Página principal

María Eufrasua Pelletier y sus caminos de reconciliación- 2006


Descargar 41.77 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño41.77 Kb.




María Eufrasua Pelletier y sus caminos de reconciliación- 2006
Odile Laugier, RBP, Angers, Junio 2006
Durante su viaje a Francia para llegar a Angers, la mayor parte de ustedes pasaron por Chartres, célebre por su catedral. Uno de sus vitrales representa a los apóstoles llevados por los profetas del Antiguo Testamento. El diseñador del tema de este vitral, y su artífice que la realizó hace 700 años, nos transmiten una profunda realidad: cada generación es llevada por la anterior. Por lo tanto cuando buscamos juntas los caminos de reconciliación para hoy, es bueno volvernos al pasado e interrogar a nuestra fundadora: cuáles fueron las tensiones que ella vivió? Cómo las afrontó? Con qué sentimientos?


  1. María Eufrasia nació en una época de revolución en Francia, diez años de violencia con períodos de más calma y otros tan duros que fueron llamados desde entonces: “El Terror”. Pesemos la fuerza de esta palabra, vivir en el terror.


Quizás algunas de ustedes han vivido un período de gran violencia en su país: guerra, amenazas de terrorismo… Pueden levantarse o simplemente levantar la mano?

Los padres de Rosa Virginia estuvieron prisioneros por motivos políticos, dejando sus cinco hijos a la caridad de sus vecinos. Fueron forzados a vivir en la isla de Noirmoutier, en una casa que no les pertenecía, sin muebles, sin ropa de cama… En esta época Noirmoutier no era aún un lugar de vacaciones.


El año de 1796 conoció un período de calma pero las huellas de la Revolución estaban bien presentes: familias destrozadas por tomar posiciones opuestas, denuncias, condenas, pocas familias estuvieron exentas. Y además de las casas destruidas, los monumentos deteriorados, mutilados, iglesias desocupadas convertidas en caballerizas… Todas conocen el episodio de la joven Rosa Virginia tomando la iniciativa de limpiar la cripta de la iglesia. Se han dado cuenta de lo que había en la cripta, bajo el altar principal? Estiércol, paja pisoteada por los caballos del ejército que se abrigaban en la Iglesia.

En nuestras vidas, en nuestros grupos, no hay criptas llenas de escombros? Zonas de nuestras vidas que preferiríamos no mirar?
La Vendée, la región de Francia donde vivió Rosa Virginia era mayoritaria y furibundamente realista. Muchos objetos de souvenir que se encuentran en Noirmoutier están decorados con dos corazones entrelazados: Dios y el rey, la doble adhesión de los vandeanos. Ahora bien, los padres de Rosa Virginia eran republicanos, republicanos abiertos y moderados.
Rosa Virginia encontrará en Noirmoutier muchos realistas, en su pensionado en Tours, después en Angers, como el Sr. de Neuville o Mr. Angebault, por citar sólo dos ejemplos.

Ella vivirá una época turbada políticamente: 2 revoluciones en 1830 y 1848, un golpe de Estado en 1851… Pero, después de ellos había que volver a comenzar a vivir juntos!


Qué puede enseñarnos Rosa Virginia, para vivir circunstancias políticas difíciles? Qué había aprendido ella de sus padres, ellos que cuidaban los enfermos y heridos de los dos bandos?


  1. En el siglo XIX se dieron grandes transformaciones políticas, y también una evolución económica y social profunda e irreversible. La utilización de la máquina de vapor trae muchas consecuencias: aumento de la producción, nacimiento de fábricas más importantes, desplazamiento de la población, nuevos medios de transporte… En las nuevas fábricas, decenas, después centenas de obreros fueron sometidos a trabajos peligrosos, con horarios de 14 a 16 horas por día, 6 días semanales y sin ninguna protección social. Un obrero accidentado o enfermo no tiene indemnización alguna, es la miseria para toda la familia.

Crece el abismo entre las clases sociales - lo que Carlos Marx llamará « lucha de clases, motor de la historia », no existe aún como teoría, pero pronto surgirán los conflictos.


María Eufrasia conocía las condiciones de vida de los obreros y obreras, veía las marcas en las mujeres y jóvenes que recibía. Pero también estaba en relación con personas bien acomodadas, los bienhechores indispensables para la vida de la casa. Cuando se trataba del porvenir de una persona que dejaba el Buen Pastor, solicitaba ayuda a los amigos y bienhechores.
Los testimonios del Proceso de canonización nos enseñan que la Casa Madre ayudaba de diversas maneras, dando alimento y vestidos a las familias de obreros enfermos… Vemos cómo pagaba rápidamente los trabajos encomendados al exterior sabiendo que los artesanos vivían el día a día. Recomendaba a las Hermanas no hacer esperar en el locutorio a un obrero para evitar que pierda su jornal. Iba hasta a pagar el peaje del puente (impuesto por utilizar el puente) a los padres de una u otra joven para favorecer el encuentro familiar, para que el precio del peaje no fuera un pretexto para “abandonar” una chica difícil en el Buen Pastor.
Sabemos cuánto recomendaba María Eufrasia a las Hermanas no descuidar la enseñanza de la lectura, escritura, cálculo para todas las jóvenes de la casa. “Siendo instruídas y sabiendo trabajar, podrán no solamente satisfacer sus propias necesidades sino también ayudar a sus familias”. Hoy diríamos una acción a largo término.
Informarse y conocer las situaciones de miseria o injusticia… Actuar a la vez en la ayuda de urgencia y sobre la formación para el futuro… Desarrollar contactos entre los dos grupos sociales opuestos… Cómo estas líneas de acción de nuestra fundadora pueden servirnos hoy?


  1. La Revolución francesa cometió muchos excesos y violencias. De todas maneras, promovió la Declaración de los Derechos Humanos, cuyo artículo 1º dice: “Todos los hombres nacen libres e iguales en derecho”. Las consecuencias de esta afirmación son considerables, tanto en el plan de la libertad individual, como en el derecho de los pueblos a disponer de ellos mismos. Podríamos desarrollar estas consecuencias durante días! Pero me limito a María Eufrasia en Angers.

En 1842, una joven huye del Buen Pastor saltando el muro y se hace un esguince. Al ser recogida por la policía local, se quejó de estar “encerrada” y maltratada. Las verificaciones probaron que la familia había suplicado al Buen Pastor de aceptarla y que la adolescente quiso presionarla quejándose de su suerte. Algunos días más tarde ella vino a pedir perdón y a solicitar su readmisión. Pero entre tanto un periodista, abogado republicano, anticlerical se valió de la información para emprender una campaña hostil a la iglesia. La polémica durará semanas, con artículos diarios.


Cómo reaccionar? En el Buen Pastor, el Señor de Neuville respondió ante el Tribunal las acusaciones respecto al maltrato del que serían víctimas las jóvenes en la Casa Madre. Cuando se hizo la verdad sobre las condiciones de vida de las jóvenes allí, María Eufrasia se opuso a toda persecución contra Gregorio Bordillon, a pesar del concepto del señor de Neuville y de sus amigos. El Sr. Bordillón, a pesar de sus divergencias de opinión. se acordó de esto, protegiendo al Buen Pastor durante la Revolución de 1848,

cuando él era Prefecto.

Más allá de estas divergencias de opinión filosófica, políticas o religiosas, María Eufrasia sólo defenderá la “obra santa”, es decir, lo que concierne a la misión. No irá más allá. No se aprovechará de la situación para destruir al adversario.
Quién no piense como yo, como nosotras, es automáticamente un enemigo? Cuando yo he ganado una posición, voy a seguir el combate hasta que el otro quede aplastado? Si el otro hubiera ganado sobre mi posición, qué espero de él?


  1. La Iglesia, ella también ha atravesado corrientes diferentes. Al salir de la Revolución la Iglesia de Francia tenía que reconstruirse. En su propio seno: muchos edificios habían sido saqueados o dañados. Si ustedes visitan Tours verán las estatuas del pórtico de la catedral casi todas decapitadas a causa de la Revolución; y esto casi en toda Francia. Muchas otras realidades de Iglesia fueron afectadas. Por ejemplo, en 1827, o sea 25 años después del fin de la Revolución, no quedaban 10 eudistas!

La Iglesia se encontraba dividida entre sacerdotes « oficiales », que habían hecho juramento a la República, y sacerdotes que se resistían (se los llamaba « refractarios ») quienes debían esconderse, vivir en la clandestinidad o emigrar. Emigraron de 30 a 40.000 sacerdotes.

María Eufrasia trabajará con sacerdotes salidos de las dos « Iglesias », el más célebre era Mr. Montault, Obispo de Angers, cuando se fundó el Generalato.
Pensemos en la Iglesia en los países de la Europa del Este (Hungría, por ejemplo) durante 40 años de régimen comunista. También pensemos en la Iglesia de China aún hoy que comprende una Iglesia de Estado y una Iglesia Clandestina.
Otra separación se estableció alrededor de la autoridad en la Iglesia. Algunos – los Galicanos1 – defendían la autoridad del conjunto de Obispos de un país contra la autoridad personal del Papa. Otros pensaban que el Papa, sucesor de Pedro, tenía una autoridad personal sobre toda la Iglesia. En Francia, se los llamaba Ultramontanos, más allá de los montes que separan a Francia de Roma. Esta cuestión será abordada en el curso de debates acalorados durante el Concilio Vaticano I, con la declaración de la infalibilidad pontificia en 1870.

María Eufrasia tuvo que vérselas con Obispos galicanos como Mr. Angebault, del cual hablaremos mañana, y también con Obispos Ultramontanos.


Nuestra Iglesia siempre ha atravesado tensiones y rupturas. Entonces, mi amor a la Iglesia dónde me conduce?

María Eufrasia también se puso en contacto con otras Iglesias. En la época, la convicción general era que la Iglesia católica romana era la única verdadera. “Fuera de la Iglesia no hay salvación”! – se sobreentiende: fuera de la Iglesia romana. Después el Concilio Vaticano II, especialmente por el texto: « Dignitatis Humanae »2 reconoció la libertad religiosa como un derecho fundamental de la persona y las comunidades.


Citemos la fundación de Londres, en una Inglaterra anglicana, hacia donde las Hermanas tuvieron que partir de civil, donde los escolares tocaban a la puerta de la Casa para ver a qué se parecía una Hermana Católica.

Pensemos en Bangalore (India) donde las Hermanas tuvieron que afrontar una fuerte competencia entre católicos y protestantes para la participación en la escuela y en el lugar de culto.

Meriendas gratuitas, regalarles un uniforme, transportes gratuitos eran medios para esta competencia, un desafío difícil de sostener para las Hermanas.

En Esmirna, la oposición de los griegos católicos llevará al cierre de la Casa! Hay otros ejemplos: En Egipto, la Casa acogía niñas de 15 nacionalidades y de 9 religiones diferentes.

En cuanto al Islam, María Eufrasia había consultado con especialistas. Especialmente a Eugenio Boré (1809-1878). Como este orientalista, María Eufrasia sabía que era prácticamente imposible convertir a los musulmanes, y que la mejor forma de aproximárseles era abrir una escuela para todos los niños sin distinción de raza ni de religión. Es lo que han realizado las Hermanas misioneras en Egipto.

La fundadora preparó las Hermanas al re-encuentro con creyentes de otras Iglesias3, sobre tres bases: Ante todo, conocer la religión del otro. Enseguida, ser discreta en la acogida de mujeres y niños en dificultad, sin entablar polémica. Y por último, si la oposición es muy dura, si arriesga desencadenar conflictos en el país, es mejor retirarse.


Si la evangelización permanece como el primer fin, ella no hace « una guerra santa » para presionar a las personas. Una persona en dificultad debe tomarse en cuenta, sin discriminación religiosa. Hoy, estamos convencidas, pero esa no era la opinión de todos en 1840.
Que sabe usted de otras religiones diferentes de la católica romana?

En su medio hay competencia, rivalidad entre las Iglesias? Usted cómo reacciona?


  1. La actividad del Buen Pastor en tantos países diferentes ha conducido a María Eufrasia y sus Hermanas al centro de disensiones políticas, sociales, religiosas. Nuestra Fundadora se mantuvo a distancia de estos grupos y de sus conflictos. Evitó tomar partido, otro partido diferente al de las jóvenes y mujeres acogidas. Sin embargo ella trató con personas muy diversas sin dejarse engañar por cualquier etiqueta religiosa o política.

Es verdad que ella no estuvo al abrigo de cierto acomodo. En Algeria, en 1851, cuando la autoridad militar le impuso prisioneras políticas para recibirlas de urgencia. Las Hermanas no podían rehusar una petición/orden del General. Pero cuando la señora Roland -(1805-1852) feminista republicana se mostró odiosa para hacerse expulsar, después de haber ejercitado la paciencia hasta los límites posibles, se solicitó y obtuvo su partida. Desde entonces la actitud de otras detenidas políticas cambiará completamente.



Cada persona es más, vale más que su apariencia, que lo que se dice de ella, que su pasado. Y para la obra santa, nadie es excluido a priori. Siempre hay que volver a atar los hilos, reconstruir, reedificar, incansablemente, con la paciencia de Dios.


TEXTOS DE APOYO

1. Galicanos y Ultramontanos


  • « Madre mía, qué se entiende por Galicanismo y Ultramontanismo? Son dos partidos opuestos en la Iglesia?

  • Esta es una explicación que no había pensado darles, pero que me gusta mucho que me la hayan pedido. Los Galicanos y los Ultramontanos no son opuestos entre ellos, ni opuestos a la Iglesia, solo tienen una manera diferente de someterse. Los Galicanos no se someten sino a las decisiones solemnes de la Iglesia tales como las de los Concilios, de las Sagradas Congregaciones… Sin embargo ellos examinan todo y se sirven de su juicio.

  • Los Ultramontanos, por el contrario, se reportan a la única voz del Papa y se someten a su simple voluntad. Los Jesuitas son ultramontanos, y por eso son los hijos amados de la Iglesia, uno de sus más firmes apoyos. Nuestra Congregación, así lo espero, también puede glorificarse de este título porque no creo que se pueda estar más sumiso a la Iglesia de lo que nosotras lo estamos”

(En Cursos al « Noviciado », octubre 1841)
2. Ecumenismo
Las preguntas que muchas de ustedes me hacen durante la recreación me hacen reflexionar sobre cuán importante es que ustedes se instruyan solidamente.

Me preguntaban si la Iglesia griega estaba de acuerdo con la Iglesia romana y si uno podía salvarse en esta Iglesias. Respecto a este tema, les he contestado lo que os repito ahora: no hay que confundir la Iglesia Griega y el Cisma Griego. El Papa aprueba la Iglesia, condena el cisma. La Iglesia Griega sólo se diferencia por las ceremonias en su forma exterior, mientras que el cisma es un rechazo abierto contra la autoridad suprema del Soberano Pontífice. La Iglesia Griega se deriva inmediatamente de los apóstoles, sus costumbres son las que ellos observaban y enseñaban y los cambios que notamos en la Iglesia romana son los que han requerido los sentimientos y los usos de los lugares.


En la Misa de los griegos, se comulga bajo las dos especies, se da pan, en lugar de hostia, y se acerca de pie la sagrada Mesa. Como ven estas diferencias particulares se acercan mucho, a la antigua Pascua y a la Santa Cena.

En Roma vi al Patriarca griego, que vino a visitar nuestro Monasterio y le supliqué tuviera la bondad de celebrarnos la Santa Misa. No puedo, querida hija, me respondió, a menos que el Papa me de una autorización, porque en Roma, evito oficiar en público, a causa de la diferencia de nuestras ceremonias. Después de esta objeción fuimos a pedir el consentimiento del Santo Padre, quien al dárnoslo, agregó: “Es que mis hijas del Buen Pastor si quieren volver griegas?” Observen que no dijo: cismáticas.
Para hacerles comprender que estas diferencias no rompen en forma alguna la unidad de la Iglesia en su creencia ni en su moral, les citaré nuestra Congregación. Ustedes creen poder actuar en América, como en Francia? Y no piensan que será necesario acomodarse un poco a los usos y costumbres de los lugares?”
3. Testimonio de la Hna. Clementina Muller
« Jamás oí a la Sierva de Dios hacer la más mínima murmuración, la menor crítica, la menor burla hiriente. Jamás noté en su voz el menor matiz de entonación irónica. Y, al juzgar por lo que he oído, diré que aquéllos que se atreven a pretender que la S. de D. haya pronunciado algún nombre con un timbre de voz irónico, se han equivocado en su interpretación. La S. de D. sabía perdonar admirablemente las ofensas. En lo que concierne a Mr. Angebault, yo ignoraba las dificultades que existían entre él y el Buen Pastor y jamás hubiera podido sospecharlo, al considerar la conducta de nuestra Madre.
Ella se mostraba tan respetuosa y diligente, y cuando Monseñor debía venir a la Comunidad hablaba de ello con una alegría tan cordial y nos hacía preparar la fiesta con tanta diligencia que jamás habríamos dicho que el Prelado no fuera el amigo más afectísimo y el bienhechor más generoso de la S. de D. y de su Congregación… Sólo mucho tiempo después de la muerte de la S. de D. supe que habían existido altercados entre Mr. Angebault y nuestra Comunidad. »

Testigo 1151. Juxta 23 inter. Sœur Clémentine Muller



HORARIO PROPUESTO PARA EL 18 DE JUNIO 2006

9 h Primera exposición


En el puesto, personalmente, conocer los textos de apoyo.

Preguntas de clarificación.

10 h 30 Pausa


11 h Trabajo de grupo sobre la intervención y los textos de apoyo.

Sacar una frase que les interpele


12 h Puesta en común.

(Distribución de los cuestionarios para la tarde)

3 h Trabajo de grupo
16 h Pausa
16 h 30 Puesta en común


PREGUNTAS PARA LOS TRABAJOS DE GRUPO (15h)


  1. Señale los grupos antagonistas, allí donde usted está en misión




  1. Cómo se posiciona usted en este contexto?




  1. Señale los pasos realizados en nuestra sociedad, para ir unos hacia otros entre grupos opuestos.

La puesta en común las llevará a la pregunta 3.




  1. Cada “reconciliación” será evocada (por escrito o por foto) sobre un soporte de papel/cartón presentado en la oración universal en el curso de la Eucaristía a las 6 de la tarde.




1 El Galicanismo – el Josefismo en Austria y otros movimientos similares – es anterior a la Revolución. La crisis entre el gobierno francés y el Papado tuvo una fase aguda en el siglo XVII.

2 Declaración sobre la libertad religiosa, promulgada el 7 de diciembre 1965.

3 Ver texto de apoyo N°2





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje