuando me contrataron para cantar mi mamá me dijo: "Vos naciste para cantar, no para volar". Después estudié arte escénico, música y danzas españolas, que tuve que suspender por un problema de corazón. No habrá sido muy grave, porque todavía vivo.".
EL PONCHO
"Cuando tuve que liquidar todo lo mío, no tenía que ponerme, y mi hermana Nilda me acompañó a comprar el poncho. Fue en el '72. Pero no me puedo quejar. Sobre todo, tengo salud, que es lo que más quiero. Los artistas tenemos que agradecerle mucho a don Jaime Yankelevich; fue como si hubiera sido mi padre. Era otro tiempo.".
EL TANGO ACTUAL
"Mire, se lo digo en dos palabras: todos quieren ser Astor Piazzolla. No podrán, porque Piazzolla hubo uno sólo, como Gardel, Magaldi o Corsini. Por eso esta decadencia. Porque si cada uno mostrara lo que sabe hacer volverían más las orquestas típicas. Algunos son engrupidos; tienen que escucharse a ellos mismos y a los demás. En este caso, que me oigan a mí, que les estoy diciendo la verdad. Yo no imitaba a Gardel. Cantaba el repertorio gardeliano hasta que un día comencé a armar uno propio.
LA ÚLTIMA GRABACIÓN
"La criolla", el que grabé con [el sello de] Gustavo Santaolalla. Yo estaba contenta, pero se retrasaron demasiado. Les mandé una carta documento. Entonces me llamaron. Seguramente el disco se presentará para junio [2005]. Ya tengo ganas de verlo. (…) Puse dos cosas que ya había grabado, pero que no están trilladas: una milonga criolla y una canción litoraleña. Después grabé una cueca de Hilario Cuadros. El resto ni lo cantaba: cosas de Yupanqui, una de las últimas obras de Oscar Valles, un vals que sólo a Gardel se lo escuché, un estilo, una canción de Carlos Guastavino y León Benarós. Siempre me gustó el folklore. Si hubiera sido por mí, hubiera cantado en conjuntos de cuatro voces. Me encantan. Ya en el dúo con mi hermana nos llevábamos muy bien con apenas mirarnos.".
EL DÚO CON GARDEL
"Mauri Rubinstein, el hermano de Luis, me hizo grabar un dúo con Gardel. Le había dicho a un amigo que Nelly cantaba con Gardel y había apostado tres mil pesos. Entonces me contó lo que había hecho y me preguntó si me animaba. Me llevó el disco a Radio El Mundo, me puse los auriculares y le hice la segunda voz en el tango "Angustias". Salió redondo. Como si toda la vida hubiera cantado con Gardel." Según algunos archivos, Gardel ya había grabado ese tema con una segunda voz hecha por él mismo.
"ME HUBIERA GUSTADO…"

"Además del cine, me hubiera gustado grabar más... Con una orquesta más moderna, aunque yo muy moderna no creo que sea. Y me quiero enamorar de vuelta. Querer a alguien, compartir un paseo, una comida, un cine o un teatro, tomar un barco e irse a Colonia; es lo más lindo que hay.".

Fuentes:

"Siglo XXI", Mayo 1994, por Oscar del Priore.

Nota por Mauro Apicella, Redacción del diario "La Nación", www.lanacion.com.ar/701126

Todo Tango www.todotango.com/spanish/main.html por Néstor Pinsón.



Nelly Omar: Cancionista; Nombre verdadero: Nilda Elvira Vattuone (10 de septiembre de 1911)
Su dicción, su fraseo, su perfección técnica, su buen gusto, en resumen, su calidad interpretativa hacen de Nelly Omar una cantante ejemplar y paradigmática, que hoy con sus más de noventa años, nos sigue deleitando con su voz aún fresca.
Nació en la ciudad de Guaminí, al oeste de la provincia de Buenos Aires, zona agrícola y ganadera de grandes estancias. Justamente, en una de ellas "La atrevida", trabajaba su padre como capataz, Don Marcos Vattuone.
Heredó el oficio de cantante de su propio padre, que era guitarrero. Tuvo muchos hermanos, pero solo dos mujeres siguieron sus pasos: Elena, llamada Gory, que con el tiempo fue la mujer del poeta Julián Centeya y Nélida.
La propia Nelly me contó que su padre era conocido de Carlos Gardel y, que en varias oportunidades, cuando visitaba la ciudad de Buenos Aires, fueron juntos al Hipódromo.
Cuando en 1918 Gardel se apareció por el pueblo, junto a José Razzano, mi padre y otros vecinos se pusieron a vender entradas y organizaron la presentación del dúo. El teatro se llenó. Luego pasaron por mi casa. Con mis hermanos observábamos todo a través de una ventana. Mi padre, como buen italiano de entonces, no nos dejaba mezclarnos con los mayores. Me quedó grabada su imagen. Gardel gordo y peinado con raya al medio.»
El año 1924 encuentra a Nelly en Buenos Aires. Se presenta a realizar una prueba para completar elenco, ante el conjunto nativista "Cenizas del fogón", y es aceptada de inmediato. El conjunto actúa en Radio Rivadavia, y además de cantar, nuestra muchacha tiene breves participaciones como actriz.
En los años 1932 y 1933, en la misma emisora y en otras radios que ocupaban el mismo edificio (Radio Mayo y Splendid), se presenta junto a su hermana Nélida para cantar a dúo. "Hacíamos temas camperos, ritmos de la provincia de Buenos Aires: milongas, estilos, canciones. Los tangos los hacía yo sola."
Como hecho curioso podemos destacar que las muchachas cambiaron sus nombres, nuestra Nilda pasó a ser Nélida, más precisamente Nelly y Nélida, tomó el Nilda de su hermana.
Poco tiempo después se integró a otro conjunto de parecidas características: "Cuadros argentinos". Un radioteatro de Radio Stentor que, luego de finalizado, se presentaba en diversos escenarios de barrios y ciudades del interior.
"Este grupo tenía la dirección de los hermanos Julio y Alfredo Navarrine, y también de Antonio Molina, con quien me casé en 1935, y fue una desgracia. Estuve casada ocho años y debí separarme a los dos meses, pero el cariño por mi suegra, una segunda madre para mi, me lo impidió."
El entonces famoso actor teatral Enrique De Rosas opinó: "Es la voz diferente."
Sus actuaciones prosiguen y su popularidad se refleja en 1937, cuando un gran plebiscito radiotelefónico de la Revista Caras y Caretas la reconoce como la primera entre las cancionistas.
En 1938, con motivo de presentarse en un cine de la localidad de Valentín Alsina, el locutor tiene el pésimo gusto de apodarla "La Gardel con polleras", y a través del tiempo y hasta el presente, la falta de imaginación y la tilinguería de los presentadores, sigue repitiendo este poco feliz mote.
Es el momento de esplendor de nuestra artista, que se presenta en las principales radios, acompañada por las figuras del momento. Tales los casos de Libertad Lamarque y Agustín Magaldi, entre otros. Las ideas y los libretos de sus programas son hechos por Enrique Cadícamo y Homero Manzi, con quien inicia una relación amorosa que se mantiene por varios años.
Se dice que el tango "Ninguna" tiene su letra inspirada en ella, posiblemente Manzi le haya dedicado algún otro pero de ninguna manera "Malena" que lo escribió inspirado en Malena de Toledo, una cantante argentina que conoció en San Pablo, Brasil, cuando regresaba a Buenos Aires de un viaje a México.
No llegó a grabar en la medida de su éxito y de su calidad, algo habitual para las voces femeninas, no atractivas para las compañías grabadoras.
Llega al disco, en el sello Odeón, por mediación de Francisco Canaro en el año 1946. Deja registrados diez temas: el 28 de enero, "Adiós pampa mía" y "Canción desesperada"; el 8 de octubre: "El Morocho y el Oriental (Gardel-Razzano)" y "Rosas de otoño"; el 26 de marzo del año siguiente: "Sentimiento gaucho" y "Sus ojos se cerraron"; el 28 de mayo: "Déjame no quiero verte nunca más" y "La canción de Buenos Aires"; y finalmente, el 22 de octubre sus dos éxitos espectaculares: "Desde el alma" y "Nobleza de arrabal", este último con letra de Homero Manzi.
En el cine actuó en dos películas de segundo orden, la primera de 1940 "Canto de amor", dirigida por Julio Irigoyen, donde también actúa el cantor Carlos Viván. La otra película es "Melodías de América", estrenada en enero de 1942 y dirigida por Eduardo Morera, el responsable de los cortos de Gardel, allí canta "El aguacero" de Cátulo Castillo y José González Castillo.
En ese mismo año, la Sociedad de Autores y Compositores le rinde un homenaje en el local nocturno "Novelty", le entregan una medalla y la rebautizan "La voz dramática del tango".
Hablando de su carrera, Nelly nos confiesa que no le gusta pedir, "andar golpeando puertas. Me sentiría muy mal si supiera que estoy cantando de favor. Una sola vez en mi vida alguien intercedió para que se me permitiera actuar en Radio Splendid. Fue Evita, y no porque yo se lo pidiera. Ella no entendía como no me concedían un espacio. Le gustaba como cantaba y mucho más que cantara las cosas nuestras. Retribuí ese gesto grabando la milonga "La descamisada" y la marcha "Es el pueblo"."
Durante el tiempo restante del gobierno peronista, Nelly Omar actuó en las grandes fiestas populares que organizaba el gobierno. «Yo nunca fui política, participaba porque era peronista, de Perón y Evita.»
Cuando llegó el golpe de Estado denominado "Revolución Libertadora" que derrocó al General Perón en 1955, todos los artistas que apoyaron al gobierno destituído vieron anuladas sus posibilidades de trabajo, entre ellas Nelly Omar quien estuvo silenciada casi hasta nuestros días.
En esos difíciles tiempos rumbea hacia el Uruguay y luego para Venezuela. En 1966 se presenta fugazmente en televisión y recién a fines de los años '70 y principios de los '80 graba con los guitarristas Roberto Grela, José Canet y luego con la orquesta de Alberto Di Paulo.
En diciembre de 1997, con 86 años de edad y con una voz diáfana e increíblemente joven, con la dignidad de los grandes, graba un compacto incluyendo algunos estrenos donde se destacan "Comme il faut" de Arolas, con letra de Gabriel Clausi y otros dos, con letras de quien fuera su último compañero en la vida, Héctor Oviedo: "La piel de vivir" y "Por la luz que me alumbra", la acompañan las guitarras de Bartolomé Palermo y Paco Peñalba. Fuente Nestor Pinzon en Todo Tango. Se agradece al autor de la biografía y a Todo tango www.todotango.com

Nelly Omar
Cancionista

Nombre verdadero: Nilda Elvira Vattuone



(10 de septiembre de 1911)
Su dicción, su fraseo, su perfección técnica, su buen gusto, en resumen, su calidad interpretativa hacen de Nelly Omar una cantante ejemplar y paradigmática, que hoy con sus más de noventa años, nos sigue deleitando con su voz aún fresca.
Nació en la ciudad de Guaminí, al oeste de la provincia de Buenos Aires, zona agrícola y ganadera de grandes estancias. Justamente, en una de ellas "La atrevida", trabajaba su padre como capataz, Don Marcos Vattuone.
Heredó el oficio de cantante de su propio padre, que era guitarrero. Tuvo muchos hermanos, pero solo dos mujeres siguieron sus pasos: Elena, llamada Gory, que con el tiempo fue la mujer del poeta Julián Centeya y Nélida.
La propia Nelly me contó que su padre era conocido de Carlos Gardel y, que en varias oportunidades, cuando visitaba la ciudad de Buenos Aires, fueron juntos al Hipódromo.
«Cuando en 1918 Gardel se apareció por el pueblo, junto a José Razzano, mi padre y otros vecinos se pusieron a vender entradas y organizaron la presentación del dúo. El teatro se llenó. Luego pasaron por mi casa. Con mis hermanos observábamos todo a través de una ventana. Mi padre, como buen italiano de entonces, no nos dejaba mezclarnos con los mayores. Me quedó grabada su imagen. Gardel gordo y peinado con raya al medio.»
El año 1924 encuentra a Nelly en Buenos Aires. Se presenta a realizar una prueba para completar elenco, ante el conjunto nativista "Cenizas del fogón", y es aceptada de inmediato. El conjunto actúa en Radio Rivadavia, y además de cantar, nuestra muchacha tiene breves participaciones como actriz.
En los años 1932 y 1933, en la misma emisora y en otras radios que ocupaban el mismo edificio (Radio Mayo y Splendid), se presenta junto a su hermana Nélida para cantar a dúo. "Hacíamos temas camperos, ritmos de la provincia de Buenos Aires: milongas, estilos, canciones. Los tangos los hacía yo sola."
Como hecho curioso podemos destacar que las muchachas cambiaron sus nombres, nuestra Nilda pasó a ser Nélida, más precisamente Nelly y Nélida, tomó el Nilda de su hermana.
Poco tiempo después se integró a otro conjunto de parecidas características: "Cuadros argentinos". Un radioteatro de Radio Stentor que, luego de finalizado, se presentaba en diversos escenarios de barrios y ciudades del interior.
"Este grupo tenía la dirección de los hermanos Julio y Alfredo Navarrine, y también de Antonio Molina, con quien me casé en 1935, y fue una desgracia. Estuve casada ocho años y debí separarme a los dos meses, pero el cariño por mi suegra, una segunda madre para mi, me lo impidió."
El entonces famoso actor teatral Enrique De Rosas opinó: "Es la voz diferente."
Sus actuaciones prosiguen y su popularidad se refleja en 1937, cuando un gran plebiscito radiotelefónico de la Revista Caras y Caretas la reconoce como la primera entre las cancionistas.
En 1938, con motivo de presentarse en un cine de la localidad de Valentín Alsina, el locutor tiene el pésimo gusto de apodarla "La Gardel con polleras", y a través del tiempo y hasta el presente, la falta de imaginación y la tilinguería de los presentadores, sigue repitiendo este poco feliz mote.
Es el momento de esplendor de nuestra artista, que se presenta en las principales radios, acompañada por las figuras del momento. Tales los casos de Libertad Lamarque y Agustín Magaldi, entre otros. Las ideas y los libretos de sus programas son hechos por Enrique Cadícamo y Homero Manzi, con quien inicia una relación amorosa que se mantiene por varios años.
Se dice que el tango "Ninguna" tiene su letra inspirada en ella, posiblemente Manzi le haya dedicado algún otro pero de ninguna manera "Malena" que lo escribió inspirado en Malena de Toledo, una cantante argentina que conoció en San Pablo, Brasil, cuando regresaba a Buenos Aires de un viaje a México.
No llegó a grabar en la medida de su éxito y de su calidad, algo habitual para las voces femeninas, no atractivas para las compañías grabadoras.
Llega al disco, en el sello Odeón, por mediación de Francisco Canaro en el año 1946. Deja registrados diez temas: el 28 de enero, "Adiós pampa mía" y "Canción desesperada"; el 8 de octubre: "El Morocho y el Oriental (Gardel-Razzano)" y "Rosas de otoño"; el 26 de marzo del año siguiente: "Sentimiento gaucho" y "Sus ojos se cerraron"; el 28 de mayo: "Déjame no quiero verte nunca más" y "La canción de Buenos Aires"; y finalmente, el 22 de octubre sus dos éxitos espectaculares: "Desde el alma" y "Nobleza de arrabal", este último con letra de Homero Manzi.
En el cine actuó en dos películas de segundo orden, la primera de 1940 "Canto de amor", dirigida por Julio Irigoyen, donde también actúa el cantor Carlos Viván. La otra película es "Melodías de América", estrenada en enero de 1942 y dirigida por Eduardo Morera, el responsable de los cortos de Gardel, allí canta "El aguacero" de Cátulo Castillo y José González Castillo.
En ese mismo año, la Sociedad de Autores y Compositores le rinde un homenaje en el local nocturno "Novelty", le entregan una medalla y la rebautizan "La voz dramática del tango".
Hablando de su carrera, Nelly nos confiesa que no le gusta pedir, "andar golpeando puertas. Me sentiría muy mal si supiera que estoy cantando de favor. Una sola vez en mi vida alguien intercedió para que se me permitiera actuar en Radio Splendid. Fue Evita, y no porque yo se lo pidiera. Ella no entendía como no me concedían un espacio. Le gustaba como cantaba y mucho más que cantara las cosas nuestras. Retribuí ese gesto grabando la milonga "La descamisada" y la marcha "Es el pueblo"."
Durante el tiempo restante del gobierno peronista, Nelly Omar actuó en las grandes fiestas populares que organizaba el gobierno. «Yo nunca fui política, participaba porque era peronista, de Perón y Evita.»
Cuando llegó el golpe de Estado denominado "Revolución Libertadora" que derrocó al General Perón en 1955, todos los artistas que apoyaron al gobierno destituído vieron anuladas sus posibilidades de trabajo, entre ellas Nelly Omar quien estuvo silenciada casi hasta nuestros días.
En esos difíciles tiempos rumbea hacia el Uruguay y luego para Venezuela. En 1966 se presenta fugazmente en televisión y recién a fines de los años '70 y principios de los '80 graba con los guitarristas Roberto Grela, José Canet y luego con la orquesta de Alberto Di Paulo.
En diciembre de 1997, con 86 años de edad y con una voz diáfana e increíblemente joven, con la dignidad de los grandes, graba un compacto incluyendo algunos estrenos donde se destacan "Comme il faut" de Arolas, con letra de Gabriel Clausi y otros dos, con letras de quien fuera su último compañero en la vida, Héctor Oviedo: "La piel de vivir" y "Por la luz que me alumbra", la acompañan las guitarras de Bartolomé Palermo y Paco Peñalba.

Nelly Omar

De Wikipedia, la enciclopedia libre




Nelly Omar

Información personal

Nombre real

Nilda Elvira Vattuone

Nacimiento

10 de septiembre de 1911 (99 años)

Origen

Guaminí, Buenos Aires

Ocupación

Actriz, cantante

Información artística

Género(s)

Tango, bolero, folklore, milonga

Instrumento(s)

Voz







Nelly Omar en IMDb





Nelly Omar es el nombre artístico de Nilda Elvira Vattuone (* 10 de septiembre de 1911), es una conocida actriz y cantante argentina.


Contenido

  • 1 Biografía

  • 2 Su relación con el peronismo

  • 3 Homero Manzi

  • 4 Grabaciones

  • 5 Filmografía

  • 6 Enlaces externos

  • 7 Referencias


Biografía
Nacida en la localidad de Laguna Alsina (Est. Bonifacio), vecina de la ciudad de Guaminí -provincia de Buenos Aires, Argentina-, su padre Marcos Vattuone trabajaba como capataz en una estancia del oeste de la provincia de Buenos Aires llamada "La Atrevida", y también era guitarrero. Nilda y dos de sus hermanas siguieron los mismos pasos. Estudió canto académico, pero de adolescente ya probó en 1924 para el "Conjunto Nativista Cenizas del Fogón", que realizó varias temporadas en Radio Rivadavia e ingresó al espectáculo teniendo breves participaciones en cine cobrando $10 por cada una. Con más asiduidad, comenzó a cantar en actos escolares, en el cine "Argos" y fue invitada para recaudar fondos en el Club Colegiales, recibiendo las felicitaciones de Ignacio Corsini. Entre 1932 y 1933 se presentó junto con su hermana Nélida en Radio Mayo y Splendid, que se encontraban en el mismo edificio y cantaron a dúo temas camperos, tangos, milongas, etc. Poco tiempo después participó de "Cuadros argentinos", un radioteatro emitido por Radio Stentor, que se presentaba también en diversos escenarios y ciudades del Interior argentino, eran dirigidas por Julio y Alfredo Navarrine y Antonio Molina, con quien se casó en 1935 y permanecieron juntos ocho años.
En 1937 la revista Caras y Caretas publica en una edición que la reconocen como primera entre las cancionistas y en radio fue acompañada por grandes figuras del momento como Agustín Magaldi y Libertad Lamarque, y los libretos eran escritos, generalmente por, Enrique Cadícamo u Homero Manzi, con quien tuvo una relación amorosa. En 1938, durante una actuación en el cine Carlos Gardel en Valentín Alsina, fue presentada como la Gardel con polleras. Encabezó las primeras radios del país como Belgrano, que le permitió hacer giras por el interior del país.
En 1940 debutó en cine, medio en que filmó dos películas, la primera fue "Canto de amor", de Julio Irigoyen, donde actuó el cantante Carlos Viván, y en 1942 participa en su última película hasta la fecha en "Melodías de América", dirigida por Eduardo Morera, donde canta "El aguacero". Ese mismo año la Sociedad de Autores y Compositores le rinde un homenaje en el local "Novelty", donde le entregan una medalla y la llaman La voz dramática del tango. En 1946 grabó su primer disco para el sello Odeón con la intervención de Francisco Canaro, donde compuso 10 temas: "Adiós pampa mía", "Canción desesperada", "El Morocho y el Oriental", "Rosas de otoño", "Sentimiento gaucho", "Sus ojos se cerraron", "Déjame, no quiero verte nunca más", "La canción de Buenos Aires", "Desde el alma" y "Nobleza de arrabal".
Su relación con el peronismo
Nelly Omar conoció y se hizo amiga de Evita, bastante tiempo antes de que Evita conociera a Perón, cuando ambas compartían un intenso interés por la la aviación. Este interés común las llevó por separado a un campo de aviación en Quilmes. Allí se conocieron y se hicieron muy amigas. En 1944, Evita conoció a Perón y con él comenzó su rápido ascenso político, lo cual no impidio que Nelly y ella siguieran siendo amigas. Eva siempre acudió a Nelly para que pusiera su incomparable voz al servicio de los objetivos del peronismo. Durante el gobierno peronista de 1946 a 1955, Nelly Omar actuó en las fiestas organizadas por el gobierno. Para la campaña electoral de 1945 grabó Ese pueblo y La descamisada. En esta última canción dice: "Soy la mujer argentina, la que nunca se doblega, y la que siempre se juega por Evita y por Perón". En 1951 en el sello RCA Víctor, grabó con la orquesta de Domingo Marafioti un disco de 78 rpm con "La descamisada" y "Es el pueblo", acompañada por el coro de Fanny Day. Cuando Perón fué derrocado en 1955, muchos artistas afiliados al peronismo fueron perseguidos por su afiliación, por lo que Nelly Omar sólo pudo hacer escasas presentaciones en la Avenida de Mayo; emigrando luego primero al Uruguay y después a Venezuela.
(...) allanaron mi casa y después de eso me silenciaron. Entraron atropelladamente, uno vino con una bolsa de esas rústicas, como del correo. El notario abrió un cuaderno y preguntó: ¿qué pongo? Cierre, no ponga nada, le dijo el otro. Yo no me asusté, les dije: señores, ¿quieren tomar alguna cosa? Después empecé a deambular por un lado y otro, golpeando puertas, nadie me daba bolilla. Desaparecieron todos los amigos. Yo iba a pedir trabajo, nada más. Hasta que apareció un trabajo en la cantina de Forastiero, y me metí ahí, que me dieron la oportunidad de reintegrarme y componerme, porque había vendido lo poco que tenía, estaba muy mal. Estando en la cantina pude moverme un poco. En el ’58 Tita Merello me consiguió un trabajo en Montevideo, y me salió un contrato para Caracas, donde estuve un año.[1]
Posteriormente Nelly regresó y colaboró con una gira por la provincia de Buenos Aires, hasta que decidió alejarse de la actividad artística. En 1966 se presentó en la televisión argentina, y hacia 1979 graba con los guitarristas Roberto Grela y José Canet; y luego con la orquesta de Alberto Di Paulo en los 80". En 1996 fue declarada Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y en 1997, y con voz diáfana y milagrosamente joven, graba algunos estrenos: Comme il faut de Eduardo Arolas, y otros dos, con letra de su último compañero, Héctor Oviedo: La piel de vivir y Por la luz que me alumbra, acompañada por las guitarras de Bartolomé Palermo y Paco Peñalba. Actuó en la película documental Café de los maestros (2008) dirigido por Miguel Kohan y en el álbum Café de los Maestros Vol. 1 y 2 (2005) producido por Gustavo Santaolalla, en el que registró Viejo jardín. Ese mismo año organizó un show en el reconocido Luna Park, donde repasó su trayectoria con imágenes y cantando.
A los 95 años, Nelly Omar cerró el 2º Festival Internacional de Tango en Justo Daract, Provincia de San Luis. Unos pocos meses antes de cumplir 98 años, llenó el Luna Park el 2 de mayo de 2009, conservando su voz, su carácter y una lucidez increíble al conversar. A pesar de su gran trayectoria, los galardones se le fueron otorgados con asiduidad en los últimos años, donde recibió entre otros el premio Atahualpa a la trayectoria (2009), el premio Raíz (2007), el premio Clarín Espectáculos como la Figura del Tango (2009); y recibió una distinción de TEA y el diploma al mérito de la Fundación Konex, debido a su nominación a la terna de Mejor Cantante de tango Femenina en 2005. Siempre vigente, se ha convertido en la cantante más longeva en la actualidad.
Homero Manzi
Estuvo relacionada sentimentalmente con el poeta Homero Manzi desde 1944 hasta la muerte de él, en 1951. Se dice que Manzi le dedicó varias letras, donde habrían referencias a su carácter, su casa, descripciones, etc.
Malena
El tango Malena Manzi me lo escribió en México. Le mandó la letra a Demare, Demare la puso en un bolsillo y se la olvidó. Cuando vino Manzi le reclamó: “¿Qué hiciste con la letra que te mandé?” Y ahí hicieron el tango.[2]
Solamente ella
El que más me gusta es “Solamente ella”, también con música de Lucio Demare, porque ahí me pinta bien como yo era: Ella viene una tarde y era triste. Y yo era una mujer muy triste. Fantasma de silencio y de canción: yo cantaba, pero a la vez no hablaba con nadie, era muy tímida, creían que era muda. Llegaba desde un mundo que no existe, vacío de esperanza el corazón. Y era cierto, yo era una fracasada. Había fracasado en el matrimonio, me sentía mal porque en la libreta había puesto que quería tener diez hijos, y a los dos meses soné, me tuve que separar.[3]
Ninguna
La letra describe tal cual el departamento que yo tenía en la calle Paraguay: Esta puerta se abrió para tu paso, este piano tembló con tu canción, esta mesa, este espejo, y estos cuadros..... Así va describiendo todo mi living, todo lo que yo tenía ahí. Hubo otros tangos para mí: Su carta no llegó, por ejemplo.[4]
Grabaciones
En la "Discográfica Odeón", por medio de Francisco Canaro, realiza diversas grabaciones desde 1946.


  • "Adiós pampa mía"

  • "Canción desesperada"

  • "El Morocho y el Oriental"

  • "Rosas de otoño"

  • "Sentimiento gaucho"

  • "Sus ojos se cerraron"

  • "Déjame no quiero verte nunca más"

  • "La canción de Buenos Aires"

  • "Desde el alma"

  • "Nobleza de arrabal", de Homero Manzi.


Filmografía


  • 1940: "Canto de amor", director Julio Irigoyen

  • 1942: "Melodías de América", director Eduardo Morera


Enlaces externos


  • Entrevista exclusiva - El Tangauta Nª 134 DIC 2005

  • Imagen de la artista

  • Foto de Nelly y Carlos Viván de perfil

  • Fotograma de conjunto y Nelly, de china, sentada toca la guitarra


Referencias


  1. «Página/12 :: espectáculos».

  2. «Página/12 :: espectáculos».

  3. «Página/12 :: espectáculos».

  4. «Página/12 :: espectáculos».

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Nelly_Omar"



Categorías: Nacidos en 1911 | Actores de cine de Argentina | Ciudadanos ilustres de la Ciudad de Buenos Aires | Cantantes de folclore de Argentina | Cantantes de tango de Argentina | Bonaerenses | Peronistas

Categoría oculta: Personas vivas


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje