Página principal

Jorge Martínez López Condecoración José Clemente Orozco Decreto 7160


Descargar 4.83 Kb.
Fecha de conversión20.09.2016
Tamaño4.83 Kb.
Jorge Martínez López

Condecoración José Clemente Orozco

Decreto 7160
Muralista. Nació en Guadalajara el 25 de octubre de 1916. Desde los 13 años tomó el pincel y a los 17 ya era profe­sor de dibujo en la escuela de artes plásticas de la Univer­sidad de Guadalajara, mientras continuó con una carrera de ingeniería civil, que terminó pero nunca ejerció. Estudió pintura con Jesús Guerrero Galván. Entre 1932 y 1935 formó parte del grupo Pintores Jóvenes de Jalisco, que dirigía Francisco Rodríguez "Caracalla". Fue asistente de 1936 a 1939 del insigne José Cle­mente Orozco. Cuenta el mismo maestro Jorge Martínez al respecto: "Orozco tuvo un ayudante inepto, irresponsable, muy aficionado a la bebida, era un alcohólico y Orozco lo desplazó, le dijo 'ya no venga aquí conmigo, no creo que reciba nada de mí"', relata Martínez. "Y él le contestó 'maestro es que a mí me gusta mucho la pintura' y Orozco le contestó 'hay que distinguir entre lo que a uno le gusta y lo que uno puede hacer. A mí me gustan mucho los huevos de gallina, ¿pero usted cree que algún día pondré uno?"'.

Fue director-fundador de la Escuela de Artes Plásticas de la UdeG de 1953 a 1962. En octubre del año 2004, la Galería de Arte del Tren Ligero de la capital tapatía, presentó una exposición de pintura de Jorge Martínez. Uno de los cuadros que se exhibieron mostraba el interior de una caja de cartón para botellas. "Son obras que antes no habían interesado a nadie. Luego de esa muestra muchos quisieron com­prarme los cuadros" dijo el maestro jalisciense, afirmando que esas obras las dejará para su familia. Según la Universidad de Guadalajara, Martínez López "genera los primeros programas organizados y enfocados a la enseñanza de las artes en Guadala­jara. Previo a esto habían existido academias que fungían como talleres". "Durante ese proceso invitó a maestros como Miguel Miramontes, de la ciudad de México. También trajo al maestro Antonio Trejo, con quien se gesta una serie de estudiantes, como Gabriel Flores, Guillermo Chávez Vega y Jesús Mata".



La característica de Martínez López en su obra radica en la introducción de la piroxilina, que consiste en utilizar lacas automotrices sobre tela o madera. Ha recibido reconocimientos como el Premio Jalisco en 1959 y en noviembre de 2005, el creador, que aún vive en la misma finca en la que nació, recibió el miércoles 9 por la noche el Doctorado Honoris Causa por los 52 años que pasó enseñando en la Universidad de Guadalajara.
Tomado de VARGAS Ávalos, Pedro, Un día un jalisciense, Guadalajara, 2007, Asociación de Cronistas Municipales de Jalisco A.C./Impresora Mar-Eva, 396 págs.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje