Página principal

La Legislación, Los Creadores y las Empresas Culturales


Descargar 6.93 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño6.93 Kb.
La Legislación, Los Creadores y las Empresas Culturales.

Mtro. Juan José Carlos Ramírez Aguilar

Músico y Productor Independiente

No hay “Cultura” en México. La Cultura es el constitutivo esencial, la lógica interna de la persona, de la familia, del grupo, de la sociedad, de la ciudad, de la región, del país… La Cultura es unidad y multiplicidad. La Cultura es referente y memoria del pasado: experiencia… a la vez es lectura del presente: interacción y flujo… como también es los futuros potenciales: capacidad, oportunidades. Ya podemos afirmar que solo son observables las manifestaciones culturales, la cultura misma es un elemento de naturaleza sustancial y por ello no puede aprehenderse directamente.

Por lo tanto no es un objeto legislativo, básicamente porque el mismo derecho es un elemento cultural; la cultura es origen y destino, la cultura individual, familiar, grupal, social y nacional son las ideas, actitudes y tecnologías que conforman nuestros modos, nuestras formas de vida y al ser el derecho una ciencia y un arte de lo observable, me parece que el trabajo legislativo tendrá que referirse a las manifestaciones culturales o a la promoción y fomento cultural.

Esperamos que, como toda ley, promueva la Justicia, la equidad, que sea positiva y no coercitiva, que sea apoyadora, especialmente que impulse el federalismo, que descentralice, que favorezca al ciudadano y especialmente al creador, no a la institución ni a los partidos ni a los políticos. Quisiéramos que concierte objetos y objetivos nacionales, atribuciones y tareas, responsables, Instituciones y organizaciones, en fin, estamos aquí porque confiamos, una vez más, en que la participación dará mejores frutos que la abstinencia. Esperamos no ser, una vez más, defraudados.

Quiero proponer dos cosas muy concretas en este foro: la primera, que por medio de la legislación se establezca, se promueva y sea obligatorio para las dependencias federales tener una fuerte vía de comunicación con los estados, los estados con los municipios y los municipios con los creadores de patrimonio, los productores intelectuales y los artistas. Basta ya de enormes presupuestos y programas que se quedan en las instancias centrales y que se gestionan, que se administran unipersonalmente.

Para ello propongo que se ponga como requisito a todos los planes, a los programas y a los proyectos que sean equivalentes en número y calidad; que si se envían 5 exposiciones a un estado, se reciban 5 exposiciones de ese Estado en la Ciudad de México. Si se presentan 3 artistas de CONACULTA, por ejemplo, en un Estado, que se presenten 3 artistas del Estado en los foros de CONACULTA. Veremos así un crecimiento en el interés y la promoción de los artistas locales y estatales.

La segunda es que la ley establezca un capítulo especial para las industrias de la creatividad y que por medio de ella se promueva un tratamiento especial para ese ramo. Pedimos que, como se ha hecho por ejemplo en Brasil a partir de la Ley Sarney, se favorezca el flujo de recursos, de recursos importantes; no de pequeños fondos changarreros, a los emprendedores artísticos.

Además, la exención de la mayoría de los impuestos a los creadores; así como se dan grandes facilidades a quienes instalan maquiladoras o empresas educativas, así se faciliten las cosas a quienes trabajan por lo artístico.



Son estas dos breves y precisas aportaciones las que he venido a hacer y aprovecho para ofrecer mi colaboración por la buena marcha de estos trabajos. Me interesa participar en estos trabajos y espero realmente favorezcan a los variados procesos de las manifestaciones culturales.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje