Página principal

La Fundación bbva y el Centre for Economic Policy Research (cepr) organizan una Jornada sobre las políticas de empleo en España y en el marco europeo Madrid, 28 de febrero de 2005


Descargar 12.9 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño12.9 Kb.


NOTA DE PRENSA


DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN

La Fundación BBVA y el Centre for Economic Policy Research (CEPR) organizan una Jornada sobre las políticas de empleo en España y en el marco europeo

Madrid, 28 de febrero de 2005.- Hoy lunes , a las 12,00 horas, se ha celebrado en la sede de la Fundación BBVA la jornada Políticas de empleo en España y en el marco europeo, un encuentro en cuya organización también ha participado el Centre for Economic Policy Research (CEPR), la mayor red de investigación económica en Europa.

El encuentro ha contado con la participación de Juan José Dolado, catedrático de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, y Juan Francisco Jimeno, jefe de la División de Investigación del Servicio de Estudios del Banco de España. En el transcurso de la jornada se han expuesto los resultados de la investigación llevada a cabo por ambos autores en el contexto del proyecto sobre Dinámica de Aproximación al Problema del Desempleo en Europa, financiado por la Comisión Europea.

El estudio se centra en los procesos de creación y destrucción de puestos de trabajo y en las transiciones de los trabajadores entre empleo, paro e inactividad en la Unión Europea, así como en el papel jugado por varias instituciones del mercado de trabajo en la generación eficiente de empleos y en la mejora de la productividad.

El trabajo presentado por Juan José Dolado y Juan Francisco Jimeno compara los efectos de las reformas de la legislación sobre protección del empleo. En concreto, se analizan los efectos de una reducción de costes de despido que sólo afecta a un grupo de trabajadores con características específicas (por ejemplo, jóvenes, mujeres, parados de larga duración) y se comparan con las consecuencias derivadas de una reforma similar de carácter generalizado. El primer tipo de reformas en la contratación tuvo lugar en España en 1997 y 2001, llevándose también a cabo en varios países europeos y latinoamericanos. La introducción de los contratos estables de empleo en 1997 (con 33 días de indemnización por año de servicio y un máximo de 24 mensualidades), sólo aplicables a determinados colectivos, frente a los contratos indefinidos (con 45 días de indemnización por año de servicio y un máximo de 42 mensualidades), aplicables a cualquier colectivo, es un buen ejemplo de las reformas analizadas en este trabajo.

Los resultados obtenidos indican que una reforma diferenciada que reduzca los costes de despido de los trabajadores menos cualificados es preferible a una reforma generalizada, o a otra dual que sólo reduzca las indemnizaciones a los trabajadores mas cualificados, cuando tengan lugar los siguientes supuestos: si la situación inicial del mercado laboral muestra un paro elevado, en vez de reducido; cuando la volatilidad relativa de las perturbaciones que afectan a la productividad de los trabajadores sea mas alta para los de menor cualificación; y cuando el proceso de búsqueda de empleo sea mas corto por la actuación eficiente de las agencias de empleo.

En el primer supuesto, cuando el mercado laboral se encuentre inicialmente en una situación “esclerótica”, las vacantes generadas por la reducción de costes de despido serán cubiertas rápidamente por los parados y el efecto de presión salarial que surge de las mayores oportunidades de empleo pequeño; y ocurre lo contrario en un mercado laboral “tenso”, donde la proporción de vacantes por desempleado sea alta. En el segundo supuesto, cuanto mas alta sea la volatilidad de las perturbaciones que afectan a la productividad de los trabajadores menos cualificados, una reforma dirigida a reducir sus costes de despido implica mayores ahorros para las empresas afectadas, por lo que la creación de empleos será mayor que su destrucción.

En este trabajo se pone énfasis en destacar que las reformas diferenciadas tienen efectos sobre todos los trabajadores, tanto en el grupo afectado como en el no afectado. Así, cabe destacar que, de acuerdo con las simulaciones presentadas, la tasa de paro se reduce en 3.2 puntos cuando la eliminación de las indemnizaciones para los trabajadores poco cualificados se produce en un mercado “esclerótico”, pero sólo de 1.3 puntos cuando tiene lugar en un mercado “tenso”.

El resultado sobre la preferencia de reformas diferenciadas en mercados de trabajo “escleróticos” sirve para explicar por qué muchas de estas reformas tienen lugar en momentos “malos” de la economía, en vez de en momentos “buenos”, frente a la visión tradicional que predice lo opuesto; en efecto, la visión convencional indicaría que, dado que una reducción de los costes de despido supone mayor creación y destrucción de empleo (es más barato destruir), sería preferible abordar dicha reforma en momentos de fuerte expansión, cuando el efecto “destrucción” sea poco importante, aunque se olvida que la “tensión” del mercado laboral puede hacer que las vacantes tarden en cubrirse y que la presión salarial sea importante.

Finalmente, en la última parte del encuentro se ha hecho referencia a determinadas propuestas sobre la reducción de la temporalidad en España, centradas alrededor de la instauración de un contrato único y la introducción de un sistema de bonificación.

La jornada celebrada hoy se enmarca en las líneas de trabajo de la Fundación BBVA sobre Economía Industrial y Financiera, Economía Pública y Unión Europea. Por su parte, el Centro de Estudios Económicos e Investigación Política (CEPR) desarrolla una labor de investigación profesional orientada a cubrir vacíos en el análisis de problemas económicos y sociales concretos .



Si desea más información, puede ponerse en contacto con el Departamento de



Comunicación de la Fundación BBVA (91 537 66 15 y 94 487 46 27)



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje