Página principal

Naturaleza de las relaciones con el judaísmo


Descargar 27.78 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño27.78 Kb.
NATURALEZA DE LAS RELACIONES CON EL JUDAÍSMO.

Lic. Gloria W. de Padilla (*)

Pbro. Fernando Giannetti (**)
NOTA: Este tema ha sido tratado en cuatro puntos distribuidos en dos entregas sucesiva.s

SEGUNDA PARTE. Continúa desde el número anterior.


III.- Gestos y encuentros con los judíos.

Juan Pablo II dio un lugar excepcional a la relación con el judaísmo que tuvo continuidad con su sucesor Benedicto XVI.



Ante la imposibilidad de transcribir la magnitud de ese aporte se destacan algunos gestos y pronunciamientos de:

  1. BENEDICTO XVI

  • VISITA LA SINAGOGA DE COLONIA (2005). En el comienzo de su pontificado, Benedicto XVI realizó su primer viaje pastoral a Colonia, Alemania, donde estaba prevista la Jornada Mundial de la Juventud. El Papa sigue luminosamente, “con empeño”, las huellas, del inolvidable Juan Pablo II, testimonio de lo cual fue el encuentro con la comunidad judía en la Sinagoga. Los grandes temas de esta relación única están enunciados en el discurso, que constituye un programa, necesario para que la relación entre católicos y judíos avance dinámicamente: “El Decálogo (cf. Ex 20; Dt 5) es nuestro patrimonio y compromiso común. Los diez mandamientos no son una carga, sino la indicación del camino hacia una vida en plenitud. Lo son particularmente para los jóvenes, que encuentro en estos días y que tengo muy presentes en el corazón. Es mi deseo que sepan reconocer en el Decálogo este fundamento común, la lámpara para sus pasos, la luz en su camino (cf. Sal 119, 105). Los adultos tienen la responsabilidad de pasar a los jóvenes la antorcha de la esperanza que fue entregada por Dios tanto a los judíos como a los cristianos, para que las fuerzas del mal "nunca más" prevalezcan, y las generaciones futuras, con la ayuda de Dios, puedan  construir un mundo más justo y  pacífico  en  el  que todos los hombres  tengan  el mismo derecho de ciudadanía”.1

  • VISITA AUSCHWITZ (2006). 2 Benedicto XVI fue a Auschwitz como hijo del pueblo alemán,3. Benedicto XVI pronuncia estas palabras en Birkenau (Auschwitz II), nombres asociados a uno de los más grandes horrores de la historia humana. Como su predecesor, se detuvo ante cada una de las veintidós lápidas conmemorativas, escritas en los idiomas de los países de origen de los hombres, mujeres y niños judíos. Refiriéndose a la lápida en lengua hebrea, el Papa dijo que los “potentados del Tercer Reich querían aplastar al pueblo judío en su totalidad, borrarlo de la lista de los pueblos de la tierra”, que “en el fondo… esos criminales violentos querían matar a aquel Dios que hablando en el Sinaí estableció los criterios para toda la humanidad, criterios que son válidos para siempre. Si este pueblo, simplemente con su existencia constituye un testimonio de ese Dios que ha hablado al hombre y cuida de él, entonces ese Dios finalmente debía morir”, y con la Shoá querían arrancar también la raíz en la que se basa la fe cristiana, sustituyéndola definitivamente con la fe hecha por sí misma, la fe en el dominio del hombre, del fuerte”. 4

Ante este misterio del mal, de iniquidad, el Papa, como lo hace en Deus caritas est 5, no teme formular la pregunta que ha interpelado a teólogos y filósofos, y seguramente a muchos de los que eran forzados a encaminarse a la cámara de gas: “¿Dónde estaba Dios en esos días? ¿Por qué permaneció callado? ¿Cómo pudo tolerar este exceso de destrucción, este triunfo del mal?”. Benedicto XVI advierte que “no podemos escrutar el misterio de Dios”, que no debemos ser “jueces de Dios”. El grito, el clamor, a Dios es el que nos arranca de la pasividad, del miedo, de la complicidad con el mal. Hoy también el “hasta cuándo, Señor” es lo que compromete al ser humano por la vida y la dignidad humana. Benedicto XVI llama a renovar ese clamor ante nuevas “fuerzas oscuras”: las de quienes abusan del nombre de Dios para predicar la violencia ciega contra los inocentes, y el cinismo que ignora a Dios y que se burla de la fe en Él.

No hizo el Papa, condenaciones al pueblo alemán, porque no fue todo él, ni es hoy día, responsable de la atrocidad.6 Entre las iniciativas para poner un límite al mal y dar fuerza al bien, el Papa citó los diversos centros de estudio, uno de ellos dedicado a san Maximiliano Kolbe, martirizado allí, y a las carmelitas vecinas por su vida de oración y expiación.

Al arribar el Papa, la lluvia había cesado, y un arco iris de dibujó en el cielo. En ese lugar donde tantos han sufrido “el silencio de Dios”, aparecía “el arco en las nubes, como un signo de (la) alianza (de Dios) con la tierra”.7 En ese lugar de penitencia, dolor y purificación de la memoria, el signo mostrado a Noé después del diluvio se hacía actual para nuestra esperanza en que Dios es fiel a sus promesas.

 

Gestos y encuentros en Argentina. Interlocutores. Agenda.



  • El mural conmemorativo en la Catedral de Buenos Aires (1997). Es considerado un símbolo importante de la reconciliación entre judíos y cristianos. Fue inaugurado por el cardenal Antonio Quarracino, quien, por pedido suyo, luego fue enterrado (1998) junto a dicho mural. Se exponen textos bíblicos y de rezo judío rescatados de los campos de concentración Treblinka y Auschwitz, de los ghettos de Vilna y Vasorvia, así como de los escombros de la sede diplomática israelí en Buenos Aires y de la AMIA. Una réplica de este mural fue realizada en una iglesia luterana de Berlín.

    • El Simposio Internacional de Teología–Holocausto-Shoa-Sus efectos en la teología y la vida cristiana, en Argentina y América Latina (2006). Fue organizado por el Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos – ISEDET, la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina, la Confraternidad Argentina Judeo-Cristiana, y la Secretaría de Culto de la Nación. Entre los participantes estuvo el padre John Pawlikowski, convocado por Benedicto XVI a su memorable peregrinaje a Auschwitz. Contó con una concurrencia constante y numerosa, y valiosas contribuciones de católicos y de evangélicos así como de rabinos y laicos judíos, sobre actitudes cristianas que en el pasado ayudaron a trazar una “teología del desprecio”, inclusive en nuestro país.

La pregunta “¿Dónde estaba Dios en el holocausto?” dio lugar al cuestionamiento ¿“Dónde había estado el hombre en la Shoá?”, “¿dónde habían estado nuestros abuelos o padres mientras ocurría uno de los dramas del siglo XX?” Estas cuestiones fueron reunidas por Mons. Carlos H. Malfa reunió ambas cuestiones.8 “Nos preguntamos si en la Shoá se manifiesta la presencia o la ausencia de Dios, si allí desapareció o no todo vestigio de humanidad”. Propuso una mirada de atisbos de la presencia de Dios en el testimonio de los mártires de un pueblo mártir, y en varios signos de humanidad: “una flor dibujada en el tablón de una pared nos muestra que tanto horror no pudo apagar el sentido de la belleza. Una muñeca tirada en un rincón nos habla de adultos que hacían jugar a los niños. Un sucio papelito, con una frase escrita, nos recuerda que estamos ante el pueblo y la religión del Libro. Hubo allí poetas que hicieron soñar a otros. … el diario de Anna Frank, adolescente que se hizo adulta en el refugio. … Un signo diferente de la presencia de Dios es el levantamiento del gueto de Varsovia. Los heroicos resistentes, con hondas, cuchillos y rifles, enfrentaban a los tanques nazis. … Y en ese gueto triunfó la libertad, cuya custodia Dios nos ha encomendado. … Los sobrevivientes de la masacre son igualmente un signo de la presencia de Dios. Ellos nos pueden contar las atrocidades sufridas, pero más importante aún es el silencio que guardan. ... Muchos campos de exterminio parecen hoy museos, pero en realidad son santuarios. Junto al testimonio de los judíos recogemos el de los no judíos que los ayudaron a riesgo de su propia vida. Hoy el Estado de Israel les rinde su homenaje con el título de “justos entre las Naciones”. … y nos recuerdan que en la Tierra de Dios no podrá haber guetos ni muros infranqueables. Un signo posterior de la presencia de Dios en la Shoá es la memoria que de ella hace la humanidad entera.”


  • Interlocutores.

En la Argentina, como en el mundo, encontramos tres grandes líneas de judaísmo: los ortodoxos, los conservadores y los reformistas, con diversa apertura hacia la relación interreligiosa, algunos decididamente opuestos a ella.

Seminario Rabínico Latinoamericano Dentro de la comunidad judía, debemos señalar los aportes formativos de este centro del movimiento conservador, fundado en 1962 por el Rabino Marshall T. Meyer.

B´nai B´rith es una organización judía internacional comprometida con la seguridad y continuidad del pueblo judío y el Estado de Israel, originada en los Estados Unidos en 1843, con filiales en la Argentina desde 1930.

Congreso Judío Latinoamericano es el organismo que nuclea a las comunidades judías del continente, una rama del Congreso Judío Mundial.

AMIA y DAIA son también dos importantes instituciones judeo-argentinas conocidas por su liderazgo político y cultural.

Confraternidad Argentina Judeo Cristiana. Los encuentros entre judíos y cristianos, en Argentina, se incentivaron con la formación del Grupo Encuentro que desde 1976 a 1988 fue asesorado por el Rab. Ruben Nisemboim, la Hna Alda,nds y el Padre André Bacqué (lourdista). Al adquirir una estructura instituconal, con el padrinazgo tripartito de la Congregación de las Hermanas de Sion, la B'Nai B'Rith Argentina y el Seminario Rabínico Latinoamericano "Marshall T. Mayer", se fundó, en 1995, la actual CONFRATERNIDAD ARGENTINA JUDEO CRISTIANA que es miembro del Internacional Council of Christians and Jews.

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg. Su misión es desarrollar proyectos educativos y de divulgación que promuevan el ejercicio de los valores de solidaridad y coraje cívico que animaron las gestas de los salvadores del Holocausto. Raoul Wallenberg es el diplomático sueco desaparecido en enero de 1945, en manos soviéticas, luego de salvar las vidas de decenas de miles de judíos y otros perseguidos por el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. La Fundación Wallenberg tiene sedes en Nueva York, Jerusalén y Buenos Aires.

    • Agenda

Día Internacional de Recuerdo de la Shoá 27-Enero. Decretado por la ONU.

Día Nacional de la Conviencia en la Diversidad Cultural. 19-abril Fijado por el Ministerio de Educación para commemorar el primer levantamiento del Ghetto de Varsovia en 1943.

Conmemoración del Pogrom nazi del 9 de Noviembre de 1938 (Noche de los Cristales Rotos - Kristallnacht). En Buenos Aires y en otras capitales de provincias es organizada por la Comisión Diocesana de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso y la B’nai B’rith locales.

Las Fiestas del calendario hebreo relacionadas con la identidad del Judaísmo.


  1. Tareas y desafíos futuros. 9

El Cardenal Kasper, en una conferencia en EE.UU., precisa tres propuestas concretas para el futuro diálogo judeocristiano: a ) Memoria condolida, recordar para el futuro las atrocidades sufridas por los judíos y otros pueblos en el siglo XX, para llegar a la reconciliación. b) Expectativa escatológica, la mirada un futuro de ambas religiones, permite compartir la herencia común de la responsabilidad histórica en este mundo desde la perspectiva de la esperanza para asumir los desafíos actuales. c) Diálogo, consciente de las diferencias por las conviccionres religiosas y de la relación indisluble entre Israel y la Iglesia, que caminan hombro con hombro, como socios.



Es necesario comunicar a las nuevas generaciones de judíos y cristianos esta viva esperanza, en el compromiso de edificar una sociedad más humana, eliminando juntos toda forma de antisemitismo y de anticatolicismo, siendo testigos, pese a las diferencias, de la alianza que Dios estableció con los seres humanos.
(*) Secretaria de CEERJIR, (**) Secretario Ejecutivo de CEERJIR


1 Sinagoga en Colonia

2 Padilla, Norberto, Arco iris sobre Birkenau en Criterio ( 2317) 2006.

3 Benedicto XVI, Discurso del 28.5.2006. L’ Oss.R om. nº 23, 9.6.2006.

4 Benedicto XVI, Discurso del 28.5.2006. L’ Oss.R om. nº 23, 9.6.2006.

5 Carta encíclica Deus caritas est, nº 38.

6 Pontificia Comisión Bíblica, El Pueblo judío y sus escrituras sagradas en la Biblia cristiana, ed. San Benito,2002. nota 322-2 “Esta tendencia (una transferencia abusiva de responsabilidad) sigue manifestándose: la responsabilidad de los nazis ha sido extendida a todos los alemanes, la de algunos lobbys occidentales a todos los europeos, la de algunos “sin papeles” a todos los africanos”.

7 Gén 9,13.

8 Cf. Malfa, Carlos H., Presencia o ausencia de Dios en la Shoá- Conclusiones,en Holocausto-Shoá . Sus efectos en la teología y la vida cristiana en Argentina y América Latina, Ed. Claretiana, Buenos Aires, 2007, p.171-176. Mons. Malfa es Obispo de Chascomús y Presidende de CEERJIR.

9 Kasper, Walter, Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo-Una tarea crucial para la Iglesia Católica- en CEERJIR, Ecumenismo y Diálogo interreligioso en Argentina En el camino del tercer milenio (2000-2003), Ciudad Nueva, Buenos Aires, 2004.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje