Página principal

La Masacre de la calle J. B. Justo (reseña periodística II)


Descargar 9.33 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño9.33 Kb.
La Masacre de la calle J.B.Justo (reseña periodística II)
¿Quiénes fueron las víctimas de la Masacre de calle J.B.Justo? Historias de Vida, Historias de militancias de ayer y de hoy. Los sobrevivientes siembran Memoria, la generación de H.I.J.O.S. pide Justicia,
El caso más conocido es el del único sobreviviente, Manuel Gonçalves, que siendo un bebé fue dado en adopción y casi 20 años después recuperó su identidad gracias a las Abuelas de Plaza de Mayo y a la tarea investigativa del Equipo Argentino de Antropología Forense. Su mamá Ana María Granada cayó asesinada aquella trágica madrugada del 19 de noviembre de 1976.
Menos conocida es la historia de vida de la familia Amestoy, cuyos cuatro integrantes fallecieron como consecuencia del artero operativo militar que recientemente fuera declarado como “crimen de lesa humanidad” por el Juez Federal de San Nicolás SS Carlos Villafuerte Ruzo.
Omar Darío Amestoy, nació en Nogoyá. A los 17 años terminó el secundario y se fue a estudiar a Santa Fe. Estudiante de Derecho, a los 23 años se recibió de Escribano y a su regreso estuvo a cargo del Registro de Propiedad del Automotor.
María del Carmen Fettolini, también oriunda de Nogoyá, se recibió de Maestra Jardinera en Santa Fe, ejerciendo la docencia en el Colegio del Huerto de aquella localidad entrerriana. A comienzo de los 70 se casó con Omar, y los niños no tardarían en llegar: primero María Eugenia, en octubre de 1971, luego Fernando en 1973.
Como muchos jóvenes de aquella generación, se comprometieron social y políticamente. Omar militó en la tendencia revolucionaria del peronismo. Este compromiso, en las convulsionadas circunstancias históricas de aquellos años, lo obligó a emigrar, primero a Paraná, luego a Santa Fe y finalmente tras el golpe militar llegó a San Nicolás con su familia.
En 1976 se desató la más feroz represión contra todo aquel que demostrara algún signo de rebeldía. Fue en esas circunstancias que dieron refugio a Ana María Granada, embarazada de Manuel Gonçalves. Ella venía con la angustia a cuestas tras el secuestro de su compañero Gastón Roberto José Gonçalves en Zárate, el mismo día del golpe militar.
A 30 años de aquella tragedia, hoy sus familias, sus amigos, sus compañeros sobrevivientes reclaman ante la Justicia el juicio y castigo a los culpables de aquella Masacre. MaríÁngeles y Florencia Amestoy, sobrinas de Omar y María del Carmen hoy militan en la Agrupación H.I.J.O.S. y desde esa militancia expresan su compromiso no sólo para que se haga justicia con su familia, sino para que ese país que soñaron los 30 mil sea posible…y será posible el día que acabemos con la Impunidad.

(*) Las fotografías que ilustran esta nota están disponibles, incluso con una calidad relativamente mejor. (en orden descendente: foto1: María del Carmen Fettolini y Omar Amestoy; foto2: María del Carmen Fettolini maestra jardinera en Nogoyá; foto3: Florencia Amestoy de H.I.J.O.S. con la pancarta de su primita María Eugenia Amestoy;


(**) Versión 1.0: Noviembre 10 de 2006. San Nicolás de los Arroyos.


Contacto:

Secretaría de Derechos Humanos de SUTEBA (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), secc. San Nicolás. Mitre 520 (2900) San Nicolás



José María “Cholo” Budassi < budajm@gmail.com > TM/SMS 03461-15576026






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje