Página principal

José María Figueroa: nuevos hallazgos


Descargar 9.49 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño9.49 Kb.


José María Figueroa: nuevos hallazgos
Lic. Edgardo Richards
El miércoles 5 de marzo, con el auspicio de la Asociación Costarricense de Filosofía, realizamos una exposición sobre algunas posibles fuentes de inspiración de la obra de José María Figueroa Oreamuno. A continuación un resumen de lo expuesto.
José María Figueroa Oreamuno (1820-1900) es conocido principalmente como autor de la obra denominada Álbum de Figueroa, que incluye crónicas, descripciones, mapas, dibujos e impresos relacionados con la historia de Costa Rica, en 191 folios, la mayoría de un tamaño aproximado a 80 cm x 65 cm.1 El Álbum de Figueroa se encuentra desde hace varios años en el Archivo Nacional de Costa Rica, después de haber sido restaurado en España. A pesar de haber sido Figueroa testigo y cronista privilegiado de la Costa Rica del siglo XIX, su obra sólo es conocida en reducidos círculos intelectuales y académicos.

En una colección de documentos que pertenecieron al ex presidente Rafael Yglesias Castro, fueron halladas recientemente obras de Figueroa que incluyen una gran cantidad de ilustraciones y rimas satíricas. Se trata de cinco cuadernos no publicados, con un total de unas 200 páginas manuscritas, ilustradas y encuadernadas artesanalmente. Aunque posiblemente todos los dibujos hallados sean de su autoría, parece evidente que muchas de las rimas fueron rescatadas de la tradición popular. Los textos son de un ingenio fascinante. La clase política, especialmente desde los gobiernos del general Tomás Guardia, ciertas prácticas de la jerarquía eclesiástica, la corrupción, la prensa a sueldo de los poderosos, el militarismo, la masonería, los juegos de azar, el alcoholismo, las costumbres y los prejuicios de las clases privilegiadas, son demolidos por la crítica implacable y el refinado talento humorístico de Figueroa (ver figuras 1, 1B y 2).

En una de las ilustraciones aparecen los nombres de cuatro autores que podrían haber sido conocidos por Figueroa: Voltaire, Rousseau, Proudhon y Renan (ver en la figura 3 el fuego que alimenta la hoguera).

Voltaire (1694-1778) y Rousseau (1712-1778) eran lecturas relativamente difundidas entre los intelectuales costarricenses del siglo XIX.

Ernest Renan (1823-1892) decidió escribir una Vida de Jesús aplicando los métodos de la historia, es decir, como se hace la historia “de cualquier otro hombre”. El resultado fue una obra que describía a un Jesús cuyos seguidores eran principalmente mujeres, niños y marginados. Un Jesús para quien el advenimiento de los pobres era la verdadera realización del Reino de Dios. Y un Jesús que ignoraba la autoridad de los hombres: “Lo que distingue a Jesús de los agitadores, no sólo de su tiempo, sino de los de todos los siglos, es su perfecto idealismo. Jesús, hasta cierto punto, es un anarquista, porque no tiene idea alguna del gobierno civil”.

Proudhon (1809-1865) fue el primer gran ideólogo del anarquismo, e inauguró una época en que el anarquismo mantuvo fogosas polémicas tanto con los defensores de la propiedad como con los comunistas. Una de las ilustraciones de Figueroa incluye un comentario que parece inspirado en una de las frases más conocidas de Proudhon: “la propiedad es un robo”. Es de su primera obra importante, ¿Qué es la propiedad? (ver Figura 4, ángulo inferior derecho).

Es posible que la crítica del poder que encontramos en José María Figueroa tuviera fundamento intelectual en ciertos escritos de esos autores. Porque la obra satírica de Figueroa parece inscribirse en los grandes debates sobre la política y la sociedad en el siglo XIX. Los trabajos de este autor excepcional, que desafía las clasificaciones fáciles, merecen una amplia difusión y un riguroso estudio, porque representan una de las obras más originales y ambiciosas en la historia política y cultural de Costa Rica.

Fotografías: Armando Valverde



1 Para una descripción de los contenidos del Álbum, consultar: El álbum de Figueroa: el interés de un hombre por plasmar en un documento archivístico la evolución histórico-social costarricense, Esteban Cabezas Bolaños, Jorge Emilio Jiménez Espinoza. 2da. edición, San José, Costa Rica, 2001.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje