Página principal

Nací en un hogar en el cual mi madre era cristiana evangélica junto con sus padres y sus hermanas. Por lo tanto, recién nacido no fui bautizado como costumbre de la Iglesia Católica Romana


Descargar 5.98 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño5.98 Kb.
Nací en un hogar en el cual mi madre era cristiana evangélica junto con sus padres y sus hermanas. Por lo tanto, recién nacido no fui bautizado como costumbre de la Iglesia Católica Romana. Fui educado en la fe, asistiendo a la Iglesia evangélica desde pequeño, pero cuando tenía 14 años deje de asistir.

Había empezado a trabajar y con mis ahorros me compré una bicicleta. Cada domingo salía de excursión para hacer kilómetros y tratar de llegar cada vez más lejos. Hasta que un día me plantee: ¿A dónde iba? Volví de nuevo a la Iglesia y en diciembre de 1961 di testimonio de fe, tenía quince años y a los 17 fui bautizado. Gracias a Dios viví unos años inolvidables de gozo y paz en el Señor.

Estoy convencido que conocí a Dios a través del ejemplo de mi madre y mi tía Manuela (su hermana). Mi madre marcó mi vida de forma muy especial, pues ella jamás levantó la voz, ni dijo una palabra ofensiva, ella siempre fue ejemplar y cada día la recuerdo.

Cuando pienso en cómo Dios ha cambiado mi vida, pienso que antes mi vida era como la televisión en blanco y negro y ahora es en color.

Así entiendo mi vida cristiana, pues gracias a Dios tengo paz interior, tengo gozo, paciencia y se esperar. Dios para mi es lo primero, pues no hay nada que me llene tanto como él, Dios es eterno.
José L

Vaig néixer en una llar en el qual la meva mare era cristiana evangèlica juntament amb els seus pares i les seves germanes. Per tant, no vaig ser batejat com a costum de l'Església Catòlica Romana. Vaig ser educat en la fe, assistint a l'Església evangèlica des de petit, però quan tenia 14 anys deixi d'assistir.


Havia començat a treballar i amb els meus estalvis em vaig comprar una bicicleta. Cada diumenge sortia d'excursió per fer quilòmetres i tractar d'arribar cada vegada més lluny. Fins que un dia em plantejar: On anava? Vaig tornar de nou a l'Església i el desembre de 1961 vaig donar testimoni de fe, tenia quinze anys i als 17 vaig ser batejat. Gràcies a Déu vaig viure uns anys inoblidables de goig i pau en el Senyor.
Estic convençut que vaig conèixer a Déu a través de l'exemple de la meva mare i la meva tieta Manela (la seva germana). La meva mare va marcar la meva vida de forma molt especial, ja que ella mai va aixecar la veu, ni dir una paraula ofensiva, ella sempre va ser exemplar i cada dia la recordo.
Quan penso en com Déu ha canviat la meva vida, penso que abans la meva vida era com la televisió en blanc i negre i ara és en color.
Així entenc la meva vida cristiana, ja que gràcies a Déu tinc pau interior, tinc goig, paciència i es esperar. Déu per mi és el primer, ja que no hi ha res que m'ompli tant com ell, Déu és etern.
Josep L


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje