Página principal

La televisión peruana de los ´90: el caso Magaly TeVe


Descargar 107.39 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño107.39 Kb.
1   2

La cámara oculta y las cuñas

El recurso de la cámara oculta es el mecanismo televisivo que mayores logros y problemas le han causado a la producción del programa. Esta manera de presentar los temas instaló y resaltó la mirada “objetiva” sobre los contenidos emitidos, ubicando a Magaly en la profesional capaz de desenmascarar la falacia reinante en Chollywood y en la política nacional. Pero esta forma de ver y de plantear una verdad -de la cual Magaly se presenta como la máxima protectora- concuerda con la forma en la que se concebía la política en ese contexto. Si la política es corrupta, sucia, negra, conspirativa tiene que ser filmada in fraganti y a escondidas para revelar su mentira y de esa manera sorprender a los corruptos en el mismo momento en que cometen el delito. Esta forma de “ampayar” a la política alcanzará su nivel más alto con los conocidos vladivideos difundidos en el año 2001. No resulta casual, hablando desde un plano discursivo, que Magaly haya utilizado la misma estrategia visual para presentar a sus víctimas. Para cuando salieron los vladivideos, los “ampays” ya eran un recurso probado y exitoso de la televisión de fines de los noventa.

La búsqueda del alto impacto de las imágenes y la frecuencia de emisión son recursos que plantean un simulacro de información. Magaly logró con la repetición constante de los ampays un efecto de información donde lo que interesa es la mirada moralista sobre lo que se ve y no el cuestionamiento reflexivo respecto de aquello que se ve. La tradición televisiva en la que se incorpora Magaly, en esta perspectiva, atiende al recurso de lo “inesperado” e in fraganti en un contexto en el que el medio privilegia programas que utilicen este formato. La cámara oculta traduce televisivamente, en algún punto, variantes ideológicas del sentido común dominante donde se enaltece esta forma de mirar “objetivamente” y en donde la cámara no actúa nisiquiera como mediadora de la mirada sino como una prolongación del ojo de quien supuestamente protege la verdad. En este sentido, no interesa con la cámara oculta si quien realiza la filmación, por ejemplo, tiene dudosa reputación, ya que que la objetividad esta dada por la mirada escondida, la mirada de espía, que lleva a focalizar en lo que se ve y no en quien mira. Este mecanismo de la cámara oculta configuró la mirada del televidente que ya empezaba a ver a una Magaly poseedora de la verdad con un nivel de objetividad al que ella apelaba revalorando su función de periodista objetiva.

Sumado a ello, la concepción que Medina difunde respecto al periodismo es precisamente el de la objetividad. Ella se presenta como una periodista objetiva y juzga a sus “presas del periodismo” bajo la misma mirada, por lo que la credibilidad es un factor sumamente valorado. El tratamiento de la política se realiza desde la moral, desde el deber ser, desde una verdad autoatribuida que la autoriza para opinar sobre cualquier tema y que se instale en el imaginario.

Sería excesivo señalar que esta operativa fue aprendida por Magaly en las salas del Servicio de Inteligencia Nacional. Sin embargo, interesa aquí señalar cómo el uso de la cámara oculta en los ampays de Magaly TeVe prepararon el camino también para la visualización de los vladivideos. Así el formato de la cámara oculta avaló la “estrategia” de filmar “a escondidas” a toda figura pública. Pero sobre todo, la cámara oculta fue un modo de legitimación de esa forma de mirar a los personajes públicos y no tan públicos, así como una manera de configurar la mirada del espectador peruano respecto a la política. Estos ampays son el formato de nota que Magaly mantiene desde los inicios de su programa y es el tipo de “reportaje” al que apela para mantener su rating28. Magaly introduce a través del impacto de estas imágenes y de este lenguaje visual una forma de abordar lo político.

Uno de los ampays con mayor repercusión de la historia del programa fue el denominado por el periodismo como “el caso de las prostivedettes”29. La producción de Magaly TeVe se encargó de instalar cámaras ocultas -al mejor estilo montesinista- en las habitaciones de un hotel para filmar los precisos momentos en que algunas vedettes (conocidas en el medio por participar en sketchs de televisión y programas de humor) mantenían relaciones sexuales previo pago con un “cliente” (que resultó siendo uno de los reporteros del programa). Este caso superó todas las expectativas de sintonía, pues casi no hubo en el país persona que no comentara sobre estos ampays. Los que no lo vieron el mismo día, se enterarían después con las notas periodísticas que se encargaban de repetir una y otra vez las filmaciones obtenidas, previa distorsión de la imagen, que pretendían bloquear el morbo de la escena. Los ampays y las grabaciones con cámara oculta siguen siendo el ingrediente principal de Magaly TeVe. “De esta manera, aquello que tiene la gracia de lo auténtico, de lo inesperado, del instante en que el ser humano queda librado al azar sin imposturas, se convierte en algo convencional muy fácilmente identificable por la audiencia” (Mangone, 1992). Así los noticieros considerados serios realizaban reportajes con el recurso de la cámara oculta donde lo mostrado se asumía como verdadero, ya que la cámara era puesta como la mediadora de esa verdad.



Magaly no sólo trata cada tema de su agenda desde el estilo del show, sino que el programa pertenece además al género del espectáculo, entendiéndose los géneros televisivos como “indicaciones paraprogramáticas, guías de consumo que no van más allá de organizar la banda horaria, pero que al interior de los programas cada vez son más estrechas las relaciones entre todos los géneros. Actualmente una comedia blanca incorpora referencias de actualidad, el noticiero promociona programas del canal, el programa de humor realiza reportajes (...) es el triunfo de una televisión de géneros sobre una televisión de contenidos” (Mangone, 1992: 11).

Por ello, el uso de otro mecanismo visual como las cuñas30, le servirá para plantear otra forma de opinión política sin hablar de política. Las cuñas son pequeños bloques de video que tienen como fin resaltar en tono de burla los errores al aire cometidos por ciertos personajes televisivos “poco queridos” por la producción de Magaly. Estas cuñas son presentadas tanto al inicio como al final de una tanda comercial.

Atendiendo a lo señalado por Mangone respecto a la “farandulización de la política”, donde la televisión plantea los modos en que se debe presentar lo político y el político; empezaremos señalando brevemente el contexto en el que resulta conveniente el uso de estos mecanismos para la ridiculizacion de ciertos personajes, precisamente con fines políticos.

Durante el gobierno de Alberto Fujimori, la estrategia de desestimar a los personajes contrarios al régimen, fue común. Los mecanismos que se utilizaron estuvieron muy ligados a los medios de comunicación y fueron los periódicos “chicha” los que cumplieron un rol relevante en la tarea de desprestigiar a los opositores. Magaly aplicó el mismo mecanismo de desestimación de los personajes contrarios a su programa y, sobre todo, a personajes que son o fueron contrarios al régimen de Alberto Fujimori. Tomando aspectos de la vida privada o poniendo énfasis en errores cometidos al aire por estos personajes, Magaly ridiculiza y ubica una vez más en el plano de la farándula a sus contrincantes. Medina y su producción no cuestionan las posturas ideológicas de estos personajes sino que banalizan tanto su figura como sus discursos, ubicándolos y calificándolos de acuerdo a los parámetros que utilizan para abordar los traspiés de vedettes o futbolistas. En tono de burla, muestran a los personajes en sus peores planos y circunstancias, mientras acompañan las cuñas con placas insertas en la base de la pantalla que reafirman el error. Sumado a ello, Magaly realiza en tono irónico un comentario posterior a la emisión de cada cuña, plasmando en él su postura frente al personaje.

Las cuñas le sirven a Magaly en la actualidad para ridiculizar utilizando el humor irónico, por ejemplo, a algunos periodistas que en algún momento criticaron la gestión de Fujimori. No obstante, esta crítica se centra básicamente en los personajes opositores más televisivos, aquellos que tienen presencia en televisión ya sea con programas propios o que son parte de un noticiero, como es el caso de los periodistas que manifestaron su opinión en contra del régimen o mencionaron de manera negativa a Fujimori en sus respectivos programas. Para las cuñas, Magaly TeVe trata a estos periodistas con el mismo tono con el que juzgaría cualquier otro personaje de la farándula, porque con las cuñas los ubica en ese lugar. Presenta también estos videos cortos de personajes opositores a ella, en un plano en que el periodista político es juzgado al igual y en el mismo plano que a una actriz de novela, un cantante mal entonado, una modelo que cae de la pasarela o al mismo nivel que se juzgaría una nota de color emitido con el mismo mecanismo. El juzgamiento de los personajes mediante esta operación se ve reforzado por la placa que en forma de sello se coloca sobre el símil de una pantalla de televisor que emite las imágenes (reforzando la idea de que la televisión habla de sí misma), como si una mano externa pusiera fin a un expediente judicial con un comentario al respecto.31

En ese sentido, Magaly señala que ella no habla nunca de política, puesto que no presenta en sus videos a personajes ligados directamente a la política como serían congresistas, miembros de partidos políticos o a la misma figura presidencial. Tampoco comenta directamente respecto a la situación política-económica o social de manera directa. Sin embargo, el criticar y ridiculizar a los periodistas que denunciaron o denuncian la gestión del gobierno, ponen de manifiesto una postura con respecto a ellos y su postura política. El provocar el desprestigio de estos personajes implica que los informes, reportajes, comentarios u opiniones que emitan en sus respectivos programas sean desestimados y puestos en cuestión ya que la ridiculización que Magaly provoca, desestima su credibilidad y profesionalismo. Al mismo tiempo, coloca a los periodistas al mismo nivel que un actor, una vedette o un personaje cómico del mundo del espectáculo reforzando su ridiculización.

En este trabajo se ha querido mostrar algunas operaciones utilizadas en este programa para el tratamiento de la política como espectáculo. Quedaría por analizar en futuros estudios otros mecanismos como el uso del lenguaje propio, el humor como elemento clave en el tratamiento de los temas, así como las posibles repercusiones de estos contenidos emitidos en la audiencia para los fines políticos fujimoristas. La permanencia de Magaly TeVe en las pantallas peruanas como el programa más exitoso del país merece un estudio más amplio y un análisis más profundo de cómo se percibe el modo de hacer televisión en el Perú.
____________________________________________________________________
Bibliografía
*Cappellini, Mónica. “La Prensa Chicha en Perú”. Revista Latinoamericana de Comunicación Chasqui. En http://chasqui.comunica.org/content/view/72/57/ . Última consulta: junio 2009.
*Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú (2003). Informe Final. Lima.
*Degregori. Carlos. “Magaly, las vedettes... y el ‘Presidente Gonzalo’”. En: http://www.idl.org.pe/idlrev/revistas/126/pag69.htm. Última consulta: julio 2009.
*Gargurevich, Juan (2008). “La Prensa Chicha”. Historia de los Medios de Comunicación. En: http://blog.pucp.edu.pe/item/24665 . Última consulta: junio 2009.
*Landi, Oscar (1992). Devórame otra vez. Buenos Aires, Planeta.
*Mangone, Carlos (1992). Tinelli.Un blooper provocado. Buenos Aires, La Marca.
*Mangone, C. y Warley, J. (1994). El discurso político. Del foro a la televisión, Buenos Aires, Biblos.
*Portocarrero, Gonzalo. “Análisis del Programa de Magaly Medina”. En: http://gonzaloportocarrero.blogsome.com/2005/08/27/analisis-del-programa-de-magaly-medina/. Última consulta: junio 2009.
*Quevedo, L.A (1992). “La política bajo el formato televisivo”, en Schmucler, H. Y Mata, M. (comps.), Política y comunicación. ¿Hay un lugar para la política en la cultura mediática?, Córdoba, Catálogos.
*Sarlo,B. (1991), “Estética y pospolítica”, en Cultura y pospolítica, México, Fondo de las artes.

*Sarlo, Beatriz (1992). “Estética y política: la escena masmediática”, en Schmucler, H. Y Mata, M. (comps), Política y comunicación. ¿Hay un lugar para la política en la cultura mediática?, Córdoba, Catálogos.


*Vich, Victor. “Dina y Chacalón: el secuestro de la experiencia”. En Revista Hueso Húmero. Num 48. Mayo, 2006. Versión digital: huesohumero.perucultural.org.pe/textos/48/4812.doc

Última consulta: julio 2009.




1 Cuando nos referimos a difundir opiniones políticas “sin hablar de política”, ponemos énfasis en aquellos otros recursos, más allá del propio discurso verbal, que son utilizados por el programa así como por la conductora para expresar sus opiniones políticas. Se trata de un “sin hablar de política” más bien en sentido negativo, no como una cualidad de la conductora, en comparación con la afirmación que hace Oscar Landi respecto al humorista argentino Olmedo. Landi señala: “Sin hablar casi nunca de política, con su humor produjo personajes, gestos y situaciones que nos llevaban al núcleo de temas nacionales de un modo que los discursos pueden hacerlo sólo muy de vez en cuando” (Landi, 1992: 34). Sin embargo, nos interesa resaltar, como se verá más adelante, cómo los gestos y situaciones producidas por la presentadora de este programa también llevan a abordar temas nacionales sin necesariamente un discurso político manifiesto en el lenguaje verbal.

2 La Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú señala en su Informe Final respecto a los medios de comunicación en la década del noventa que “los diarios sensacionalistas sirvieron como herramientas de presión, difamación y debilitamiento de los adversarios políticos del régimen autoritario del presidente Fujimori. Otro de los usos dados a este tipo de prensa fue el de instrumento de manipulación psicosocial generando escándalos en la farándula o inventando hechos para reorientar la atención pública de los hechos que eran desfavorables al gobierno. Ver: Item 3.4. Los medios de Comunicación. Informe Final, 2003, en www.cverdad.org.pe. Un ejemplo del uso de los medios durante el gobierno fujimorista fue la “Prensa Chicha” -periódicos de formato tabloide que se vendían a precios ínfimos en comparación a otros diarios y que utilizaban un lenguaje coloquial y colores llamativos en la tipografía y las fotografías (eróticas o de violencia)- que fueron aprovechados como medios de propaganda. Bajo esa perspectiva de estudiar la influencia de los medios en la “opinión pública”, se realizaron trabajos como las de Gargurevich, Juan (2008). “La Prensa Chicha”. Historia de los Medios de Comunicación. Ver: http://blog.pucp.edu.pe/item/24665 o también Cappellini, Mónica. “La Prensa Chicha en Perú”. Revista Latinoamericana de Comunicación Chasqui. En http://chasqui.comunica.org/content/view/72/57/

3 El sociólogo Gonzalo Portocarrero realiza un análisis del programa en esa perspectiva. Ver: Portocarrero, Gonzalo. “Análisis del Programa de Magaly Medina”. http://gonzaloportocarrero.blogsome.com/2005/08/27/analisis-del-programa-de-magaly-medina/. Bajo esa misma mirada y el mismo tono respecto a la conductora, el historiador Jorge Gargurevich publica un artículo titulado “¿Defender a Magaly Medina?”, en http://www.diariolaprimeraperu.com/online/noticia.php?IDnoticia=25631

4 En el caso argentino el calificativo sería equiparable al de “tinellización” de la tv, en referencia al conductor Marcelo Tinelli.

5 Se denomina Vladivideos a la colección de filmaciones caseras realizadas con cámaras ocultas por el ex capitán del Ejército y abogado Vladimiro Montesinos, quien fuera asesor presidencial del gobierno de Alberto Fujimori. Montesinos grabó en video sin que supieran sus interlocutores, las reuniones que mantenía en las instalaciones del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) con directivos de empresas privadas importantes, entre ellos dueños de los medios de comunicación, dirigentes de gobiernos locales, autoridades, congresistas y otros personajes de poder, mientras los sobornaba a cambio de obtener a favor del gobierno tanto la línea política de los medios como otros “favores” de dichas entidades. El primer Vladivideo difundido en el país fue el del congresista Alberto Kouri (2001) a quien se lo compró para cambiar de bancada en el Congreso y con su voto conseguir que el partido de Fujimori, Perú 2000, ganara la presidencia del Parlamento y obtuviera la mayoría de votos en los proyectos de Ley. Ver: http://www.youtube.com/watch?v=HRfKA0XDYJc



6 Uno de ellos fue el programa de reportajes Contrapunto, dedicado principalmente a la presentación de investigaciones periodísticas que se transmitían por el canal Frecuencia Latina (Canal 2). Entre esas denuncias difundidas en los años 1996 y 1997 estuvo la de Leonor La Rosa, una ex agente del servicio de inteligencia torturada, presuntamente por haber filtrado a la prensa informes sobre las actividades que desarrollaban esos servicios contra periodistas opositores. Asimismo, la denuncia del asesinato y descuartizamiento de otra agente del servicio de inteligencia, Mariela Barreto, hecho que también fue difundido por Canal 2. Ver: http://www.pagina-libre.org/asociacion-peru/Textos/Fondo/Fujimori/04_03_FUJIMORI_EXTRADITABLE.html


7 Un antecedente de programa televisivo peruano que utilizó la misma estrategia de introducir una terminología propia con gran éxito y cuyo público era infantil fue Nubeluz, el show que se difundió por varios países del mundo en distintos idiomas. Términos como dalinas (conductoras del programa), cíndelas/cíndelos (los bailarines acompañantes), los nubetores (los espectadores), los nubecinos (los niños presentes en el set), etc. construyeron un mundo con su propio lenguaje, una suerte de lenguaje intratelevisivo, al que se podía acceder sólo con encender el televisor.

8 La comunidad “Chollywoodense” está integrada principalmente por actores locales o, en algunos casos, actores de la farándula internacional; cantantes, vedettes, futbolistas, conductores de la televisión local y periodistas de programas políticos.

9 Magaly Medina aprovechará este adjetivo para atribuirle después un significado positivo, utilizándolo como sello característico de su programa. La urraca hace referencia a una persona chismosa y entrometida que siempre habla mucho y mal de los demás. Magaly Medina utilizó esta figura para transformarla en su logotipo de programa y hasta elaboró muñecos de peluche con ellos, colocándolos como parte de la decoración del set. En esa misma línea, denomina “urracos” a los televidentes que colaboran llamando a la producción (al número del “chismefono”) para brindar datos sobre alguna situación comprometedora de miembros de la farándula. Y “chacales” a los reporteros de su staff.

10 El investigador peruano Victor Vich señala al respecto (citando a Gonzalo Portocarrero), lo siguiente: “en el mundo contemporáneo la ideología neoliberal está ávida de ubicar procesos individuales de éxito personal donde se resalte al esfuerzo y al trabajo como la única garantía de la felicidad. En ese sentido, algunas biografías de los migrantes son muy importantes pues las imágenes que ellas contienen representan intensos modelos de identificación destinados a satisfacer a importantes deseos de las mayorías. (...) Se trata, en realidad, de promover un modelo de identificación que tiene al discurso del éxito como un mandato que reduce todo el ascenso social a la fuerza de la voluntad y perseverancia del individuo”. Vich, Victor. “Dina y Chacalón: el secuestro de la experiencia”. En Revista Hueso Húmero. Num 48. Mayo, 2006.

11 La Escuela fue creada en 1958 por la Asociación Nacional de Periodistas y actualmente es una Universidad.

12 La biografía oficial de Magaly Medina se puede consultar en detalle en su página web www.magalyteve.com

13 Augusto Ferrando condujo el programa Trampolín a la Fama durante 30 años (1967-1997). El conductor era la figura central de la television de ese entonces. Ferrando tenía como co-conductores a algunos personajes como “La gringa Inga” (una mujer de edad madura de origen estadounidense a la que trataba de tonta), Tribilín (persona de piel oscura a la que ridiculizaba imitándolo como un mono y que hablaba pocas veces en el programa), Violeta Ferreyros (la más joven, caracterizada como la linda), Leonidas Carbajal (el locutor y encargado de las publicidades). Ferrando era quien manejaba los concursos que realizaba con el público presente en el set y algunos televidentes, así como las entrevistas a sus invitados que podían ser personajes de la farándula, la política, empresarios o nuevos imitadores. El programa era emitido durante 3 horas los días sábados a las 5 de la tarde por Panamericana Televisión (Canal 5). Entre los concursos que realizaba había algunos que ridiculizaban a los concursantes, por lo que fue muy criticado. Las críticas, en su mayoría, fueron dadas a conocer después del cierre del programa, ya que durante su permanencia en el aire, se lo consideró como uno de los más sintonizados. Hay que aclarar que, para esa época, canal 5 era uno de los pocos medios televisivos que llegaba a todo el territorio nacional.

14 César Hildebrandt es uno de los referentes del periodismo político en el Perú. Con una imagen seria y controversial, es considerado además como uno de los periodistas con mayor credibilidad en el país. Es uno de los profesionales que renuncia a los canales de televisión cada vez que se siente censurado. En pantallas la relación entre Magaly y Hildebrandt fue amistosa, pero años después Magaly se encargará de transformar esa imagen de seriedad de este personaje tratándolo, en principio, por el apelativo del “chato”, burlándose de la baja estatura del periodista. Asimismo, Magaly difundió también videos en los que se ve a Hildebrandt en actitud seductora con muchachas mucho menores que él.

15 El broadcoaster fue despojado de su televisora debido a los constantes programas que denunciaban la gestión fuji-montesinista. A Ivcher, el gobierno de Fujimori le quitó primero la nacionalidad peruana en el año 1997. Ningún ciudadano extranjero, en principio, puede ser propietario en el Perú de un medio de comunicación. Ivcher Bronstein se nacionalizó peruano el 27 de noviembre de 1984. Sin embargo, el 11 de julio de 1997, mediante resolución directorial administrativa, el gobierno dejó sin efecto legal el título de nacionalidad peruana. Así quedó la vía libre para la expropiación del canal. Por su parte, los hermanos Winter, quienes eran en la época de Ivcher, accionistas del canal, fueron acusados por corrupción y siguieron proceso judicial, luego que aparecieran en los famosos vladivideos recibiendo dinero de Montesinos a cambio de otorgarle el control de la línea editorial del canal. Este hecho le sirvió después al empresario israelí para embanderarse bajo la consigna de la “libertad de expresión” y la “democracia”, logrando el apoyo de un gran sector de la sociedad que le valió para recuperar la televisora. Años después, el empresario logra que la Corte Interamericana de Derechos humanos obligue al Estado peruano a pagar 20 millones de soles (unos 10 millones de dólares en ese entonces) en concepto de reparación, la que se considera la cifra más alta jamás otorgada a las víctimas del régimen de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. César Hildebrandt denunció el cobro de la exorbitante suma mostrando el cheque con esa cantidad, lo que motivó el cierre de su programa que se emitía por ese canal. Hildebrandt realizó la denuncia precisamente en el programa de Magaly Medina. En la actualidad, con la televisora en manos de Baruch Ivcher, Frecuencia Latina emite un programa denominado “Magnolia Merino” que en formato de teleserie reconstruye la vida de Magaly Medina de manera grotesca, cuestión que se refleja en la construcción del personaje principal que exacerba los aspectos físicos en tono de burla de “Magnolia Merino”.

16 Actualmente, Andina de Radiodifusión (ATV) está en manos de Marcelo Cúneo, quien figura como gerente general. Sin embargo, se cree que el canal es propiedad del empresario guatemalteco-mexicano Ángel Gonzáles a quien se lo conoce con el apelativo de “el fantasma”. Esta persona también sería el propietario de Red Global (canal 13) y el nuevo canal La Tele, ambas de señal abierta. Los antiguos dueños, la familia Vera Abad, siguen proceso judicial por peculado dado los vínculos con Vladimiro Montesinos. Con respecto a ellos, aún no se ha declarado la sentencia. Julio Vera Abad está exiliado actualmente en Chile, país que en el año 2006 rechazó su extradición.

17 Magaly ha sido elegida en el año 2008, según una “Encuesta del poder” elaborada por la Consultora Ipsos Apoyo, Opinión y Mercado, como el personaje con más influencia en la opinión pública peruana. Magaly TeVe es en la actualidad la transmisión televisiva que recibe el mayor presupuesto publicitario del medio. Magaly tendría unos 77 anunciantes y cada uno de ellos pagaría una tarifa de 10 mil dólares por 30 segundos de publicidad.

18 Ampay, como dice la propia conductora, “es un término de la criollada limeña”. Su origen etimológico, sin embargo, no está confirmado. Existen versiones que indican que la palabra proviene del idioma quechua, mientras que otros aseguran proviene de la jerga limeña. En todo caso, su acepción es la de descubrir in fraganti a alguien en una situación comprometedora. En el programa de Magaly Medina, el ampay es generalmente grabado en video con una cámara oculta y posteriormente se la difunde como primicia. En el caso de su revista, son las fotografías las que cumplen la misma función. Por otra parte, este término también es utilizado por los niños durante el “juego de las escondidas”, donde el niño encargado de encontrar a los jugadores ocultos grita “ampay + el nombre” para señalar su hallazgo; mientras que se grita “ampay me salvo” cuando los niños buscados logran burlar la pesquisa, originando que el buscador reinicie su tarea en una segunda ronda de juego.

19 Sobre las declaraciones de Alan García al respecto, ver: “Presidente García quiere en libertad a Magaly Medina”: http://peru21.pe/impresa/noticia/presidente-garcia-quiere-libertad-magaly-medina/2008-12-11/232629

20 Moglia, Mercedes (2009). Tesis doctoral en elaboración sobre el tema de Humor y Televisión argentina. Manuscrito inédito.

21 Recordemos que Magaly emite su programa desde los sets de un canal cuestionado por los vínculos con Vladimiro Montesinos y que ella misma ha tenido que salir a desmentir sus posibles relaciones con dicho asesor del Servicio de Inteligencia.

22 Como lo mencionamos anteriormente, Trampolin a la Fama fue un programa conducido por Augusto Ferrando, que se emitió por 30 años consecutivos. Era considerado uno de los programas mas importantes de la television peruana tanto por el nivel de audiencia como por su transmision ininterrumpida. Fujimori bailando vals se puede ver en: http://www.youtube.com/watch?v=IBYw5EUkYa8

23 Fujimori estaba a la cabeza del partido político denominado Cambio 90, grupo con el que se presentó a las elecciones de ese año bajo la consigna “Honradez, Tecnología y Trabajo”. Su propaganda televisiva se enfocó precisamente en mostrarse como la alternativa de cambio. El video se puede ver en:

http://www.youtube.com/watch?v=ZWg-x5FIou0&feature=related


24 Quizá por esta característica se le pregunta reiteradamente en varias entrevistas si ella desearía ocupar un cargo político. En una entrevista con la periodista Paola Ugaz, Magaly responde una pregunta al respecto: “Terra Magazine: ¿Alguna vez Magaly Medina dejará el espectáculo y se dedicará a la política?
Magaly: No, ahí sí que no me metería. A la política no la respeto nada, la política es mucho más cochina que todo. Me amargaría mucho, me saldrían canas de estar ahí. Mi nicho de mercado es la TV. Me digan lo que me digan, creo que no lo voy a cambiar”. La entrevista completa puede verse en: http://www.us.terra.com/terramagazine/interna/0,,OI1964508-EI8873,00.html


25 Magaly hizo una excepción a este principio cuando entrevistó al actual presidente Alan García en el año 2008. En la entrevista, en la que se coloca a García como una figura más de la farándula, Magaly se ubica como la periodista que llena de halagos al personaje, quien manifiesta además su capacidad de hablar de Chollywood. Esta excepión -que fue la única encontrada hasta el momento en los doce años de emisión de Magaly TeVe- permite ver el vínculo cercano entre espectáculo y política. Ver video de la entrevista: http://www.youtube.com/watch?v=WFGajFXs7U&feature=PlayList&p=A67D8CD34A54CD0D&playnext=1&playnext_from=PL&index=23

26 Carlos Degregori, en un artículo en el que compara el programa de Magaly Medina con la lógica de la guerrilla Sendero Luminoso, señala lo siguiente respecto a la moral de Medina: “Magaly ‘juzga’ desde una moral extremadamente pragmática, aquélla que en su dimensión filosófica considera que sólo existen intereses individuales cuya agregación produce supuestamente el bien común.” Ver: “Magaly, las vedettes... y el ‘Presidente Gonzalo’”. http://www.idl.org.pe/idlrev/revistas/126/pag69.htm

27 Magaly, luego de difundir el reportaje sobre los denominados “niños picapedreros” de la localidad de Carabayllo en Lima, fue invitada por la empresa privada, a asistir a un evento de caridad como la madrina de esos niños trabajadores a quienes en esa oportunidad se les regalaba computadoras y una losa deportiva. Según los organizadores, este gesto fue en agradecimiento a la difusión del caso. Ver: http://www.todo-peru.com/espectaculos/magaly-teve-madrina-por-un-dia/

28 Magaly define el rating como el apoyo del público a su credibilidad. En el Perú, al igual que en la Argentina, la empresa de medición de rating es Ibope. En la página oficial, Ibope indica que “el Rating es un porcentaje. Es una variable que da cuenta de la audiencia que tuvo un programa o bloque horario, creado a partir de la audiencia de un minuto (...). Es decir que el 1% del target referido, ha sido espectador medio del evento estudiado. Si hablamos del total de personas, tenemos que el Rating de un programa sería el porcentaje de personas de toda esta población que está viendo dicho programa en promedio o referido a un minuto o rango determinado. Al respecto, si la población total de personas que tienen al menos un Tv. en buen estado en Lima Metropolitana es de 7'073.719, un punto de Rating será el 1%, es decir, 70,737 personas. Hablando de Hogares, tenemos 1'621.349, de los cuales 1 punto de Rating, equivaldría a 16.214 hogares en total”. En http://www.ibopetime.net/peru/faq.asp. El programa se mantiene entre los 24 a 30 puntos de rating en cada emision. Eso da un total aproximado de 486.420 personas por minuto que ven el programa todas las noches.

29 El video de las “prostivedettes” se difundió en el verano del año 2000, a puertas de las elecciones presidenciales para ese período. Alberto Fujimori era el candidato favorito y se postulaba para ocupar la presidencia de la República por tercera vez consecutiva. Para ampliar el contexto en que se presentó dicho caso y donde se esboza su uso con fines políticos, puede verse: http://blogs.elcomercio.com.pe/santalima/2008/10/17-magaly-medina-y-las-prostiv.html


30 Para encontrar un símil en la Argentina, las cuñas funcionan, en algunos casos, como una condensación del estilo de video presentado por el programa Televisión Registrada, aunque esta comparación no es exacta. La diferencia principal es que las cuñas duran segundos y contienen placas con comentarios sobre lo mostrado. En algunas emisiones, las cuñas pueden presentarse de manera similar a “las perlitas” de Susana Giménez cuando Magaly se presenta como el personaje burlado o, en otros casos, tener un efecto parecido a los bloopers de Marcelo Tinelli cuando muestran golpes o caídas. Sin embargo, no puede denominárseles bloopers o perlitas puesto que el material utilizado en las cuñas son de programas transmitidos en vivo y en los bloopers o perlitas son grabaciones de los mismos programas y que no fueron emitidos en vivo.

31 Un ejemplo de esta postura se puede ver en la cuña sobre la periodista Cecilia Valenzuela, quien denunció en los noventa que Alberto Fujimori no era peruano y que por ese motivo no podía ser elegido como Presidente de la República. “Chichi” Valenzuela publicó un reportaje en la revista Caretas mostrando los documentos de migración de los padres de Fujimori donde se consignaba la llegada de Alberto Fujimori desde Japón y su nacimiento en ese país. Estos expedientes desaparecieron del archivo del Registro de Personas durante el gobierno fujimorista y Cecilia Valenzuela (esposa de Gilberto Hume, entonces editor general de Canal N, canal que difundiera los vladivideos) se ganó el lugar de periodista opositora al régimen y un lugar especial en las cuñas de Magaly TeVe. Otros ejemplos de cuñas con nota color se puede ver en: Canta Tongo: http://www.youtube.com/watch?v=MlgJ49NBlz4&feature=related y error del periodista Raúl Vargas: http://www.youtube.com/watch?v=R49gnPnuF7A
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje