Página principal

La casa de los aldao


Descargar 170.45 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño170.45 Kb.
  1   2   3   4
LA CASA DE LOS ALDAO

 por LUIS MARIA CALVO



INTRODUCCION

La casa de los Aldao en la investigación histórica.

La casa de los Aldao, ocupada actualmente por la Junta Provincial de Estudios Históricos, es uno de los más antiguos ejemplos de arquitectura doméstica  no sólo de Santa Fe sino también de toda la Argentina, merecimiento por el cual desde 1942 es Monumento Histórico Nacional.

Es además, uno de los testimonios arquitectónicos que más  tempranamente logró el reconocimiento de la ciudad por sus valores tipológicos y morfológicos. Documentada fotográficamente desde principios de siglo, mencionada e investigada por Busaniche, Buschiazzo, Furlong, ete. (1), no obstante, presenta importantes dificultades para ser comprendida en el contexto edilicio del que formó parte y del cual ha quedado como parcial exponente supérstite.

Aunque estuvo vinculada a personajes relevantes de la sociedad colonial, la documentación de referencia es incompleta y algunas de las escrituras que hubieran podido describirla en su integridad no han llegado hasta nosotros.

El doctor Federico Guillermo Cervera realizó el más importante estudio historiográfico (2) del que ha sido objeto. En su homenaje, tanto al autor de ese trabajo, como al historiador y presidente de la Junta que alentó y distinguió con su estímulo a las más jóvenes generaciones de investigadores, el presente artículo tiene el propósito de significar un nuevo aporte al conocimiento de la obra.

Historia, genealogía y arquitectura

Para el estudio de la casa de los Aldao, tal como lo demostró el doctor Cervera, es necesario abordar en forma simultánea la historia de la propiedad, la genealogía de sus ocupantes y la comprensión arquitectónica del inmueble. La transmisión por herencia de la casa, desde los primeros años del siglo XVIII hasta mediados del XX, constituye un hilo conductor que es necesario seguir para precisar el origen de la propiedad y sus posteriores agregaciones, fraccionamientos y desmembramientos. Por otra parte, el análisis comparativo de la respectiva documentación se nos presenta como la única vía para reconstruir una espacialidad perdida.

 Por ello, hemos dividido el trabajo en tres partes. En la primera se aborda el estudio de títulos y escrituras, secuencias o a través de las diversas generaciones que poseyeron u ocuparon la casa. En la segunda se estudia al inmueble, tal como ha llegado hasta nosotros. Y, por último, se intenta una comprensión de la vivienda en su estado de máximo desarrollo y de la relación perdida entre el bosque supérstite y el todo del que alguna vez formó parte.

 A los fines de mejor ordenar la exposición del trabajo, denominaremos con la letra “a” al medio solar inicial y con la “b” al solar entero que se le agregó posteriormente.

 A su vez, la fracción del solar b que con el tiempo se desagregó, será identificada con la letra “e”.

PRIMERA PARTE

PROPIETARIOS Y OCUPANTES DE LA CASA

 1. ANTONIO MÁRQUEZ MONTIEL



Datos biográficos y genealógicos

 Don Antonio Márquez Montiel nació en Santa Fe el 10.01.1667 (3), hijo de Bartolomé Márquez y de Da. Antonia Arias Montiel. En 1688 fue alférez y más tarde alcalde provincial y maestre de campo. Casó en Santa Fe el 15.08.1688 (4) con Da. María de Bargas Machuca, natural de la ciudad de las Corrientes, hija del alférez -luego sargento mayor- Bartolomé de Bargas Machuca y de Da. Juana de los Ríos, vecina de Santa Fe. Don Antonio aportó al matrimonio un capital de $ 5.000 y su mujer $ 4.657, según carta dotal del 01.03.1702, lo cual indica una buena posición económica en el contexto de la sociedad santafesína de la época.

Ya al final de sus días, el 13.09.1737 (5) dio poder para testar a su yerno don Juan José Lacoizqueta y a su hijo don José Márquez Montiel y -dando inicio a una tradición familiar- mandó ser enterrado en la iglesia de Nuestra Señora de la Merced. Ya finado, sus apoderados testaron en su nombre al año siguiente (6).

Hijos:


1. José Ramón Márquez Montiel, bautizado el 21.12.1698 de 1 año, 9 meses y 20 días (7). Casó con Da. Agueda Maciel y Cabral de Melo. Con descendencia.

2. Doña Juana Ventura Márquez Montiel, bautizada el 15.01.1702 de 1 año y 8 meses (S). Casó con don Juan José de Lacoizqueta y pasaron a ser los segundos propietarios y ocupantes de la casa. Siguen en 2. 3. Doña Antonia Márquez Montiel, bautizada el 27.02.1703 de 8 días (9).



El solar y casa en tiempos de don Antonio Márquez Montiel

Para el siglo XVII carecemos de información acerca del propietario del solar. Algunos autores han asegurado que perteneció a Bartolomé Márquez (10), sin embargo la más antigua referencia que hemos podido localizar tan sólo nos permite afirmar que su hijo Antonio era dueño del solar en los primeros años del siglo XVIII.

En efecto, por escritura del 04.08.1701 (11) consta la imposición de un censo a redimir fundado en "las casas de la morada de mí el dicho sargento mayor Antonio Márquez Montiel", que se describen y se identifica su localización.

En ese momento se componían de "sala y dos aposentos cubiertos de paja, con sus puertas y ventanas, bien tratados, edificados en medio solar en la traza de esta ciudad".

Estaban edificadas en medio solar que lindaba al sur y al oeste con solar y sitio de Nicolás de Bustos, y al este con solar de los herederos del capitán Martín de Escobar y casas del alférez Pedro de Leiva (ver planos 1 y 2).

Pocos años más tarde el mismo Márquez Montiel debió emprender importantes obras que mejoraron la casa, reemplazando la cubierta de paja por teja y construyendo una habitación de alto, tal como lo testimonia el dintel de la puerta del balcón. Es decir, siempre y cuando éste se hubiera mantenido en su posición original desde ese año y no haya sido objeto de relocalizaciones posteriores.

En la madera del aludido dintel aparece la fecha de 1711 labrada en relieve como parte de una inscripción cuyo texto completo reza a modo de invocación:

                                                                 AÑO + IESUS MARIA JOSEHP + 1711

 En 1711 el propietario de la casa era don Antonio Márquez Montiel, y su yerno don Juan José de Lacoizqueta -el siguiente dueño- no entró en posesión de la misma hasta cuatro años más tarde, cuando casó con doña Juana Ventura Montiel.



2. DOÑA JUANA VENTURA MARQUEZ MONTIEL Y DON JUAN JOSÉ DE LACOIZQUETA

Datos biográficos y genealógicos

Doña Juana Ventura Márquez Montiel, una de las dos hijas mujeres de don Antonio, fue bautizada en Santa Fe el 15.01.1702, cuando tenía 1 año y 8 meses de edad (12).

A los quince años contrajo matrimonio con don Juan José Lacoizqueta en una ceremonia religiosa que tuvo lugar el 11.04.1715 (13), ocho días después de que yerno y suegro firmaran una memoria de bienes dotales.

Don Juan José de Lacoizqueta había nacido en la ciudad de Santa Fe el 03.05.1694 (14), hijo del maestre de campo don Juan de Lacoizqueta y de doña María Martínez del Monje. Había estudiado en el colegio de Nuestra Señora de Monserrat, de la ciudad de Córdoba, donde cursó tres años de Filosofía entre 1708 y 1710 y de Teología en 1711. En 1709 había obtenido el título de bachiller en Artes y en 1710 la licenciatura (15).

 Ya casado y establecido definitivamente en Santa Fe, don Juan José fue alcalde, procurador y defensor de menores. En lo militar alcanzó el grado de maestre de campo. También fue apoderado de la ciudad ante la corte española a los fines de gestionar el otorgamiento de la condición de Puerto Preciso para Santa Fe, viaje que realizó "expediendo caudal suyo bastante". En razón de sus méritos y de "su infatigable diligencia" mereció el título de "Padre honradísimo de esta Patria" (16). 

El 01.09.1760, siendo maestre de campo, otorgó poder para testar a su mujer doña Juana Márquez, a sus hijos el doctor don Juan Ignacio, don José Gabriel y don Bartolomé de Lacoizqueta, y a sus yernos don Manuel Fernández de Therán y don Juan Duarte Neves (17). Más tarde hizo un testamento cerrado, fechado el 04.08.1765 (18).

Bajo estas disposiciones testamentarias Lacoizqueta falleció en Santa Fe el 21.02.1766, luego de recibir "todos los sacramentos y el de la eucaristía y penitencia repetidas veces en el curso de su prolija enfermedad". Fue enterrado en la iglesia del convento de Nuestra Señora de La Merced (19).

Dos años más tarde, el 18.02.1768, murió su viuda doña Juana Ventura Márquez Montiel, "habiendo recibido todos los sacramentos" (20). Al igual que su marido, fue sepultada en la iglesia de La Merced, con entierro mayor cantado y tres posas.

El 11.03.1767 había dado poder para testar a su hija Doña Ignacia de Lacoizqueta, quien en virtud de ese poder otorgó el testamento de la finada el 06.11.1769 (21).

Hijos:


1. Doña María Ignacia de Lacoizqueta, que casó el 10.11.1739 con don Manuel Fernández de Therán, español, con descendencia. Murió el 06.06.1782 y al día siguiente fue enterrada en la iglesia de La Merced (22).

2. Juan Ignacio de Lacoizqueta, bautizado el 23.11.1719 de 4 meses (23). Siendo clérigo de menores órdenes, el 09.10.1741 sus padres le otorgaron una escritura de patrimonio para "que pueda tomar estado de sacerdote, según que para ello se ha empleado en los estudios de filosofía, teología y seis actos más, para obtener el grado de doctor, cuya aprobación tiene en scriptus a nuestra costa y pensión, en el Colegio Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat en la ciudad de Córdoba, que está a cargo de los reverendos padres de la Compañía de Jesús, en donde se ha mantenido desde que empezó sus estudios" (24). Murió en Santa Fe el 28.10.1765 y fue enterrado en la iglesia de La Merced, en el presbiterio, al lado de la epístola (25).

3. Francisca Xaviera de Lacoizqueta, nació el 13.09.1720 (26). Debió fallecer en la infancia.

4. José Gabriel de Lacoizqueta, nació el 25.03.1722 (27); fue alcalde y procurador; casó el 22.07.1759 (28) con doña Josefa de Gaete y Vera Muxica, sin descendencia. Murió el 02.12.1779 y fue enterrado al día siguiente en la iglesia de La Merced (29).

5. Doña Rafaela Antonia de Lacoizqueta, nació el 14.10.1726 (30). Casó el 15.07.1752 con el portugués don Juan Duarte Neves. Pasó a ser la tercera ocupante de parte de la casa. Sigue en a.3.

6. Doña Ventura de Lacoizqueta, soltera. Pasó a ser una de las ocupantes de parte de la casa. Sigue en b.3.

7. Doña Juana de Lacoizqueta, soltera. Pasó a ser otra de las ocupantes de parte de la casa. Sigue en b. 3.

8. Bartolomé de Lacoizqueta, bautizado el 24.09.1731 (31) con los nombres de Joaquín Bartolomé. Fue alcalde de primer voto en 1767. Casó el 25.09.1753 con doña Josefa Luisa de Rivero Raposo (32). Con descendencia.

9. Doña Petrona Micaela de Lacoizqueta, nació el 30.06.1733 (33), profesó como monja de Santa Catalina en Buenos Aires.

1O. Doña Juana Francisca de Lacoizqueta, nació el 08.06.1742 (34), soltera. Pasó a ser otra de las terceras ocupantes de parte de la casa. Sigue en b. 3.





La casa en tiempos de don Juan José de Lacoizqueta.

Desde 1715, a raíz de su matrimonio con doña Juana Ventura Márquez Montiel, don Juan José de Lacoizqueta entró en posesión de la casa y a vivir en ella, ocupándose de ampliar el medio solar y la construcción.

En primer lugar, Lacoizqueta debió hacerse cargo de un gravamen de $ 5.500 -en ese momento estaban tasadas en $ 5.000.- en censos fundados por su suegro, incluidos los réditos atrasados que durante 17  años se había visto imposibilitado de pagar (35). En 1720, cuando Márquez Montiel compró un solar en la manzana vecina al norte, calle en medio, demolió la casa que existía en ella y Lacoizqueta dispuso "de la tierra que tenían las paredes", seguramente para aplicar a la mejora de la casa en que habitaba (36).

El 13.10.1729 Lacoizqueta compró a los herederos del capitán Martín de Escobar y Gutiérrez, en $ 200, unas casas edificadas en el solar entero ubicado al este de las de su habitación. Ese solar lindaba a su vez, por el mismo rumbo, calle en medio, con la iglesia y convento de La Merced; al norte con solar de don José Márquez Montiel, también calle en medio; al sur con casas y sitio del capitán Juan de Lizola; y, por último, al oeste con las propias "casas y solar" del mismo Lacoizqueta (37) (ver plano 3).

Seis días más tarde, el 19.10.1729, el entonces sargento mayor don Juan José de Lacoizqueta se hizo cargo de los censos de la propiedad que había adquirido, y fundó la hipoteca sobre las mismas casas compradas a los herederos de Escobar, haciendo constar que la construcción se encontraba "deteriorada, perdida y acabada y sin mejoras" (38).

El 05.03.1734 el ya maestra de campo Lacoizqueta reconoció un censo a favor del convento de La Merced, fundado sobre "las casas de mi morada que están en la traza de esta ciudad y son en las que al presente vivo" (39).

Siete años más tarde, el 09.10.1741, Lacoizqueta y su mujer otorgaron escritura de patrimonio (40) a favor de su hijo don Juan Ignacio, para que se ordenase sacerdote. La suma de $ 2000 en que se fijó el patrimonio fue fundada en la casa de su morada, que en su totalidad estaba tasada en $ 8000: "en el todo de la casa que poseemos, que está tasada en ocho mil pesos".

Los dos mil pesos, cuarta parte del valor de la casa, fueron fincados en cinco cuartos:

“... y en particular le señalamos cinco cuartos, uno alto con puerta al patio, dos de media agua con puerta asimismo al patio y puerta a la huerta con el sitio de solar entero a la parte de este, calle real con el convento de Nuestra Señora de las Mercedes, con fondo de cuarenta vayas para la parte del sur y dos cuartos, uno de ocho varas de largo y otro de diez que están por enmaderarse con puertas a la calle que por la parte del norte lindan con las casas del general don Francisco de Ziburu, difunto" (ver plano 5).

 Es decir, aunque la vivienda completa no aparece descripta podemos inferir su envergadura considerando que su valor total era cuatro veces superior a los cinco cuartos mencionados. Esto es suficiente para afirmar que, en el solar adquirido doce años antes, Lacoizqueta había ampliado lo construido en forma considerable. En ese entonces la casa comprendía un terreno de solar y medio (casi media manzana) (41) y numerosas habitaciones (ver plano 6).

Lacoizqueta vivió en ella con su familia hasta que en 1741 compró en almoneda las casas que habían sido de sus tíos don Juan de Rezola y doña Francisca Martínez del Monje, frente a la Plaza. Allí habría de morir 61 y su mujer (42).

No obstante, mantuvo esta propiedad que más tarde pasaría a ser habitada por algunas de sus hijas.





LA CASA DE LAS ALDAO 0 CASA GRANDE

 a.3. DOÑA RAFAELA ANTONIA DE LACOIZQUETA



Datos biográficos y genealógicos

Doña Rafaela Antonia de Lacoizqueta -muchas veces menciona- da sólo con el nombre de Antonia- nació el 14.10.1726 (43). Casó el 05.07.1752 con el portugués don Juan Duarte Neves, natural del lugar de Monsanto en el reino de Portugal.

Ya viuda, el 18.11.1797 doña Antonia dio poder para testar (44) a sus hijos don Malaquías y doña María Andrea Duarte Neves, y a su sobrino político don Martín Francisco de Larrechea. Siguiendo la tradición fanúliar, mandó ser enterrada en la iglesia de La Merced, con hábito mercedario. En ese entonces sólo vivían los dos hijos mencionados.

Hijos:


1. María Isabel Duarte Neves, nacida el 01.05.1753 (45).

2. Malaquías Duarte Neves, nacido el 03.11.1757 (46). Clérigo presbítero' Sus tías Da. Juana, Da. Ventura y Da. Juana Francisca de Lacoizqueta otorgaron patrimonio a su favor para que se ordenase sacerdote. Hizo un testamento cerrado (47) que fue protocolizado en 1824 y mandó ser enterrado en la capilla de Nuestra Señora de los Milagros en la iglesia de La Merced (ex de la Compañía de Jesús).

3. María Isabel Duarte Neves, nacida el 17.01.1760 (48).

4. Da. María Andrea Duarte Neves, que casó con don Félix de Aldao. Pasaron a ser los cuartos ocupantes de esta parte de la casa. Sigue en a. 4.




La casa en tiempos de doña Rafaela Antonia de Lacoizqueta.

Posiblemente Doña Rafaela Antonia de Lacoizqueta ocupó la casa desde 1752, año en que contrajo matrimonio, y al poco tiempo de morir su padre, el 19.11.1769, sus hermanas solteras Da. Juana, Da. Ventura y Da. Juana Ventura le donaron las partes que les correspondían "en la casa grande en que vivimos y fueron de los dichos nuestros padres difuntos" (49), en atención a que "se halla cargada de hijos y le profesamos grande amor y voluntad" (ver plano 7).

Aún así, no debemos entender que el terreno fuera nítidamente deslindado, ya que las tres hermanas solteras mantuvieron derecho a uno de los cuartos de la calle, sobre el que en 09.08.1783 fundaron $ 500, parte del valor de una capellanía que instituyeron en favor de su sobrino don Malaquías: "que es el menor valor del cuarto grande de nuestras casas hereditarias principales, que cae sobre la calle con puerta dentro a dichas casas y ventana a la calle, bien notorio su linde, y corre a cargo de mí la dicha doña Ventura por convenio entre las demás mis hermanas (  ... ) con doce varas de claro, cubierto de teja, entradas, salidas y costumbres" (50).

 

a. 4. DA. MARIA ANDREA DUARTE NEVES



Datos biográficos y genealógicos  

Da. María Andrea Duarte Neves casó en Santa Fe el 14.12.1797 (51) con don Félix de Aldao, hijo del primer matrimonio de don Juan Francisco de Aldao y de doña María Teresa Ordóñez.

Don Félix de Aldao murió el 24.05.1829 y fue enterrado en la iglesia de La Merced (52).

Viuda, Da. María Andrea testó el 10.10.1836 (53) y al morir fue enterrada en la iglesia de La Merced (ex de la Compañía de Jesús) junto a su esposo. Medio siglo más tarde su nieta Doña Josefa Aldao de Naviales dedicó una gran lápida de mármol, en el lado derecho de la nave de la iglesia, con la siguiente inscripción hoy ilegible:

"Don Félix Aldao -María Andrea Duarte Neves de Aldao- Felipa Antonia Aldao + 22 de Noviembre de 1861. Juntos esperan aquí la resurrección porque vivieron y murieron en el Señor- Su "a Josefa Aldao de Navia suplica una plegarla para sus almas" (54).

 Hijos:


1. Doña Cecilia Antonia Aldao, nacida el 02.02.1799 (55). Casó con don Juan Marcelino Maciel y Pintado. Pasó a ser la cuarta ocupante de una parte de la casa. Sigue en b.4.

2. Da. María Isabel Aldao, bautizada el 08.07.1800 (56). Casó con don Juan Rodríguez Andrada y habitó con su marido una casa con tienda en la esquina de las actuales calles San Martín y Buenos Aires. Sin descendencia.

3. Da. Felipa Antonia Aldao, nacida el 01.05.1804 (57). Pasó a ser la quinta ocupante de la casa. Sigue en a.5.

 La casa en tiempos de doña María Andrea Duarte Neves

Da. María Andrea Duarte Neves quedó como única propietaria de la "casa grande" en virtud de los derechos heredados de su madre, sus tres tías solteras y su único hermano.

En efecto, a la muerte de Da. Juana y Da. Ventura de Lacoizqueta, les sucedió en sus derechos su hermana doña Juana Francisca de Lacoizqueta quien testó el 21.04.1808 y declaró que "en la casa grande que linda con la de mi habitación y que hoy la habita don Félix Aldao, tengo gravados en ella un mil ciento cuarenta y un pesos" de lo cual hizo donación a su sobrina doña María Andrea, mujer de Aldao (58). Por entonces doña Juana Francisca también declaró como de su propiedad "un cuarto de la casa grande de esta ciudad, que linda con la que hoy habito, cuyo cuarto se halla arruinado", sobre el cual había fundado con sus hermanas la capellanía en favor de don Malaquías, y cuyo beneficio cesaría con la muerte de éste.

Otras referencias sobre estas partes de la propiedad vuelve a traerlas Doña Francisca en su segundo testamento del 23.05.1815 (59). Allí hace memoria que por 1770 –en realidad el 19.11.1769- había hecho donación junto a sus hermanas a favor de Malaquías y Doña María Andrea Duarte Neves -en realidad a favor de su madre­  de la  parte que habían  “en la casa que heredaron de sus finados padres”. Y con respecto al cuarto de la capellanía fundada en 1783 dice que se trataba de: “un cuarto que era de la mencionada casa, el que se arruinó en el uso y posesión del capellán”.

Atendiendo a justas causas (60) doña Juan Francisca revoca los anteriores documentos y hace donación de la casa tan solo a favor de su sobrina doña María Andrea.

El 25.09.1821 doña María Francisca -sic, por Juana Francisca- hizo un tercer testamento y reiteró esa voluntad, y respecto al varias veces mencionado cuarto de la capellanía de don Malaquías dice que a éste "le sirvió de su morada hasta que se arruinó" (61).

El presbítero don Malaquías Duarte Neves legó su parte de la casa materna a su hermana Doña María Andrea. Así lo estableció en su testamento cerrado del 23.11.1824: "que la parte de casa y sitio que por hijuela me corresponde de herencia de mi finada madre doña Antonia de Lacoizqueta, quede en propiedad de mi hermana doña Andrea Duarte Neves" (62).

Conocemos un episodio ocurrido en 1816 que nos interesa referir por cuanto aporta algún reflejo de acontecimientos vividos en la casa, que quebraron la rutina de la vida cotidiana. En efecto, con motivo de la entrada de las fuerzas de Díaz Vélez en la ciudad, Da. María Ignacia y Da. Juliana Escobar buscaron refugio en la vivienda de Da. María Andrea y, temerosas del saqueo, la ayudaron a esconder unas seiscientas onzas de oro de propiedad de don Malaquías; tanto las Escobar como Da. Andrea y sus hijas Da. Isabel y Da. Cecilia hicieron un "cinturón de badana o lienzo para guardar dichas onzas en la cintura". Las onzas que no pudieron acomodar de esta manera "las escondieron por las concavidades de la escalera del alto, umbrales de las puertas y Tajaduras de la pared envueltas en trapos y algodones para evitar se perdiesen o las robasen". Posteriormente declarando Da. María Ignacia Escobar que las onzas que no pudieron acomodar en sus cinturones "las guardaron entre una concavidad que había en el dormitorio de Da. Andrea en la umbraladura de una puerta" (63). Años más tarde, el 10.10.1836 (64), doña María Andrea, ya viuda de Aldao, otorgó su testamento y se preocupó de dejar especial constancia de que su tía doña Juana Francisca de Lacoizqueta le había hecho heredera de sus bienes, y que por cláusula quinta de su testamento había donado a su hija doña Cecilia Aldao tres cuartos y sitio linderos a la casa grande:

“pero ésta fue bajo la condición de que cuando hubiese de sucederme no tuviese acción parte en la casa principal de mi morada, que sólo sería para las otras dos hermanas, doña Isabel y doña Felipa. Más como la expresada condición no se halle expuesta en la citada cláusula ignoro por qué motivo, habiéndomelo comunicado la agraviante y siendo sabedora de ello la agraciada, su esposo y demás coherederos, lo declaro aquí para que conste, debiendo advertir que en estos términos ha sido aceptada la donación". (65).

Es decir, la casa de la habitación de doña María Andrea, fue heredada únicamente por sus hijas doña Felipa y doña Isabel Aldao, y sólo la primera de éstas la ocupó para su vivienda.



a.5. DOÑA FELIPA ANTONIA ALDAO

Datos biográficos y genealógicos

Da. Felipa Antonia Aldao nació el 01.05.1804 (66). En algunos documentos se la llamó Josefa Felipa.

A los pocos meses de la muerte de su padre, doña Felipa Antonia casó el 06.09.1829 con el comandante Juan Manuel Yupe, natural de Canciones, Montevideo, hijo de don Juan Bautista Yupe y doña Josefa Gertrudis Villarroel, viudo de doña María Durán y militar de las montoneras santafesinas (67).

Da. Felipa fue sepultada el 23.11.1861 en el cementerio de la parroquia, sin haber hecho disposiciones testamentarias (68). Más tarde su hija doña Josefa la trasladó a la iglesia de La Merced, restituida a la Compañía de Jesús, junto a sus padres. En esa oportunidad se hizo colocar la lápida cuyo texto ya hemos transcripto.

Hijos:

1. Luis Aldao, nacido el 12.03.1830, bautizado el mismo día como hijo de don Juan Manuel Yupe y doña Felipa Aldao. Se avecindó en Victoria, Entre Ríos, donde casó el 01.03.1858 con Anselma Otero, natural de esa feligresía, hija de Felipe Otero y de Encarnación Lares. En esa oportunidad Luis se anotó como hijo natural de doña Felipa Aldao. Por 1900, debido a dificultades económicas recurrió a su hermana Doña Josefa y a su cuidado el doctor Navia, quienes le acogieron en Santa Fe, donde murió en 1909.



Fue padre de:

a) Lucía Epifanía Aldao.

b) Josefa Teodora Aldao, que pasó a ser la séptima ocupante de la casa. Sigue en a.7.

e) Felipa Isolina Aldao.

d) Acasia Anselma Aldao (quienes el 11.08.1932 justificaron el carácter de hijos legítimos de Luis Aldao (69).

2. Mariano Aldao, que murió sin dejar descendencia.

3. Doña Josefa Aldao, que nació el 16.09.1843 y casó primero con don José Freyre y segundo con el doctor don Vicente Navia. Pasó a ser la sexta ocupante de la casa. Sigue en a.6.

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje