Página principal

Lenguaje y comunicacióN 4º Año Medio 2014


Descargar 48.21 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño48.21 Kb.
LENGUAJE Y COMUNICACIÓN 4º Año Medio 2014
I. Encierre en un círculo la alternativa correcta


  1. El género dramático se caracteriza porque:

  1. posee una estructura dialogada

  2. los personajes nos relatan la historia

  3. representa una realidad trágica

  4. el tiempo y el espacio son ficticios

  5. enfrenta a los personajes a fuerzas sobrenaturales.




  1. La comedia es una representación liviana y humorística cuyo fin esencial es

  1. provocar la risa en el receptor

  2. hacer reflexionar al receptor sobre el valor de la vida

  3. solucionar alegremente todos los conflictos humanos

  4. proponer una visión optimista frente a la vida

  5. entretener y enseñar




  1. La tragedia busca que el espectador

  1. se atemorice frente a su propio destino

  2. se libere de los prejuicios sociales

  3. rechace los vicios y debilidades humanas

  4. se arrepienta de sus propios pecados

  5. sienta dolor y compasión por el destino de los personajes




  1. Una obra dramática se sustenta principalmente en

  1. el desarrollo de un conflicto

  2. la derrota de las fuerzas antagónicas

  3. el desenlace fatal de los personajes

  1. sólo I

  2. Sólo II

  3. Sólo III

  4. Sólo I y II

  5. I, II y III




  1. Las fuerzas antagónicas de una obra dramática son aquellas que




  1. representan un poder sobrenatural

  2. se oponen al protagonista

  3. defienden un interés personal y egoísta




  1. sólo I

  2. sólo II

  3. sólo III

  4. sólo II y III

  5. I, II y III

Lea el siguiente texto dramático y responda las preguntas que se le presentan.


María Josefa: (Llorando.)

Ovejita, niño mío,


vámonos a la orilla del mar.
La hormiguita estará en su puerta,
yo te daré la teta y el pan.

(Sale. Martirio cierra la puerta por donde ha salido María Josefa y se dirige a la puerta del corral. Allí vacila, pero avanza dos pasos más.)
Martirio: (En voz baja.) Adela. (Pausa. Avanza hasta la misma puerta. En voz alta.) ¡Adela!
(Aparece Adela. Viene un poco despeinada.)
Adela: ¿Por qué me buscas?
Martirio: ¡Deja a ese hombre!
Adela: ¿Quién eres tú para decírmelo?
Martirio: No es ése el sitio de una mujer honrada.
Adela: ¡Con qué ganas te has quedado de ocuparlo!
Martirio: (En voz alta.) Ha llegado el momento de que yo hable. Esto no puede seguir así.
Adela: Esto no es más que el comienzo. He tenido fuerza para adelantarme. El brío y el mérito que tú no tienes. He visto la muerte debajo de estos techos y he salido a buscar lo que era mío, lo que me pertenecía.
Martirio: Ese hombre sin alma vino por otra. Tú te has atravesado.
Adela: Vino por el dinero, pero sus ojos los puso siempre en mí.
Martirio: Yo no permitiré que lo arrebates. El se casará con Angustias.
Adela: Sabes mejor que yo que no la quiere.
Martirio: Lo sé.
Adela: Sabes, porque lo has visto, que me quiere a mí.
Martirio: (Desesperada.) Sí.

Adela: (Acercándose.) Me quiere a mí, me quiere a mí.
Martirio: Clávame un cuchillo si es tu gusto, pero no me lo digas más.
Adela: Por eso procuras que no vaya con él. No te importa que abrace a la que no quiere. A mí, tampoco. Ya puede estar cien años con Angustias. Pero que me abrace a mí se te hace terrible, porque tú lo quieres también, ¡lo quieres!
Martirio: (Dramática.) ¡Sí! Déjame decirlo con la cabeza fuera de los embozos. ¡Sí! Déjame que el pecho se me rompa como una granada de amargura. ¡Le quiero!
Adela: (En un arranque, y abrazándola.) Martirio, Martirio, yo no tengo la culpa.
Martirio: ¡No me abraces! No quieras ablandar mis ojos. Mi sangre ya no es la tuya, y aunque quisiera verte como hermana no te miro ya más que como mujer. (La rechaza.)
Adela: Aquí no hay ningún remedio. La que tenga que ahogarse que se ahogue. Pepe el Romano es mío. Él me lleva a los juncos de la orilla.
Martirio: ¡No será!
Adela: Ya no aguanto el horror de estos techos después de haber probado el sabor de su boca. Seré lo que él quiera que sea. Todo el pueblo contra mí, quemándome con sus dedos de lumbre, perseguida por los que dicen que son decentes, y me pondré delante de todos la corona de espinas que tienen las que son queridas de algún hombre casado.
Martirio: ¡Calla!
Adela: Sí, sí. (En voz baja.) Vamos a dormir, vamos a dejar que se case con Angustias. Ya no me importa. Pero yo me iré a una casita sola donde él me verá cuando quiera, cuando le venga en gana.
Martirio: Eso no pasará mientras yo tenga una gota de sangre en el cuerpo.
Adela: No a ti, que eres débil: a un caballo encabritado soy capaz de poner de rodillas con la fuerza de mi dedo meñique.
Martirio: No levantes esa voz que me irrita. Tengo el corazón lleno de una fuerza tan mala, que sin quererlo yo, a mí misma me ahoga.
Adela: Nos enseñan a querer a las hermanas. Dios me ha debido dejar sola, en medio de la oscuridad, porque te veo como si no te hubiera visto nunca.
(Se oye un silbido y Adela corre a la puerta, pero Martirio se le pone delante.)
Martirio: ¿Dónde vas?
Adela: ¡Quítate de la puerta!
Martirio: ¡Pasa si puedes!
Adela: ¡Aparta! (Lucha.)
Martirio: (A voces.) ¡Madre, madre!
Adela: ¡Déjame!
(Aparece Bernarda. Sale en enaguas con un mantón negro.)
Bernarda: Quietas, quietas. ¡Qué pobreza la mía, no poder tener un rayo entre los dedos!
Martirio: (Señalando a Adela.) ¡Estaba con él! ¡Mira esas enaguas llenas de paja de trigo!
Bernarda: ¡Esa es la cama de las mal nacidas! (Se dirige furiosa hacia Adela.)
Adela: (Haciéndole frente.) ¡Aquí se acabaron las voces de presidio! (Adela arrebata un bastón a su madre y lo parte en dos.) Esto hago yo con la vara de la dominadora. No dé usted un paso más. ¡En mí no manda nadie más que Pepe!
(Sale Magdalena.)
Magdalena: ¡Adela!
(Salen la Poncia y Angustias.)
Adela: Yo soy su mujer. (A Angustias.) Entérate tú y ve al corral a decírselo. Él dominará toda esta casa. Ahí fuera está, respirando como si fuera un león.

Angustias: ¡Dios mío! Bernarda: ¡La escopeta! ¿Dónde está la escopeta? (Sale corriendo.)
(Aparece Amelia por el fondo, que mira aterrada, con la cabeza sobre la pared. Sale detrás Martirio.)
Adela: ¡Nadie podrá conmigo! (Va a salir.)
Angustias: (Sujetándola.) De aquí no sales con tu cuerpo en triunfo, ¡ladrona! ¡deshonra de nuestra casa!
Magdalena: ¡Déjala que se vaya donde no la veamos nunca más!
(Suena un disparo.)
Bernarda: (Entrando.) Atrévete a buscarlo ahora.
Martirio: (Entrando.) Se acabó Pepe el Romano.
Adela: ¡Pepe! ¡Dios mío! ¡Pepe! (Sale corriendo.)
La Poncia: ¿Pero lo habéis matado?
Martirio: ¡No! ¡Salió corriendo en la jaca!
Bernarda: No fue culpa mía. Una mujer no sabe apuntar.
Magdalena: ¿Por qué lo has dicho entonces?
Martirio: ¡Por ella! Hubiera volcado un río de sangre sobre su cabeza.
La Poncia: Maldita.
Magdalena: ¡Endemoniada!
Bernarda: Aunque es mejor así. (Se oye como un golpe.) ¡Adela! ¡Adela!
La Poncia: (En la puerta.) ¡Abre!
Bernarda: Abre. No creas que los muros defienden de la vergüenza.
Criada: (Entrando.) ¡Se han levantado los vecinos!
Bernarda: (En voz baja, como un rugido.) ¡Abre, porque echaré abajo la puerta! (Pausa. Todo queda en silencio) ¡Adela! (Se retira de la puerta.) ¡Trae un martillo! (La Poncia da un empujón y entra. Al entrar da un grito y sale.) ¿Qué?
La Poncia: (Se lleva las manos al cuello.) ¡Nunca tengamos ese fin!
(Las hermanas se echan hacia atrás. La Criada se santigua. Bernarda da un grito y avanza.)
La Poncia: ¡No entres!
Bernarda: No. ¡Yo no! Pepe: irás corriendo vivo por lo oscuro de las alamedas, pero otro día caerás. ¡Descolgarla! ¡Mi hija ha muerto virgen! Llevadla a su cuarto y vestirla como si fuera doncella. ¡Nadie dirá nada! ¡Ella ha muerto virgen! Avisad que al amanecer den dos clamores las campanas.
Martirio: Dichosa ella mil veces que lo pudo tener.
Bernarda: Y no quiero llantos. La muerte hay que mirarla cara a cara. ¡Silencio! (A otra hija.) ¡A callar he dicho! (A otra hija.) Las lágrimas cuando estés sola. ¡Nos hundiremos todas en un mar de luto! Ella, la hija menor de Bernarda Alba, ha muerto virgen. ¿Me habéis oído? ¡Silencio, silencio he dicho! ¡Silencio!

Telón.
La casa de Bernarda Alba. Federico García Lorca.

6. De la lectura del fragmento anterior se infiere que corresponde a:


    1. el desarrollo del conflicto

    2. el momento de la catarsis en el espectador

    3. la representación del conflicto dramático

    4. el desenlace de la obra

    5. un acto intermedio de la obra

7. Se puede deducir del fragmento que el conflicto dramático que provoca el enfrentamiento entre Adela y los demás personajes es:



  1. la relación amorosa entre Adela y Pepe

  2. la autoridad de la madre

  3. el honor familiar

  4. la muerte de Pepe

  5. la envidia de las mujeres

8. En el fragmento el clímax se produce cuando



  1. Adela confiesa su relación con Pepe

  2. La madre ordena que no lloren y guarden silencio

  3. La madre dispara a Pepe

  4. Adela rompe el bastón de la madre

  5. Adela se suicida

9. El hecho de que Adela rompa el bastón de la madre y diga “Esto hago yo con la vara de la dominadora. No dé usted un paso más. En mí no manda nadie más que Pepe”, quiere expresar que:



  1. la autoridad de la madre es equivocada

  2. su madre ya no regirá su destino

  3. su amor por Pepe le da valor

  1. sólo I

  2. sólo II

  3. sólo III

  4. Sólo I y III

  5. I, II y III

10. Cuando Bernarda dice “Nos hundiremos todas en un mar de luto. Ella, la hija de Bernarda Alba, ha muerto virgen. ¿Me habéis oído? ¡Silencio, silencio he dicho! ¡Silencio!” podemos concluir que:



  1. el futuro es incierto para la familia de Bernarda

  2. bernarda desea encubrir su propia culpa por la muerte de su hija

  3. las hijas de Bernarda guardarán luto por mucho tiempo

  4. el destino de las hijas de Bernarda es la soledad

  5. el sentido del honor es más fuerte que el dolor de la muerte

11. ¿En cuál de las siguientes alternativas existe una acotación?



  1. CRIADA: (Entrando) ¡Se han levantado los vecinos!

  2. ANGUSTIAS: ¡Dios mío!

  3. MAGDALENA: ¡Endemoniada!

  4. BERNARDA: No. ¡yo no! Pepe, tú irás corriendo vivo por lo oscuro de la alameda, pero otro día caerás.

  5. LA PONCIA: ¡No entres!

_________________
BERNARDA: ¡La escopeta! ¿Dónde está la escopeta? (sale corriendo)

Sale detrás Martirio. Aparece Amelia por el fondo, que mira aterrada con la cabeza sobre la pared.
12. En el fragmento anterior se nos informa sobre la entrada y salida de personajes, lo que se conoce como:

  1. acto

  2. cuadro

  3. escena

  4. acotación

  5. mutis

13. Podemos afirmar que el dramaturgo es quien escribe:

I. Obras dramáticas

II. Tragedias y comedias

III.-Sólo obras en forma de dramas.


    1. Sólo I

    2. Sólo II

    3. Sólo III

    4. I y II

    5. I, II y III

14. ¿Cuál de las siguientes relaciones entre la obra dramática y la obra teatral es falsa?

a) La obra dramática es el guión de la obra teatral

b) Las acotaciones sirven para la puesta en escena de la obra teatral.

c) El hablante dramático es aquel que da las indicaciones al director de la obra teatral.

d) El mutis indica la salida del personaje de la escena

e) En el aparte el actor habla como si los otros personajes no lo escucharan.
15. La característica central que diferencia al género dramático de los demás géneros es:

a) El diálogo de los personajes

b) La presencia de un narrador

c) La presencia de un conflicto inicial

d) La virtualidad teatral

e) El destino fatal de los personajes (fatum)


16. La principal característica de una obra dramática y de una obra teatral es, respectivamente:

a) La interpretación de los sentimientos y de las emociones más profundas.

b) Estar escrita en diálogo y en prosa

c) la representación de lo escrito y la interpretación de lo escrito.

d) Ser un texto literario y la representación de éste.

e) Formar parte de la literatura y del séptimo arte.


17. “Es un personaje relevante, representa la fuerza en pugna que se opone a la fuerza dramática del protagonista” nos estamos refiriendo a un personaje:

a) Alegórico

b) Protagonista

c) En relieve

d) Antagonista

e) Secundario


Texto 1

“(...) Se podría decir que la televisión de hoy es mucho más ‘democrática’ que antes. Que nos ‘refleja’ de una manera mucho más fiel que hace unos años. Puede ser. Pero también es cierto que no somos pura chacota, que si vivimos eternamente en segundo medio es probable que no progresemos en un montón de cosas que necesitamos como adultos”. Revista Wikén, diario El Mercurio

18. ¿A qué forma básica del discurso expositivo corresponde el texto?

A) Definición.

B) Narración.

C) Descripción.

D) Caracterización.

E) Comentario.
Texto 2

“André Bretón escribió Arcano 17 durante un viaje a la Península de Gaspé en Quebec, en los meses que siguieron al Día D en 1944, día en el que las tropas aliadas estaban liberando la Europa ocupada.

Usando el inmenso roquerío de Percé –su presencia, su lenta destrucción, su singular belleza- como metáfora central, Bretón reflexiona sobre el amor y la pérdida, la agresión y guerra, el pacifismo, el feminismo y lo oculto, en un libro que es en parte poesía, en parte realidad, en parte sueño”.



Presentación en contratapa de Arcano 17.

19. ¿Cuál de las siguientes opciones corresponde a una opinión del emisor del texto?

A) Bretón escribió Arcano 17 durante un viaje a la Península de Gaspé.

B) Un libro que es en parte poesía, en parte realidad, en parte sueño.

C) Bretón reflexiona sobre el amor, la pérdida, la agresión y la guerra.

D) Usa el inmenso roquerío de Percé como metáfora central de su obra.

E) Las tropas aliadas estaban liberando la Europa ocupada en 1944.
Texto 3

El SIDA es considerado como una de las peores enfermedades que alguien puede sufrir. Tal consideración proviene, tal vez, de la manera en que se contagia la enfermedad. Lo anterior ocasiona finalmente que el SIDA, antes de provocar la muerte biológica, provoque la muerte social del sujeto.




20. Dentro de la estructura del texto, el hecho de que el SIDA provoque la muerte social del sujeto puede ser considerado como un (a)

A) causa.

B) problema.

C) característica.

D) solución.

E) consecuencia.
Texto 4


La mayoría de las personas, tras volver de unas agradables vacaciones, siente cierto malestar ante la idea de regresar al trabajo. Para evitar esta sensación de desagrado e incipiente estrés, es recomendable volver paulatinamente al ritmo de trabajo que se tenía, sin desesperarse ante todo lo que quedó pendiente o todo lo que se acumuló durante su ausencia. Sólo de esta manera, el trabajo irá convirtiéndose nuevamente en una actividad que se reconoce como propia.

21. ¿A qué modelo de organización global corresponde el texto anterior?

A) Causa - consecuencia.

B) Enumeración descriptiva.

C) Problema - solución.

D) Secuencia temporal.

E) Comparación o contraste.
22. Si comparamos el texto sobre el desierto de Atacama, que aparece en un libro de Geografía, con el relato de un amigo que viajó a ese lugar, se diferenciarían en:

I. el nivel de formalidad e informalidad del lenguaje.

II. el predominio, en el texto de Geografía, de la descripción y, en el relato personal, de la narración.

III. el nivel de objetividad de los dos textos.

A) Sólo I

B) Sólo II

C) Sólo III

D) Sólo I y III



E) I, II y III


    1. ¿A qué recurso de cohesión corresponde la palabra destacada?

“Isabel sentada frente a su cuaderno pensaba cómo iba a comenzar su mejor cuento. Ésta sólo quería ser famosa y adinerada”

  1. comparación

  2. condición

  3. pronominalización

  4. ejemplificación

  5. definición




    1. La función del lenguaje que predomina en el texto expositivo es:

      1. poética

      2. conativa

      3. fática

      4. referencial

      5. metalingüística




    1. La principal característica que debe poseer el emisor del texto expositivo es:

      1. Conocer al receptor

      2. Utilizar un lenguaje siempre culto

      3. Conocer el tema

      4. Dirigirse al público

      5. Redactar en tercera persona.







La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje