Página principal

Jornada mundial juventud: estimulo para una fe madura


Descargar 5.07 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño5.07 Kb.
JORNADA MUNDIAL JUVENTUD: ESTIMULO PARA UNA FE MADURA
CIUDAD DEL VATICANO, 12 JUL 2008 (VIS).-El Santo Padre, como es habitual durante sus viajes apostólicos en avión a otros países, respondió a las preguntas de los periodistas que le acompañan en el vuelo papal. Esta vez el tema central fue la XXIII Jornada Mundial de la Juventud y la situación de la Iglesia en Australia, la nación donde tiene lugar el evento. El Papa respondió a cinco preguntas.

La primera trataba del significado de la JMJ y el mensaje que quiere transmitir a los jóvenes. Benedicto XVI respondió recordando el tema de este acontecimiento: "Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo", y afirmó que ese Espíritu convierte a los jóvenes en testigos de Cristo. Por lo tanto, su esperanza es que la JMJ sea un estímulo para que sus protagonistas vivan la fe de forma madura, con todas las responsabilidades que la fe conlleva en relación con la Creación, la sociedad y la vida en todos sus aspectos.

A la segunda pregunta, dedicada al problema de la secularización y al optimismo o pesimismo del Papa sobre el futuro de la Iglesia en Australia, Benedicto XVI respondió que la experiencia religiosa sigue siendo central. "Dios está en el corazón del ser humano y nunca puede desaparecer", dijo el Papa. No obstante, Australia, en su configuración histórica, es parte del mundo occidental y Occidente en los últimos 50 años ha conocido grandes logros científicos y económicos y la religión se ha dejado de lado. Por lo tanto es necesario encontrar el modo de suscitar el deseo de la experiencia de Dios y de hacerla comprender al ser humano de hoy, también en una sociedad secularizada.

Los abusos sexuales por parte de miembros del clero fue la tercera pregunta. Benedicto XVI reafirmó cuanto dijo en Estados Unidos: la Iglesia no acepta absolutamente estos abusos y subrayó la importancia de la claridad del magisterio de la Iglesia y del compromiso en la formación del clero, para evitar que esos hechos se repitan. El Papa reiteró además el empeño pastoral para curar las heridas de las víctimas y la cercanía a sus familiares.



El cambio climático, que preocupa mucho a la sociedad australiana, fue el tema de la cuarta pregunta. El Santo Padre dijo que tratará este argumento durante su encuentro con los jóvenes, centrándose en la responsabilidad moral de las personas con la Creación. También aclaró que no le corresponde asumir posiciones o medidas de carácter técnico, que son tarea de los gobernantes o los científicos, pero el tema de la responsabilidad del ser humano ante la Creación le interesa mucho.

La última pregunta fue sobre la Comunión anglicana y la próxima Conferencia de Lambeth, tras el voto favorable del sínodo de la Iglesia de Inglaterra a la ordenación episcopal de las mujeres. Benedicto XVI afirmó que rezará por los participantes en esa conferencia para que afronten en el mejor de los modos el gran tema de la fidelidad al Evangelio en el mundo de hoy, que es el desafío de todos los cristianos (VIS, 15 julio 2008).


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje