Página principal

Las Sectas Falsas (del “cristianismo”) Curso 309-Mayo 2012 Instituto Bíblico Ministerial Antioquía


Descargar 152.63 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño152.63 Kb.
  1   2   3


Las Sectas Falsas

(del “cristianismo”)

Curso 309-Mayo 2012

Instituto Bíblico Ministerial Antioquía

518 W. 6th St., Antioch, CA 94509

www.MinisterioAntioquia/IBMA

Profesores:

Dr. Ricardo Armstrong

Hno. Seth Esteban Armstrong

1 - Las Marcas de una Secta Falsa del Cristianismo

Definición de una “SECTA FALSA”: Un grupo de personas que reclama ser “__________”, pero se adhieren a un sistema particular de doctrinas enseñado por un líder, un grupo de líderes o una organización que niega una o más de las doctrinas fundamentales de la fe cristiana enseñadas en los 66 libros de la Biblia. (A.W.Gomes)



Apuntes introductorias de la definición:

1. Sectas salen de una religión “pariente” ya establecida.



  • Pasa con todas las religiones: Hare Krishna de Hinduismo, Nación de Islam de Musulmanes, etc. que no reclaman ser “cristianos”. Mormones, TJ’s, Apostólicos, etc. son sectas falsas que salen del cristianismo.

2. Sectas falsas lo son por causa de sus falsas doctrinas (“__________”), no por sus normas y prácticas raras, aunque el mundo les llama “sectas” por cause de sus normas “sociales” muy raros a veces (pastores dictatoriales, vestidura extraña, requisitos religiosos para salvación como hacer prosélitos o diezmar).

La definición “social” no es adecuado porque:

  • Sólo por causa de sus normas “diferentes de la sociedad” no es necesariamente malo, pues las normas de la sociedad cambian con la moda.

  • Lo que se considera “MUY” raro es según la opinión de algunos hombres, mientras que otros no consideran las mismas normas tan “raras”.

  • El mundo consideraría a cristianos fundamentalistas como “una secta” si les compara a las normas del mundo.

Apuntes especiales que distinguen “sectas” de otros

  • Las sectas falsas niegan doctrinas del canon de la __________. Católicos y otros consideran que los que difieren de las doctrinas de sus escritos, concilios o de sus líderes como “sectas” y “herejes”, aunque no lo son si son fieles a la Biblia.

  • Una secta falsa es diferente que lo “oculto” y religiones falsas o demoniacas que no pretenden ser “cristianos”.

  • Un “falso profeta” no hace una “secta” hasta separarse de una iglesia verdadera y formar un “partido” que rechaza las doctrinas bíblicas de la iglesia.

  • Sectas pueden entallar pocas personas o pueden entallar 10 millones o más y ser más rico que la mayoría de países en el mundo con billones de piezas de literatura imprimidas.

Creyentes en sectas falsas pueden ser gente buena pero no ofrecen la verdad que salva al alma. 2 Timoteo 3:5

Evidencias comunes de Sectas Falsas

I. La Negación de la __________ 2 Corintios 13:14; Mateo 28:18-20

*Mormones creen en muchos dioses

*Testigos de J. creen que Jesús es “un dios” y el Espíritu es una mera influencia.

II. La Negación de la Salvación por gracia por medio de __________sola y la eficacia de la muerte vicaria de Cristo Ef. 2:8-9; 1 Jn. 1:7; 2:1

*Mormones ponen 7 pasos; Testigos de J. usan servicio como medio de salvarse.



III. La Negación de la Resurrección __________de Cristo Jn. 24:39

*Testigos de J. creen que “se resucitó como una criatura ‘espiritual’”.

IV. La Negación de la absoluta autoridad y finalidad de la Escritura.

  • Énfasis de experiencia sobre doctrina con revelaciones y visiones. Isa. 8:20

    • El fundador de los Testigos de J., Russell, dijo que sería mejor tener sus escritos sobre la Biblia si uno tenía que escoger.

    • José Smith de los mormones dijo que recibió sus doctrinas en tablas de oro de un ángel

V. __________palabras bíblicas o cambiar la traducción para defender su doctrina. 2 Corintios 11:4; 2 Tim. 2:14, 23

  • Usan engaños y “tuercen” la Palabra. Por eso es inútil discutir sobre palabras por horas, pues “usan otro diccionario”.

  • Discuten y “trastornan” la fe de muchos que no conocen la Palabra.

  • Niegan el “sacerdocio del creyente” y su “libertad de conciencia” (1 Jn. 2:20, 27), diciendo que sólo los líderes pueden interpretar la Biblia correctamente para otros.

VI. __________o profetas modernos cuyas enseñanzas se aceptan sobre la Biblia.

Requieren que todos acepten sus doctrinas. 1 Jn 2:20, 27

*Negación del sacerdocio de creyente



VII. La Negación del Castigo eternal del __________Mateo 25:46

VIII. Énfasis en los “_________tiempos” y la idea de que su iglesia es la de los últimos días

(creen que iglesia histórica es hereje y sólo ELLOS enseñan la “verdad”). Mat. 16:18



  • Sólo 144,000 “testigos” van al cielo

IX. Interpretación “espiritualizada” de la Biblia en vez de literal. Mat. 5:18; 2 Tim. 2:15

X. Atraen a la gente con un énfasis en:

  • Amor y amistad dentro del grupo

  • Sentido de “familia” en el grupo

  • Apariencia de gente “moral” y sana con familias felices

  • Énfasis en “aceptación” y auto-estima.

  • Promesas falsas de un mundo “idealista”

  • Emocionalismo que se confunde por satisfacción “espiritual”

  • Apariencia de líderes “intelectuales” que impresionan por contestar preguntas con autoridad.

NOTA: Lo que ellos prometan y aparentan hipócritamente, las iglesias fundamentales deben proveer de verdad: una respuesta a preguntas, amor cristiano, promesas reales y ejemplos de santidad, unión familiar y gozo espiritual.

Lección 2 - ¿Es cristiano el mormonismo?
Derechos reservados © 1999 Institute for Religious Research. Todos los derechos reservados.

¿Es cristiano el mormonismo? Esta tal vez pueda ser una pregunta sorprendente para muchos mormones, al igual que para algunos cristianos. Los mormones dirán que son cristianos evangélicos y que incluyen la Biblia en la lista de los cuatro libros que reconocen como Escrituras. Explicarán que su creencia en Jesucristo forma parte central de su fe, y que esto está indicado por su nombre oficial, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días. Además, muchos cristianos han escuchado al Coro del Tabernáculo Mormón cantar himnos cristianos, y han quedado impresionados con la firmeza de los mormones en cuanto a sus reglas morales y su fuerte estructura familiar. ¿No significa todo esto que el mormonismo es una religión cristiana evangélica?

Para contestar esta pregunta de manera correcta e imparcial, tendremos que comparar cuidadosamente las doctrinas principales del mormonismo con las doctrinas principales del cristianismo evangélico y bíblico. Para presentar la posición de los mormones, hemos utilizado sus propias Escrituras y libros normativos publicados por la iglesia mormona. Las obras citadas incluyen: Principios del evangelio (edición de 1988), Como lograr un matrimonio celestial (1992), Enseñanzas del Profeta José Smith (1982), Artículos de fe (1980), y los tres tomos de Doctrina de salvación (1979). Haremos ahora la comparación en nueve áreas fundamentales de doctrina.

1 ¿HAY MAS DE UN DIOS VERDADERDO?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que hay sólo un Dios, vivo y verdadero, y que aparte de Él no hay otros dioses (Deuteronomio 6:4; Isaías 43:10,11; 44:6,8; 45:21,22; 46:9; Marcos 12:29-34).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que hay múltiples dioses (La perla de gran precio - Libro de Abraham 4:3), y que nosotros, como seres humanos, podemos llegar a ser dioses y diosas en el Reino Celestial (Doctrinas y convenios 132:19-20; Principios del evangelio, pág. 230; Como lograr un matrimonio celestial, pág. 130). Enseña también que los que se convertirán en dioses tendrán hijos espirituales quienes los adorarán y les orarán a ellos así como nosotros adoramos a nuestro Padre Celestial y le oramos (Principios del evangelio, págs. 9,11,283).



2 ¿FUE DIOS UNA VEZ UN HOMBRE COMO NOSOTROS?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que Dios es Espíritu (Juan 4:24; 1 Timoteo 6:15,16), que no es un hombre (Números 23:19; Oseas 11:9; Romanos 1:22,23), y que siempre (eternamente) ha existido como Dios omnipotente (todo poderoso), omnipresente (está en todas partes), y omnisciente (todo lo sabe), (Salmo 90:2; 139:7-10; Isaías 40:28).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que Dios el Padre fue un hombre como nosotros, que Él progresó hasta convertirse en un dios, y actualmente tiene un cuerpo de carne y hueso (Doctrina y convenios 130:22). José Smith dijo, "¡Dios una vez fue como nosotros ahora; es un hombre glorificado, y está sentado sobre su trono allá en los cielos!" (Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 427; Principios del evangelio, pág. 6). Además, la iglesia mormona enseña que Dios el Padre tiene un padre, y un abuelo, y así hasta el infinito (Enseñanzas del Profeta José Smith, p. 464).



3 ¿SON JESUS Y SATANAS ESPIRITUS HERMANOS?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que Jesús, como hijo de Dios, es único; él siempre ha existido como Dios y es co-eterno y co-igual con el Padre (Juan 1:1,14; 10:30; Colosenses 2:9). Aunque nunca ha sido menos que Dios, en el tiempo establecido puso a un lado la gloria que compartía con el Padre (Juan 17:4,5; Filipenses 2:6-11) y fue hecho semejante a los hombres, para lograr nuestra salvación; su encarnación se hizo realidad cuando fue concebido sobrenaturalmente por obra del Espíritu Santo, y nació de la virgen María (Mateo 1:18-23; Lucas 1:34,35).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que Jesucristo es nuestro hermano mayor, quien progresó hasta llegar a ser un dios. El fue procreado en espíritu por medio del Padre Celestial y una madre celestial, y fue concebido físicamente por medio de relaciones sexuales entre el Padre Celestial y la virgen María (Como lograr un matrimonio celestial, pág. 129; Principios del evangelio, págs. 9, 53). La doctrina de la iglesia mormona afirma que Jesús y Satanás son hermanos (Principios del evangelio, págs. 15-16).



4 ¿ES DIOS UNA TRINIDAD?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son Dioses distintos, sino que son Personas distintas dentro de la Deidad trina y una, constituyendo un solo Dios. En todo el Nuevo Testamento el Hijo y el Espíritu Santo, al igual que el Padre, son identificados individualmente como Dios, y cada uno actúa como Dios (el Hijo: Marcos 2:5-12; Juan 20:28; Filipenses 2:10, 11; el Espíritu Santo: Hechos 5:3, 4; 2 Corintios 3:17, 18; 13:14); pero al mismo tiempo la Biblia enseña que hay solamente un Dios (véase punto número 1).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo constituyen tres personajes distintos y tres Dioses (Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 460), y que el Hijo y el Espíritu Santo son ambos la prole literal del Padre Celestial y una esposa celestial (Joseph Fielding McConkie, Encyclopedia of Mormonism [Enciclopedia del mormonismo], vol. 2, pág. 649).



5 EL PECADO DE ADAN Y EVA ¿FUE UNA GRAN MALDAD O UNA GRAN BENDICION?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que la desobediencia de nuestros primeros padres, Adán y Eva, fue un gran mal. Por medio de su caída, el pecado entró al mundo, poniendo a todo hombre bajo la condenación y la muerte. De este modo nacemos con una naturaleza pecaminosa, y seremos juzgados por los pecados que cometemos como individuos (Ezequiel 18:1-20; Romanos 5:12-21).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que el pecado de Adán fue un paso necesario para el plan de vida y una causa de grandes bendiciones para toda la humanidad (Principios del evangelio, pág. 31; Doctrina de salvación, 1:108; Libro de Mormón - 2 Nefi 2:25).



6 ¿PODEMOS HACERNOS DIGNOS ANTE DIOS POR NUESTROS MERITOS?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que aparte de la obra redentora de Jesucristo en la cruz estamos espiritualmente "muertos en nuestros delitos y pecados" (Efesios 2:1,5) y somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos. En Su misericordia, Dios nos perdona nuestros pecados y nos hace dignos solamente por medio de Su gracia, aparte de mérito humano u obras de justicia (Efesios 2:8-9; Tito 3:5). A nosotros solo nos queda adherirnos a Cristo con fe de toda corazón. (Sin embargo, es verdad que sin la evidencia de una vida cambiada, un testimonio de fe en Jesucristo es dudoso; el ser salvo sólo por la gracia de Dios no significa que podamos vivir como queramos  Romanos 6:1-4).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que la vida eterna en la presencia de Dios (lo que ellos llaman "exaltación en el reino celestial") debe ser ganado por medio de obedecer todas los mandamientos de la iglesia mormona, incluyendo los ritos exclusivos del templo mormón. Las obras son un requisito indispensable para obtener la salvación, entendida como la entrada en el "reino celestial". (Principios del evangelio, págs. 68,284-285; Tercer artículo de fe en La perla de gran precio; Libro de Mormón - 2 Nefi 25:23).



7 ¿BENEFICIA LA MUERTE EXPIATORIA DE CRISTO A AQUELLOS QUE LO RECHAZAN?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que el propósito principal de la expiación de Jesucristo es proveer la solución completa al problema del pecado. Sin embargo, los que rechacen la gracia de Dios en esta vida no tendrán parte en esta salvación, sino que están bajo la condenación de Dios por toda la eternidad. (Juan 3:36; Hebreos 9:27; 1 Juan 5:11-12).

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que el propósito de la expiación de Jesucristo es de dar resurrección e inmortalidad a toda persona sin importar que tal persona reciba a Cristo por la fe o no lo haga. La expiación obrada por Cristo es solamente una parte de lo que se requiere para ser digno y obtener la vida eterna; para esto es también imprescindible la obediencia a todos los mandamientos de la iglesia mormona, lo cual incluye los exclusivos rituales del templo mormón. (Principios del evangelio, págs. 66,68,346-347).



8 ¿ES LA BIBLIA LA PALABRA DE DIOS UNICA Y DEFINITIVA?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que la Biblia es la Palabra de Dios, única, definitiva e infalible (2 Timoteo 3:16; Hebreos 1:1-2; 2 Pedro 1:20, 21) y que permanecerá para siempre (1 Pedro 1:23-25). Vemos la mano de Dios en la preservación providencial del texto de la Biblia, cosa que fue confirmada de una manera maravillosa por el descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto.

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que se han perdido muchas verdades de la Biblia, y que la Biblia es corrupta y no contiene la plenitud del evangelio (Libro de Mormón - 1 Nefi 13:24-29; Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 4-5;).



9 ¿CAYO LA IGLESIA PRIMITIVA EN UNA APOSTASIA TOTAL?

La Biblia enseña, y los cristianos evangélicos a través de los tiempos han creído, que la iglesia verdadera fue establecida por Jesús con su divino poder, y por esto la iglesia nunca pudo desaparecer ni, de hecho, nunca ha desaparecido de la tierra (Mateo 16:18; Juan 17:11; 1 Corintios 3:11). Evangélicos y otras denominaciones cristianas admiten que históricamente ha habido corrupción en la iglesia, pero creen que siempre ha existido un remanente de personas que han guardado los principios del Evangelio.

Por el contrario, la iglesia mormona enseña que poco después de la muerte de los apóstoles, hubo una gran y total apostasía, o abandono de la verdadera fe, en la iglesia establecida por Jesucristo; y que este estado de apostasía continúa hasta hoy excepto entre aquellos que han llegado a un conocimiento del evangelio restaurado por la iglesia mormona (Principios del evangelio, págs. 97-100; véase también La perla de gran precio - José SmithHistoria 1:19).



CONCLUSION:
Los puntos previos que aparecen en cursiva constituyen el evangelio comúnmente creído por todos los cristianos evangélicos de todos los tiempos, sin importar la denominación. Estas creencias son diferentes de las de otras religiones, como el mormonismo, que mientras afirman ser cristianos en sus creencias y prácticas, dan más autoridad a otras escrituras que a la Biblia, enseñan doctrinas que contradicen la Biblia, y tienen creencias que nunca fueron enseñadas por Jesucristo.

Los mormones y los cristianos evangélicos tienen en común algunos preceptos morales importantes de la Biblia. Sin embargo, los puntos mencionados demuestran que hay muchas diferencias fundamentales e irreconciliables entre el cristianismo bíblico y el mormonismo. Aunque estas diferencias no deben impedir que los cristianos traten a los mormones con bondad y respeto, no podemos considerarlos hermanos en Cristo. La Biblia nos advierte que vendrán falsos profetas quienes predicarán otro evangelio, con otro Jesús, atestiguado por otro espíritu (2 Corintios 11:4, 13-15; Gálatas 1:6-9). Sobre la base de la evidencia antes presentada, consideramos que el mormonismo representa un falso evangelio.

Se ha dicho que si uno dice ser mormón pero, al mismo tiempo, niega que José Smith haya sido un profeta de Dios, niega que el Libro de Mormón haya provenido de Dios, rehusa creer que Dios una vez fue un hombre que cumpliendo todos los mandamientos de la iglesia mormona avanzó hasta la divinidad, y no acepta que el mormonismo haya sido establecido por Dios, la iglesia mormona no consideraría a tal persona como un mormón. Uno no puede llamarse correctamente mormón si no cree las doctrinas fundamentales enseñadas por la iglesia mormona. De igual manera, si la iglesia mormona no cree en las verdades bíblicas esenciales afirmadas por la comunidad cristiana a través de los tiempos, ¿cómo puede razonablemente esperar que los cristianos acepten al mormonismo como una expresión auténtica del cristianismo?

 Si la iglesia mormona realmente cree ser la única verdadera iglesia cristiana, no debería intentar presentarse públicamente como parte de una comunidad cristiana más amplia. Más bien, debiera decir abiertamente al mundo que los que afirman ser cristianos evangélicos ortodoxos en verdad ni siquiera son cristianos, y que la iglesia mormona es la única iglesia verdadera. En realidad, la iglesia mormona no dice esto públicamente, pero es precisamente lo que enseña en privado.



Siete contradicciones entre la Biblia y el Libro de Mormón
Derechos reservados © 1998 Institute For Religious Research

Hay muchas objeciones serias a la afirmación de José Smith y la iglesia mormona que el Libro del Mormón es una escritura inspirada de estos últimos días suplemental a la Biblia.*  Sin embargo, ningunas de las objeciones son más significativas que las contradicciones numerosas entre la enseñanza del Libro de Mormón y la Biblia. Esta lista es ilustrativa solamente, no exhaustiva.



1. El Libro de Mormón enseña que los niños pequeños no son capaces de pecado porque no tienen una naturaleza pecaminosa (Moroni 8:8). En contraste, la Biblia en el salmo 51:5 enseña claramente que tenemos una naturaleza pecaminosa desde nuestro nacimiento: "He aquí en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre" (esto no significa que los que mueren en infancia están perdidos**).

2. El Libro de Mormón enseña que la desobediencia de Adán y Eva en comer la fruta prohibida era necesaria de modo que solo así pudieran tener niños y traer alegría a la humanidad (2 Nefi 2:23-25). En contraste, la Biblia declara específicamente que la transgresión de Adán era un acto de rebelión pecaminoso que soltó el poder del pecado y de la muerte en el mundo perfecto del Dios (Romanos 5:12; 8:20-21). No hay apoyo bíblico para el punto de vista de que Adán y Eva podrían cumplir solamente con el mandato "fructificad y multiplicaos " (Génesis 1:28) por medio de su desobediencia al mandato de Dios con respecto a la fruta prohibida (Génesis 2:17). La enseñanza del Libro de Mormón que estos mandatos divinos son contradictorios, y que Dios esperaba que Adán y Eva averiguarían que en realidad Él deseaba que ellos quebrantaran el último mandato ("del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás") para así guardar el anterior ("fructificad y multiplicaos"), carece de base en la lógica o el texto bíblico, y atribuye ambigüedad a Dios.

3. El Libro de Mormón enseña que la piel negra es una señal de la maldición de Dios, de manera que gente de piel blanca se consideran moralmente y espiritualmente superior a la gente de piel negra (2 Nefi 5:21). En contraste, la Biblia enseña que Dios "de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres" (Hechos17:26), que en Cristo, las distinciones de la étnica, el género y la clase social son borradas (Gálatas 3:28), y que Dios condena el favoritismo (Santiago 2:1).

4. El Libro de Mormón enseña que, "es por la gracia que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos" (2 Nefi 25:23; vea también Moroni 10:32). En contraste, la Biblia enseña que aparte de Cristo estamos muertos en el pecado (Efesios 2:1,5) y que carecemos de la habilidad de hacer cualquier cosa para merecer perdón y vida eterna. La salvación está enteramente por la gracia (Efesios2:8-9; Romanos 11:6; Tito 3:5-6), no por la gracia más las obras. Los buenas obras son un resultado, no la base, de una relación con Dios (Efesios 2:10).

5. Según el Libro de Mormón , cerca de 600 años antes de Cristo, el profeta Nefita predijo que "muchas partes que son claras y sumamente preciosas" de la Biblia serían quitadas (1 Nefi 13:26-28). En contraste, la Biblia está claro que durante su ministerio terrenal, Jesús mismo citó constantemente las escrituras del Antiguo Testamento. El mostró confianza completa en la plenitud y la transmisión precisa de la Biblia, tal como este había sobrevivido hasta su época. Jesús declaró que "el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (San Marcos 13:31; vea también a San Mateo 5:18), y prometió a sus discípulos quienes iban a escribir el Nuevo Testamento que el Espíritu Santo "os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho" (Juan 14:26); además, Jesús prometió a los apóstoles que ellos "llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca" (Juan 15:16). Estas promesas implican claramente que la fruta de los apóstoles – las escrituras del Nuevo Testamento y la iglesia cristiana -- perduraría.

6. Según una profecía del Libro de Mormón (Helaman 14:27), a la hora de la crucifixión "tinieblas cubrirían la faz de toda la tierra por el espacio de tres días." En contraste, los relatos del Nuevo Testamento declaran repetidamente que había oscuridad por solamente tres horas mientras que Jesús estaba en la cruz (Mateo 27:45; Marcos 15:33; Lucas 23:24).
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje