Página principal

Magistrado Ponente: herman galán castellanos aprobado en acta N


Descargar 29.17 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño29.17 Kb.
República de Colombia



Corte Suprema de Justicia

Tutela Primera Instancia No. 16710

Jorge Enrique Solórzano Arias



CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL


Magistrado Ponente: HERMAN GALÁN CASTELLANOS

Aprobado en acta No. 045



Bogotá D.C., veintisiete (27) de mayo de dos mil cuatro (2004)

Se pronuncia la Sala sobre la acción de tutela que promueve Jorge Enrique Solórzano Arias contra el Juzgado Penal del Circuito Especializado y la Sala Única del Tribunal Superior de Florencia.



I ANTECEDENTES


1. PROCESALES

1.1. El 21 de octubre de 2003, Jorge Enrique Solórzano Arias fue condenado por el delito de tráfico de estupefacientes agravado a pena de prisión por el Juzgado Penal del Circuito Especializado, atendiendo la solicitud del procesado de someterse a sentencia anticipada.

1.2. El condenado solicitó la sustitución de la pena de prisión por prisión domiciliaria, con fundamento en que es padre cabeza de familia, estar bajo su cuidado dos menores de edad que fueron abandonados por su madre y quienes se encuentran en la casa de sus abuelos.

1.3. El 10 de noviembre de 2003, el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Florencia le negó la sustitución de la pena de prisión por la prisión domiciliaria, al no estar acreditado el abandono o estado de desprotección ostensible de los menores y la dependencia cierta del padre, ya que los hijos de Jorge Solórzano se encuentran bajo el cuidado de sus abuelos.

1.4. Esta decisión fue apelada por el defensor al no ajustarse en su criterio al fallo de la Corte Constitucional, sentencia C-184 de 2003, que establece el beneficio de la prisión domiciliaria para la mujer cabeza de familia que puede hacerse extensivo al padre.

1.5. Mediante auto del 21 de enero de 2004, la Sala Única del Tribunal Superior de Florencia confirmó la decisión del juez de primera instancia, luego de extensa cita del fallo de constitucionalidad, al concluir que en el presente caso no se daban las exigencias señaladas por el juez constitucional para el otorgamiento de la prisión domiciliaria, pues la medida no es estrictamente necesaria para la protección de los menores, quienes se encuentran bajo el cuidado de sus abuelos.



2. DEMANDA DE TUTELA

Jorge Enrique Solórzano Arias, actuando en nombre propio, formula acción de tutela contra el Juez Penal del Circuito Especializado de Florencia, despacho que lo condenó por haberse hallado en el interior de su vehículo cocaína, circunstancia que desconocía, sin que la Fiscalía le hubiera dado crédito a sus explicaciones por lo que se acogió a sentencia anticipada.

Afirma que en virtud a la condena que le fue impuesta, sus hijos se encuentran en total desamparo, ya que fueron abandonados por su madre, por lo que solicitó la prisión domiciliaria que le fue negada por estar sus hijos bajo el cuidado de sus abuelos, sin embargo, éstos son personas muy ancianas y por el contrario, ya requieren de cuidados, y sus hijos por ser menores necesitan de una familia, por lo que reclama se le conceda la prisión domiciliaria.

3. TRÁMITE

La acción fue dirigida al Juzgado Penal del Circuito Reparto de esta ciudad que la remitió por competencia al Tribunal Superior de Florencia, y su Sala Única al comprobar que había emitido pronunciamiento sobre el particular remitió la actuación a la Corte que asumió su conocimiento mediante auto del pasado 19 de mayo.




II lfaOlgaOlgga

CONSIDERACIONES DE LA SALA



  1. COMPETENCIA

De conformidad con lo dispuesto en el numeral 2° del artículo 1° del Decreto 1382/00, que señala que cuando la tutela se promueva contra un funcionario o Corporación judicial le será repartida al respectivo superior funcional del accionado y como en este caso, la acción se promueve, entre otras autoridades, contra la Sala Única del Tribunal Superior de Florencia, la competencia es de la Corte por ser el respectivo superior funcional de conformidad con lo previsto en el articulo 75 del Código de Procedimiento Penal.



2. ACCIÓN DE TUTELA CONTRA DECISIÓN JUDICIAL

2.1. De conformidad con el artículo 86 de la Carta Política, la acción de tutela tiene carácter subsidiario y excepcional, está prevista para proteger los derechos fundamentales de las personas, cuando le sean amenazados o vulnerados por la acción u omisión de cualquier autoridad pública, en los eventos en que carezca de otros medios de defensa judicial.

De dichas características se colige que la acción de tutela no puede invocarse como una tercera instancia, tendiente a obtener la revisión de la decisión del juez ordinario o para suplir los
mecanismos judiciales propios del caso cuando éstos se han omitido. Esta pretensión, en criterio de la Corporación, desconoce su naturaleza y constituye una intromisión del juez constitucional en competencias ajenas.

En forma reiterada, la Corte ha señalado que la acción de tutela no procede en contra de decisiones judiciales, en virtud a la presunción de acierto y legalidad que las ampara; además, porque la competencia que le asigna la Constitución al juez de tutela se limita a establecer el quebranto de derechos fundamentales, siempre que el afectado carezca de medios de defensa judicial.



3. CASO CONCRETO

3.1. Según lo expresado por el accionante en el escrito demandatorio las autoridades judiciales accionadas le habrían desconocido los derechos fundamentales al debido proceso y a la libertad, ya que considera que tiene derecho al beneficio de la prisión domiciliaria por las circunstancias particulares en que se encuentran sus hijos.

3.2. De acuerdo con lo puntualizado se advierte que el asunto planteado a través del presente amparo ya fue objeto de análisis ante la jurisdicción ordinaria, donde tuvo oportunidad de aportar las pruebas que acreditaran la justeza de su petición, así como de cuestionar la decisión del juez de primera instancia al interponer su
defensor el recurso de apelación, sin que sea admisible que ante el resultado adverso de sus pretensiones pueda reclamar por vía de tutela una tercera instancia de la decisión que le negó el otorgamiento de la prisión domiciliaria, lo cual desconocería su carácter excepcional.

También, debe tenerse en cuenta que las reclamaciones formuladas en esta oportunidad tienen que ver con temas sobre los cuales la jurisprudencia de la Corte Constitucional y la de la Sala han sido reiterativas en señalar que a través de la acción de tutela no es factible discutir la valoración probatoria que hayan efectuado los jueces en las instancias, como sucede en este caso, por ser un asunto de su exclusiva competencia.



III DECISIÓN

Bastan los anteriores razonamientos, para que la Sala concluya que la acción de tutela que promueve Jorge Enrique Solórzano Arias es improcedente.


Por lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal,

R E S U E L V E:

PRIMERO. Declarar improcedente la acción de tutela instaurada por Jorge Enrique Solórzano Arias.

SEGUNDO. De no ser impugnada esta sentencia, remítanse las diligencias a la Corte Constitucional para su eventual revisión.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE

HERMAN GALÁN CASTELLANOS

JORGE ANÍBAL GÓMEZ GALLEGO ALFREDO GÓMEZ QUINTERO

EDGAR LOMBANA TRUJILLO ÁLVARO ORLANDO PÉREZ PINZÓN
MARINA PULIDO DE BARÓN JORGE LUIS QUINTERO MILANÉS

YESID RAMÍREZ BASTIDAS MAURO SOLARTE PORTILLA


TERESA RUIZ NÚÑEZ

Secretaria








La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje