Página principal

La taquilla y la producción alcanzaron récords históricos en la Unión Europea en 2011


Descargar 9.88 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño9.88 Kb.


La taquilla y la producción alcanzaron récords históricos en la Unión Europea en 2011.

Durante el 2011 se produjeron en los 27 Estados miembros de la Unión Europea una cifra récord de 1.285 largometrajes, según un informe del Observatorio Europeo del Audiovisual (OEA) dado a conocer en la antesala del Festival de Cine de Cannes. El estudio también habla de otro récord histórico: el de recaudación en las salas de cine de la UE, que ha ascendido a 6.413 millones de euros el pasado año, un 0,7% más que en 2010, si bien el número de espectadores cayó un 0,1%, hasta los 962 millones. El cine europeo aumentó su cuota de mercado hasta el 28,5%.

El informe del Observatorio estima que durante 2011 se produjeron en los 27 países miembros de la Unión Europea 1.285 películas, lo que representa un incremento de 59 (+4,8%) respecto al anterior récord de 2010. De dicha cifra, 915 fueron largos de ficción (26 más que en el año previo), el 71% del total, y 370, largos documentales (33 más). Con más de 200 largometrajes de iniciativa nacional producidos en 2011, Francia y el Reino Unido fueron los países con más altos niveles de producción en Europa. En el ámbito de la exhibición, el estudio hace mención a la evolución del cine digital en los mercados europeos. Así, Francia, gracias a su enfoque legislativo que obliga a los distribuidores a contribuir a la digitalización de las salas, ha sido el país donde el progreso ha sido más rápido, lo que le ha permitido consolidarse como principal mercado de cine digital de Europa, con 3.656 pantallas digitalizadas a finales de 2011, y una tasa de penetración del 67%. Le siguen a distancia el Reino Unido y Alemania, con 2.724 y 2.303 pantallas digitales, si bien, en el primer caso, la penetración es mayor que en Francia, del 72%. En Alemania es del 50%. En los otros tres grandes mercados cinematográficos europeos (España, Rusia e Italia) había a finales del pasado año instaladas unas 1.500 pantallas digitales. En nuestro país eran 1.545, lo que supone una penetración del 38% del parque total de salas

. El informe también incide en los datos de asistencia a las salas, que ya se avanzaron de forma provisional con motivo de la Berlinale. El 2011 habría sido, según el Observatorio, un año de estabilización en los mercados. Así, el ejercicio se habría cerrado, según datos estimativos, con un 6.413 millones de euros recaudados en las taquillas de la UE, lo que supone un leve incremento del 0,7% en relación a 2010, bastante inferior al de los dos años previos, pero que, aun así, es suficiente para establecer un nuevo récord histórico. Mientras, el número de entradas vendidas en el ejercicio cayó un 0,1%, hasta los 962 millones. Aunque el número de estrenos y de pantallas en 3D se incrementó notablemente en 2011, el formato parece estar madurando en algunos mercados. Como resultado, el 3D no ha contribuido a incrementar el precio medio de las entradas, como había sucedido en 2009 y 2010.

De hecho, el precio de las entradas en toda la UE aumentó sólo el 0,5%, hasta los 6,6 euros. A nivel de territorios individuales de la Unión Europea, las tendencias de asistencia al cine han variado significativamente. De hecho, en 11 mercados de los que se tienen datos decreció el número de entradas vendidas, y en 15 aumentó. En cuanto a los ingresos en taquilla, crecieron en 14 países y decrecieron en 12. Los mercados que funcionaron particularmente bien fueron Francia, el Reino Unido y Alemania. Por contra, España e Italia experimentaron una disminución significativa tanto en espectadores como en ingresos. En el caso de nuestro país, el bajón fue del 4,9% en ingresos, hasta los 630 millones de euros, y del 5,9% en espectadores, hasta los 95,6 millones.

El Observatorio Europeo del Audiovisual destaca, siempre según datos provisionales, que la cuota de mercado de los filmes europeos creció en más de tres puntos en 2011, al pasar del 25,2% de share en 2010, al 28,5% en 2011, volviendo así a los niveles "Pre-3D" de 2007 y 2008. Por contra, la cuota de mercado del cine estadounidense cae hasta el 61,4% el pasado año, desde el 68,5% de 2010, su nivel más bajo desde 2001. La cuota de mercado de los filmes europeos con inversión estadounidense, como la última entrega de Harry Potter o El discurso del Rey, creció del 5% al 8,4%, y la del resto de cinematografías pasó del 1,4% al 1,6%.

El éxito de las películas europeas se debió principalmente a una serie de comedias como Intocable en Francia, The Inbetweeners en el Reino Unido, Kokowääh en Alemania o Che bella giornata en Italia, que funcionaron muy bien, sobre todo, en sus mercados nacionales. Como resultado, la cuota de mercado nacional creció en 15 de los 23 países miembros de la UE para los que hay datos, y ocho de ellos alcanzaron la mayor cuota de mercado en los últimos cinco años. En el caso de España, el aumento fue de 2,3 puntos, al pasar del 12,7% en 2010 al 15% en 2011, aunque nuestro cine sigue lejos de la media europea. A nivel global, las películas francesas, una vez más, atrajeron al mayor número de espectadores de filmes europeos en la UE, representando el 10,5% del total. Gracias al potente resultado en su propio mercado, las películas italianas ocuparon el segundo lugar, con el 4,6%, seguidas de las alemanas y las británicas, con el 3,7%. Los filmes del resto de países europeos supusieron, en conjunto, el 6%. La audiencia europea se decantó en 2011 sobre todo por las secuelas y spinoffs. De hecho, el filme más taquillero en Europa el pasado año fue Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 2, con 37,5 millones de entradas vendidas. Le siguieron Piratas del Caribe: en mareas misteriosas (con 25,1 millones), Amanecer Parte 1 de la saga Crepúsculo (22 millones), El discurso del rey (19,8 millones) y Resacón 2 (18,6 millones).

En el top 20 de películas más vistas en Europa no figura ninguna española. Centrándonos en el resultado del cine europeo, también lidera el ránking de asistencia a las salas la última entrega de la saga Harry Potter, seguida de El discurso del Rey. Completan el top 5 Intocable (15,7 millones), Nada que declarar (9,8 millones) y Johnny English Returns (8,3 millones). En este caso, sí hay presencia de nuestro país en la lista, con La piel que habito, de Almodóvar, en el puesto 14 (con 2,64 millones de espectadores) y Torrente 4, de Santiago Segura, en el 15 (con 2,63 millones).



Para más información: http://mavise.obs.coe.int


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje