Página principal

Jose antonio velasquez corte Suprema de Justicia


Descargar 16.88 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño16.88 Kb.

República de Colombia

S
egunda instancia T. 30582

JOSE ANTONIO VELASQUEZ
Corte Suprema de Justicia


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE DECISIÓN PENAL DE TUTELAS

Magistrado Ponente:

YESID RAMÍREZ BASTIDAS

Aprobado Acta N°063.

Bogotá, D. C., mayo tres (3) de dos mil siete (2007).



VISTOS:
La Sala decide la impugnación interpuesta por el ciudadano JOSE ANTONIO VELASQUEZ, contra la decisión proferida el 26 de febrero del año en curso por la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, a través de la cual negó el amparo de los derechos fundamentales al mínimo vital, a la vida, a la seguridad social, debido proceso y el acceso a la administración de justicia, presuntamente vulnerados por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cundinamarca.

ANTECEDENTES Y FUNDAMENTOS DE LA ACCIÓN:

1. JOSE ANTONIO VELASQUEZ a través de apoderado instauró demanda laboral contra BOGOTA D.C., diligencias que conoció en primera instancia el Juzgado Veinte Laboral de esta ciudad, autoridad judicial que mediante sentencia del 14 de julio d 2006, resolvió condenar a la parte demandada al reconocimiento y pago de la pensión sanción a favor del actor.


2. Al ser apelada la anterior decisión, las diligencias pasaron el 31 de agosto siguiente a la Sala Laboral del Tribunal Superior de Bogotá, pero posteriormente el expediente fue remitido a la Secretaría del Tribunal de Cundinamarca para dar cumplimiento al acuerdo PSAA05-3032 de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.
3. JOSE ANTONIO VELASQUEZ solicitó a esa Corporación se profiriera la sentencia de segunda instancia en el menor tiempo posible, y la magistrada ponente el 13 de octubre de 2006 le informó que el expediente llevaba al despacho dos (2) días, por lo tanto debía esperar su turno para fallo en virtud del numeral 6° del artículo 37 del C.P.C..
4. En vista de lo anterior, acude al recurso de amparo en procura de protección de sus derechos fundamentales al mínimo vital, a la vida, a la seguridad social y al acceso a la administración de justicia, porque “…ha transcurrido un lapso de tiempo más que prudencial para que se produzca la decisión de segunda instancia…”.


TRÁMITE DE LA ACCIÓN:

La Sala de Casación Laboral de esta Corporación, ante la cual se presentó la solicitud de amparo, admitió el libelo de tutela y notificó la iniciación del trámite a la autoridad judicial accionada, ordenando vincular oficiosamente al Juzgado Veinte Penal del Circuito así como a BOGOTA D.C.




SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA:

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, mediante fallo del 26 23 de enero de 2007 negó el amparo de los derechos fundamentales invocados por considerar que el funcionario judicial accionado no puede alterar el orden cronológico en que han pasado los expedientes al despacho para los respectivos pronunciamientos, por estar expresamente prohibida esa conducta por el artículo 18 de la Ley 446 de 1998, consagrada también como falta disciplinaria susceptible de sanciones.



IMPUGNACIÓN:


JOSE ANTONIIO VELASQUEZ al ser notificado de la anterior decisión la apeló e insiste en que el juez de tutela le ampare sus derechos fundamentales.




CONSIDERACIONES DE LA SALA:


1. El artículo 86 de la Constitución Política consagró la acción de tutela como un mecanismo extraordinario, preferente, subsidiario y residual para la protección de los derechos constitucionales fundamentales ante el menoscabo o la amenaza derivados de acción u omisión atribuible a las autoridades públicas o a los particulares en las situaciones específicamente precisadas en la ley.


3. La solicitud de protección constitucional presentada por JOSE ANTONIO VELASQUEZ se dirige a conseguir que la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cundinamarca dé celeridad a la impugnación interpuesta frente al fallo dictado por el Juzgado Veinte Laboral del Circuito que el pasado 14 de julio de 2006 condenó a BOGOTA D.C. al reconocimiento y pago de la pensión sanción a su favor.
4. Pero esa es pretensión improcedente en sede de tutela porque existen otras acciones que bien puede incoar frente a la hipotética mora en que pueda incurrir un funcionario judicial en la toma de sus decisiones, circunstancia que elimina la viabilidad de la acción incoada puesto que ésta sólo puede ser utilizada ante la carencia mecanismos ordinarios.
5. Efectivamente, la accionante cuenta con otros medios de defensa judicial como es la Vigilancia Judicial Administrativa o la figura jurídica de la recusación a las que puede acudir si considera que injustificadamente el funcionario judicial se ha demorado en la solución del asunto puesto a su consideración, mecanismos procesales que tornan inviable el recurso de amparo propuesto.
A mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, en Sala de Decisión Penal de Tutelas, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE:
1. CONFIRMAR la sentencia impugnada proferida por la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia el 26 de febrero del año en curso. Y,
2. REMITIR el expediente a la Corte Constitucional para su eventual revisión.
NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE:

YESID RAMÍREZ BASTIDAS

MARINA PULIDO DE BARON JORGE LUIS QUINTERO MILANÉS

TERESA RUIZ NÚÑEZ



Secretaria




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje