Página principal

Las publicaciones de la relación del padre gaspar de carvajal


Descargar 33.16 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño33.16 Kb.
LAS PUBLICACIONES DE LA RELACIÓN DEL PADRE GASPAR DE CARVAJAL
José Barletti (1)

2009
En 1894 se publicó por primera vez la Relación del Gaspar de Carvajal con una voluminosa introducción a cargo de José Toribio Medina, estudioso chileno, quien años antes había tenido a su cargo la selección de los libros de nuestra Biblioteca Nacional que fueron llevados a Chile como parte del saqueo que las tropas invasoras llevaran a cabo en nuestro país. Es posible que el manuscrito haya sido una de las obras robadas.


Lo cierto es que cuando salió por primera vez de la imprenta (en 1894) habían transcurrido 350 años desde que la Relación fuera manuscrita por el autor.
Carvajal redactó su Relación en los años 40 del siglo XVI. El título completo es como sigue:

Relación que escribió fray Gaspar de Carvajal , frayle de la Orden de Santo Domingo de Guzmán, del nuevo descubrimiento del famoso Río Grande que descubrió por muy gran ventura el Capitán Francisco de Orellana desde su nacimiento hasta salir a la mar, con cincuenta y siete hombres que trajo consigo y se echó a ventura por el dicho río y por el nombre del Capitán que le descubrió se llamó Río de Orellana”.


Existen hoy en día dos copias manuscritas de la Relación de Carvajal. Una de ellas es del Duque de T´Serclaes de Tilly (2), que Ballesteros supone contemporáneo al autor (Carvajal 1944: 7) y la otra está contenida en la Colección Muñoz. En esta última hay “lagunas”, una de ellas extensa. La edición mexicana de la Relación de Carvajal utiliza este último manuscrito y Jorge Hernández Millares, quien hace la introducción, dice lo siguiente:

En esta copia falta la parte de la Relación que se refiere a la llegada de los expedicionarios al río Coca, donde se construyó el bergantín... es decir, toda la parte relativa a la supuesta “ traición” de Orellana. Esta copia podría hallarse en el siglo XVII, posiblemente en sus postrimerías a juzgar por la letra... Al publicar este documento hemos llenada la laguna... tomando la parte que falta de la trascripción de don Juán (sic) Toribio Medina, quien utilizo una copia perteneciente al Duque de T´Serclaes de Tilly que era la única completa que existía, ésta entonces inédita... Nuestro manuscrito (el de la Colección Muñoz), en su redacción, ortografía y otras características parece una copia más antigua que la utiliza por Medina. Su encanto principal reside en la sencillez del relato, sin adornos literarios embarazosos... Muchas de tales discrepancias (entre ambos manuscritos) son debidas, sin duda, a deficiencias de los copistas, en unos casos; en otros nos atrevemos a suponer que son glosas añadidas posteriormente a lo escrito por el autor”.

( Carvajal 1955:28-35)

La edición de 1894 fue reeditada en 1944, también en España, sin la erudita introducción de José Toribio Medina y solamente con sus notas de pie de página.


En 1958 en Quito se publicó la versión de 1894 con una introducción de Roberto Páez en la que liga la negación de la “ traición” de Orellana con su imperativo nacionalista.

Tenemos que conocer cómo se han ido construyendo los fundamentos de la nacionalidad y el aporte que hemos dado con nuestros hombres y nuestros recursos al descubrimiento y utilización de la tierras de América “

(Carvajal 1958:III)
La edición de 1894 fue traducida al ingles en 1934 y se imprimió en Nueva York. La biblioteca Nacional de Colombia hizo lo propio en 1942. En este ultimo caso era una forma de afirmar, por la vía de la historia, su reciente llegada a las orillas de Amazonas. Diez años antes se había producido la Toma de Leticia.
Además de la Relación de Carvajal en sus dos manuscrito existe otro relato sobre la expedición de Gonzalo Pizarro y Francisco de Orellana. Se trata de la versión de Gonzalo Fernández ( o Hernández) de Oviedo, el Cronista de Indias, incluida en su “Historia General y Natural de las Indias, Islas y Tierra Firme del Mar Océano”. En la edición completa de 1851, salió a la luz por primera vez la tercera parte, cuyo capitulo XXIV

... tracta de un maravilloso acontecimiento(el descubrimiento del Amazonas)... Sugund lo escribió... fray Gaspar de Carvajal, que a todo se halló presente su persona...

(Hernández de Oviedo 1945:104)
Medina dice que Oviedo la “ Adobó a su gusto” ( Carvajal 1944:7), es decir, que le hizo agregados y comentarios de su propia cosecha. El mismo cronista de Indias lo reconoce:

... además de lo que escribió como testigo de vista un devoto frayle... yo he sabido después en esta cibdad de Santo Domingo del mesmo capitán Francisco de Orellana e otros que con él vinieron. Las cuales el dicho frayle no escribió en su relación, porque no se acordó, o no le paresció que se debía ocupar en ellas; y decirlo hé como deste capitán é de sus consortes lo entendí...”

( Hernández de Oviedo 1851: IV, 384)
Medina concluye que ambos trabajos: la Relación de carvajal y el relato de Oviedo, se complementan recíprocamente. Raúl Porras Barrenechea llega a una conclusión semejante cuando, de su puño y letra, escribe lo siguiente al final de la introducción de Antonio Ballesteros a la edición de 1994:
Hay variantes de importancia entre este texto (el de Carvajal) y el de Oviedo, Basta cotejarlos. Esto fue lo que sostuvo. Los dos textos, el de Oviedo y el de Medina (Carvajal) son auténticos. Tan auténticos el uno como el otro. Son dos versiones escritas por el mismo autor sobre un diario de apuntes”.

(Carvajal 1944: 8)


Sucede de que Porras tenía en su biblioteca particular la edición de 1944 y como era de su propiedad hizo muchas anotaciones, valiosísimas por cierto, principalmente en lo que toca a las diferencia que iba encontrando entre el texto de Carvajal (1894) que tenía en las manos y el de Oviedo. Hoy este ejemplar se encuentra en la Colección Porras Barrenechea de la Biblioteca Nacional (PB 560815). En la introducción, Ballesteros hace referencia a una conversación que sostuvo con Porras, en la que nuestro historiador habría sostenido que existía otro manuscrito con variantes de importancia. Como se puede ver en la anotación que hemos trascrito, no fue eso lo que quiso decir.
En 1942 el Ministerio de educación del ecuador publicó por primera vez en América la Relación de Carvajal que incluía tanto la versión de Medina como la de Oviedo con un estudio crítico del descubrimiento hecho por Raúl Reyes y Reyes.
Con relación a Oviedo, Medina dice que éste escribió el 22 de enero de 1543, una carta al Cardenal Bembo, que estaba en Italia, contándole el “fausto acontecimiento” (el descubrimiento del Amazonas) (Carvajal 1894: XXXVIII).La carta, supone Medina, se habría perdido y sólo existiría una extracta dado por Ramusio.
El asunto ha quedado aclarado por Eugenio Asensio en el artículo que publicó en 1949 en la Revista en Indias, en el que presenta la indicada misiva, fechada el 20 de enero y no el 22, cuyo manuscrito se encuentra en la Biblioteca Vaticana. La trascripción de Asensio utiliza el texto de la Biblioteca Vaticana a la que le falta dos o tres líneas inferiores. Ramusio la había publicado por primera vez en 1556 y de ella se hicieron repetidas tiradas.
Esta carta refrescaba reminiscencias clásicas caras a los hombres del Renacimiento... No es por lo tanto sorprendente que la imprenta italiana la estampase repetidas veces”

( Asensio 1949: 575)
Habría una relación sobre la expedición escrita por el mismo Orellana. Medina da por hecho su existencia. Se basa en “fragmentos de textos oficiales”, como “el memorial de Juan de Samano, en una carta el que vino del Perú (Orellana)...”. También cita a López de Gómara y a Herrera, quienes habrían visto la “Relación” de Orellana, para concluir afirmando:
...tenemos establecido de manera explícita que Orellana presentó en el Consejo de Indias una larga relación que hoy aparece en los archivos. ¿Estaría esta relación basada en los apuntes del padre Carvajal?. Es muy probable, si bien no podemos menos de creer que fuera distinta de las dos que conocemos del religioso dominico, y que a las líneas generales trazadas por éste, Orellana añadiese sus propias observaciones y personales impresiones.”

(Carvajal 1894: XXXIV)


Las observaciones de Medina se verían reforzadas con el texto de Cristóbal de Acuña en su “ Nuevo Descubrimiento del Gran Río Amazonas”, escrito en 1693, quien en dos partes señala que “SEGÚN ORELLANA” el río tiene ”mil ochocientos leguas”. (Acuña 1986: 48,59).
De la misma manera, aunque de forma más explícita, La Condamine dice:
“Se equivocan los geógrafos que han hecho del Amazonas y del Marañón dos ríos diferentes...YA QUE EL MISMO ORELLANA DICE EN SU RELACIÓN, que él encuentra a las amazonas bajando el Marañón”.

(La Condamine 1783: 9-10)


No se puede descartar, pues, la existencia de una relación hecha por el mismo Orellana. La argumentación de Medina tiene asidero y responde a un razonamiento lógico. En estos tiempos de descubrimiento de manuscritos es posible que aparezca el que nos ocupa.

El bibliógrafo chileno Medina, en su edición de 1894, publica documentos de gran valía que complementan la Relación de Carvajal. Allí están la carta de Gonzalo Pizarro al Rey, escrita desde Tomebamba el 3 de septiembre de 1542 y la de Orellana al Consejo de Indias en Valladolid el 7 de junio de 1543. Sin embargo, lo más notable son los cincos documentos elaborados por el escribano Francisco de Isásaga, miembro de la expedición. El mismo Orellana lo había nombrado para esta función el 4 de enero de 1542, en pleno viaje, “en el pueblo de Aparia”, en el río Napo (Carvajal 1894:96) y lo primero que hace es registrar la toma de posición del pueblo de Aparia, el pueblo de Irimara “y en todos los demás caciques que han venido de paz”. Un segundo documento de ese día es aquel en que el personal de Orellana le pide siga río abajo. En un tercer escrito, del día siguiente, Orellana ordena que se devuelva lo que se había quitado a los indígenas y en el cuarto, del 9 de enero, toma posición “en once caciques”. Finalmente figura el del 1 de marzo en el cual se consigna que el personal nombra a Orellana “su capitán y le pide que no regrese. Juran todos ante el misal.


En el anexo publicado por Medina se encuentran probanzas, informaciones de méritos y servicios, la parte de la “Jornada del Río Marañón” de Toribio de Ortiguera (1585) que trata sobre el viaje (capitulo XV), varios documentos firmados por Orellana y la interesante relación de Francisco de Guzmán.
Se puede asumir la conclusión a que arriba Porras Barrenechea en lo que toca a la obra del padre Carvajal:
“ Debe suponerse, pues, que fray Gaspar de Carvajal llevó un diario de la expedición en el que anotaba las fechas de los acontecimientos, las notas más saltantes de éstos o sus juicios o emociones personales. A base de éstos redactaría la versión que llevó Orellana a España y que copió Oviedo (en Santo Domingo) y con los mismos apuntes redactaría, más descansadamente en Lima, una versión que por hallarse cerca de la influencia de Gonzalo (Pizarro), presenta, quizás, mayores excusas y disculpas sobre la desleal actitud de Orellana”.

(Porras 1986: 134-135)


Hasta la fecha no ha habido ni una sola edición peruana. Ya que es tiempo que esta tarea pendiente se lleve a la práctica y que vaya acompañada de un conjunto de estudios que contribuyan a la relectura de esta importante crónica amazónica desde perspectivas distintas: Geográfica, arqueológica, lingüística, etnológica, demográfica e histórica. De esta manera se podría superar científicamente los entrampamientos que se han producido en torno a este documento histórico, primero por las consecuencias que tuvo la llamada ”traición de Orellana” y posteriormente a los asunto fronterizos entre Perú y Ecuador. Sólo así la Relación de Carvajal podrá contribuir a la reconstrucción del pasado de los pueblos amazónicos y específicamente de la situación existente al momento de la invasión europea.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
ACUÑA. Cristóbal de

1986 “Nuevo descubrimiento del gran río de las Amazonas”,en el año 1939. INFORMACIÓN DE LOS JESUITAS EN EL AMAZONAS, Monumenta Amazónica, Iquitos.


ASENSIO. Eugenio

1949 “La carta de Gonzalo Fernández de Oviedo al Cardenal Bembo sobre la navegación del Amazonas (20 de enero de 1543)”. REVISTA DE INDIAS, 37-38, Madrid.


BARRERA. Isaac

1942 “El IV Centenario del Descubrimiento del Amazonas”, BOLENTIN DE LA HISTORIA DE QUITO, 55, Quito.


CARVAJAL, Gaspar de

  1. DESCUBRIMIENTO DEL RÍO DE LAS AMAZONAS, SEGÚN LA RELACION HASTA AHORA INÉDITA DE FR. GASPAR DE CARVAJAL, CON OTROS DOCUMENTOS REFERENTES A FCO. DE ORELLANA Y SUS COMPAÑEROS... CON UNA INTRODUCCIÓN HISTORICA Y ALGUNAS ILUSTRACIONES POR JOSE TORIBIO MEDINA...,Imprenta de E. Rasco, Sevilla.

1934 THE DISCOVER OF THE AMAZON ACCORDING TO THE ACCOUNT OF FRIAR GASPAR DE CARVAJAL AND OTHER DOCUMENTS, H.C. Heaton ed., American Geographical Society, Ney Your.


1942 RELACIÓN DEL NUEVO DESCUBRIMIENTO DEL FAMOSO RÍO GRANDE QUE DESCUBRIÓ POR MUY GAN VENTURA EL CAPITÁN FRANCISCO DE ORELLANA, Transcripciones de Oviedo y Dn. Toribio Medina y estudio crítico del descubrimiento, publicación dirigida por Raúl Reyes de Reyes, Imprenta del Ministerio de Educación, Quito.
1942 DESCUBRIMIENTO DEL RIO DE LAS AMAZONAS, RELACION DE FR. GASPAR DE CARVAJAL, Exfoliada de la obra de José Toribio Medina, Prensa de la Biblioteca Nacional, Bogotá.
1944 RELACIÓN QUE ESCRIBIÓ FR. GASPAR DE CARVAJAL... DEL NUEVO DESCUBRIMIENTO DEL FAMOSO RÍO GRANDE QUE DESCUBRIÓ POR MUY GRAN VENTURA EL CAPITÁN FRANCISCO DE ORELLANA..., Consejo de la Hispanidad, Madrid.

1955 RELACIÓN DEL NUEVO DESCUBRIMIENTO DEL FAMOSO RÍO GRANDE DE LAS AMAZONAS, Edición, introducción y notas de Jorge Hernández Millares de Cultura Económica, México.

1958 DESCUBRIMIENTO DEL RÍO DE ORELLANA, versión de Jorge A. Garcés G., prólogo de J. Roberto Paez, Imprenta Municipal, Quito.
GIL MUNILLA, Ladislao

1954 DESCUBRIMIENTO DEL Marañon, Escuela de Estudios hispanoamericanos, Sevilla.


HERNÁNDEZ DE OVIEDO, Gonzalo

1851 HISTORIA GENERAL Y NATURAL DE LAS INDIAS, ISLAS Y TIERRA FIRME DEL MAR OCÉANO, Imprenta de la Real Academia de la Historia, Madrid.

1945 HISTORIA GENERAL Y NATURAL DE LAS INDIAS, ISLAS Y TIERRA FIRME DEL MAR OCÉANO, edit. Guarania, Asunción

1959 HISTORI GENERAL Y NATURAL DE LAS INDIAS, ediciones Atlas, Madrid.

JOS, Emiliano

1942 “Centenario del Amazonas; la expedición de Orellana y sus problemas históricos”, REVISTA DE INDIAS,10, Madrid.


LA CONDAMINE, Charles Marie de

1783 RELATION ABREGEE D’ UN VOYAGE DANS L’INTERIEUR DE L’AMARIQUE MERIDIONALE, DEPUIS LA COTE DE LA MERE DU SUD, JUSQU’AUX COTEX DU BRESIL ET DE LA GUYANE, EN DESCENDANT LA RIVIERE DES AMAZONES,chez Jean – Edme Dufour et Philippe Roux , Paris.

1921 RELACION ABREVIADA DE UN VIAJE HECHO POR EL INTERIOR DE LA AMERICA MERIDIONAL DESDE LA COSTA DE MAR DEL SUR HASTA LAS COSTAS DEL BRASIL Y DE LA GUAYANA, SIGUIENDO EL CURSO DEL RIO AMAZONAS..., Calpe, Madrid.
MELÉNDEZ , Juan

1935 “Tesoros verdaderos de las Indias, biografía de fray Gaspar de Carvajal”, en MINDIBURUN, Manuel, DICCIONARIO HISTORICO BIOGRAFICO DEL PERU, apéndice, Lima.


PORRAS BARRENECHEA, Raúl

1942 “Los Incas y las Amazonía”, MERCURIO PERUANO, 180, Lima.


1986 LOS CRONISTAS DEL PERU Y OTROS ENSATOS, edición y prólogo de Franklin Pease G. Y., Banco de Crédito del Perú, Lima.


1 El libro de José Barletti se titula Los Pueblos Amazónicos en Tiempos del Viaje de Orellana y fue publicado en Iquitos, por el CETA, en 1992, al cumplirse los 450 años de tal acontecimiento.

2 En la Biblioteca Amazónica, en Iquitos, hay una edición facsimilar del manuscrito del Duque de T´Serclaes de Tilly.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje