Página principal

Juan José Martínez


Descargar 99.24 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño99.24 Kb.


EL SONIDO

EN

EL AUTOMÓVIL

Juan José Martínez







ÍNDICE



¿QUÉ ES EL SONIDO? 3

PARÁMETROS QUE DEFINEN EL SONIDO 4

TRANSMISIÓN Y ALMACENAMIENTO DEL SONIDO 5

EL MICRÓFONO 5

PREAMPLIFICADOR 6

AMPLIFICADOR (Etapa de potencia) 7

ETAPA DE POTENCIA ADICIONAL 8

ECUALIZADORES 8

ALTAVOCES 10

CARACTERÍSTICAS DE LOS ALTAVOCES 11

LOS FILTROS 12

FUENTES DE SONIDO 14

SINTONIZADOR 14

ANTENAS 14

REPRODUCTOR DE CINTAS 15

REPRODUCTOR DE CD´S 16

OTROS REPRODUCTORES 16

ARCHIVOS MP3 17

CABLEADO Y CONECTORES 17

TERMINOLOGÍA 20

EJERCICIO PRÁCTICO. 21



¿QUÉ ES EL SONIDO?

El diccionario lo define como: “Sensación producida en el oído por el movimiento vibratorio de los cuerpos que se transmite por medio de ondas”






Efectivamente, los cuerpos al vibrar emiten ondas que se transmiten a través del medio en que se encuentren principalmente, el aire, al agua, el metal, etc. Algunos medios son mejores conductores del sonido que otros, por ejemplo los indios pegaban el oído al suelo para escuchar el trote de los caballos, las ballenas emiten señales acústicas que alcanzan muchos kilómetros, etc.


Pero, ¿a qué debemos el tener el sentido del oído? Pues para que nosotros escuchemos un sonido, y lo interpretemos como una trompeta o unas palabras, las ondas sonoras procedentes de un cuerpo en movimiento (la trompeta o las cuerdas vocales del hablante) han de chocar con una membrana y hacerla vibrar en respuesta, esta membrana es el tímpano; naturalmente esta señal recogida por el tímpano será debidamente amplificada por un sistema de huesecillos y enviada al cerebro para ser debidamente interpretada.



Un claro ejemplo de transmisión de sonido es el que se produce conectando un envase de yogurt vacío con otro, también vacío, a través de un hilo en tensión; si se habla en el envase de un extremo (emisor), la pared del fondo del envase vibra con las ondas sonoras de la voz, como está conectado a un hilo en tensión (medio conductor) éste a su vez vibra siguiendo los movimientos de la membrana del envase y por tanto haciendo vibrar el segundo envase (receptor) de igual manera que el primero y aplicándolo al oído escucharemos claramente la voz emitida en el primero ¡hemos construido un teléfono que funciona con un hilo!

PARÁMETROS QUE DEFINEN EL SONIDO

¿


En qué unidades medimos la intensidad de sonido, es decir, el volumen? La unidad de medida es el decibelio (dB) cuanto más alta es la intensidad sonora mayor es el nº de decibelios que emite la fuente sonora. Ya sabemos que el sonido es una vibración, podemos representar esta vibración como una onda en una gráfica; si transformamos la onda sonora en una señal eléctrica vemos que esta onda presenta unas crestas que se corresponden con los valores máximos, a esto lo llamamos amplitud de la onda y oscilará entre un máximo de valor positivo (Tensión de pico +Vp) y un máximo de valor negativo (Tensión de pico -Vp), de lo cual deducimos fácilmente que estamos hablando de una señal de corriente alterna cuya amplitud será la tensión de pico a pico (Vpp).
D



e igual manera, si analizamos esta onda podemos calcular la frecuencia, es decir el nº de veces que se repite un ciclo (fragmento de la onda que parte de 0dB, incrementa progresivamente su valor a un máximo, pasa de nuevo por 0dB llega a un máximo valor negativo y decae hasta 0dB de nuevo) en el periodo de un segundo. La frecuencia la medimos en hercios (Hz) y es la responsable de que oigamos los sonidos mas graves, por ejemplo un tambor o un contrabajo, y los sonidos más agudos como una trompeta o un violín. A medida que comprimimos más ciclos en un segundo el sonido se va elevando de tono, por tanto se eleva su frecuencia y nosotros lo percibimos más agudo. Es una incorrección cuando no oímos bien lo que alguien nos dice y le pedimos que “eleve el tono”, si así lo hiciera tendría que hablar mas agudo (lo cual ni es fácil ni es lo que queríamos) en realidad lo correcto sería pedirle que eleve el volumen. El volumen que percibe el oído humano depende en gran medida de la frecuencia, hay frecuencias para las que está mejor diseñado nuestro oído (entre los 500Hz y los 8.000Hz aprox.); otras, sin embargo, somos incapaces de oírlas, es el caso de los ultrasonidos (frecuencias muy altas, por encima de los 18.000Hz, que aunque nosotros no podamos oír sí lo pueden hacer algunos animales como el perro) y frecuencias ultrabajas (por debajo de 35Hz)

Ya hemos dicho que un contrabajo es un i



nstrumento que emite frecuencias bajas; de la misma manera una trompeta o un violín emiten sonidos más agudos, pero ¿suena igual una trompeta dando un La natural (440 Hz) que un violín dando la misma nota? Evidentemente no, podemos distinguir un instrumento de otro. Esto es debido al timbre, algo así como el “color”. Los sonidos normalmente no son puros, es decir, los cuerpos al vibrar no producen una sola onda en una sola frecuencia, sino que generan varias, con distintas intensidades y duración, de las cuales una es la fundamental, en el caso del ejemplo sería la de 440 Hz, y otras que suenan al mismo tiempo que llamamos frecuencias armónicas. El conjunto de todas son los matices que definen un sonido frente a otro.

TRANSMISIÓN Y ALMACENAMIENTO DEL SONIDO

Para transmitir el sonido a largas distancias es preciso utilizar un medio mejor que el aire, el agua o el metal. El sistema más utilizado es convertirlo en señales eléctricas que puedan ser transmitidas, mediante conductores eléctricos, a grandes distancias y una enorme velocidad.

Además con la ventaja de que podemos almacenar esas señales eléctricas mediante sistemas magnéticos (Cintas de caset, minidisc, DAT, etc.) sistemas ópticos (Compact disc CD) o memorias sólidas (Circuitos integrados C.I.)





EL MICRÓFONO

El micrófono es un transductor, transforma señales acústicas en eléctricas. Se basa en el principio de que una bobina sometida a la variación de flujo (intensidad de campo ) de un campo magnético genera una fuerza electromotriz (f.e.m.) inducida, es decir, una diferencia de potencial (d.d.p.) o tensión. La amplitud y frecuencia de dicha onda o señal eléctrica variará en el tiempo en función de la rapidez con que la bobina atraviese la líneas de fuerza del campo magnético del imán y el nº de líneas de fuerza que corte. La bobina es movida por una membrana, ésta a su vez es movida por el choque de las ondas sonoras sobre su superficie.


Naturalmente, esta señal así generada es de una amplitud (tensión) muy pequeña, por lo que habrá que amplificarla debidamente antes de ser enviada a larga distancia o ser llevada a unos altavoces para volver a reproducir la misma onda sonora original pero a un mayor nº de decibelios (dB) es decir, a un mayor volumen.

PREAMPLIFICADOR

Es el aparato encargado de ecualizar (ajustar algunas frecuencias para mejorar el sonido según nuestro gusto, condiciones del equipo o sala de audición) y amplificar pequeñas señales que llegan de una fuente de sonido (micrófono, cápsula fonocaptora del tocadiscos, sintonizador, etc.) que suelen ser del orden de milivoltios (mV)


El preamplificador, también llamado previo, suele disponer de controles de tono para atenuar o incrementar los graves, que como sabemos son las frecuencias más bajas del espectro sonoro, y los agudos (frecuencias más elevadas). Esto nos permite tener un sonido más brillante o más oscuro según demos más ganancia (nivel de amplificación) a unos u otros.
Básicamente son dos controles, el de graves (bass) y el de agudos (treble); algunos aparatos disponen de un botón especial para realzar en gran medida las frecuencias más bajas, es el llamado “loudness”, este botón está pensado para incrementar el nivel de graves pero sólo a volúmenes moderados de sonido, ya que de lo contrario se pueden producir saturaciones y distorsiones en el sonido final, además de perjudicar a los altavoces que no estén especialmente preparados. La justificación de la existencia del “loudness” es porque el oído humano es más sensible a unas frecuencias que a otras, por lo que a volúmenes bajos, al no oír bien los graves, la música nos sonaría chillona, poco agradable.
El previo o preamplificador dispone de varias entradas con distinta ganancia (gain), de este modo un tocadiscos, que genera muy poca señal, se conectaría a una entrada especial (pick-up) con mayor nivel de amplificación. Por el contrario una platina, que produce una señal con mayor amplitud, se conectaría a una entrada con menor ganancia (line o aux), para evitar saturaciones y distorsiones. Un micrófono se conectaría a la entrada mic, etc.

AMPLIFICADOR (Etapa de potencia)

La etapa de potencia es la encargada de elevar la señal procedente del previo (mV) para poder ser enviada a los altavoces (entre 1V y 4V) o a otra etapa de potencia para conseguir un mayor nivel de amplificación. Es decir, dotar a la señal de la potencia necesaria para poder mover las membranas de los altavoces o excitar a otra etapas.


Normalmente el previo y el amplificador forman un mismo aparato y en el caso de los destinados al automóvil integra además el sintonizador de radio FM y el de AM, el lector de CD’s, de minidisc u otros como archivos mp3, DVD, etc.
En realidad cuando nos referimos al amplificador estamos hablando de dos amplificadores, ya que hoy en día todos los aparatos reproducen en estéreo, es decir, dos señales distintas que han de ser tratadas de manera diferenciada. Este efecto diferenciador entre el canal izquierdo (L) y el derecho (R) logra que nuestros oídos tengan la sensación de amplitud, de que cuando escuchamos una orquesta los sonidos salen de sitios distintos según sean unos instrumentos u otros.
Cuando ajustamos el volumen movemos un potenciómetro que incrementa o atenúa el nivel sonoro de los altavoces, pero en realidad estamos ajustando dos potenciometros dispuestos en tándem, uno para el canal L y otro para el canal R.
¿Significa eso que no podemos disponer de mayor volumen en el canal L que en el R? No, para lograr ese efecto disponemos de un mando que incrementa la señal en un canal en la misma proporción en que atenúa la del otro, a esta operación se le denomina panoramizar (pan) y el mando en cuestión es el balance (bal)
De manera análoga, los amplificadores con salida (speaker out) para cuatro altavoces poseen además otro mando para lograr un equilibrio sonoro entre los altavoces traseros y los delanteros, es el llamado “fader”.
Todos los amplificadores trabajan dentro de unos parámetros de amplificación determinados, si forzamos al máximo un amplificador obtendremos como consecuencia un distorsión del sonido, una saturación que afectará gravemente a la calidad del sonido, a los altavoces por un exceso de señal y al propio aparato por hacerlo trabajar al límite con el subsiguiente sobrecalentamiento de los transistores de salida.

ETAPA DE POTENCIA ADICIONAL

Es un nuevo paso en la amplificación de la señal, se utiliza para obtener mayor potencia de salida hacia los altavoces. Normalmente se utiliza para reforzar los graves en los altavoces traseros que se instalan en el automóvil.


Puede disponer de entradas diferenciadas con distinta ganancia de entrada para señales procedentes del preamplificador o del amplificador, ya que los modernos aparatos reproductores destinados al automóvil suelen poseer una salida de audio adicional proveniente directamente del previo, con lo cual evitamos pérdidas de calidad de la primera fase de amplificación sin que ello signifique una menor potencia conseguida a la salida de la etapa final.


No suelen llevar botón de encendido (power, on/off) sino que poseen una entrada (remote) para un control remoto del aparato, de manera que cuando se conecta el aparato principal la etapa se activa.
Tampoco llevan controles de tono, volumen, balance, fader, etc. Sí suelen llevar un ajuste de ganancia, ya que no todos los aparatos reproductores a los que son conectadas tienen la misma potencia de salida, es decir la misma amplitud de señal, por lo que para lograr un rendimiento óptimo libre de distorsiones hay que ajustar el nivel de entrada (gain)
Aquellas etapas que se pueden utilizar con dos o cuatro altavoces poseen un conmutador (2/4 speaker) para aprovechar al máximo toda la potencia disponible sumando etapas (las que lleva internas para cada una de las salidas de altavoces) Algunas disponen de una quinta salida para altavoces destinada a frecuencias bajas, es el efecto “surround” de sonido envolvente.
Debido a la potencia de estos aparatos suelen disponer de aletas de refrigeración de aluminio y en su gran mayaría están construidas con carcasa del mismo metal, por cuestiones estéticas, térmicas y de solidez.

ECUALIZADORES

Con el objeto de mejorar el sonido y adaptarlo a nuestro gusto personal se pueden instalar ecualizadores de señal.


Los ecualizadores atenúan o realzan la amplitud de determinadas frecuencias. Cada uno de los potenciómetros de ajuste, normalmente deslizantes, afecta a una gama de frecuencias, que se llama banda o cortes. Cuantas más bandas posea el ecualizador más posibilidades de ajuste de la señal tendrá el aparato.
Suele tener cortes desde las frecuencias más bajas audibles de alrededor de los 40Hz hasta las más altas 16.000Hz sin llegar a los ultrasonidos, que como sabemos son inaudibles por el oído humano. Por ejemplo, un ecualizador (EQ) de diez bandas tendrá 31Hz – 62Hz – 125Hz – 250Hz – 500Hz – 1KHz – 2KHz – 4KHz – 8KHz y 16KHz. Con un rango de ganancia para realzar o atenuar cada banda de +18dB hasta –18dB.
Un mismo equipo de sonido instalado en automóviles distintos suena de manera totalmente distinta. Si, pongamos por caso, en uno se han montado los altavoces traseros en la bandeja, es posible que suenen los graves en exceso, en cuyo caso habría que atenuar las frecuencias molestas, las bajas. Puede que en otro automóvil esos mismos altavoces traseros se hayan montado en los paneles laterales, con los cual no habría tanta caja de resonancia de graves, si además el aislamiento sonoro del vehículo es deficiente es posible que el ruido del motor nos tape los sonidos graves por lo que, en este caso, habría que realzarlos con el ecualizador.
Existen ecualizadores en los cuales los ajustes de una banda afectan a los dos canales L y R simultáneamente y otros con potenciómetros para canal L y potenciómetros para canal R.
Los ecualizadores reciben la señal procedente de la fuente (radiocaset, lector de CD’s, etc.) antes de dirigirse a los altavoces; después de ser ajustada con el ecualizador puede ser dirigida a una nueva etapa de potencia o directamente a los altavoces. Pueden tener 2 ó 4 salidas y por tanto han de poseer balance (2 salidas) o balance y fader en el caso de 4 salidas. Así mismo, poseen botón de encendido (power-on/off) -aunque en algunos aparatos se encienden directamente al activar el radiocaset del mismo modo que las etapas de potencia – y, normalmente, un botón llamado “by-pass” que nos posibilita escuchar el sonido tal cual le llega a la entrada del ecualizador, sin que se vea afectado por los ajustes que hayamos realizado en las distintas bandas.


A la hora de enfrentarnos a la ecualización de un equipo de sonido es aconsejable situar todos los controles de tono, balance y “fader” del aparato fuente en posición neutra, “loudness” desconectado. Después también situaremos todos los potenciómetros de las bandas en 0dB y a partir de ahí iremos atenuando y realzando cada banda para ver los efectos que produce y si nos gusta el resultado. Es preferible retocar sólo aquellas frecuencias que lo necesitan realmente y no realizar ajustes “a ojo” en función de la curva de ecualización (la representación gráfica de ajustes de ecualización tipo para determinadas músicas como jazz, disco, clásica, etc. que en cierta medida se parece a la curva que adopta la línea de potenciómetros tras el ajuste). Tras el ajuste conviene pulsar el “by-pass” para comprobar que efectivamente el sonido mejora con nuestra actuación.
Resulta aconsejable ecualizar siempre con una música que conozcamos, con una amplia gama de sonidos que incluya la voz y que sepamos cómo debería sonar con calidad.

ALTAVOCES

Una vez que hemos procesado la señal, dotándola de la amplitud suficiente, ecualizándola según nuestro gusto y necesidades, etc. para que sea posible escucharla hemos de transformarla de nuevo de una señal eléctrica en una onda sonora que se transmita a través del aire para llegar a nuestro oído.



Para ello utilizamos los altavoces. Están constituidos, básicamente, por una membrana de cartón o fibra con forma de cono; unida por su perímetro a una estructura metálica o de plástico duro mediante un material flexible de goma o cartón. Por el centro lleva unida una bobina de hilo muy fino que se encuentra sumergida en un campo magnético permanente, procedente de un imán, también sujeto al chasis.

Cuando la señal eléctrica alterna atraviesa la bobina genera en ésta unos campos magnéticos que cambian de polaridad constantemente, en función de la onda senoidal de la señal. Este campo magnético cambiante de la bobina interactúa con el campo magnético fijo del imán, siendo repelida o atraída la bobina por el imán según su polaridad en cada fracción de tiempo (polos de distinto signos se atraen y de igual signo se repelen) Los movimientos de la bobina (y por tanto del cono del altavoz que produce la onda sonora) serán tanto más acusados cuanto mayor sea la amplitud de la onda, es decir mayor tensión de pico (Vp) presente la señal (más dB de onda sonora en el cono del altavoz), y serán más rápidos o lentos cuanto más alta o baja sea la frecuencia de la señal (sonidos más agudos o graves).

CARACTERÍSTICAS DE LOS ALTAVOCES

No todos los altavoces son iguales ni sirven para todos los sonidos. Los altavoces destinados a emitir ondas sonoras con frecuencias más bajas tienen un mayor diámetro de cono que los destinados a sonidos más agudos. Se ha introducido la terminología inglesa a la hora de clasificar los altavoces (loudspeakers). Los destinados a sonidos más graves se denominan “woofer” y “subwoofer” y los de frecuencias más altas, con un diámetro muy reducido, se denominan “tweeter”.

E

xisten altavoces de una, dos, tres y cuatro vías, es decir, llevan filtros que son capaces de separar las señales de entrada según sus frecuencias, dejando pasar las más bajas a una parte del altavoz, la de la membrana de mayor diámetro, las intermedias a un altavoz más pequeño sujeto a la misma estructura pero por encima del cono principal y las más altas a un “tweeter” (fijado de modo análogo al de frecuencias intermedias en la estructura principal). Es decir, que se trata de varios altavoces distintos unidos en una estructura, con una sola entrada y filtros para separar la señal según la frecuencia.



O


tro dato muy importante de los altavoces, aparte de la curva de respuesta (es decir, qué tipo de sonidos reproduce mejor), es su impedancia. La impedancia es la resistencia óhmica de la bobina. Ocurre que la resistencia en los altavoces no tiene un valor fijo sino que depende de la frecuencia de la señal que atraviesa la bobina, es por eso que no hablamos de resistencia (R) sino de impedancia (Z) aunque el valor se da, por supuesto, en ohmios. Si medimos, por ejemplo, un altavoz de 4 ohmios con un ohmiómetro probablemente obtengamos un valor de 3’6 ohmios debido a que la pila del medidor utiliza corriente continua y por tanto de frecuencia igual a cero; sólo será de 4 ohmios para una determinada frecuencia de funcionamiento.

También es un dato fundamental la potencia del altavoz, se expresa en vatios y nos indica si acepta señales más o menos potentes (con mayor o menor tensión e intensidad). Si acoplamos un altavoz de poca potencia a una etapa de mayor potencia nominal, corremos serios riesgos de quemar la bobina del altavoz en el peor de los casos y de producir distorsiones y saturaciones, con evidente merma de la calidad sonora, en el mejor. Como regla general siempre hay que acoplar altavoces de mayor potencia nominal que la etapa, pero sin que haya una diferencia tan grande que la etapa sea incapaz de mover correctamente la membrana del altavoz, ya que perderemos potencia y calidad. Los altavoces de graves (woofer y subwoofer) y de medios deben ser de una potencia un 50% mayor que la potencia de salida del aparato. Por ejemplo: para una potencia de salida de 30 vatios han de instalarse altavoces de 45 vatios (30 vatios más 50% de 30). Sin embargo la potencia del tweeter puede ser igual a la potencia de salida del aparato.

Con respecto al acoplamiento de varios altavoces a cada salida de altavoz de un equipo (por ejemplo cuatro altavoces en un aparato con sólo dos salidas) siempre hay que tener en cuenta la impedancia total de la asociación de altavoces (sea en montaje paralelo, serie o mixto), así como la potencia total; según las reglas ya conocidas de asociación de resistencias, para ver si el aparato acepta esa impedancia (según los datos técnicos del equipo). En cualquier caso jamás hay que permitir que la asociación dé cómo resultado una impedancia menor que la tolerada por el aparato, ya que en ese caso la intensidad de salida del aparato se incrementaría al encontrar una menor resistencia (a menor resistencia mayor intensidad para un mismo valor de tensión, según la Ley de Ohm) pudiéndose originar la rotura de la etapa de amplificación.

Es muy importante conectar correctamente los altavoces, atendiendo a su polaridad. Para reproducir fielmente el sonido original, proceda de un micrófono o de cualquier otra fuente, la polaridad ha de ser la correcta, de lo contrario la membrana del altavoz se moverá en dirección contraria y aunque aparentemente sonará igual en realidad no es así. Si uno de los altavoces no se encuentra en fase, es decir, conectado el positivo de salida del amplificador al positivo del altavoz, se perderá parte del sonido y además el efecto estéreo será irregular y el sonido parecerá proceder de un lugar indeterminado en la sala de audición.

Los altavoces llevan marcada la polaridad con los signos (+) y (-). También puede ir marcado el (+) con un punto o pegatina de color rojo, el negativo con el color negro.

En caso de falta de marcaje de la polaridad del altavoz se puede averiguar conectando una pila de 1’5v a los terminales del altavoz. La membrana sufrirá un desplazamiento, si éste es hacia fuera entonces el terminal positivo del altavoz será aquel al que hemos conectado el (+) de la pila.



LOS FILTROS

Como hemos visto, no todos los altavoces responden igual a todas las frecuencias por lo que se destinan unos a reproducir principalmente las frecuencias más bajas (los de graves o “woofer”) otros a frecuencias intermedias y otros a frecuencias elevadas, los de agudos o “tweeter”. Pero para que esto sea así hemos de poder separar la señal constituida por toda la gama de frecuencias que tiene el sonido original en varias señales diferentes con gamas de frecuencias distintas en cada una; de esta manera podremos enviar a los altavoces de graves señales que abarquen frecuencias hasta 250Hz, por ejemplo, desde 250Hz hasta 5.000Hz a los de medios y las señales con frecuencias por encima de 5.000Hz a los tweeter.

¿Cómo podemos separar las señales? Mediante los filtros. Todos se basan en la combinación de condensadores, bobinas y resistencias y a veces circuitos electrónicos de control.

El principio de funcionamiento es el siguiente: Si hacemos pasar una señal eléctrica alterna a través de un condensador, ésta pasará con mayor o menor dificultad en función de la frecuencia de la misma y de la resistencia del circuito. En el circuito de la figura 1 hay representado un filtro del tipo RC, es decir, condensador y resistencia. Existe una frecuencia de corte (fc) para la cual el condensador se comporta como si fuese un conductor normal, es decir que la señal alterna pasaría a través del condensador sin problemas, pero frecuencias inferiores a la de corte no podrían pasar en su totalidad. Para frecuencia 0, es decir, corriente continua, el condensador se comporta como un circuito abierto. La frecuencia de corte de un filtro se calcula con la fórmula: fc=1/2RC donde fc es la frecuencia de corte expresada en Hz, R la resistencia en  y C el condensador en Faradios (F).



Este sería un filtro pasivo, la frecuencia de corte no sería ajustable por el usuario del equipo de sonido. Sin embargo, existen otro tipo de filtros denominados activos, con circuitos electrónicos que permiten que la señal, además de ser separada por frecuencias, puede ser atenuada o realzada e incluso cambiar la frecuencia de corte con un potenciómetro ajustable, es el caso del “crossover”. Un paso más lo constituyen los procesadores de señal, en los que la señal se mejora notablemente mediante un análisis y una optimización de la misma, en cuanto a frecuencia de corte, ajuste de nivel, control de saturaciones, etc.

En resumen, los filtros nos permiten separar la señal de entrada y sacarla por diferentes “vías” en función de su frecuencia. Existen pasivos (RC – resistencia y condensador y LC – bobina y condensador) y activos como el crossover y los procesadores de señal; de dos, tres y cuatro vías. Los filtros destinados a dejar pasar las frecuencias bajas y cortar las altas se llaman pasa-bajos; los que cortan las frecuencias bajas y dejan pasar las altas se llaman pasa-altos. Se llaman pasa-banda aquellos que dejan pasar sólo las frecuencias intermedias realizando un corte por arriba y otro por abajo.



FUENTES DE SONIDO

Aparte del micrófono, ya estudiado, podemos disponer de distintas fuentes de sonido como son:



SINTONIZADOR

Capta las ondas electromagnéticas procedentes de los emisores. Existen varias formas de codificar la señal sonora en forma de ondas electromagnéticas. Básicamente utilizamos dos: la frecuencia modulada (FM) y la onda media (AM) que se basan en dos métodos distintos para transportar esa información.


Normalmente las emisoras de AM suelen emitir programas de noticias, información, tertulias, etc. En las de FM se suelen emitir programas musicales y de entretenimiento. La FM es la más sintonizada por los amantes de la música por la variedad de programas y la calidad sonora; además, todas las emisoras emiten en estéreo y los receptores disponen de LED’s que se iluminan al recibir la señal en estéreo.
Para un óptimo ajuste en la recepción AM, según la antena que hayamos instalado y el lugar de la instalación (aleta delantera, techo, portón posterior, etc.) dispone de un potenciómetro de ajuste, llamado “trimmer” al que se accede con un destornillador plano muy fino y largo, ya que a veces está situado en el interior del aparato.

ANTENAS

La antena es la encargada de captar las débiles ondas electromagnéticas para que puedan ser seleccionadas y amplificadas en el sintonizador. Hay varias clases para ser instaladas en el vehículo:


- Telescópica: Una serie de tubos cilíndricos que encajan unos dentro de otros y que permiten replegar la antena cuando no va a ser utilizada. Las hay extensibles manualmente y automáticas. Las automáticas llevan un motor activado por un relé; por tanto, a la antena automática habría que conexionarle una toma de alimentación Vcc+, una buena toma de masa (imprescindible además en todas las antenas para asegurar una buena recepción) y una señal de activación del relé procedente del aparato reproductor de +12V.
- De Techo: Constituidos por una varilla, normalmente con una rosca en la base para poder ser desmontada fácilmente por el usuario; también se puede instalar en los montantes laterales delanteros. Hay algunos vehículos equipados con telescópicas de techo que se introduce en el interior del montante delantero izquierdo aprovechando su estructura hueca. Aunque las antenas de techo se pueden instalar tanto en la parte delantera como en la trasera, el mejor rendimiento se obtiene en la delantera, ya que, por un lado la varilla puede ser más larga y por otro el cable que lleva la señal desde la varilla al sintonizador es mucho más corto.

Hay antenas de techo que incorpora un amplificador de señal, aunque cada vez se usan menos debido a su aparatosidad y a que hay que dotarlas de alimentación positiva, es decir, lleva unos cables hasta el techo.

Suele ser frecuente instalar estar antenas de manera que el acceso al interior del vehículo se haga a través de la oquedad practicada para la luz interior.
- De Interior: Son antenas electrónicas, es decir, llevan un circuito amplificador, suelen colocarse en la luna trasera o en la delantera y el sistema de fijación es mediante un adhesivo. Hay otro sistema que aprovecha el circuito de la luneta térmica como receptor, ya que, aunque la luneta está alimentada con 12Vcc+ al ser corriente continua, ésta no es capaz de atravesar los condensadores de desacoplo que separan el circuito amplificador de la antena de la corriente continua de la luneta térmica. Los condensadores de desacoplo, en cambio, dejan pasar con total libertad las señales eléctricas alternas debido a su alta frecuencia.


REPRODUCTOR DE CINTAS

Ha sido el aparato más extendido entre los usuarios de automóviles, aunque ya ha sido desplazado por el reproductor de CD´s y últimamente otros como los DVD y MP3.

Dispone de unos rodillos de arrastre para hacer pasar una cinta magnética, donde se encuentra grabada la información, delante de un cabezal de lectura que interpreta las variaciones magnéticas de la cinta y las convierte en una señal eléctrica alterna con amplitud y frecuencia variable. El paso de la cinta rozando el cabezal de lectura produce un desgaste de éste con el paso del tiempo, por lo que habría de ser sustituido al cabo de un número determinado de horas de funcionamiento. De igual modo, las cintas llevan partículas férreas para poder contener información magnética, estas partículas se van depositando en el cabezal que va perdiendo así capacidad de reproducción. Se nota el desgaste y la suciedad, sobretodo, en una pérdida acusada en la reproducción de agudos.

Otro defecto que aparece con el tiempo, es que al ser impulsada la cinta, mediante unos rodillos arrastrados por un motor eléctrico gracias a una goma elástica, la velocidad de arrastre puede no ser uniforme - con lo que los sonidos varían su frecuencia (parece que “la cinta llora”) - o incluso nula si se ha estirado demasiado o se ha roto. Otro problema añadido es que al ser el soporte de la información una cinta con grabación magnética, ésta puede ser alterada o incluso borrada si se sitúa la cinta demasiado cerca de altavoces o campos magnéticos intensos.

El aparato normalmente conmuta de sintonizador a reproducción de cinta al introducir un cassette. Si esta conmutación no se produce o se realiza mal, hay que revisar la palanca que acciona dicho conmutador en el interior del aparato al introducir la cinta.

REPRODUCTOR DE CD´S

Si en el reproductor de cintas la información es leída en formato analógico por el cabezal, en el lector de CD´s se dispone de un rayo láser para leer una información digital (basada en el sistema binario de “1” y “O”) por lo que hay que adoptar precauciones si hacemos funcionar un aparato sin la tapa, ya que se pueden producir lesiones en la vista por la incidencia del rayo láser en el ojo.

Tiene mejor reproducción del sonido, con la ventaja además que no se desvirtúa con el tiempo, es decir, no se pierden los agudos por desgaste como en el caso de las cintas. Sin embargo, es más sensible a los golpes y baches de la carretera, por lo que a veces, “salta”, aunque lleva sistemas para evitar estos saltos, especialmente los de más calidad.

Existen reproductores-sintonizadores y también reproductores de cintas-sintonizadores + cargador de CD´s. En el caso de cargadores se pueden instalar en el maletero y ser controlados desde el aparato principal, pueden introducirse varios CD´s para seleccionar el que queremos y sin tener que abrir el maletero para cada cambio.

El gran enemigo de los CD´s es la suciedad, polvo, huellas de dedos, etc... y los rayos solares. Como los CD´s están realizados en gran parte de materiales plásticos no deben ser expuestos a fuentes de calor intensas, por ejemplo, dejarlos en la bandeja trasera cuando aparcamos el coche al sol, ya que se deforma imposibilitando su lectura.

OTROS REPRODUCTORES

Existen otro tipo de formatos para ser reproducidos tales como minidisc, que utiliza discos que giran con información magnética pero digital; por tanto, susceptibles de perder la información por la cercanía de campos magnéticos intensos (altavoces, transformadores...) El Dat (Digital Audio Tape) lleva un formato con una cinta especial con información magnética en formato digital. Muy buena reproducción de toda la gama de frecuencias y fidelidad.



ARCHIVOS MP3

Este formato comprime archivos de música de manera que en un solo CD podemos llevar cientos de canciones. En realidad lo que hace es, entre otras cosas, eliminar aquellas frecuencias no audibles para el oído humano, con lo cual elimina información no útil y reduce el espacio que ocupa la información que necesita para cada canción.



CABLEADO Y CONECTORES

En cuestiones de sonido hay que prestar una especial atención al cableado para evitar pérdidas de señal, deterioro de los aparatos, etc...


-Alimentación de aparatos: Los aparatos destinados al automóvil funciona con una tensión de alimentación de 12 voltios corriente continua (+12 Vcc). No obstante, funciona igualmente con tensiones de hasta 14´5V, sin embargo, cuando la tensión decae por debajo de los 12V tenemos una pérdida de potencia en la señal de salida o incluso una nula señal de salida.

Normalmente, utiliza dos cables, uno con tensión fija a 12V que se mantiene aunque quitemos la llave de contacto; sirve para alimentar el reloj, la memorización de las emisoras y los ajustes programables. Además tiene otro cable de alimentación que desaparece al quitar la llave de contacto y al accionar el motor de arranque.

Esto es necesario para evitar que agotemos la batería si, por descuido, abandonamos el coche dejándonos el aparato conectado. Por otro lado, al accionar el motor de arranque, necesitamos toda la energía disponible para accionar el mismo, por lo que automáticamente se desconecta el aparato de música.

Cada uno de estos cables lleva su propio fusible de protección. En cuanto a la alimentación negativa se realiza con un cable directo del chasis del vehículo, de la sección apropiada para evitar caídas de tensión.

Disponen de una o varias salidas de +12 Vcc adicionales, suministran tensión al encender el aparato principal para la activación remota de etapas de potencia, cargadores de CD, ecualizadores o antenas eléctricas.
- La conexión a los altavoces se realiza mediante salidas independientes, bien con (+) y (–) para cada altavoz o bien con (+) diferenciados para cada altavoz y (–) común para los altavoces del lado derecho y otro (–) común para los del lado izquierdo.

En aquellos equipos con etapas de potencia se suelen utilizar cables para altavoces con una sección especial sobredimensionada, de manera que se reduzcan al mínimo las pérdidas por resistencia del cable.


- En cuanto a los cables de señal, es decir, los que utilizan una tensión muy pequeña y que proceden del preamplificador para ser amplificados directamente por las etapas de potencia, se utiliza indefectiblemente cable coaxial, que utiliza un “vivo”(+) que va rodeado de un apantallamiento formado por una malla que envuelve al vivo o vivos (en el caso de cables con dos conductores más la malla)

Como la señal es muy pequeña se ve perturbada por “ruidos parásitos”, interferencias de ondas electromagnéticas, saltos de corriente, etc.. Esta perturbación se evita en gran medida utilizando una malla como tierra para rodear el (+) y también utilizando conectores de calidad; algunos conectores para asegurar un buen contacto llevan un baño muy fino en oro, el cual prácticamente no se oxida. En el automóvil hay que realizar un buen “desparasitaje” para evitar estas molestas interferencias (en muchos casos producidas por el propio automóvil). Se utilizan cables y bujías especiales con filtro antiparasitario, condensadores en zonas donde se producen saltos de chispa, como alternador, motor de la calefacción, etc. También se utilizan mallas para unir capós y portones al chasis, ya que la unión a través de las bisagras suele ser insuficiente, filtros en la entrada de alimentación de los aparatos de audio, etc.

Los cables de señal que se dirijan a la parte trasera del vehículo, así como los de altavoces, se deben pasar por debajo del plástico embellecedor del larguero del vehículo por el lado contrario al que acoge al maceado principal de la instalación original del vehículo. Esto contribuye a evitar interferencias. Hay que tener precaución al atornillar de nuevo el embellecedor para no tocar con los tornillos ninguno de los cables de la instalación.

Evidentemente, cualquier cableado, por muy bueno que sea, realizará deficientemente su misión si el conexionado del mismo se realiza con soldaduras defectuosas, malos empalmes, etc...


Hay que procurar que los cables de señal no estén cerca de otros cables del auto, para evitar al máximo los ruidos parásitos. Por otro lado hay que llevar especial cuidado cuando se atornillan paneles, embellecedores, etc... para no pellizcar con los tornillos los cables. Hay que tener en cuenta que cuando rozamos un cable con un tornillo (o cuando no protegemos un cable al pasar por un orificio practicado en una chapa con un pasamanos) si es un cable de alimentación +Vcc se produce un cortocircuito y como hemos protegido los cables de alimentación con fusibles, se fundiría el fusible correspondiente. Sin embargo, si ese mismo fallo lo tenemos con un cable de salida para altavoces se provoca el cortocircuito en los transistores de salida internos del aparato, los cuales se sobrecalientan y se queman, inutilizando el aparato.
- Conectores: Hay distintos tipos de conectores según el tipo de señal que deben conectar, hay cables para alimentación (+) y (–) utilizan conectores del tipo faston (del inglés fast-on, rápida conexión) en sus distintas versiones y tamaños. También para las tomas de tierra se utilizan los terminales universales, los cuales permiten sujetar un cable con un tornillo al chasis.

Actualmente, van dentro de un conector estándar para todos los automóviles de manera que los aparatos que sigan esta norma sólo han de enchufarse al conector, sin preocuparse de cual es cada cable, ya que el fabricante ha conectado todo en la preinstalación. Son los conectores ISO, cuyo conexionado puedes ver en la imagen.



Los conectores para altavoces, suelen utilizar faston, de presilla y también se han utilizado profusamente los “punto-raya” en los cuales el punto (pin redondo) es el (+) y la raya (pin plano) es el (-).


E

n cuanto a los de señal, se utilizan del tipo RCA, que llevan un pin central (+) rodeado de un aislante y más externamente rodeado de una chapa para conectar el (-). Los hay de colores: rojo y negro fundamentalmente, aunque también los podemos encontrar blancos, amarillos, etc. para diferenciar un canal de otro (L y R).

Otros conectores que se utilizan en sonido, aunque raramente en el automóvil, son los de tipo jack en las versiones mono y estéreo, mini-jack, DIN de 3 y cinco puntas y los del tipo XLR-3, más profesionales.



TERMINOLOGÍA





Término

Aplicación

Aux.

Entrada de fuente auxiliar (un reproductor DAT, etc.)

Bal

Balance ente canal izquierdo y derecho

Bass

Control de graves

By-pass

Cuando se activa, la señal de entrada es la misma que la de salida, no siendo afectada por el filtro, ecualizador, etc.

CD

Compact Disc

CI

Circuito Integrado

DAT

Digita Audio Tape (Cinta de audio digital)
dB

Decibelio

EQ.

Ecualizador

F (Front)

Frontal (disposición de altavoces)

Fader

Balance entre delante y detrás

Fono

Tocadiscos (vinilos)

Gain

Ajuste de ganancia

Hz

Hercios

In/Input

Entrada

L (Left)

Izquierdo (disposición de altavoces)

Line

Entrada o salida de línea (señal con cierto nivel)

Loudness

Realce de graves para volumen bajo

Loudspaker

Altavoz

Mic.

Entrada de micrófono (señal de bajo nivel)

Midle

Frecuencias medias

Mono

Señal mono

Off

Apagado

On

Encendido

Out/Output

Salida

Pick-up

Tocadiscos (vinilos)

Platina

Reproductor de cintas de audio

Power

Encendido

R (Rear)

Trasero (disposición de altavoces)

R (Right)

Derecho (disposición de altavoces)

Remote

Salida de tensión para activación de etapa de potencia

Speaker

Altavoz

Stereo

Señal estéreo

Subwoofer

Altavoz de subgraves

Surround

Sonido envolvente

Tono

Ajuste de frecuencias (realce de agudos o graves)

Treble

Realce de agudos

Tweeter

Altavoz de frecuencias muy elevadas

Woofer

Altavoz de graves

Mute

Botón de silenciado de señal



EJERCICIO PRÁCTICO.

Haz la configuración de un equipo eligiendo de las opciones que se te dan y dibuja el esquema de conexionado de todos los elementos. Utiliza colores distintos para el cableado y pon la terminología adecuada en las entradas, salidas, cableado, alimentación, etc. Explica que elementos situarías en cada sitio y porqué, (ubicación de altavoces, antena, etapas, ecualizadores, etc.) Explica también porqué has elegido cada elemento.


RELACIÓN DE ELEMENTOS DISPONIBLES


  • Reproductor AM/FM + Lector de CD’s Kenwood integrado. 2 salidas de 20 w. Que admiten 4 y 8. (+12Vcc.) Salidas de señal RCA L y R

  • Reproductor AM/FM + cargador de CD’s Kenwood. 2 salidas de 45 w. Que admiten 4 y 8. (+12Vcc.) Salidas de señal RCA L y R + surround

  • Reproductor AM/FM + Lector de CD’s Sony. 2 salidas de 45 w. Que admiten 4 +12Vcc.

  • Reproductor AM/FM + Lector de CD’s Sony + reproductor de cintas. 4 salidas de 20 w. Que admiten 4 y 8. +12Vcc. Salidas de señal RCA L y R

  • Etapa de potencia de 80+80w. 2 entradas RCA y 2 de “high gain” 2 salidas que admiten altavoces de 4

  • Etapa de potencia de 100+100w. 2 entradas de “high gain” 2 salidas que admiten altavoces de 4

  • Etapa de potencia de 180+180w. 4 entradas de “high gain” 4 salidas que admiten altavoces de 4

  • Etapa de potencia de 120w. 1 entradas RCA y 1 salidas que admiten altavoces de 8

  • Altavoz 2 vías 4 pulgadas. 40w 4

  • Altavoz 2 vías 4 pulgadas. 20w 4

  • Altavoz 3 vías 4 pulgadas. 120w 8

  • Altavoz 3 vías 6 pulgadas. 80w 4

  • Altavoz 2 vías 4X6 pulgadas. 100w 4

  • Altavoz 3 vías 4 pulgadas. 40w 6

  • Altavoz 2 vías 4 pulgadas. 40w 4

  • Altavoz 1 vía 10 pulgadas. 160w 4

  • Altavoz 1 vía 10 pulgadas. 80w 8

  • Altavoz 1 vía 12 pulgadas. 200w 4

  • Altavoz 1 vía 8X12 pulgadas. 180w 4

  • Equalizador 7 cortes 4 salidas balance y fader

  • Equalizador 10 cortes 2 salidas balance

  • Equalizador 10 cortes 4 salidas balance y fader

  • Antena interior adhesiva

  • Antena de techo electrónica

  • Antena de techo de varilla

  • Antena telescópica

  • Antena telescópica automática

  • Antena electrónica luneta térmica

  • Tweeter Pioneer




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje