Página principal

Julio 2010 Instituto Valenciano de Infertilidad


Descargar 21.22 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño21.22 Kb.
Julio 2010

Instituto Valenciano de Infertilidad


El Instituto Valenciano de Infertilidad -IVI- nace, en el año 1990, como la primera institución médica en España especializada íntegramente en Reproducción Humana. Desde entonces ha ayudado a nacer a más de 50.000 niños gracias a la aplicación de los más novedosos métodos de reproducción asistida.

Esto ha sido posible gracias al trabajo de un equipo multidisciplinar integrado por cerca de 1.000 profesionales altamente especializados en Ginecología, Obstetricia, Genética, Biología, Andrología, Cirugía, Medicina Materno-Fetal, Anestesia, etc. Actualmente, el EQUIPO IVI es referente obligado, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, gracias al índice de resultados en el campo clínico y de hecho, el IVI es visitado diariamente por parejas de España y de toda la geografía mundial: Hong-Kong, Australia, Alemania, Turquía, Argelia, Sudamérica, EE.UU., Grecia, Dinamarca, Reino Unido, Francia, Portugal, Canadá, Marruecos, Egipto, Suiza, etc.

Además, en IVI se ha tenido presente desde el principio la necesidad de invertir en Investigación y Desarrollo, por ello se creó la FUNDACIÓN IVI para el Estudio de la Reproducción Humana, con una finalidad investigadora y docente que beneficia también a los pacientes, ya que permite una formación permanente de los profesionales, gracias a la continua labor de estudio y de participación en congresos y reuniones en todo el mundo.

Actualmente IVI cuenta con centros en Alicante, Almería, Barcelona, Bilbao, Castellón, Las Palmas, Madrid (2), Murcia, Sevilla, Valencia (2), Vigo, Zaragoza, Lisboa, México D.F., Santiago de Chile, Panamá, Buenos Aires, Estambul y Salvador de Bahía.

El método de trabajo parte de la investigación de la pareja, pasando por el análisis, diagnóstico, elaboración del tratamiento y aplicación del mismo, hasta la evaluación del resultado, unido a un seguimiento continuo que aporte luz a otras opciones terapéuticas, por si se hace necesario cambiar el tratamiento o repetirlo en un mismo ciclo. Todo ello con la más moderna tecnología para realizar cada técnica con las mayores garantías de éxito.

En los distintos Centros IVI se realizan tratamientos como la inseminación artificial, la fecundación in vitro (FIV), la donación de ovocitos, la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), el diagnóstico preimplantatorio y vitrificación de ovocitos. Se trata de uno de los centros europeos con las mejores tasas de embarazo; de hecho, 9 de cada 10 parejas que consultan al IVI por problemas de infertilidad consiguen su objetivo.

Los servicios que ofrece IVI están constantemente adaptándose a las necesidades de los pacientes. En la actualidad las prestaciones son mucho más amplias y cubren también los campos de cirugía endoscópica, diagnóstico prenatal, pediatría, psicología y atención integral a la salud de la mujer y del varón.




Logros clínicos


El IVI hizo posible que en 1996 nacieran los primeros niños del mundo cuyo embarazo se consiguió con semen congelado procedente de tejido testicular del propio padre. De esta manera, se simplificó la técnica de tratamiento de los varones con patología seminal muy severa y se aportó a la comunidad científica una evidencia que ha sido ampliamente difundida.

En 1997, el IVI desarrolló una técnica de cultivo embrionario genuina y original: el cultivo de embriones in vitro con células maternas, con lo que se logra una mejor calidad embrionaria y una mayor tasa de embarazos en los tratamientos de esterilidad. El cocultivo embrionario, así llamado, ha tenido un rotundo éxito científico, y sólo en los centros IVI se aplica de forma sistemática por su complejidad técnica. Lo mismo ocurre con las mujeres que necesitan óvulos de donante. El IVI fue el primer grupo en el mundo en publicar los resultados de la donación de óvulos y en descubrir una serie de formas innovadoras en el tratamiento.

1999: IVI publica en la literatura científica los primeros datos que clasifican la causa por la cual muchas parejas abortan de forma repetida. Las anomalías embrionarias están en el origen de estos abortos, por lo que desde el IVI se ha desarrollado una sistemática de tratamiento en la que los embriones son analizados cromosómicamente antes de ser transferidos a la madre, solucionando así estos casos. Esta misma técnica de estudio cromosómico del embrión desarrollado in vitro mediante biopsia, permite diagnosticar la existencia de enfermedades y descartar la transferencia a la madre de embriones enfermos o con defectos en sus cromosomas. Es decir, antes incluso de que implante, los profesionales del IVI saben si un embrión va a padecer una enfermedad o un cáncer determinado.

En el año 2002 IVI consigue, por primera vez en España y gracias al Diagnóstico Genético Preimplantacional, que nazca sano un bebé cuyos padres son portadores de fibrosis quística. El logro se repite en el año 2003: por primera vez el IVI consigue diagnosticar la atrofia muscular espinal (AME) de tipo I en embriones de una pareja portadora de esta enfermedad, conocida también como enfermedad de Werdning-Hoffman.

También fue un logro de IVI que naciera en 2003 la primera hija de parejas con SIDA cuyo varón está infectado con el virus del VIH y la mujer no. La niña nació libre del virus al igual que su madre, al haberse sometido la madre a tratamiento de reproducción asistida –fecundación in vitro- posterior al lavado de semen del padre.

En el año 2004, el Prof. Carlos Simón, director de Fundación IVI, y su equipo investigador, hacen posible la derivación de las dos primeras líneas celulares en España: VAL1 y VAL2 son los nombres con las que las han bautizado. En palabras del propio Carlos Simón “el descubrimiento y utilización de la vida celular contenida en el embrión humano y la obtención de células madre embrionarias es uno de los avances más importantes para consolidar la medicina del futuro”.

En enero de 2006, el IVI consiguió por primera vez en el mundo, que una pareja portadora de linfohistiocitosis (una enfermedad que afecta al sistema inmunológico y suele ser mortal) diera a luz un bebé que no desarrollaría la enfermedad gracias al diagnóstico genético preimplantacional.

En verano de 2007 el Instituto Valenciano de Infertilidad logró los primeros nacimientos de óvulos vitrificados con la técnica del Cryo-top, originaria de Japón y pionera en España. Por primera vez la criopreservación de los óvulos representa una opción real para la conservación de la fertilidad, ya que las mujeres que decidan congelar sus óvulos tendrán en un futuro la misma capacidad reproductiva que el día que decidieron criopreservarlos, aun suponiendo que sea diez años después, sin riesgo de daño para sus óvulos provocado por el envejecimiento o por tratamientos médicos.

Además, el Instituto Valenciano de Infertilidad fue el primer centro español autorizado en 2007 por el Ministerio de Sanidad para ayudar a las parejas a gestar un bebé compatible que salve la vida de su hijo enfermo.

En abril de 2008 la Fundación IVI, puso en marcha su Programa para la Preservación de la Fertilidad con el compromiso de vitrificar de forma gratuita los óvulos y el semen a todas aquellas personas con cáncer que quisieran preservar su fertilidad antes de someterse a un tratamiento que pudiera afectar a su capacidad de tener hijos en un futuro.

En agosto de 2009 nacieron los primeros mellizos españoles concebidos tras un implante de corteza ovárica que había preservado la madre, tras haberle sido diagnosticado un cáncer. Sin duda el más claro ejemplo de que la preservación de la fertilidad es clave en pacientes con cáncer que desean ser padres en el futuro.

En 2010 IVI celebró su 20º aniversario con la satisfacción de haber contribuido al nacimiento de 50.000 bebés, además cuenta ya con 20 clínicas en 8 países y con cerca de 1.000 profesionales dedicados cumplir los deseos de miles de personas que sueñan con ser padres y madres.

Premios


El IVI como grupo, o sus distintos miembros, han sido galardonados con algunos de los premios más representativos de la profesión. Destacan, entre otros, los 8 Premios de la American Society for Reproductive Medicine (1987, 1993, 1995, 1997, 1999, 2001, 2008 y 2009); el Premio en el 2002 de la Society for Gynecological Investigation; cuatro Premios de Investigación de la Fundación Salud 2000 (1996, 1999, 2001 y 2004); los otorgados por la Sociedad Española de Fertilidad a diversos trabajos de investigación o el Ares Serono Research Award otorgado en 1998.




Directores del IVI




Prof. antonio Pellicer

Estudió Medicina en la Facultad de Valencia, realizando la especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico de esta ciudad, y la subespecialidad de Medicina Reproductiva en la Universidad de Yale (USA), y en la de Mainz (Alemania).

Actualmente ocupa la Cátedra de Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Valencia, y dirige el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario La Fe; además de ser copresidente -junto al Dr. Remohí- del EQUIPO IVI.

El Profesor Pellicer es miembro del Comité Ejecutivo de la ESHRE (European Society of Human Reproduction and Embryology); y de la International Federation of Fertility Societies. Ha sido Presidente de la Sociedad Española de Fertilidad durante los años 1994-1996.

Actualmente es miembro de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

Ha publicado más de 170 trabajos en revistas internacionales de prestigio y ha escrito 16 libros sobre distintos aspectos de la esterilidad de la pareja. Es miembro del consejo editorial de las dos revistas más importantes de la especialidad: Human Reproduction y Fertiliy & Sterility.

Por otra parte, el Prof. Pellicer fue galardonado en el año 2004 con el premio Rey Jaime I en la modalidad de Medicina Clínica.

Prof. José Remohí

Estudió Medicina en la Facultad de Valencia, realizando la especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico de esta ciudad, y la subespecialidad de Medicina Reproductiva en la Universidad de California (USA). Actualmente es Profesor Titular de Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Valencia, además de copresidente del EQUIPO IVI.



Ha publicado más de 120 trabajos en revistas internacionales y ha escrito nueve libros.

En el 2005, el Profesor Remohí obtuvo la Cátedra de Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Valencia.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje