Página principal

Juzgado Civil y Comercial 2 Expt


Descargar 43.44 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño43.44 Kb.
Juzgado Civil y Comercial 2

Expte. 94132

Bahía Blanca, abril 29 de 2003.-

Y VISTOS: Estos autos caratulados: MORE de FACHAN Sara Ofelia y otra c/CIA. DE OMNIBUS PAMPA S.A. DE TRANSPORTES y otros s/Daños y perjuicios (Expte.nø 94.132/94) y TECHERA Luis Angel c/CIA.DE OMNIBUS PAMPA S.A. DE TRANSPORTES y otro s/Daños y perjuicios (Expte.nø 96.269/96), cuya acumulación para dictar sentencia ha sido dispuesta por auto de fs.70 en los autos referidos en segundo término, de los que

RESULTA: I) Expediente nø 94.132: 1ø) Sara Ofelia More de Fachan y Silvia Patricia Fachan, por derecho propio y con el patrocinio letrado del Dr. Adrián Alejandro Plá, promueven demanda por daños y perjuicios contra la Compañía de Omnibus Pampa S.A.de Transportes, Eduardo Adrián Ramos, Daniel Eusebio Rodríguez, Luis Angel Techera, Andrea Fabiana Techera y Jorge Luis Techera, reclamando la suma de $40.530.-

Expresan que demandan en su carácter de herederas en ejercicio de la posesión y administradora judicial en la sucesión del esposo y padre, respectivamente, y con relación al inmueble que integra el acervo con las facultades que acuerda el art.1110 del C.C..- Manifiestan que la legitimación pasiva la atribuyen a la Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transporte en su condición de titular de dominio del rodado Mercedes Benz dominio B-2.095.172; a Luis Angel Techera en su condición de titular de dominio del rodado marca Mercedes Benz dominio B-2.290.042 y como titular de la Empresa de Viajes y turismo Techera; a Andrea Fabiana Techera y Jorge Luis Techera como titulares de la empresa antes mencionada; y a Eduardo Adrián Ramos y Daniel Eusebio Rodríguez, como conductores de los rodados descriptos.-

Relatan que el día 13 de diciembre de 1992 aproximadamente a las 3,55hs., se produjo una colisión entre los dos colectivos identificados pertenecientes a las empresas demandadas, en la esquina de las calles Dorrego y Belgrano de la localidad de Punta Alta, donde se encuentra ubicado el inmueble que ocupan.- Dicen que los dos micros colisionaron entre sí y después la unidad de la empresa Techera conducida por Eduardo Adrián Ramos impactó contra el frente de la vivienda.- Afirman que la violencia del impacto, agravada por el tamaño, peso y velocidad de los vehículos, afectaron la pared del dormitorio principal y todas las contiguas, que se desplazaron de su estructura original.-

Siguen diciendo que a consecuencia de los daños sufridos por la vivienda se vió afectada su estructura, y ante la necesidad de repararlos, se promovió un incidente de prueba anticipada con el objeto de establecer el monto de los perjuicios, donde se practicaron dos pericias cuyos montos consideran exiguos, adjuntando el presupuesto elaborado por un albañil de reconocida trayectoria por entender que es el que más se ajusta a la realidad.-

Agregan que como consecuencia de ello, intimaron mediante carta documento a las dos empresas demandadas y denuncian que debieron abandonar el inmueble en tanto las paredes y el techo de la vivienda debieron ser apuntalados por los bomberos voluntarios que acudieron en el momento del accidente en razón del peligro que implicaban las condiciones en que había quedado el inmueble.- Sostinen que debieron alquilar otra vivienda, cuyos arrendamientos reclaman, junto a los que dejaron de pagar debido a las dificultades económicas por las que atraviesan.- Demandan también el daño moral que el hecho les ha ocasionado, en razón de haberse alterado su tranquilidad, salud y ritmo de vida, citando jurisprudencia que consideran aplicable.- Ofrecen prueba, solicitan la citación en garantía de Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada, aseguradora del rodado de la Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transportes y piden beneficio de litigar sin gastos.-

2ø) A fs.89/94 se presenta el Dr. Mario F. Monacelli Erquiaga, e invocando el poder general otorgado por Luis Angel Techera y especial de Eduardo Adrián Ramos, contesta en sus nombres la demanda instaurada.-

Reconoce la titularidad del automotor atribuída al demandado Techera y la conducción del vehículo siniestrado por el codemandado Ramos, agregando que la empresa de su instituyente gira bajo el nombre de Luis Techera Transportes , negando que sea su propietaria la empresa demandada.- Admite que el conductor en el evento era Ramos y que revistaba como su dependiente.- Explica su versión de cómo sucedieron los hechos manifestando que el automotor de Techera circulaba a velocidad moderada efectuando cambio de luces en la intersección y cuando ya había traspuesto la mitad de la bocacalle fue embestido por el otro vehículo.- Atribuye responsabilidad al otro rodado por circular a excesiva velocidad en un día de lluvia y porque resultó el embistiente.-Niega los daños experimentados por las actoras y los montos pretendidos.- Ofrece prueba, pide la citación en garantía de la aseguradora de su vehículo, Solvencia S.A. Compañía de Seguros Generales, solicitando el rechazo de la acción, con costas.-

3ø) A fs.99/103 se presenta el Dr. Tomás Francisco Lobato en representación de la Sociedad Cooperativa Limitada de Seguros Bernardino Rivadavia y adjuntando el instrumento pertinente, contesta la citación en garantía que se le efectuara en autos.-

Reconoce que su representada emitió a favor de la Compañía de Omnibus Pampa S.A.de Transportes, la póliza nø 4/174.249, cubriendo los riesgos del vehículo identificado en demanda por daños materiales y corporales sin límite.-

Admite que el día y hora indicados en el lugar referido ocurrió el accidente entre los dos colectivos identificados.- Opone excepción de falta de legitimación activa en las accionantes fundando la defensa en que las demandantes carecen de la titularidad de dominio sobre el inmueble siniestrado, citando jurisprudencia que considera aplicable al efecto.- Responde la demanda negando los hechos invocados, los daños reclamados, y los montos pretendidos y se opone al beneficio de litigar sin gastos solicitado, ofreciendo su prueba.-

4ø) A fs. 111/113 contestan la demanda Andrea Fabiana Techera y Jorge Luis Techera, patrocinados por el Dr. Marcelo Gerardo Enrique Biondo, negando ser propietarios a título personal o como integrantes de la firma Empresa de Viajes y Turismo Techera del rodado Mercedes Benz que colisionó en la esquina de la vivienda de las accionantes, ni tener vínculo con su conductor Ramos.- Admiten haber recibido la intimación a satisfacer los daños cursada por las demandantes, pero afirman haber contestado la misiva desconociendo el vínculo atribuído con el rodado que participó en el evento.- Ofrecen prueba y piden el rechazo de la acción en su contra con costas.-

5ø) A fs.142/143 contesta la citación en garantía efectuada a Solvencia Sociedad Anónima de seguros Generales el Dr. Mario F. Monacelli Erquiaga, adjuntando el pertinente instrumento que lo justifica.-

Acata en nombre de su mandante la citación efectuada aceptando la responsabilidad de mantener indemne a su asegurado Luis Angel Techera respecto del vehículo siniestrado, asegurado mediante póliza nø 90.390, con vigencia a la fecha del evento y obligándose en los términos y límites del contrato.- Adhiere a los términos en que contestó la demanda el asegurado y el conductor y a la prueba por ellos ofrecida.- Pide el rechazo dela acción, con costas.-

6ø) A fs. 155/159 contesta el Dr. Tomás Francisco Lobato la demanda en nombre y representación de Daniel Eusebio Rodríguez, adjuntando el poder especial otorgado.- Lo hace en los mismos términos y empleando los mismos argumentos y fundamentación que lo hiciera en el responde realizado en nombre de la citada en garantía y ofrece prueba.-

7ø) La empresa Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transportes, citada en el domicilio de Solís nø 9640 de la ciudad de Mar del Plata (fs.163), no comparece a estar a derecho ni a contestar la demanda, decretándose a fs.165 su rebeldía, que se notifica por cédula de fs.182 en el mismo domicilio.- A fs.185/187 se presenta la rebelde mediante poder otorgado al Dr. Tomás Francisco Lobato, cesando a su respecto por auto de fs.189.-

8ø) A fs. 170/176 las accionantes contestan la excepción de falta de legitimación activa opuesta por Rodríguez y la citada en garantía Sociedad Cooperativa Limitada de Seguros Bernardino Rivadavia, invocando a su favor el carácter de herederas declaradas del titular de dominio, mediando acuerdo unánime de los herederos y su calidad de poseedoras y usuarias del inmueble dañado.-

9ø) El juicio se abre a prueba a fs.212/214, produciéndose las que informa el certificado de la Actuaria de fs.647.- A fs.257 se concede el beneficio de litigar sin gastos solicitado por las actoras; a fs.539 se presenta el Dr.Ariel Nicolás Martella en representación de Juncal Compañía de Seguros de Autos y Patrimoniales S.A. como continuadora de Solvencia S.A. de Seguros Generales y a fs.605/607 lo hace el mismo profesional en representación de Eduardo Adrián Ramos.- A fs.696 se llaman autos para dictar sentencia, providencia que se encuentra consentida.-

II) Expediente nø 96.269: 1ø) El Dr. Marcelo Gerardo Enrique Biondo, invocando el poder general otorgado por Luis Angel Techera y adjuntando el correspondiente instrumento, promueve demanda por daños y perjuicios contra Daniel Eusebio Rodríguez y Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transportes, reclamando la suma de $ 48.027,50.-

Refiere que el día 13 de diciembre de 1992, aproximadamente a las cuatro horas,en la instersección de las calles Dorrego y Belgrano del barrio Ciudad Atlántida de la localidad de Punta Alta, se produjo una colisión entre un vehículo de la empresa accionada, conducido por el codemandado Rodríguez y un vehículo de propiedad de su mandante, conducido por Eduardo Adrián Ramos, identificando ambos automotores.-

Dice que a consecuencia del hecho, el rodado del actor desvió su camino, incrustándose contra la vivienda ubicada en una de las ochavas.- Detalla los daños sufridos por la unidad y atribuye la culpabilidad al conductor demandado, fundando la misma en la velocidad a la que se desplazaba, pese a las condiciones desfavorables del pavimento a consecuencia de la lluvia, la circunstancia que el colectivo del actor había traspuesto más de la mitad de la bocacalle y en su calidad de embistiente.-

Reclama los montos que demanda la reparación del rodado y el lucro cesante derivado de la inmovilidad de la unidad por el tiempo que ellas requieran.- Atribuye responsabilidad al conductor y a la empresa titular de dominio del vehículo y cita en garantía a la aseguradora del colectivo de la demandada, Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada.- Funda en derecho y ofrece prueba.-

2ø) A fs.40/42 contesta la citación en garantía efectuada el Dr. Tomás Francisco Lobato, en representación de la seguradora Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada.- Admite el contrato de seguro que vincula a su representada con la empresa demandada, cubriendo los riesgos del vehículo identificado por responsabilidad civil tanto en daños materiales como corporales, sin límite.- Admite las circunstancias fácticas relatadas con relación al día, hora, lugar y protagonistas del incidente, pero desconoce los factores de atribución de responsabilidad expuestos en la demanda.- Proporciona su versión de los hechos y considera que el rodado del actor violó la prioridad de paso que correspondía al colectivo de la demandada, atribuyendo entonces la responsabilidad al conductor del rodado de la actora.- Desconoce los daños reclamados y los montos pretendidos y ofrece prueba.-

3ø) A fs.49/52 contesta la demanda el Dr. Tomás Francisco Lobato en representación de la Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transportes, adjuntando a fs.57/59 el poder que lo justifica.-

Realiza el mismo relato de los hechos que hizo en nombre de la aseguradora, desconoce los mismos hechos y reclamos que en la contestación a la citación efectuara, solicita la acumulación del expediente al que por el mismo hecho se sustanciaba en este Juzgado y ofrece su prueba.-

4ø) El demandado Daniel Eusebio Rodríguez, debidamente citado en su domicilio de calle Matioti nø 1912 de Mar del Plata de esta Provincia (fs.75), no se presentó a estar a derecho ni a contestar la demanda, decretándose a fs.77 su rebeldía, que se notifica por idéntico medio en el mismo domicilio (fs.85).- Posteriormente, adjuntando el poder que lo acredita, se presenta el Dr. Lobato en representación del demandado Rodríguez, cesando la rebeldía a su respecto (fs.94/96).-

5ø) A fs.65 se dispone la acumulación de ambos expedientes y el juicio se abre a prueba a fs.90/91, produciéndose las que informa el certificado de la Actuaria de fs.230, llamándose posteriormente autos para dictar sentencia, providencia que se encuentra consentida.-

Y CONSIDERANDO: Primero: La causa penal instruída a consecuencia del accidente, que obra agregada por cuerda en fotocopias debidamente certificadas, tramitó por expediente nø 24.917/93 por ante el Juzgado en lo Correccional nø 6 de este Departamento Judicial, caratulada Ramos Eduardo Adrián por Lesiones culposas, víctima Rodríguez Daniel Eusebio, en Punta Alta , concluyó con el dictado de sobreseimiento del imputado (fs.196).- Queda entonces la instancia civil en libertad de analizar la conducta del imputado con el objeto de establecer si cabe su responsabilidad en el evento (arg. arts. 1102 y 1103 del C.C.).-

Segundo: Debo examinar ahora, a la luz de lo prescrito por el art. 1113 del Código Civil la responsabilidad de sus participantes.- La norma impone la obligación de responder por los daños ocasionados en la colisión, por el riesgo y consumo de seguridad que implica la circulación de un automóvil, circunstancia que en el caso del impacto de dos vehículos implica una concurrencia de riesgos recíprocos, donde cada dueño o guardián mantiene su responsabilidad objetiva, salvo que alguno de ellos demuestre que se han dado alguna de las causas de exención que consagra la segunda parte de la norma.- Por ello, cabe analizar la incidencia causal de las conductas de ambos participantes, ya que no concurre en el caso la del agente pasivo del daño a la propiedad inmueble ni la de un tercero por el que los demandados no deban responder.-

El accidente ocurrió en la madrugada de un día lluvioso en el que el pavimento se encontraba húmedo, en una esquina sin señales lumínicas, circunstancias ambas que obligan a extremar las precauciones en la conducción.- Así resulta del acta de inspección ocular de la causa penal y la declaración de los testigos que eran transportados en los dos ómnibus.-

El siniestro tuvo lugar el día 13 de diciembre de 1992 cuando se encontraba vigente la ley 5.800 que imponía en su art.71-2 la prioridad de paso para el vehículo que se presenta por la derecha en la encrucijada, regla de singular importancia en la circulación urbana, que si fuera respetada estrictamente por los automovilistas evitaría gran cantidad de accidentes y cuya trascendencia ha sido considerada en la nueva legislación de la materia, donde se le acordó calidad de absoluta.-

La pericia accidentológica producida en la causa penal (fs.167/168) considera que si bien no existen elementos para determinar la velocidad de ambos vehículos, estima que desarrollaban una similar, ya que tomando los ejes imaginarios de calle, al cortarse entre si forman cuatro ángulos de 90ø grados y tomando el ángulo norte, la desviación de los vehículos traza una bisectriz dividiendo el mencionado ángulo en dos de 45ø grados.- Para esto debe tenerse en cuenta que siempre predomina el sentido del que mayor velocidad tiene, siempre que las masas de los mismos sea similar.- Por otra parte, los testigos que declaran en la causa penal, que eran transportados por ambos rodados, declaran que llevaban una velocidad moderada, manifestando el testigo Evangelista, que depone a fs.352/353 del expte.nø 94.132 que el vehículo de la Compañía Pampa lo hacía a mediana velocidad y no circulaba en forma rápida.- Debe descartarse entonces a la velocidad como causa del accidente de autos.-

Es de hacer notar que, según se desprende del croquis adjunto a la inspección ocular realizada en la causa penal y las fotografías adjuntas a la presente (fs.14/17 del expte.nø 96.269 y 33/34 del expte.nø 94.132), el accidente ocurrió cuando ya el rodado que tenía la prioridad de paso había traspuesto la mitad de la bocacalle, circunstancia que agrava la violación de la norma que impone tal preminencia en el adelantamiento.-

No ha existido en quien estaba asistido por la prioridad de paso, ninguna circunstancia que hubiera contribuído con la causación del accidente, por cuantole asistía el derecho de paso prioritario, no se desplazaba a excesiva velocidad y llegó simultáneamente a la encrucijada.- Era dable presumir que el conductor del colectivo de la empresa Pampa debía esperar que quien conducía el otro rodado que se presentó a su izquierda, cumpliera con la norma requerida por el código de tránsito que le impone ceder el paso a quien se presenta por la derecha.-

El embestimiento no concurrió a modo de imputación causal para neutralizar o excluir la culpa del conductor que violó la prioridad de paso, ya que el condicionante del hecho fue la mentada conducta contraria a permitir el paso de quien le asistía ese derecho de prioridad.-

La norma de la legislación de tránsito le imponía una conducta positiva, cual es reducir sensiblemente la velocidad y ceder espontáneamente el paso a quien se presenta por la derecha y ella fue desoída por el rodado que circulaba por la izquierda.-

Todas esta circunstancias analizadas imponen la responsabilidad en el evento al rodado de la empresa Techera conducido por Ramos, que de haber cedido el paso a quien se presentó a la derecha de la circulación deteniendo su vehículo para permitirlo, habría evitado el accidente.- Es de hacer notar que el acta de inspección policial de fs.1/2 de la causa penal destaca que la arteria por donde circulaba el colectivo de la empresa Pampa, constituye la entrada a la ciudad de Punta Alta desde la ruta 249 que empalma con la ruta nacional 3 en zona rural, de permanente ingreso de vehículos colectivos, y que por lo tanto debería haber extremado la precaución el vehículo que intentaba atravesarla.-

En consecuencia, considerando que la violación a la norma de prioridad de paso en el cruce ha sido la causa adecuada de producción del siniestro, la exclusiva responsabilidad en el caso debe ser atribuída al vehículo de la empresa Techera y su conductor.- La aseguradora del rodado de Luis Angel Techera, hoy Juncal Compañía de Seguros de Autos y Patrimoniales SA, que admitió la existencia y vigencia del contrato de seguro que cubría los riesgos de responsabilidad civil frente a terceros, obligándose a mantener indemne a su asegurado, deberá responder solidariamente, en los términos del art. 118 de la ley 17.418.-

Paso ahora a considerar las demandas deducidas.-

Tercero: LUIS ANGEL TECHERA (expte.nø 96.269):

Habiéndose considerado único responsable del accidente al vehículo de la empresa de Luis Angel Techera y su conductor, la demanda instaurada contra la Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transporte, su conductor Daniel Eusebio Rodríguez y a la que fue citada en garantía la aseguradora del vehículo Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada, debe ser rechazada, con costas al actor vencido (art.68 del C.P.C.).-

Cuarto: SARA OFELIA MORE de FACHAN y SILVIA PATRICIA FACHAN (expte.nø 94.132):

La citada en garantía Sociedad Cooperativa Limitada de Seguros Bernardino Rivadavia, aseguradora del colectivo de la Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transportes (fs.99/103), y a fs.155/159 el codemandado Rodríguez, chofer del micro de esa empresa, oponen excepción de falta de legitimación activa contra las actoras Sara Ofelia More de Fachan y Silvia Patricia Fachan, quienes contestan a fs.170/176.-

La defensa está fundada en que las accionantes no han acreditado su condición de titulares del dominio del inmueble siniestrado, única calidad que los excepcionantes consideran que habilita la acción.- Las actoras responden a fs.170/176 argumentando que los herederos del propietario del bien dañado se encuentran legitimados para promover la acción y que la cónyuge supérstite se encuentra facultada en su carácter de administradora y por el acuerdo unánime de todos los herederos de su esposo.-

Con el testimonio agregado a fs.30 y las copias certificadas de fs.167/169, ambos expedidos en el juicio sucesorio de Héctor Santiago Fachan, ha quedado acreditado que las accionantes revisten el carácter de herederas y que a Sara More de Fachan se la ha designado administradora de los bienes sucesorios con facultades para promover el reclamo por daños y perjuicios sufrido en el inmueble relicto.-

Cabe destacar que los herederos forzosos acceden a la posesión de iure desde la fecha del fallecimiento del causante (art.3410 del C.C.) y se encuentra ínsito su derecho al uso del bien, circunstancia por lo demás justificada con la declaración de los testigos que declaran a fs.420/438 de los autos referenciados.- Conforme lo prescriben los art.1095 y 1110 del C.C. se encuentran habilitados a promover acción personal por la indemnización del daño causado a la propiedad, tanto mueble como inmueble, no sólo el dueño, sino también sus herederos que en autos han demostrado la lesión a su interés legítimo.- Por lo tanto, la defensa debe ser desestimada, con costas a los excepcionantes en su carácter de vencidos.-

Quinto: Desestimada la excepción de falta de legitimación activa y habiéndose determinado la exclusiva responsabilidad del colectivo de propiedad de Luis Angel Techera y su conductor Eduardo Adrián Ramos, la demanda por los daños y perjuicios promovida por las herederas del titular de dominio de la vivienda que sufrió los daños en el evento, debe prosperar en su contra, y solidariamente, a su aseguradora citada en garantía, hoy Juncal Compañía de Seguros de Autos y Patrimoniales S.A., con costas a los demandados vencidos (art.68 del C.P.C.).-

La que fuera promovida contra la Compañía de Omnibus Pampa S.A. de Transportes, el conductor del rodado Daniel Eusebio Rodríguez y su aseguradora Sociedad Cooperativa Limitada de Seguros Bernardino Rivadavia, en razón de habérselos eximido de responsabilidad en el siniestro, debe ser desestimada.- Las costas de esta demanda deberán ser asumidas por los demandados contra quienes no prospera la acción, por cuanto resultó necesaria la convocatoria de ambos participantes para dilucidar la responsabilidad en el accidente, siendo las reclamantes los sujetos pasivos del daño sin intervención propia en el evento (art.68 segundo apartado del C.P.C.).-

Debe desestimarse en tanto, la demanda instaurada contra Andrea Fabiana Techera y Jorge Luis Techera, que acreditaron que la titularidad de dominio del vehículo responsable de la colisión se encontraba en cabeza de Luis Angel Techera, resultando la empresa de Viajes y Turismo Techera que reconocen integrar los accionados junto a su padre Luis Angel Techera, ajena a la titularidad imputada sobre el referido rodado, tal como resulta del oficio contestado por el Registro Automotor a fs.377/380.- Es cierto que el agente pasivo del daño no está obligado a determinar la responsabilidad de los participantes en el evento antes de promover su acción, encontrándose habilitado para hacerlo contra todos los involucrados, pero ello no la exime de efectuar las gestiones previas tendientes a establecer la persona que se ha de demandar, conforme lo prescribe el art.330 del C.P.C..-

Por lo tanto, esta demanda debe ser rechazada, con costas a las accionantes vencidas, con el alcance que determina el art.84 del C.P.C., en razón del beneficio de litigar sin gastos concedido.- (art. 68 del C.P.C.).-

Sexto: La existencia de los daños a la propiedad y su relación de causalidad con el siniestro ocurrido se encuentran acreditados con las constancias emanadas de la causa penal y las fotografías de fs.401/403 y la declaración de los testigos de fs.420/438 de estas actuaciones.-

Pero la prueba idónea para determinar los daños en forma precisa y los montos necesarios para efectuar las reparaciones resulta la pericia del ingeniero Kitlain de fs.548/559 y sus explicaciones posteriores.- El experto acompaña algunas fotografías ilustrativas de los perjuicios sufridos por la propiedad y los detalla pormenorizadamente en su informe.- Efectúa una valoración crítica de los informes producidos en la prueba anticipada producida en el expediente nø 8.383 del Juzgado de Paz de Punta Alta y agregado por cuerda, donde las partes manifestaron su disconformidad con el primero de ellos.-

Después de describir los daños y efectuar el presupuesto de los arreglos, detallando los materiales y mano de obra necesaria para su reparación, así como los honorarios profesionales atinentes a la dirección ejecutiva de la obra, comprensiva de la dirección técnica y construcción responsable, realizados los cálculos, arriba a la suma total de $11.442, en números redondos, monto por el que esta demanda debe prosperar.-

Las impugnaciones formuladas a fs.576/578 no alcanzan, a mi juicio, a conmover las conclusiones certeras y fundadas del dictamen, que considero minucioso, ilustrativo y fundado para admitir sus determinaciones.-

Séptimo: La demanda también reclama los importes que fueron necesarios abonar en concepto de arrendamientos derivados de la locación de un inmueble en sustitución de la vivienda que amenazaba su ruina después de ser apuntalada por los bomberos que asistieron el accidente.-

Esta circunstancia fue debidamente probada con el contrato de locación agregado a fs.405/406 y los recibos de alquileres pagados de fs.407/411, reconocidos por el locador a fs.420vta./421.- El mismo testigo declaró a fs.437/438 que las damnificadas tuvieron que dejar la finca locada por no poder sufragar los importes de arrendamientos.-

En consecuencia, este rubro reclamado debe prosperar por la suma de $1.000 como se demanda, desestimándose el importe correspondientes a los arriendos adeudados, que no fueron satisfechos por las accionantes, y por lo tanto no constituyen perjuicio a su favor.-

Los intereses devengados a la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus operaciones de depósitos a treinta días, deberán ser liquidados desde que cada suma por arrendamientos fue abonada hasta su efectivo pago.-

Octavo: También reclaman las actoras el daño moral experimentado a consecuencia del siniestro en su propiedad, y este es un perjuicio que debe ser reparado, a tenor de lo prescripto por el art.1078 del C.C..-

Pondero para fijar esta indemnización los padecimientos que la colisión provocó a las actoras, en una madrugada lluviosa en la que se encontraban descansado, la perturbación en el ánimo y la tranquilidad que ello seguramente ha provocado; la necesidad de abandonar la vivienda para habitar otra en alquiler que después de algunos meses tuvieron que resignar por no poder hacer frente a la erogación de sus arrendamientos; los trastornos en la salud provocados por el incidente que fueron acreditados con los respectivos certificados y reconocidos por los profesionales que los emitieron (fs.393/395 y 423vta.424); y la pérdida de los exámenes de las asignaturas detalladas en el certificado de fs.399, reconocido por quien lo emitió a fs.422.-

En base a estas consideraciones, fijo el daño moral requerido en la suma de $3.000 para cada una de las solicitantes, es decir $6.000 en su total.-

Los montos por los que prospera esta demanda, devengarán intereses a la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus operaciones de depósitos a treinta días, desde la fecha del evento dañoso hasta su efectivo pago, excepto para la indemnización fijada para atender las erogaciones por arrendamientos que serán liquidados desde que cada pago fue formalizado hasta su efectivización.-

Por todo lo expuesto y fundamentado y normas legales citadas, lo prescripto por los arts.1067,1068,1109,195,1119,1113 del C.C.,

FALLO esta causa por indemnización de daños y perjuicios: lø) Respecto a la demanda instaurada por LUIS ANGEL TECHERA contra DANIEL EUSEBIO RODRIGUEZ, COMPAÑIA DE OMNIBUS PAMPA S.A. DE TRANSPORTES y a la que fue citada SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA DE SEGUROS BERNARDINO RIVADAVIA, rechazando la demanda, con costas al actor vencido (art.68 del C.P.C.).- 2ø) Con relación a la demanda deducida por SARA OFELIA MORE de FACHAN y SILVIA PATRICIA FACHAN contra LUIS ANGEL TECHERA, ANDREA FABIANA TECHERA y JORGE LUIS TECHERA, EDUARDO ADRIAN RAMOS, COMPAÑIA DE OMNIBUS PAMPA S.A. DE TRANSPORTES, DANIEL EUSEBIO RODRIGUEZ, y a la que fueron citadas en garantía las aseguradoras SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA DE SEGUROS BERNARDINO RIVADAVIA y SOLVENCIA SOCIEDAD ANONIMA DE SEGUROS GENERALES, hoy JUNCAL COMPAÑIA DE SEGUROS DE AUTOS Y PATRIMONIALES S.A., rechazando la excepción de falta de legitimación activa opuesta por LA SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA DE SEGUROS BERNARDINO RIVADAVIA y DANIEL EUSEBIO RODRIGUEZ, con costas a cargo de los excepcionantes vencidos (art.69 del C.P.C.); haciendo lugar a la demanda contra LUIS ANGEL TECHERA, EDUARDO ADRIAN RAMOS y JUNCAL COMPAÑIA DE SEGUROS DE AUTOS Y PATRIMONIALES S.A., y condenando a los nombrados a abonar a las actoras, dentro del término de diez días de consentida la presente, la suma de pesos DIECIOCHO MIL CUATROCIENTOS CUARENTA Y DOS, con más sus intereses calculados a la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus operaciones de depósitos a treinta días, en la forma dispuesta en el considerando octavo, con costas a los demandados vencidos (art.68 del C.P.C.); rechazando la demanda contra la COMPAÑIA DE OMNIBUS PAMPA S.A. DE TRANSPORTES, DANIEL EUSEBIO RODRÖGUEZ y SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA DE SEGUROS BERNARDINO RIVADAVIA, con costas a los mismos demandados por las consideraciones expuestas en el considerando quinto (art.68 segundo apartado del C.P.C.); y rechazando la demanda contra ANDREA FABIANA TECHERA y JORGE LUIS TECHERA, con costas a las actoras vencidas y con el alcance que determina el art.84 del C.P.C..- Difiero la regulación de los honorarios para la oportunidad prevista en el art.51 de la ley 8904.- Resérvese copia (Ac.SCBA 2514).-

SARA S. PINTOS DE BAEZA



JUEZ


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje