Página principal

N° 258 el congreso constitucional de la república de costa rica decreta


Descargar 68.47 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño68.47 Kb.


N° 258
EL CONGRESO CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA
DECRETA:
Esta normativa fue derogada por la Ley 7593 del 9 de agosto de 1996, Ley de Creación de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos.

Artículo - Todas las aguas de la República, que no sean del dominio privado de acuerdo con la Ley de aguas vigente, las fuerzas que puedan obtenerse de ellas y las fuerzas eléctricas que tanto de ellas como de cualquiera otra fuente de energía puedan obtenerse son inalienables y del dominio, gobierno y vigilancia del Estado.
Artículo - Por medio de la institución existente denominada “Servicio Nacional de Electricidad” el Estado ejercerá su dominio, aprovechará, utilizará, gobernará o vigilará según fuere el caso, todas las aguas y fuerzas hidráulicas y eléctricas a que se refiere el artículo 1° de esta ley.

Reformado Tácitamente en forma parcial por Ley N° 2726 del 14 de abril de 1961.
Artículo - Continuarán en vigencia, por el término y en las condiciones en que hayan sido adquiridos, las concesiones y derechos sobre aguas obtenidos de acuerdo con las leyes respectivas, legalmente válidos y anteriores a esta ley pero sujetos en todo a la vigilancia y control del Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 4°- No requieren concesión los desarrollos de energía eléctrica menores de cincuenta caballos de fuerza cuando ésta sea producida por otra fuente de energía que no sea el agua, siempre que no se emplee para suministrar servicios de fuerza eléctrica a otros, ya sean éstos particulares, empresas, compañías o entidades de cualquier clase.
Artículo 5°- Las concesiones y derechos para el aprovechamiento de las aguas y las fuerzas derivadas de las mismas así como el desarrollo, transmisión, transformación y distribución de fuerzas eléctricas de cualquier fuente de energía y que estén comprendidas en esta ley sólo pueden obtenerse condicionalmente y por tiempo limitado, el que no excederá de veinticinco años.
Artículo 6°- La facultad de dar concesiones o derechos de aguas y fuerzas hidráulicas y eléctricas a que se refiere esta ley, pertenece exclusivamente al Servicio Nacional de Electricidad, quien tiene el derecho de intervención en la utilización de tales aguas y fuerzas y la suprema vigilancia en todo lo relacionado con los negocios de fuerza eléctrica en la República.
Artículo 7°- Derogado por Ley N° 7200 de 28 de setiembre de 1990, Artículo 22 ) control del Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 8°- En toda concesión será indispensable que se especifique:

1.- El nombre, nacionalidad y domicilio del concesionario.

2.- El lugar, distrito o localidad donde se hará el aprovechamiento de que se trata.

3.- El nombre de la corriente, río, caño o canal si concierne a pajas de agua o de fuerza hidráulica y la fuente productora de energía si ésta es otra que el agua.

4.- El volumen de agua en litros por segundo que se pretende utilizar.

5.- La potencia en caballos de fuerza o en kilovatios, según el caso, y la caída en metros que se utilizará si se trata de fuerza hidráulica.

6.- La duración de la concesión.

7.- Las obligaciones del concesionario.

8.- Las tarifas que se cobrarán o el modo o base para establecerlas si fuere para suministrar fuerza eléctrica a terceros.

9.- Las causas que producen la extinción de la concesión.



10.- El cánon que percibirá el Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 9°- Caducan de hecho las concesiones para el aprovechamiento de aguas, desarrollo de fuerza hidráulica y eléctrica como también las de transmisión y distribución de energía eléctrica si ha expirado su término, si se utilizan en servicios o condiciones diferentes de aquellos que para que fueron concedidas, si no han sido utilizadas dentro del término señalado con tal objeto y si se cobraren tarifas mayores de las establecidas o aprobadas por el Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 10.- Los derechos adquiridos por tiempo indefinido para el aprovechamiento de fuerzas hidráulicas y eléctricas capaces de desarrollar más de cincuenta caballos de fuerza caducarán a partir de la vigencia de esta ley y los interesados requerirán nueva concesión de acuerdo con esta ley. Quedan vigentes tales concesiones obtenidas mediante contrato oneroso siempre que no hubiere causal suficiente para su caducidad o nulidad.
Artículo 11.- Todos los aprovechamiento de aguas del dominio público, excepto la producción de fuerza hidráulica o eléctrica anteriores a esta ley, serán respetados por un volumen de agua no mayor del que ha discurrido normalmente por el respectivo cauce o tubería en los tres últimos años antes de entrar en vigencia esta ley y siempre que esos aprovechamientos sean debidamente inscritos en el patrón respectivo que llevará el Servicio Nacional de Electricidad dentro de un plazo no mayor de dos años, a contar desde el día en que entre en vigencia esta ley.
Artículo 12.- Mientras que una concesión para el aprovechamiento de aguas, desarrollo de energía hidráulica o eléctrica como también para la transmisión o distribución de fuerza eléctrica no haya sido legalmente otorgada, el Estado tendrá siempre el derecho de prioridad y preferencia para aprovechar y explotar el agua o fuente de energía hidráulica de que se trate sin lugar a indemnización para cualquier particular que estuviere interesado en la concesión correspondiente.

Artículo 13.- Toda obra necesaria para realizar el aprovechamiento de aguas y desarrollo de fuerzas hidráulicas o eléctricas, de acuerdo con la ley, como también para la transmisión, transformación y distribución de la fuerza eléctrica así obtenida, se considera de utilidad pública para los efectos de la expropiación de los terrenos o edificios necesarios y para el establecimiento de servidumbres de toda clase que se estimen indispensables.
Artículo 14.- Sin la correspondiente concesión, autorización o permiso del Servicio Nacional de Electricidad, ninguna persona, empresa o entidad podrá plantar, colocar o instalar en las vías, calles o plazas públicas, torres, soportes o líneas, salvo que se trate de los telégrafos y teléfonos nacionales. Tampoco podrán sin autorización del Servicio Nacional de Electricidad, y además, sin el permiso expreso y escrito de los dueños de las respectivas propiedades, colocar líneas de conducción, postes, soportes, anclas y cruceros, a lo largo o contra las paredes, aleros exteriores, verjas u otras obras similares de propiedad particular o de corporaciones públicas.
Artículo 15.- El Servicio Nacional de Electricidad tendrá el derecho de preferencia sobre cualquier persona o entidad nacional, municipal o particular, al uso de las calles, plazas y demás lugares públicos, nacionales o municipales, para colocar postes, torres, casetas y demás instalaciones que necesitare.
Artículo 16.- Cuando la colocación o arreglo de alambres, postes, tuberías, líneas y otros materiales para las obras de los concesionarios de fuerza hidráulica y eléctrica diere lugar a excavaciones u otros trabajos, daños o desperfectos en calles, vías, parques o plazas públicas, los dueños de las concesiones están obligados a repararlos con un pavimento o material igual o superior al removido de acuerdo con la autoridad encargada de vigilar esos trabajos, sin dejar defecto en los edificios ni en el pavimento, aceras, caños, desagües, cloacas y tuberías.
Artículo 17.- Los concesionarios de fuerzas eléctricas construirán y mantendrán sus instalaciones de acuerdo con la práctica más moderna y en la mejor forma posible para que no causen daño a personas ni propiedades, en todo de acuerdo con los reglamentos y disposiciones del Servicio Nacional de Electricidad y respondiendo de los daños causados por el mal estado de sus instalaciones o por su descuido o negligencia debidamente comprobados.
Artículo 18.- Todas las empresas que suministren servicios de energía eléctrica deberán mantener y cumplir las normas sobre frecuencia y voltaje que se especifiquen en sus respectivas concesiones y contratos, o en su defecto las que el Servicio Nacional de Electricidad les fijare en resguardo de los intereses de los consumidores.
Artículo 19.- Los servicios de energía eléctrica que las empresas o compañías dueñas de concesiones vigentes suministren al público no podrán ser negados ni suspendidos por causas distintas de las autorizadas en sus respectivas concesiones o sin autorización o permiso del Servicio Nacional de Electricidad, salvo en los casos imprescindibles de operación, mantenimiento y fuerza mayor.
Artículo 20.- Por las interrupciones que aun por causas imprevistas o de fuerza mayor ocurrieren en los servicios de energía eléctrica que se suministran al público no se cobrará a los abonados afectados el valor correspondiente a los servicios que se les hubiere dejado de suministrar, en el período que cubra la cuenta respectiva, cuando la suma de la duración de las interrupciones durante ese tiempo excediere de sesenta horas. Si las interrupciones llegan a afectar las cuotas mínimas por servicios a base de medidor, ésas se cobrarán proporcionalmente al tiempo servido.
Artículo 21.- Todas las empresas que suministren servicios de energía eléctrica deberán conectar sus líneas con las instalaciones ejecutadas por cuenta y riesgo de los consumidores siempre que la instalación de que se trate esté en buen estado y satisfaga las exigencias de los reglamentos dictados o que se dicten. Dentro de los predios de los abonados ninguna instalación podrá ponerse en uso sin haber sido previamente revisada por el inspector de instalaciones eléctricas en los lugares donde exista ese funcionario.
Artículo 22.- Todas las empresas que suministren servicios de energía eléctrica están en la obligación de mantener y cobrar precios iguales para todos sus abonados que se encuentren en condiciones idénticas y, salvo las excepciones autorizadas por concesión o contrato de fecha anterior a esta ley, no les será lícito sin la previa aprobación del Servicio Nacional de Electricidad establecer por medio de arreglos tarifas especiales ni privilegios entre sus abonados.
Artículo 23.- Todas las tarifas y condiciones para los servicios de energía eléctrica requieren la expresa y previa aprobación del Servicio Nacional de Electricidad. Por consiguiente, las empresas y compañías que estén prestando servicios de energía eléctrica para alumbrado, calefacción, fuerza motriz y toda otra aplicación y uso de la electricidad, cualquiera que sea el medio de su generación, deberán obtener la indispensable autorización del Servicio Nacional de Electricidad para ponerlas y mantenerlas en vigor, salvo que ya estuvieren autorizadas por concesiones o contratos vigentes. Cuando se hubiere aplicado una tarifa mas alta, una vez comprobado el caso, el Servicio Nacional de Electricidad ordenará la devolución del exceso cobrado y la aplicación de la tarifa correcta. Cuando más de una tarifa sea aplicable a un solo servicio se escogerá la más favorable para el abonado.
Artículo 24.- El costo de los medidores y los gastos de su instalación y mantenimiento correrán por cuenta de las empresas o compañías suministradoras de servicios de energía eléctrica, debiendo mantenerse en correcto estado de funcionamiento para que den medida exacta dentro de un límite del dos por ciento en más o menos. Previamente a su instalación deberán ser comprobados y sellados por el Servicio Nacional de Electricidad, siendo retirados del servicio los medidores defectuosos, inseguros o inexactos y sujetándose los empresarios a los reglamentos y disposiciones concernientes que dictare el Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 25.- Las empresas y compañías que suministren servicios de energía eléctrica están en la obligación de informar al Servicio Nacional de Electricidad sobre todo accidente que les ocurra en sus plantas e instalaciones a la mayor brevedad posible y antes de que transcurran cinco días desde la fecha del suceso.
Artículo 26.- Los concesionarios de fuerzas hidráulicas y eléctricas están en la obligación de permitir en todo tiempo la inspección de sus plantas e instalaciones por los miembros o empleados debidamente autorizados del Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 27.- Quienes suministren servicios de energía eléctrica al público darán al Servicio Nacional de Electricidad acceso a sus libros de contabilidad, cuentas, comprobantes, archivos y registros con el fin de verificar cualquier dato o informe que esa entidad requiera dentro de sus atribuciones y en defensa de los consumidores de los servicios eléctricos concernientes.
Artículo 28.- Las empresas y compañías que suministren servicios de energía eléctrica estarán en la obligación de adoptar y mantener un sistema de contabilidad como se lo prescriba el Servicio Nacional de Electricidad en lo que se refiere al negocio eléctrico, entendiéndose como tal todo lo que se relacione con la generación, transformación, transmisión, distribución y compraventa de la energía eléctrica.
Artículo 29.- Las empresas y compañías suplidores de energía eléctrica podrán fiscalizar y medir los servicios que suministren, teniendo derecho para revisar cualquier instalación relacionada con ellos y para colocar los aparatos que fueren necesarios para tal fin, siempre que esto se haga en todo de acuerdo con los reglamentos y disposiciones pertinentes del Servicio Nacional de Electricidad.
Artículo 30.- Mediante un representante o inspector nombrado para tal fin, el Servicio Nacional de Electricidad intervendrá en todos los casos en que surjan dificultades entre las empresas o compañías que suministren servicios de energía eléctrica y sus abonados. Si alguna de las partes objetare la actuación o resolución del representante del Servicio Nacional de Electricidad, éste conocerá del asunto en alzada y lo por él resuelto agotará la vía administrativa, dejando a salvo el recurso de acudir a los tribunales.
Artículo 31.- Del total de empleados que tuvieren los concesionarios que produzcan o suministren servicios de energía eléctrica, estarán obligados a ocupar el noventa y cinco por ciento de obreros y peones costarricenses. Entre los altos empleados podrán colocar un diez por ciento de elementos extranjeros y un noventa por ciento nacionales, pero con sueldos equivalentes a los de los extranjeros.
Artículo 32.- Todos los concesionarios de fuerzas hidráulicas y eléctricas están en la obligación de acatar las leyes de carácter general dictadas o que se dicten a favor y en protección de los empleados u obreros, así como también las que conciernen a las diferentes formas de seguro social para ese personal.
Artículo 33.- Ningún contrato o concesión para el suministro de energía eléctrica constituye monopolio ni derecho alguno de exclusividad o preferencia. Sin embargo, los concesionarios tendrán derecho a reclamar para sí las mismas condiciones o ventajas que se otorguen durante la vigencia de sus concesiones a otras empresas similares que llegaren a obtener concesiones para prestar servicios eléctricos en los lugares donde ellos operen, salvo que se trate de empresarios como el Estado o los municipios; pero si éstos traspasaren sus negocios a individuos, empresas o compañías particulares tal beneficio de igualdad será entonces extensivo a ellos.
Artículo 34.- El Servicio Nacional de Electricidad es una Institución del Estado que le representa y hace sus veces en todo lo que concierne a concesiones de agua, fuerzas hidráulicas, generación, transmisión, transformación, distribución y compraventa de energía eléctrica; tiene su domicilio en la ciudad de San José y su jurisdicción en lo que le corresponde se extiende a todo el territorio de la República.
Artículo 35.- El Servicio Nacional de Electricidad será regido por un cuerpo directivo, que se denominará Junta del Servicio Nacional de Electricidad, el cual tendrá a su cargo la dirección y manejo de la Institución, de acuerdo con la ley y los respectivos reglamentos.

Dicha Junta será integrada por un Director, dos Subdirectores y dos Vocales, todos en calidad de propietarios y de nombramientos del Poder Ejecutivo. El Director y los dos Subdirectores devengarán sueldo mensual.

Los Vocales devengaran únicamente dietas por las sesiones a que asistan.

El Director deberá ser un profesional con experiencia en servicios públicos; uno de los Subdirectores será el Jefe del Departamento Técnico y deberá ser ingeniero civil o eléctrico y el otro Subdirector tendrá la dirección del Departamento de Estudios Económico-Financieros y deberá ser Contador Público Autorizado.



La ausencia del Director será repuesta por los Subdirectores, en el orden de su nombramiento. El valor y monto probable de las dietas, se incluirán en el presupuesto anual.

Así reformado por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970, artículo 1°.
Artículo 36.- Los miembros de la Junta serán designados para un período de cuatro años; pueden ser reelectos y serán inamovibles durante el período de su cometido, salvo el caso de que llegare a declararse contra ellos alguna responsabilidad legal. Cesará de ser miembro de la Junta el que renunciare su cargo, el que hiciere abandono del mismo, faltando a sus deberes o dejando de asistir a las sesiones por más de tres meses, sin motivo legal que lo justifique y el que infringiere o consintiere infracciones de leyes o reglamentos concernientes al Servicio Nacional de Electricidad y a los concesionarios de agua y fuerzas hidráulicas y eléctricas.

Así reformado por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970, artículo 1°.
Artículo 37.- Los miembros de la Junta Eléctrica (*) deberán ser personas de nacionalidad costarricense caracterizadas por su honorabilidad y competencia, versadas y con experiencia en lo relacionado con las atribuciones y deberes del Servicio Nacional de Electricidad. No podrán pertenecer a la Junta sus empleados ni los miembros y empleados de los Supremos Poderes y Municipalidades.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.

Artículo 38.- El Poder Ejecutivo no tendrá intervención en la administración interna del Servicio Nacional de Electricidad, la cual será de absoluta responsabilidad de la Junta Eléctrica (*), limitándose a vigilar la institución y a cumplir las atribuciones que sobre ella le da esta ley, todo lo que corresponderá a la Secretaría de Fomento.(**)

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.

(**) Reformado Tácitamente por Ley N° 7152 del 5 de junio de 1990.
Artículo 39.- Es prohibido a los miembros de la Junta Eléctrica (*), como también al personal del Servicio Nacional de Electricidad, tomar parte activa en asuntos políticos, sin perjuicio de que con toda libertad cumplan con sus deberes cívicos.

(*) REFORMADO TÁCITAMENTE por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 40.- La Junta se reunirá ordinariamente una vez por semana y en sesión extraordinaria cada vez que sea convocada por el Director o por los dos Subdirectores, debiéndose en el caso de sesión extraordinaria hacer la convocatoria por escrito con veinticuatro horas de anticipación por lo menos e indicándose el objeto de la reunión. En las sesiones extraordinarias, se conocerán únicamente los asuntos objeto de la convocatoria.

Así reformado por Ley N° 50 de 7 de junio de 1948, artículo único.
Artículo 41.- Los acuerdos de la Junta serán tomados por mayoría de votos. Para sesionar válidamente es necesaria la presencia de tres miembros, como mínimo. Toda sesión se hará en las oficinas de la Junta, salvo que para casos especiales se acuerde lo contrario.

Así reformado por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970, artículo 1°
Artículo 42.- A la Junta le corresponde el nombramiento y remoción de los empleados atendiendo lo que al efecto sugiera el Director.
Artículo 43.- Con el carácter de gerente el Director será el administrador de la Institución y como tal será el representante judicial y extrajudicial de la Institución, pudiendo litigar en nombre de ella o dar poder con ese objeto bajo su responsabilidad, así como firmar los contratos en que sea parte el Servicio Nacional de Electricidad para someterlos a la aprobación de la Junta Eléctrica (*) o darles cualquier otro curso indicado por la ley o los reglamentos vigentes.

Reformado tácticamente por Ley No. 4537 de 25 de febrero de 1970.
Artículo 44.- El Director presidirá las sesiones de la Junta; será el Jefe de todas las dependencias del Servicio Nacional de Electricidad; velará por la defensa de sus intereses y será el responsable de la buena marcha de la Institución. Formulará, además, los presupuestos anuales de sueldos y gastos, los cuales necesitarán la aprobación de la Junta y la sanción del Poder Ejecutivo.
Artículo 45.- De nombramiento de la Junta y bajo las órdenes inmediatas del Director, se acreditará en las oficinas del Servicio Nacional de Electricidad un Secretario, de preferencia abogado, que atenderá bajo su responsabilidad todo lo relacionado con los aspectos administrativos de la Institución, correspondiéndole certificar las actas, acuerdos y resoluciones que se le soliciten.

Así reformado por Ley N° 50 de 7 de junio de 1948, artículo único
Artículo 46.- Ningún miembro de la Junta podrá asistir a la sesión en que se resuelvan asuntos en que él mismo esté interesado o algún pariente suyo hasta el cuarto grado inclusive, por consanguinidad o por afinidad o que interesen a sociedades o compañías de que él o sus parientes dichos sean directores o empleados.
Artículo 47.- Devengarán dotación mensual fija el Director y los Subdirectores propietarios; los suplentes percibirán dietas por las sesiones a que asistan como integrantes de la Junta. El valor y monto probable de las dietas se incluirán en el presupuesto anual.

Así reformado por Ley N° 50 de 7 de junio de 1948, artículo único.

Derogado Tácitamente por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970 al reformar el artículo 35 e incluir en él disposiciones sustitutivas.
Artículo 48.- Mientras ejerza su cargo el Director dedicará al Servicio Nacional de Electricidad todo tiempo que demande la buena marcha de la institución, siéndole vedado desempeñar otras funciones y ocuparse de otros trabajos, oficios o gestiones que puedan quitarle el tiempo o distraer la atención que su cargo requiere.
Artículo 49.- Como máxima finalidad de la Institución la Junta Eléctrica (*) mantendrá la nacionalización eléctrica, preocupándose en todo tiempo por la mejor realización y efectividad posible de ese ideal nacional hasta donde las circunstancias existentes lo permitan y sea más conveniente para la República.

Por consiguiente, dedicará especial atención a todo plan, proyecto o medida que en tal sentido se le someta, procediendo a las investigaciones, estudios y gestiones que estimare necesarios y favorables para tal propósito.



(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 50.- El Servicio Nacional de Electricidad esta facultado para establecer, adquirir o administrar plantas generadoras y sistemas de transmisión y distribución de energía eléctrica donde sea, en la República, económicamente factible y necesario para cubrir la demanda en las poblaciones interesadas. No obstante esta facultad, será necesaria la

aprobación legal del Congreso Constitucional para contraer obligaciones que no se cubran con los probables ingresos de la Institución.



Artículo 51.- La Junta Eléctrica (*) procurará que las tarifas, precios y condiciones que se aplican a los servicios de energía eléctrica sean los mas favorables para el público consumidor dentro del principio de servicio al costo que se tratara de establecer hasta donde fuere posible, permitiendo al capital invertido apenas un rédito anual justo.

Con tal objeto se le faculta para convenir o contratar normas variables de tarifas eléctricas o para el ajuste de ellas conforme se alteren las condiciones económicas que afecten el costo de tales servicios de utilidad pública. Cuando el caso fuere de convenir, contratar o aprobar el alza de cualquier tarifa o precio vigente de los servicios de energía eléctrica, antes de dictar la resolución respectiva la Junta Eléctrica someterá el asunto a conocimiento del Poder Ejecutivo, sin cuya venia no podrán subirse los precios existentes de la energía eléctrica.



(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 52.- Siempre que la Junta Eléctrica (*) comprobare, ya sea por las investigaciones por ella misma practicadas o por denuncia debidamente comprobada, que cualquier empresario o compañía concesionaria cobra por servicios de energía eléctrica precios excesivos e injustos o exige condiciones inconvenientes u onerosas, fuera de razón y equidad, dictará las disposiciones conducentes a evitar el abuso o perjuicio que estuviere cometiéndose en contra del público consumidor.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970.
Artículo 53.- La Junta Eléctrica (*) ejercerá suficiente vigilancia sobre las finanzas y manejos comerciales de las empresas y compañías que suministren servicios de energía eléctrica para evitar en lo posible toda actuación especulativa con bonos, cédulas, obligaciones hipotecarias, acciones y cualquier otro valor negociable de ellas.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970.
Artículo 54.- Cada vez que las empresas o compañías en negocios de energía eléctrica requieran aumentar su capital, emitir valores a que se refiere el artículo 53, consolidar, vender, comprar, ceder, traspasar o comprometer cualquier propiedad o concesión le corresponderá a la Junta Eléctrica (*) dar su aprobación previa, lo que hará tan pronto como se practique la necesaria investigación y dentro de un plazo que no exceda de noventa días, negándola solamente cuando haya justificación suficiente para ello.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970.
Artículo 55.- Para determinar el valor justo de los bienes que tengan las empresas o compañías cuyo negocio sea el de generar, trasmitir o distribuir energía eléctrica, la Junta Eléctrica (*) queda facultada para ordenar cuando lo crea conveniente que se efectúen mediante peritos o expertos los avalúos, investigaciones, estudios e inventarios necesarios para tal fin, estando las empresas o compañías concernientes en la obligación de cooperar en esos trabajos y facilitar todos los datos y comprobantes que sirvan para fijar los valores invertidos, en los negocios concernientes. Los efectos de éste y del artículo anterior (54) no se aplicarán mientras el total de la fuerza eléctrica generada, trasmitida, distribuida o suministrada sea menor de cien kilovatios.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.

Artículo 56.- Cuando sea evidente que los gastos de una empresa o compañía de servicios de energía eléctrica son excesivos, dando por resultado precios y condiciones inconvenientes para los consumidores, la Junta Eléctrica gestionará activamente y ejercerá toda su influencia y buenos oficios para remediar el mal hasta donde sea posible. También se preocupará la Junta Eléctrica (*) por la aplicación a las empresas o compañías que tengan participación directa o indirecta en el negocio de energía eléctrica de la ley contra los monopolios N° 18 de 9 de junio de 1915 cuando para ello hubiere motivo suficiente.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 57.- Las concesiones de aprovechamientos de agua y de fuerza hidráulica y eléctrica, pagarán los siguientes derechos: una cuota fija de un colon por cada diez litros o fracción de agua que vaya a concederse, o diez colones por cada caballo de fuerza o fracción que se trate de utilizar en fuerza hidráulica o eléctrica. Iguales sumas se cobrarán al conceder una ampliación o al aprobar un traspaso de las concesiones otorgadas. Además, todas las concesiones de fuerza hidráulica y eléctrica pagarán semestralmente y por adelantado, salvo que hubiere un compromiso para cobrar una tasa menor, un colon por cada caballo de fuerza, siempre que la potencia no exceda de cincuenta caballos, y dos colones por cada caballo cuando fuere mayor de esa cantidad. Las concesiones de fuerza hidráulica o eléctrica, destinadas a fines agrícolas y dentro de la propiedad del concesionario con inclusión de los servicios de alumbrado, calefacción, etc., sólo pagarán la mitad de los impuestos indicados en el párrafo anterior en cuanto al canon por derechos de concesión y el mismo impuesto en lo que se refiere al semestral, siempre que no exceda de cien caballos sin duplicarse.

Si no fuere pagado el canon indicado durante un semestre, podrá serlo durante el siguiente, con el veinticinco por ciento de recargo o durante el tercero con el cincuenta por ciento. Si transcurrieren tres semestres sin que se hubieren hecho los pagos totales, con las multas respectivas, caducará la concesión de fuerza hidráulica o eléctrica deudora.

La Junta Nacional de Electricidad no dará nuevas concesiones eléctricas a aquellas empresas que no estén al día en el pago de los intereses o dividendos de sus accionistas residentes en el país; y la Oficina de Control de Exportaciones no autorizará el envío al exterior de ninguna cantidad a título de pago de intereses, amortización o dividendo, mientras no se justifique que se ha cumplido con dicha concesión.

Así reformado por Ley N° 276 del 27 de agosto de 1942, artículo 2.
Artículo 58.- El Servicio Nacional de Electricidad no asume obligación ni da garantía alguna a los concesionarios de aprovechamientos de agua o de fuerzas hidráulicas e hidroeléctricas respecto al volumen actual o futuro del agua que ellos utilizan, entendiéndose en todo caso que las concesiones y aprovechamiento lícitos de aguas en los ríos y sus afluentes respectivos no serán afectados por cualquier concesión posterior.
Artículo 59.- Cuando se hubiere extinguido una concesión para la generación o suministro de energía eléctrica, si lo estimare de urgente necesidad pública, la Junta Eléctrica (*) podrá requerir al concesionario respectivo para que continúe generando o suministrando la energía eléctrica durante un lapso que no exceda de dos años. Cuando tal caso se presente, tratándose de una concesión de más de quinientos caballos de fuerza la resolución respectiva requerirá la aprobación del Poder Ejecutivo. Si la empresa o compañía afectada se negare a continuar prestando los servicios que se le pidan, la Junta Eléctrica podrá solicitar por razón de utilidad pública la expropiación inmediata, de acuerdo con las leyes respectivas, para el uso de los bienes necesarios de manera que ella pueda suplir los servicios concernientes.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 60.- El Servicio Nacional de Electricidad podrá por sí o por medio de los tribunales, según el caso, declarar o exigir el cumplimiento, cancelación, rescisión o caducidad, en los casos que cupieren de acuerdo con los respectivos contratos o la ley, de las concesiones de agua y fuerzas hidráulicas y eléctricas o de suministro de energía eléctrica, así como exigir todos los reclamos, restituciones e indemnizaciones que pudieren derivarse de las concesiones dichas existentes o que por cualquier motivo hayan terminado sin haber cumplido el concesionario o concesionarios con las obligaciones impuestas por los respectivos contratos o concesiones. En caso de litigios, el Servicio Nacional de Electricidad usará papel de oficio y no estará obligado a rendir fianza de costas.
Artículo 61.- Se tendrá por cometido el delito de contrabando hidroeléctrico en cualquiera de los casos siguientes:
1° - Cuando se utilice una fuerza de agua o se genere, trasmita o distribuya energía eléctrica sin tener para ello la concesión que por esta ley se requiera.

2° - Cuando vencido el plazo de una concesión a que se refiere el inciso anterior o extinguido por nulidad, caducidad o resolución declaradas se continúe en el aprovechamiento de la fuerza o en el suministro de la energía eléctrica a particulares o a otra empresa o compañía.

3° - Cuando quien esté legalmente autorizado para suministrar energía eléctrica la suministre tomándola de una empresa o compañía que carezca de concesión, autorización o permiso legales para generar o suministrar energía eléctrica.

4° - Cuando quien esté legalmente autorizado para suministrar energía eléctrica en un lugar determinado la trasmita o distribuya en común o en conexión con la energía eléctrica de otra empresa que tenga análoga concesión, ya usando para ello sus propias líneas o instalaciones, ya valiéndose de las de otra empresa que disfrute de concesión semejante para la misma localidad, salvo que mediare el previo consentimiento de la Junta Eléctrica (*), quien podrá autorizarlo en casos de emergencia o perentoria necesidad pública.

5° - Cuando se utilice indebidamente la energía eléctrica de una concesión legalmente en vigor de modo o para fines distintos de los determinados en la concesión o contratos respectivos.

6° - Cuando no obstante haberse declarado la caducidad, nulidad o rescisión de un contrato o concesión relativos al suministro de energía eléctrica se facilite a otra empresa el aprovechamiento de la energía eléctrica obtenida en la planta construida al amparo de la concesión o contrato extinguido.

7° - Cuando se ceda o traspase una concesión para suministro de energía eléctrica sin obtener antes la autorización legalmente correspondiente. Equivale a un traspaso que requiere autorización previa de la Junta Eléctrica (*) la adquisición del veinticinco por ciento o más de las acciones con derecho a voto de una empresa o compañía por otra persona, empresa o compañía o la repetición de uno o más nombres de las mismas personas en la directiva, gerencia o administración de dos o más empresas o compañías que distribuyan energía eléctrica.

El responsable o responsables del delito que define este artículo serán penados con multa de dos mil a cuatro mil colones.



(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 62.- Incurrirá en responsabilidad criminal cualquier persona o empresa autorizada para suministrar energía eléctrica:
1°- Cuando suministre dicha energía para un servicio especial sin que se haya fijado la tarifa respectiva o sin que los precios, tarifas o condiciones de venta o distribución estén consignados en la concesión o contrato vigente o sin la previa autorización de la Junta Eléctrica (*)

2°- Cuando exija por un servicio precio más alto que el correspondiente de acuerdo con la tarifa legalmente aprobada o autorizada o que consienta el contrato o la concesión vigentes; o que exija precios distintos por el mismo servicio a diferentes clientes o abonados, cualquiera que sea el artificio o combinación de artificios que emplee para romper la uniformidad de la tarifa.



3° Cuando viole o irrespete cualquier artículo de esta ley o de su reglamentación. El responsable o responsables del delito que define este artículo serán penados con multa de quinientos a mil colones. Cuando no se suministre el voltaje de que habla el artículo 18, salvo fuerza mayor.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970.
Artículo 63.- Incurrirá en responsabilidad penal y será en consecuencia penado con multa de doscientos cincuenta a quinientos colones quien explote una fuerza hidráulica en todo o en parte sin la concesión que esta ley exige para el caso o la ceda o traspase sin la respectiva autorización legal.
Artículo 64.- Serán penados con multa de cien a doscientos cincuenta colones quien o quienes desacaten o violen las órdenes o disposiciones de la Junta Eléctrica (*) en todo lo relacionado con el aprovechamiento de agua, utilización de fuerzas hidráulicas y generación, transmisión y distribución de energía eléctrica.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 de 25 de febrero de 1970
Artículo 65.- La acción para pedir el castigo de los delitos a que esta ley se refiere es pública y cualquiera, en conformidad con el Código de Procedimientos Penales, puede ejercerla sin necesidad de rendir fianza.
Artículo 66.- De los delitos a que se refiere esta ley responderán las personas físicas que los cometieren así como las personas jurídicas o morales cuando los cometiere un gerente, administrador, director o representante en cualquier carácter o persona que proceda por orden o instrucciones de cualquiera de esos, aplicándose sólo a las personas físicas o naturales directamente la pena de multa o la de prisión en que ésa se convierte por falta de pago. La responsabilidad solidaria se hará efectiva en los bienes de la persona jurídica concerniente, la cual responderá por las multas, daños y perjuicios resultantes como por los gastos que ocasione el proceso. Para responder de todo eso se decretará embargo de bienes de la persona o empresa afectada en cantidad suficiente.
Artículo 67.- Para tener por probada la existencia del delito en los procesos sobre aprovechamiento o suministro indebidos de energía eléctrica o traspaso ilegal de concesión o concesiones para el suministro de ella, bastará probar el hecho material de existir conexión eléctrica que permita la conducción clandestina de la energía eléctrica.
Artículo 68.- Al Juez Penal de Hacienda toca conocer de las causas por delitos a que según esta ley corresponde multa de quinientos o mas colones; de los demás delitos a que corresponde multa menor de quinientos colones conocerán en primera instancia los Alcaldes y en grado el Juez Penal de Hacienda.

NOTA: Sobre la competencia para conocer de estos delitos, ver Ley Especial sobre Jurisdicción de los Tribunales, N° 5711 de 27 de junio de 1975.
Artículo 69.- Los Resguardos de Hacienda deberán respecto de los delitos a que esta ley se refiere ejercer las atribuciones y cumplir con las obligaciones que señala la Ley de Resguardos N° 4 de 10 de setiembre de 1923. Asimismo todos los Agentes de Policía y la Policía de Orden y Seguridad deberán vigilar por el cumplimiento de lo que esta ley, su reglamentación y las resoluciones del Servicio Nacional de Electricidad ordenen o dispongan respecto a los aprovechamientos de aguas, utilización de fuerzas hidráulicas y generación, transmisión, transformación y distribución de energía eléctrica.

NOTA: En relación con la cita "Resguardos de Hacienda", "Agentes de Policía" y "Policías de Orden y Seguridad" ver la Ley General de Policía N° 7410 de 26 de mayo de 1994.
Artículo 70.- Los fondos pertenecientes al Servicio Nacional de Electricidad serán administrados por el Banco Nacional de Costa Rica.
Artículo 71.- El Servicio Nacional de Electricidad como Institución del Estado no pagará impuesto ni derechos fiscales de ninguna clase, nacionales ni municipales, gozando también de la franquicia postal y telegráfica.

DEROGADO TÁCITAMENTE en forma parcial por varias leyes.
Artículo 72.- Esta ley que tiene el carácter de orden público, substituye y deroga las leyes Nos. 14 de 31 de diciembre de 1910, N° 77 de 31 de julio de 1928, N° 117 de 11 de agosto de 1929, N° 192 de 24 de agosto de 1929, N° 21 de 27 de junio de 1930; derogando también todas las anteriores en cuanto le sean contrarias y regirá desde su publicación, quedando la Junta Eléctrica (*) facultada para dictar los reglamentos concernientes, y éstos tendrán fuerza legal una vez que hayan sido aprobados por el Poder Ejecutivo.

(*) Reformado Tácitamente por Ley N° 4537 del 25 de febrero de 1970. Complementado por el artículo 4 de la Ley N° 3065 del 20 de noviembre de 1962.
Artículo 73.- Las disposiciones de esta ley y su respectiva reglamentación en nada modifican los contratos anteriores a ella, los cuales deberán respetarse en todas sus estipulaciones hasta su vencimiento o mientras no se hubiere declarado su caducidad.
Artículo transitorio.- Una vez que esta ley esté en vigencia, el Poder Ejecutivo procederá sin demora al nombramiento del Director, Subdirector y miembros propietarios y suplentes de la nueva Junta Eléctrica, la cual en la primera sesión ordinaria que celebre determinará por medio de sorteo a uno de sus miembros propietarios que durará dos años en funciones; otro propietario que durará tres años; otro que durará cuatro años; un suplente que durará dos años y otro suplente que durará cuatro años, en sus respectivos puestos de la Junta Eléctrica.

COMUNÍQUESE AL PODER EJECUTIVO
Dado en el Salón de Sesiones del Congreso.- Palacio Nacional. San José, a los catorce días del mes de agosto de mil novecientos cuarenta y uno.
TEODORO PICADO

Presidente


J. ALBERTAZZI AVENDAÑO CARLOS JINESTA

Primer Secretario Segundo Secretario


Casa Presidencial.- San José, a los dieciocho días del mes de agosto de mil novecientos cuarenta y uno.
Ejecútese

R. A. CALDERÓN GUARDIA
El Secretario de Estado

en el Despacho de Fomento,

A. Alfredo Volio
Rige: 24-11-41

Sancionada: 18-8-41


Actualizada por ANB Y AJP.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje