Página principal

La autonomia del estado falcon


Descargar 7.63 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño7.63 Kb.
LA AUTONOMIA DEL ESTADO FALCON.
Isaac López.
Con fecha 22 de julio de 1889 se inició la publicación en la ciudad de Coro de La Autonomía, periódico independiente, órgano de la Sociedad Marsal, redactado, entre otros, por José del Carmen Manzanares, Claudio Hermoso Tellería, José Trinidad Madriz, Miguel Iragorri, Arístides Tellería y Mariano Hermoso, que se proponía reclamar los fueros autonómicos de la región coriana frente a su unión con el Zulia. La Autonomía abogaba desde su primer número por “…la reforma de la actual Constitución, á fin de que se restablezca la de 1864, y sean devueltos á los pueblos sus fueros autonómicos, ó sea el derecho de gobernarse por sus propias leyes; con voto directo y secreto, y sin menoscabo alguno de su autonómica soberanía y su independencia.”

Al revisar el Acta de instalación de la Sociedad Marsal, de la cual era órgano La Autonomía, encontramos que sus propósitos se orientaban a “que signifique el verdadero pensamiento liberal á todos los Distritos de la misma Sección á fin de conservar la más preciosa y legítima unidad del caso.” La Sociedad Marsal, que tomaba su nombre de Antonio Marsal, distinguido seguidor de los ideales federalistas corianos, estaba integrada por el general Pedro Ignacio Pachano como presidente, el general José Toledo como vicepresidente, el general Claudio Teodocio Chirino como secretario de actas, Antonio Marsal hijo, secretario de correspondencia, y José del Carmen Beaujon como tesorero. Se nombraron como miembros honorarios de la misma a Juan Pablo Rojas Paúl, Joaquín Crespo, León Colina y Marcos A. Saluzzo, es decir, a la plana mayor de la reacción antiguzmancista del momento. En el acta de instalación de esta sociedad, suscrita en Coro el 21 de julio de 1889 figuran entre otros Miguel Iragorri, Antolino Lugo, José Tomás Valles, Ramón Castillo Marsal, Nicolás Quero, Manuel Valles, Fermín Osorio, Andrés Avelino Acosta, Rudesindo Leal, Antonio Colina y Jesús María Reyes, entre otros.

Los hombres implicados en las iniciativas enunciadas por la Sociedad Marsal y el periódico La Autonomía , eran en su mayoría, los caudillos corianos que lucharon por la Federación. Ellos reclamaban las prerrogativas autonómicas de su región, para levantar a Coro de la postración á que se le ha traído tan estudiadamente. Particular adhesión manifestaban quienes editaban el periódico La Autonomía hacia la figura del general León Colina, cuya presencia tutelar podemos observar a lo largo de los tres años revisados de la publicación, de 1889 a 1892.

El general León Colina, nacido en la península de Paraguaná en 1829, comenzó a destacarse por su desempeño en la acción de El Palito y en la batalla de Santa Inés en 1859. Figura como coronel en el Estado Mayor del Ejército Federalista. Comandante de armas de Carabobo desde el 20 de enero de 1864, primer designado y encargado de la Presidencia de la República de septiembre de 1866 hasta marzo de 1867. Realizó campañas militares entre 1867 y 1868, saliendo del país en 1869 para regresar con el general Antonio Guzmán Blanco entre los altos directivos de la Revolución de Abril. Presidente del Estado Coro en 1873, se alzó en armas en contra de Guzmán Blanco en 1874, manteniendo una férrea oposición y realizando destacadas acciones. Después de un tratado de paz salió al exilio, regresando a Venezuela en 1877. Tras la Revolución Reivindicadora, que lleva nuevamente a Guzmán al poder, se exilia voluntariamente. Para 1889 estaba residenciado en el Estado Lara, donde se ocupaba de labores agrícolas, no sin tener una presencia activa en la política, siendo en 1891 Senador por esa entidad. Con semejante historial, era por demás comprensible el hecho de que León Colina significara para los corianos agrupados alrededor de la Sociedad Marsal y el periódico La Autonomía, la figura en la cual cifrar sus intereses por recuperar su autonomía frente a su unión con el Estado Zulia.



Los corianos centraban su crítica a la Constitución de 1881 en la pérdida de la condición autonómica, y del derecho de elección propia de sus funcionarios, que les impuso el régimen de Guzmán Blanco. Para ello se basaban en la reivindicación de los ideales federales de la guerra de 1859-1863, que para ellos tenían su expresión en la Constitución de 1864. Hay que señalar que en la Constitución de 1881, tanto el Zulia como Falcón quedaban como estados independientes. Es sólo cinco meses después, cuando a través de un decreto se consideran unidos. Este decreto respondía a un pacto de agrupación celebrado por las entidades en Maracaibo el 17 de agosto de 1881. Sin embargo, los editores del periódico coriano La Autonomía, como al parecer sus pares zulianos, no hacían referencia a tal pacto, sino a las desmedidas ambiciones de Guzmán por concentrar el poder y suprimir los fueros de los Estados.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje