Página principal

La Reforma Protestante Humberto Domínguez Chávez y Rafael Alfonso Carrillo Aguilar


Descargar 80.05 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño80.05 Kb.
La Reforma Protestante

Humberto Domínguez Chávez y Rafael Alfonso Carrillo Aguilar

CCH/UNAM Planteles Azcapotzalco y Sur

Febrero de 2007



Introducción

Para los siglos XIV-XVI se desarrolló un cambio profundo y generalizado en la iglesia cristiana en la Tradición Occidental europea, impulsado por pensadores, religiosos y políticos, que lograron acabar con las pretensiones papales de dominio sobre toda la cristiandad.



Los precursores

El movimiento se inició con las ideas del teólogo inglés y profesor de teología en la Universidad de Oxford, John Wycliffe (1320-1384), quien tradujo la Biblia al Inglés y demandaba la secularización de la Iglesia, que detentaba la tercera parte de la tierra inglesa, y la suspensión de su poder económico; además, rechazaba la tesis papal que señalaba a la tradición, esto es los usos y costumbres feudales, al lado de las Escrituras Sagradas, como fuente de la doctrina; señalando que la Biblia era el único fundamento de toda la doctrina cristiana, ya que veía a la Iglesia como una institución espiritual y no política; por otra parte sugería que la libertad humana no existía, ya que todo lo que hacía una persona estaba predeterminado, por lo que no tenía sentido la búsqueda de las indulgencias1 para lograr la salvación.



John Wycliffe ante sus acusadores



http://www.proel.org/traductores/wycliffe.html

Ejecución de Juan Huss



http://archiv.radio.cz/pictures/historie/hus1.jpg

Wycliffe consideraba un anatema2 el concepto del papado definido como una fuerza política, que había sido impuesto por medios políticos sobre los seres humanos; esto le acarreó una creciente oposición que condenaron sus doctrinas, lo que condujo a que el mismo arzobispo de Canterbury convocara un concilio nacional, en el que sus enseñanzas fueron sancionadas como herejías, en 1382.

El siguiente movimiento reformista será conducido en Bohemia por Juan Huss (1371-1415), quien después de ordenarse sacerdote, en1400, empezó a predicar en checo en la iglesia Nueva Belén, una crítica a la inmoralidad de la sociedad y, en especial, los vicios del clero como su codicia, la usura y la venta de los cargos eclesiásticos o simonía, además de señalar que la norma para el culto debía ser la palabra de Dios, expresada en la Biblia, indicando que el líder de la iglesia es Cristo y no el papa. En 1409 se le prohíbe predicar y fue excomulgado en 1411, por lo que se le obligó a abandonar sus clases en la facultad de teología de la Universidad de Praga y, en 1414, es obligado por el papado a asistir al concilio de Constanza (Alemania), en donde es procesado y condenado a morir en la hoguera en 1415.

Las críticas las continuó, para los inicios del siglo XVI, Huldrych Zwingli (1484-1531), nacido en los Alpes en el valle de Toggenburg, lugar que ahora corresponde al cantón de St Gallen en Suiza, ordenado sacerdote en 1506 y seguidor de las ideas de Erasmo de Rótterdam (1469?-1536),3 a quien conoció personalmente.

Huldrych Zwingli (1484-1531)



http://zh.ref.ch/content/e3/e1939/index_ger.html


Johann Eck grabado de Hans Holbein



http://bpun.unine.ch/icono/JPG01/POET3.60.jpg



Desiderius Erasmus de Hans Holbein el joven, 1525

http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Holbein-erasmus.jpg

Siendo sacerdote en la iglesia Great Minster en Zürich, en 1519, predicó la soberanía de Dios, señalando que nada puede ocultarse a su conocimiento y decisión, apuntando que su actuar se manifiesta en todos los sucesos de la historia, incluyendo los negativos para la Iglesia; así lo podemos reconocer en la obra de su Espíritu Santo, en los actos de los héroes y filósofos paganos, por lo que no se encuentra confinado en los actos sacramentales del ritual de la Iglesia, por lo que no se puede cuestionar el trabajo único de redención realizado por Jesús Cristo, realizado por medio de la encarnación en ser humano, el sacrificio de su muerte, la resurrección y su presencia corporal en el Cielo, aceptando el dogma de la trinidad integrada por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y la autoridad de las escrituras sagradas. Su concepción de Dios excluye cualquier divinización de otras criaturas, como la pregonada por el culto Católico de veneración de los Santos, la jerarquía de los ministros de culto y el ritual de los sacramentos, excluyendo la idea de la eucaristía, como presencia real de la sangre y cuerpo de cristo en la hostia consagrada, señalando que la manifestación del Espíritu Santo en los cristianos es independiente de cualquier forma de ritual religioso, ya que todo es obra de Dios, que no debe nada a los seres humanos.

Martín Lutero



http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Hw-luther.jpg



Martin Lutero predicando en el Castillo de Wartburg de Hugo Vogel (1855-1934)

http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Hugo_Vogel_Luther_Wartburg.jpg

Los intentos de revitalización del cristianismo fueron influenciados por una tradición popular y primitiva laica, que se centró en impulsar la imitación por los creyentes de la vida de Cristo, siendo un movimiento profundamente antieclesiástico, que además rechazaba la venta de indulgencias, propiciada por el papado romano, que era considerado por sus detractores protestantes como una venta de la salvación al mejor postor. El movimiento reformista fue apoyado políticamente por diversos príncipes y monarcas, que protestaron el poder decidir, localmente, la religión de su pueblo.

Martín Lutero

El movimiento se fortaleció con la predica del sacerdote agustino Martín Lutero (1483-1546), quien revisó las doctrinas medievales de conformidad con las Sagradas Escrituras, rechazando el sistema sacramental4 de la Iglesia medieval, que permitía y justificaba exageraciones como la venta de indulgencias, verdadero secuestro del Evangelio, el cual debía ser predicado libremente, y no vendido.

En 1514, al ser nombrado arzobispo Alberto de Brandeburgo (1490-1568), puesto que representaba importantes rentas económicas inherentes al cargo y que, además, también le permitía participar en la elección del Emperador, el papa León X5 le concedió una indulgencia especial, que serviría para pagar la construcción de la basílica de San Pedro, en Roma y, para el arzobispado, el pagar al papado los derechos por la posesión del arzobispado, repartiéndose entre ambos los beneficios. Lutero aprovechó esta situación, en 1517, de venta de indulgencias y simonía en una prédica teológica sustentada en 95 tesis, expuestas en la Iglesia-Castillo de Wittenberg, como una invitación abierta a debatirlas.

En su ataque, además de condenar la avaricia y el paganismo en la Iglesia, manifiesta en el culto a los santos, negaba la teoría de la reversibilidad de los méritos o deméritos producto de los actos humanos contrarios al evangelio mediante la compra de indulgencias, ya que sostenía que la salvación era un regalo exclusivo de Dios, dado por la gracia6 a través de Cristo y recibido solamente por la fe; se oponía al tráfico de indulgencias por considerar que podría confundir a la gente y llevarla a confiar solamente en su adquisición, dejando de lado la confesión y el arrepentimiento verdadero; por lo que denunciaba las falsas seguridades de salvación ofrecidas por el papado a los compradores de indulgencias, además de oponerse a la patrimonialización del poder eclesiástico, implícita en la pregonada capacidad de otorgar el perdón por los pecados a cambio de dinero y la capacidad de un ser humano, el papa, de poder administrar las indulgencias para conseguirlo,7 ya que este poder de salvación, decía, sólo pertenecía a Dios.

El papado enfrentó a Lutero, en 1518, acusándolo de herejía por oponerse de manera implícita a la autoridad papal, convocándolo a una entrevista para que se retractara; no del asunto de las indulgencias, sino de sus ideas acerca de la incapacidad de las mediaciones de los santos para conseguir la salvación; que se traducía en acusarlo de que negaba la capacidad del papado para establecer mecanismos que condujeran a lograr la salvación. La entrevista fracasó y se inició el largo desafío entre el papado y la posición luterana; para agravar la situación, en una disputa pública y académica con Johann Eck (1494-1554)8 en Leipzig, en 1519, rechazó la autoridad de los concilios y el poder papal; afirmando, a su vez, el valor único de las Sagradas Escrituras como contenido de la fe, además de negar cualquier utilidad a la tradición dogmática, basada en los usos y costumbres medievales, y la existencia del purgatorio;9 declaraciones que equivalían a una autoproclama de herejía a las doctrinas católicas, situación que le condenó, sin ninguna posibilidad de defensa, a una amenaza de excomunión romana, con la bula Exsurge Domine de 1520, que fue refutada por Lutero al señalar: Yo no me someto a leyes al interpretar la palabra de Dios.

El papado excomulgó a Lutero al año siguiente, mediante la bula Decet Romanum Pontificem, cuya ejecución fue pospuesta por el recientemente electo emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V y por el Duque de Sajonia, Federico III, quien había suspendido la venta de indulgencias en sus territorios. Para buscar solucionar el conflicto, el emperador convocó a una asamblea de los príncipes, La Dieta de Worms, en 1521, para escuchar la retractación de Lutero; quien, en vez de abjurar de sus tesis, defendió con vitalidad su Reforma Protestante.10 En respuesta Carlos V redactó el Edicto de Worms, en 1521, declarando a Martín Lutero prófugo y hereje, y prohibiendo sus obras, mientras Lutero se escondía en el castillo de Wartburg en Eisenach, donde permaneció un año dedicado a editar una Biblia en alemán.





El Pecado Original, de Hugo van der Goes (1480)

http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Hugo_van_der_Goes_009.jpg

Detalle del Infierno en El Jardín de las Delicias de El Bosco (1500)



http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Hieronymus_Bosch_040.jpg

Como respuesta de la prédica de Lutero y otros reformadores se iniciaron sublevaciones del campesinado entre 1524 y 1525, al suponer, erróneamente, que el ataque a la Iglesia significaba la desaparición de la jerarquía dominante, que no sólo fue rechazado por los protestantes, sino que ayudaron a sofocarlas. Los príncipes alemanes apoyaron la Reforma y el emperador no pudo intervenir en Alemania, al mantener guerras contra Francia y contra los turcos; en 1529, una vez conseguido un periodo de paz trató de ocuparse de la situación religiosa en Alemania, convocando a una Dieta en la ciudad de Spira, para convencer a los príncipes luteranos de aceptar la autoridad papal, pero los príncipes protestaron la convocatoria, por lo que recibieron el nombre de Protestantes; un nuevo intento realizaría Carlos V, un año después, convocando a otra Dieta en Augsburgo, a la que los luteranos respondieron redactando la llamada Confesión de Augsburgo,11 que integraría los principios de las nuevas iglesias protestantes. Los conflictos religiosos continuaron hasta después de la muerte de Lutero, por lo que el emperador Carlos V tuvo que aceptar las condiciones de los nobles protestantes rebeldes, firmando la paz de Augsburgo, en 1555, que dividía el imperio en dos religiones, protestante y católica y otorgaba a los príncipes la capacidad de elegir la religión a practicar en sus territorios. Sin embargo, los conflictos religiosos se multiplicaron en toda Europa a lo largo del fin del siglo y en el siguiente.

La Contrarreforma

Con la agitación desatada por Lutero, desde 1518, y su reclamo de que se celebrara un concilio religioso alemán, el recientemente electo emperador Carlos V intentó zanjar las disputas entre católicos y reformistas, además de tratar de evitar la amenaza de excomunión romana sobre Lutero, de la bula Exsurge Domine de 1520, y la excomunión decretada, el año siguiente, por la bula Decet Romanum Pontificem; cuya ejecución se pospuso, ya que el Duque de Sajonia, Federico III, había suspendido la venta de indulgencias en sus territorios, lo que condujo a la realización de la Dieta de Worms (1521), que no resolvió nada, ya que Lutero acusó a Roma de ejercer la tiranía, mientras que el emperador se comprometió por escrito a defender la fe católica a todo costo.

El papado convocó al Concilio de Trento, en los Alpes, que duraría de 1545 a 1563, en el cual los prelados y teólogos italianos y españoles fueron los más activos y mantuvieron la postura de que el protestantismo era incompatible con la Iglesia Católica, lo que dio por resultado la imposición de un rito unificado, al mismo tiempo que se eliminó la venta de indulgencias y se obligó a los obispos a residir en sus diósesis, con lo que se evitó la acumulación de cargos por los prelados; se aprobaron una serie de decretos doctrinales con respecto a los dogmas y el ritual y la disciplina hacia la Iglesia y el papado; al mismo tiempo que, se reorganizaba el catolicismo para enfrentar a las numerosas iglesias cristianas que se habían creado, mediante una estrecha supervisión para garantizar que los ministros del clero y los laicos observaran las nuevas normas de disciplina y ortodoxia que se esperaba de ellos; adicionalmente, se creó una nueva orden monacal, la Compañía de Jesús, cuyos integrantes comprometen un voto para estar dispuestos a ir adonde el Romano Pontífice considere más necesario para el bien de la Iglesia Universal.

Estas medidas, junto con el fortalecimiento de la Inquisición12 y la puesta en marcha de la violencia generalizada de los príncipes católicos para combatir a los reformistas, condujo al norte del continente a múltiples guerras de religión, el fortalecimiento del nacionalismo y el incremento de movimientos migratorios de personas que huían de la represión católica.



La Guerra de Treinta Años

La llamada Guerra de los Treinta Años,13 fue un conflicto originado para mantener la hegemonía de los Habsburgos católicos como reyes electos de Bohemia.




Europa al finalizar la Guerra de Treinta Años en 1648



http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Europe_map_1648.PNG

El conflicto se inició al morir sin descendencia, en 1617, el emperador del Sacro Imperio y rey de Bohemia, Matías de Habsburgo (1557-1619), quien cedió el trono a favor de su sobrino, Fernando II de Estiria (1578-1637), que era un católico militante, educado por jesuitas y deseaba restaurar el catolicismo, por lo que fue impopular en Bohemia, predominantemente calvinista. Este rechazo generó la integración de la llamada Liga Católica, entre las que se incluían los gobernantes de Polonia, España y Baviera, en momentos en que Suecia y Dinamarca querían controlar los estados alemanes del Mar Báltico, que estaban mayoritariamente compuestas por luteranos; estallando la violencia en la ciudad alemana de Donauwörth en 1606, que terminó convirtiéndose en una espiral sin control que acabaría en una guerra civil y confesional entre los protestantes y los católicos en Europa.

Iniciada como conflicto religioso, pronto se convirtió en una disputa entre dos corrientes dinásticas de las familias regentes de España y de los estados alemanes del norte europeo, los Habsburgo, cuyos integrantes buscaban conseguir una situación de hegemonía en el continente y que terminó con la Paz de Westfaila y la de los Pirineos.



Rebelión protestante de Bohemia. Defenestración de Praga por Matthäus Merian



http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Defenestration-prague-1618.jpg

Fernando II de Habsburgo

http://de.wikipedia.org/wiki/Bild:Ferdinand2.jpg

Al cesar la violencia en Alemania, los calvinistas se sintieron amenazados y se agruparon en la Liga de la Unión Evangélica (Liga Protestante), creada bajo el liderazgo de Federico IV, el Príncipe elector del Palatinado, en 1608; por lo que Fernando II solicitó la ayuda de su sobrino, el rey Felipe IV de España, que le permitió derrotar a Federico V cerca de Praga, en 1629, por lo que Bohemia permaneciera en poder de los Habsburgo durante 300 años más, además de lograrse la disolución de la Liga de la Unión Evangélica y la confiscación de las posesiones de Federico V.

Victoria de Gustavo Adolfo II en Breitenfeld (1631)



http://www.multi.fi/~goranfri/background.html

Sin embargo, la guerra se expandió cuando el luterano rey Cristian IV de Dinamarca (1577-1648), temeroso de las amenazas a la soberanía de su reino, ayudó a los protestantes alemanes guiando un ejército contra el Sacro Imperio, que fue derrotado en 1626.

Suecia participó también en la guerra, cuando su rey Gustavo II Adolfo (1594-1632), como lo había hecho el rey danés, acudió en ayuda de los luteranos para prevenir la expansión católica a su nación y, al mismo tiempo, imponer su influencia económica en los estados alemanes situados alrededor del mar Báltico; los suecos fueron derrotados con la ayuda de tropas españolas movilizadas desde Milán


La última parte de la guerra, la intervención francesa de 1636 a 1648, excluye los motivos religiosos, para convertirse en una lucha hegemónica entre esta nación y España en los estados alemanes; fue iniciada por Armand-Jean du Plessis, cardenal-duque de Richelieu (1585-1642), primer ministro de Luis XIII de Francia (1601-1643), quien buscaba reducir el poder de los Habsburgos, quienes mantenían su poder en varios territorios en la frontera este de Francia y tenían influencia en las Provincias Unidas de los Países Bajos (Frisia, Groninga, Güeldres, Holanda, Overijssel, Utrecht y Zelanda), que se habían agrupado desde 1579, con la Unión de Utrecht, que les permitió establecer colonias y puntos mercantiles alrededor del mundo.

Cardenal Richelieu. Retrato de Philippe de Champaigne (c. 1637)



http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Cardinal_Richelieu_%28Champaigne%29.jpg

Cardenal Mazarino. Retrato de Pierre Louis Bouchart



http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Mazarin.jpg

La Francia católica se alió con los protestantes holandeses y con Suecia, por lo que España atacó las provincias francesas de Champaña y Borgoña, e incluso amenazó París en 1636; al morir el cardenal Richelieu, en 1642, y el rey Luis XIII al año siguiente, ascendió al trono francés Luis XIV (1638-1715), a los cinco años de edad, quien tuvo como regente al cardenal Giulio Mazarini o Mazarino (1602-1661), quien buscó negociar la paz, en momentos en que España enfrentaba una rebelión en Cataluña y Francia, mientras que Suecia derrotaban a las fuerzas católicas, restituyéndose la pluralidad religiosa y limitándose la presencia hispana en estas regiones.

Referencias

Akin James (1994), “Introducción a las Indulgencias”, en: This Rock, marzo, San Diego, California, Catholic Answers Inc., http://www.apologetica.org/introduc.htm

Biblioteca Apostólica Vaticana Museo Vaticano [1521],Bula «Decet Romanum Pontificem» León X Excomulga a Martín Lutero, Roma, 3 de enero”, en: Documentos de la Historia, Archivo Secreto Vaticano, Volumen de papel, de 4 folios (rubricellae)+330, encuadernado en piel de color rojo pálido; en el dorso en alto: LEON. X. BULLAR. A.V. AD IX. L. CLXX ASV, Reg. Vat., 1160, f. 305r, http://asv.vatican.va/es/doc/1521.htm

Biblioteca Electrónica Cristiana (2006) [1552], Concilio de Trento, http://www.multimedios.org/docs/d000436/

Bibliotheque Publique et Universitaire Neuchatel (2007), Iconographie Neuchateleuse, http://bpun.unine.ch/IconoNeuch/SetGenIconoNeuch.htm

Campillo Meseger Antonio (1984), “Moro, Maquiavelo, La Boétie: Una lectura Comparada”, en: Anales de Filosofía, Vol. II, Universidad de Murcia, Murcia, pp. 27-59. Reproducido en: Proyecto Clío, No. 2, http://clio.rediris.es/pdf/texto.pdf

Carabias Torres Ana M. y Claudia Möller [1517], Las 95 tesis de Martín Lutero, en: Cervantes Virtual: Carlos V, Política y Religión, http://www.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/7_3_1_tesis_lutero.shtml

Ebert Martin, Volkmar Joestel, Frank Aurzada, Luisa Ludwig y Martin Breitenfeldt (2002), “Las personas en torno a de Lutero”, en: Martín Lutero, http://www.luther.de/es/themen/

Enciclopedia Católica (1999), “Sacramentos”, http://www.enciclopediacatolica.com/s/sacramentos.htm#1

Evangelisch Reformierte Landes Kirche des Kantons Zürich (2007), “Zwingli der Zürcher Reformador”, en: Themen der Evangelisch-reformierten Landeskirche des Kantons Zürich, http://zh.ref.ch/content/e3/e1939/

Frilund Göran (2000-2003), The Final War. The Swedish-Russian War of 1808-09, Finlandia, http://www.multi.fi/~goranfri/index.html

García Manuel (2006), “Historia: Familia Medici”, en: Historia/Canarias/Navegación, http://www.mgar.net/var/medicis.htm

Gil Fernando (1998-2006), “La Confesión de Fe de Augsburgo 1530”, en: Documentos para la Historia de la Iglesia Moderna, Pontificia Universidad Católica Argentina, http://webs.advance.com.ar/pfernando/DocsIglMod/confessio_ausburgo.htm


Hanover College History Department (2001), The Protestant Reformation (2001), Hanover Indiana, EUA, http://history.hanover.edu/early/prot.html

Kirsch J.P. (1909a), “Johann Eck (Eckius)”, en: The Catholic Encyclopedia, Vol. V, New York, Robert Appleton Company, http://www.newadvent.org/cathen/05271b.htm


- (1909b), “Reforma Protestante”, en: Historia de la Iglesia, Biblioteca Católica Digital, Transcrito por Marie Jutras y Traducido por Bartolomé Santos, Biblioteca Católica Digital, Marcaba Seminario Cristiano de Información y Formación, http://www.mercaba.org/FICHAS/Enciclopedia/R/reforma_protestante.htm

Kreis Steven (2002a),Lecture 3: The Protestant Reformation:Luther and Calvin”, en: The History Guide Lectures on Modern European Intellectual History, http://www.historyguide.org/earlymod/lecture3c.html

- (2002b),Lecture 4: The Impact of Luther and the Radical Reformation”, en: The History Guide Lectures on Modern European Intellectual History, http://www.historyguide.org/earlymod/lecture4c.html


Promotora Española de Lingüística, Proel (2007), “John Wycliffe (1320-1384”, en: Grandes Traductores, http://www.proel.org/traductores/wycliffe.html

Reformiert Online (2002), “Juan Huss”, en: Movimientos Prerreformistas, Emden, Alemania, http://www.reformiert-online.net/t/span/bildung/grundkurs/gesch/lek1/index3.jsp

Schindler Alfred (2000), “Huldrych Zwingli”, en: Adrian Hastings, Alistair Mason y Hugh Pyper, con Ingrid Lawrie y Cecily Bennett (Ed.), The Oxford Companion to Christian Thought, Oxford University Press, http://www.unizh.ch/irg/zwi-engl.html

Sepiensa.org.mx (2006), Edad Moderna: El Barroco: Arte de la Contrarreforma, http://sepiensa.org.mx/contenidos/historia_mundo/moderna/contreforma/barroco/barroco.htm
Stadt Münster-Projektgruppe 1998 in Zusammenarbeit mit dem Presse-und Informationsamt (1998a), “Breve historia de la Guerra de los Treinta Años”, en: 1648-1998 Der Westfälische Friede, http://www.muenster.de/friede/e/03_krieg/03_1_1.htm

- (1998b), “La Paz de Westfalia” (1998), en: 1648-1998 Der Westfälische Friede, http://www.muenster.de/friede/e/02_friede/02_set.htm

Swissworld.org (2006), “La Reforma”, en: Historia de Suiza, http://www.swissworld.org/spa/swissworld.html?siteSect=805&sid=4390562&cKey=1067446817000&rubricId=16050


Urban Vít (1999), “Juan Huss. Reformador de la Iglesia”, en: Miscelánea, http://archiv.radio.cz/espanol/historia/osobnost.phtml?cislo=128
Vázquez Rodolfo (1987), “El proceso de la religión en Lutero, Spinoza y Bayle”, en: Estudios. filosofía-historia-letras, Otoño, http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/estudio10/sec_8.html

Velasco Santandreu Félix (2006), “Las Indulgencias”, en: Apologetica.org, http://www.apologetica.org/indulgencias.htm

VidaEterna. Org (2007), “Juan Wycliffe, La Reforma antes de la Reforma”, en: Salón de la Historia de la Iglesia Cristiana, http://www.vidaeterna.org/historia/reforma/wycliffe.htm


1 Su doctrina y su práctica está estrechamente ligada a los efectos del sacramento de la penitencia; así, en el Catecismo de la Iglesia Católica, de 1471, se señala que: “son parte de la enseñanza infalible de la Iglesia”; “… es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la Redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos.” Por lo que se afirma que: "Las indulgencias se obtienen por la Iglesia que, en virtud del poder de atar y desatar que le fue concebido por Cristo Jesús, interviene en favor de un cristiano y le abre el tesoro de los méritos de Cristo y de los santos para obtener del Padre de la misericordia la remisión de las penas temporales debidas por sus pecados” Akin James (1994), “Introducción a las Indulgencias”, en: This Rock, marzo, San Diego, California, Catholic Answers Inc., http://www.apologetica.org/introduc.htm y Félix Velasco Santandreu (2006), “Las Indulgencias”, en: Apologetica.org, http://www.apologetica.org/indulgencias.htm

2 Forma de extrema sanción religiosa, bajo pena de excomulgar al culpable.

3 Humanista, filósofo, filólogo y teólogo de los Países Bajos, autor de importantes obras en latín, que hizo los votos sacerdotales en la orden Agustina en 1490, sin que alguna vez haya ejercido el sacerdocio; si bien atacó a la vida monástica, por considerarla uno de los grandes males que aquejaban a la Iglesia Católica. Estudió en la Universidad de París, influida en ese tiempo por el Renacimiento italiano, que lo convirtió en librepensador sin que mantuviera ningún apego a cultura, nacionalidad, religión ni encasillamiento alguno. Viajó a Londres en 1499, a la Universidad de Oxford, convirtiéndose luego en profesor titular de Teología en la Universidad de Cambridge, donde estableció amistad con Tomás Moro. Entre 1506-1509 vivió en Venecia, trabajando como editor, acabando por refugiarse en Basilea, Suiza. Su enfrentamiento con la Iglesia Católica se manifestó por su intención de purificar la doctrina y las instituciones medievales existentes, creyendo que su obligación consistía en liberar su rigidez de pensamiento. En 1503 publicó el Manual del Soldado Cristiano, donde definió los principales aspectos de la vida cristiana, señalando que la clave de todo es la sinceridad, ya que el Mal se oculta en el formalismo, el respeto por la tradición, el consumo, el corporativismo, pero nunca en la enseñanza de Cristo. Su obra Elogio de la Locura (1511), integró una despiadada sátira contra la sociedad de su época, en donde mediante una serie de discursos en los que se hace mención de la ceguera y la demencia de su tiempo, se hace un examen satírico de las supersticiones y de las prácticas piadosas y corruptas de la Iglesia Católica, lo que conmociono a toda la sociedad europea. En Inglaterra había iniciado un estudio del Nuevo Testamento, con el propósito de preparar una nueva edición en latín, que sería publicada en Basilea en 1516, y que serviría a Martín Lucero, su amigo personal, para realizar numerosas publicaciones de la Biblia en lenguas nacionales europeas. Su único ataque a la Iglesia se refirió a la simonía y sostuvo que el ser humano nace atado al pecado, pero que dispone de mecanismos para lograr la clemencia divina en la Iglesia, por lo que depende del pecador saberlos aprovechar. Abandonó Basilea en 1529, al adherirse a la Reforma la ciudad, estableciendo su residencia en la ciudad de Friburgo, poblada por católicos, donde le resultó más fácil mantener su independencia intelectual, sosteniendo que la predica es el único oficio verdaderamente importante de la fe católica, además de señalar que llevar una vida virtuosa es la condición para alcanzar una muerte feliz. Como todos los pensadores protestantes, todas sus obras fueron censuradas e incluidas en el Índice de Obras Prohibidas por el Concilio de Trento de 1563.

4 “…podemos decir que el mundo en su totalidad es un vasto sistema sacramental, en el que las cosas materiales son para el hombre señales de las cosas espirituales y sagradas, aún de la divinidad.” “La iglesia establecida por el Salvador debe ser una institución visible. Consecuentemente, ella debe tener ceremonias y símbolos de las cosas sagradas.” “La principal razón del sistema sacramental se encuentra en el hombre mismo. Es propio de la naturaleza humana -escribe Santo Tomás- ser atraído por cosas corpóreas y sensibles; perceptible de las cosas espirituales e inteligibles. Ahora bien, la Providencia Divina provee a todo de acuerdo a la naturaleza de cada cosa (secundum modum suae conditionis). Es por tanto congruente con la Sabiduría Divina proporcionar al hombre medios de salvación en la forma de ciertos signos corpóreos y sensibles, que son llamados sacramentos.” Enciclopedia Católica (1999), “Sacramentos”, http://www.enciclopediacatolica.com/s/sacramentos.htm#1

5 El segundo hijo de Lorenzo el Magnífico, Giovanni de Lorenzo di Médeci, nació para ser Papa; se ordenó sacerdote a los ocho años de edad, fue nombrado cardenal a los trece, en 1488; por lo que, con todo el poder de su familia, fue elegido Papa a los treinta y ocho años de edad, a la muerte de Julio II, quien se había encargado de eliminar el poder de la familia Borja o Borgia, que encabezó su antecesor Alejandro VI, el Papa que cedió el mundo a españoles y portugueses.

6 Relación de Dios con el pecador, sin tener en cuenta sus méritos, ya que equivale al trato misericordioso, sin la más mínima referencia a sus merecimientos, por ser amor infinito que se expresa por medio de bondad infinita. Se manifiesta hacia los pecadores, en el hecho de que Dios mismo, por medio de la pasión de Cristo, pagó toda la pena por el pecado; así, el pecador es perdonado mediante la sangre de Cristo y no porque Dios sea misericordioso para excusar sus pecados.

7 La capacidad del papado romano para otorgar el perdón de los pecados y, eventualmente, la salvación de los creyentes, se expresa de forma clara en el escudo papal que contiene las llaves del reino celestial y parte de la consideración que el papa es el heredero de la tradición iniciada por el Cristo, de encomendar la dirigencia de su Iglesia al apóstol Pedro; por lo que esta capacidad puede manifestarse mediante el otorgamiento de indulgencias, aún si éstas son vendidas a los creyentes. Lo anterior quedo perfectamente especificado para el catolicismo, cuando el papa Clemente VI publicó la bula Unigenitus, el 27 de Enero de 1343, señalando que: "Sobre el altar de la Cruz Cristo derramó no solamente una gota de su sangre, aunque ello hubiese sido suficiente, por razón de su unión con el Logos, para redimir a todo el género humano, sino que derramó un copioso torrente… fundando así un tesoro infinito a favor de la humanidad. Este tesoro Cristo no sólo no lo envolvió en un manto y lo escondió en el campo, sino que lo encomendó a Pedro, el portador de las llaves, y a sus sucesores, de modo que ellos pudiesen, por justas y razonables causas, distribuirlo a los fieles en forma de remisión plena o parcial de la pena temporal debida por el pecado". [Kevin Knight (1999), “Indulgencias”, en: Enciclopedia Católica, Arzobispado de Nueva York, http://www.enciclopediacatolica.com/i/indulgencias.htm]

8 Humanista, con amplios conocimientos de jurisprudencia, física, matemáticas y geografía, que había sido formado en las universidades de Heidelberg, Tübingen, Colonia y Friburgo, donde se graduó de doctor en teología y, posteriormente, escaló todos los puestos hasta ser rector de la Universidad de Ingolstadt; su obra teológica se orientó hacia los temas de la predestinación y los dogmas referentes a la gracia y el libre albedrío, que plasmó en su obra Chrysopassus, asuntos que pronto se convertirían en los temas luteranos, lo que valió ser designado como defensor del papado, por Jorge el Duque de Sajonia, en la controversia con Lutero; después del debate fue designado por el papado para dar seguimiento a la excomunión en Alemania y combatir al luteranismo y a los seguidores de Zwingli, sobre todo cuando los protestantes promulgaron la Confesión de Ausburgo en la Dieta en 1530. En las negociaciones para la realización del Concilio de Trento, fue consultado por el emperador Carlos V y por el papa Pablo III, convirtiéndose en el campeón de la fe católica en diversos países enfrentados al protestantismo.

9 Para los católicos conforma el lugar de limpieza y expiación, donde los difuntos que no ofendieron directamente a Dios, que no murieron en pecado mortal, pero que han cometido pecados en su vida, tienen la oportunidad de limpiar esas culpas para poder entrar el cielo. Como paso previo a la salvación, considerando que todo aquel que entra en el Purgatorio terminará llegando al Cielo, no se concibe como una forma inferior del Infierno, por lo que las plegarias por los difuntos, o la adquisición de las mismas por medio de las indulgencias, pueden acortar su estadía en dicho lugar.

10 El consejero Johann Eck le preguntó: "¿Rechaza sus libros y los errores que en ellos se contiene?" Recibiendo la siguiente respuesta: "Que se me convenza mediante testimonios de la Escritura y claros argumentos de la razón, porque no le creo ni al Papa ni a los concilios, ya que está demostrado que a menudo han errado, contradiciéndose a sí mismos, por los textos de la Sagrada Escritura que he citado, estoy sometido a mi conciencia y ligado a la palabra de Dios. Por eso no puedo ni quiero retractarme de nada, porque hacer algo en contra de la conciencia no es seguro ni saludable". Ebert Martin (2002), “Lutero ante la Dieta de Worms (1521)”, en: Castillo Fuerte es Nuestro Dios. Martín Lutero, KDG Wittenberg, http://www.luther.de/es/leben/worms.html

11 Expone los principios del Protestantismo y fue redactada por Philip Melanchthon para ser presentada en la Dieta de Augsburgo ante la presencia del emperador.

12 Institución creada en 1184, para combatir la herejía de los cátaros, o albigenses, en el seno de la Iglesia Católica; una estructura específica se creó en la Península Ibérica, durante la reconquista, en 1478, bajo control directo de la monarquía castellano-aragonesa, que se trasladó también a sus dominios americanos, además de fortalecerse en el norte europeo, a partir de 1536, para combatir a los protestantes.

13 Enfrentamiento entre los estados de la Europa central, que duró de 1618 a 1648.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje