Página principal

Jorge Guardia en línea 27 de febrero de 2008


Descargar 36.73 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño36.73 Kb.

Jorge Guardia en línea

27 de febrero de 2008




  • jguardia@capitales.com

Últimas entradas


  • Crisis, recesión y política económica

  • Estanflación: nuevo reto

  • En Guardia

  • Petróleo a $100 por barril

  • Hillary vs. Obama: Aclaración

  • Dolaricémonos

  • Aclaración del Banco Central

  • Banco Central Retrocede

  • En Guardia

  • Humor americano

Crisis, recesión y política económica


Por MSc. César A. Jaramillo G.

La situación económica actual en Estados Unidos es fruto del mal manejo de la oferta bancaria durante años. El establecimiento de reglas demasiado permisivas para el otorgamiento de créditos ha provocado nuevamente un efecto generalizado de quiebras de la economía familiar en muchos hogares de la Unión Americana. La última vez que se presentó un hecho similar fue en la presidencia del Señor Bush padre: En aquella oportunidad fueron las operadoras de ahorro y crédito las que fracasaron. De la reducción del crecimiento al estancamiento y de éste a la recesión sólo media un tema de intensidad de las repercusiones. Si estamos o no frente a una recesión, es por ahora parte de una retórica poco práctica. Lo importante es que hubo un daño a la generación de riqueza y ahora el pueblo norteamericano sufre las consecuencias. 

Esa práctica separa lo importante de lo accesorio. Es particularmente importante no desviar la atención de los orígenes del problema, pues muchas de las propuestas de política económica parten de los efectos de la crisis, dejando inalteradas sus causas, poniendo en peligro la estabilidad macroeconómica futura: quien provoca la crisis es el banquero. En este caso, muchos banqueros actuando separadamente. Como grupo se equivocan y le prestan a millones de personas que no puede pagar, y efectivamente no pagan. Esta falta de fundamento, como dirían nuestros abuelos, se produce a su vez por un defecto sistémico que deja a la competencia la asignación del crédito sin un aparato de supervisión prudencial que regule eficazmente la observancia de las mejores prácticas de análisis de riesgo y de capacidad de pago, que se conforma con la subida injustificada del valor de las propiedades y que además ha alimentado el incremento del consumo por medio de  señales gestadas y aplicadas por las autoridades monetarias y fiscales de manera conciente y orquestada durante muchos años.

La consecuencia, hasta el momento, ha sido la quiebra del prestatario y la penuria del prestamista que se ve restringido para seguir prestando porque el multiplicador del dinero bancario juega ahora en su contra. Como corolario, el consumo global disminuye, el ahorro es también más escaso y la inversión requiere de una combinación de rendimiento y riesgo más balanceada. La cadena de efectos reduce la generación de empleos y hasta se producen despidos, aunque aumenta la necesidad de empleos por parte de la gente. Al enfocar más claramente las prioridades de gasto, ciertos servicios sufren de manera grave, mientras otros se mantienen sin mayor cambio. Finalmente, la crisis tiene efectos en el tiempo diferentes en ciertos mercados y golpea de forma especial a ciertas regiones, incluyendo países extranjeros a los Estados Unidos.

Igual que en otras condiciones similares, la prescripción más correcta de política es que el agente económico responsable sea quien registre la pérdida y que ésta no debe "socializarse". En este sentido, las acciones tomadas por la administración americana para seguir dotando al banquero de dinero fácil para que preste, sin que se corrija el desperfecto que condujo a la crisis, solamente provocará otra crisis o la continuación y profundización de la crisis actual. Al contrario, los bancos deben corregir sus prácticas de crédito, a efecto de prestar con base en criterios sólidos de recuperación: Prestar al que tenga con qué pagar. Este es un criterio de establecimiento, control y verificación del flujo de efectivo del prestatario y no tanto de garantías, como equivocadamente se ha querido forzar al sistema financiero en otras latitudes, como por ejemplo, en Costa Rica.



¿Qué hacer? La crisis se origina en un problema financiero de falta de control sobre la idoneidad de los préstamos. Allí está la solución. Las tasas de interés deben subir y el control sobre las operaciones bancarias debe aumentar, de forma que se le preste a los que tengan o puedan generar los recursos suficientes para pagar los préstamos. La política fiscal es relativamente inefectiva para solucionar problemas generados en el mercado financiero. Incentivar a los consumidores para que gasten más, como se ha planteado por medio de la baja a niveles históricos de las tasas de interés y hasta con créditos fiscales, no hará nada por los pobres ni por los quebrados y al contrario, producirá aumentos de precios generalizados pues es poco probable que la oferta agregada aumente. Los ricos, por su parte, disfrutarán de los beneficios de las políticas prescritas, sin haber tenido "vela en el entierro". Esta es  la prescripción válida por el lado monetario y la ciencia económica la ha desarrollado muy bien, a partir del análisis de crisis financieras anteriores.

Ahora bien, como el remedio es duro y para nada favorece el crecimiento económico inmediato, las autoridades pueden desear alcanzar un equilibrio macroeconómico con una combinación menos dolorosa. A esto se le denomina "aterrizaje suave". Para ello, una política de inversión pública y privada puede ponerse en marcha, la cual es posible precisamente a partir de los flujos de ahorro conseguidos por los bancos de parte del público, por medio de un pago mayor por la posposición del consumo. Como los déficit fiscal y externo son importantes, la política de compensación debe ser neutral. Así, a manera de ejemplo, un programa de redireccionamiento del gasto público desde la "defensa" hacia obras públicas locales de alto contenido de mano de obra, como la reconstrucción del sistema de carreteras y autopistas interestatales, por ejemplo, acompañada de un programa nacional de densificación de la oferta urbana de vivienda en propiedad vertical (edificios de varios pisos), cumplen con los requisitos mínimos indispensables para lograr una salida airosa de la crisis en el mediano plazo, logrando en el ínterin un aumento del bienestar general, que tanto en Estados Unidos como en todo país del mundo, depende prioritariamente del desempeño de las clases medias de la población.



En pleno siglo XXI, la división de la economía entre clásicos y keynesianos ha dado paso a una síntesis ecléctica, basada en la combinación de teoría y experiencia. El reestablecimiento del equilibrio macroeconómico en Estados Unidos es deseable para la economía mundial. Ya es hora de que el Fondo Monetario Internacional y los principales socios comerciales de Estados Unidos hagan sus recomendaciones de política a las autoridades norteamericanas, a efecto de que las saque del error que están cometiendo, ya que de persistir el problema, persistirán sus efectos, para mal de todos.

26 de febrero de 2008

Estanflación: nuevo reto


La inflación en EE.UU. está subiendo más rápidamente y comienza a exportarse al resto del mundo. Según la FED, el alza anualizada ronda 4.3% (acumulado en los últimos 12 meses); subió 0.4% en enero (excluyendo alimentos y energía que subieron 2.5% y 0.3% respectivamente), ubicándose en el nivel máximo de los últimos 16 años. Esto ha generado gran recelo, pues se teme el regreso de una estanflación )mezcla de inflación y estancamiento simultáneos) como la acontecida en los setentas y que se prolongó hasta los primeros años de los 80s. En ese entonces la inflación alcanzó casi un 15% y el desempleo 9%. Actualmente se presenta un desempleo todavía bajo, del 4.9%, pero se anuncia un bajo crecimiento productivo entre 1,3 y 2%. 

Analistas temen que las bajas tasas de interés y el incentivo fiscal de EE.UU infle más la demanda agregada, incluyendo la de materias primas. Esos temores se refuerzan con las tenciones por conflictos militares, legales y políticos que, sumandos a los claros signos de recesión, aumentan la incertidumbre y especulación, con consecuencia de elevados precios en estos mercados.

Los precios de las meterías primas (petróleo, fríjol de soya, platino, maíz, trigo, oro, etc.) han alcanzado un nivel record luego del anuncio del FED la semana pasada sobre mantener las tasas de interés al mismo nivel. Y se suman los desequilibrios “macro”, no son buen augurio.  -El posible efecto en el mundo puede ser importante, especialmente para las economías en desarrollo de menos poder adquisitivo y mayor dependencia en materia alimentaria.

Los precios crecientes y créditos constreñidos dan a las firmas incentivos para reducir reservas, lo cual hace más sensible el precio a la oferta. El alza en los mercados internacionales parece ser irreversible, al menos por ahora. Y eso significa que habrá que dar seguimiento a este tema, que pareciera en jugar lo peor de los dos mundos: inflación y bajo crecimiento.



Recesión e inflación

  •  Vale, minera brasileña de hierro, sube precios.

  •  Exxon mobil Vrs PDVSA

  •  Petróleo ronda $100 por barril.

  •  Oleoducto con fuga en Nigeria.

  •  Siguen conflictos bélicos en la región de Oriente.

  •  Menos oferentes de Platino Sudáfrica cierran fundidores por faltante de electricidad.

  •  Té aumenta precio por revueltas en Kenia.

  •  Demanda de trigo excede a la oferta desde 2006, se estima este año nivel más bajo en reservas desde 1948.

  • Trigo, soya y maíz en alza desde el 2006, pocos sustitutos.

  •  Colapso de una burbuja siembra la semilla de la siguiente (hierro).

  •  Efectos Suprime en área crediticia y de aseguradoras en EU y el mundo.

  •  Aumento en 0.5% del desempleo.

En Guardia


McCain. ¡Oh, McCain! ¿Cómo pudo el héroe americano, símbolo del valor y honestidad, ser infiel a su fiel y amante esposa que lo acompaña en la campaña?

No sé si son meras plañideras concitadas por la increíble historia del New York Times . Lo cierto es que el adulterio ha jugado un papel central (y entretenimiento) en la política americana, sobre todo entre demócratas. Ellos tienen una doble moral: son permisivos consigo mismos (hacen de sus ganas lo que les viene en gana), pero se vuelven conservadores recalcitrantes al juzgar a los republicanos.

Recuerdo que un senador de Colorado, Gary Hart, era casado y tenía unaffair con una joven asistente. Él lo negaba ante la prensa. Si no me creen –dijo– síganme. Y lo siguieron. A las puertas de un motel lo hicieron renunciar. Algo así sucedió con otro senador republicano. Y a Clarence Thomas lo asediaron para boicotear su nominación a la Corte Suprema, en 1981. Por eso, la Casa Blanca (que, con los demócratas, se tiñó deprimary colors ) corrió a defender a McCain y cuestionar la intención del reportero. Un refrito sucedido hace 8 años. ¿Por qué hasta ahora lo dio a conocer?

El New York Times endosó abiertamente a Hillary Clinton, de quién también se dicen cosas. Y uno se pregunta: ¿Asumió el mismo rol inquisidor ante ella o la notoria infidelidad de su marido, Bill Clinton, cometida con la audaz estudiante de hermosos ojos y labios carnosos (gustativos, diría) que se veía muy acicalada ante las cámaras con su coqueta boina azul? Y ¿dónde queda John Kennedy, héroe de un conspicuo dignatario tico? El Times los endosó a su debido tiempo. Otros líderes políticos también han sido infieles con la venia de la prensa, como François Mitterrad (la force tranquille en público; intranquilo en privado) y Moshe Dayan, conocido por guiñar un ojo (su único bueno, pero efectivo) a las muchachas.

Una cosa es exigir probidad ante el manejo de fondos públicos o frente al tráfico de influencias (que, allá, es legal –lobby–, pero camina en el filo de las culpas), y, otra muy distinta es esculcar problemas conyugales para empañar a figuras públicas, sobre todo si se hace con cálculo político. Ante lo primero, la prensa sí debe ser justiciera. Si la investigación a McCain va por ahí, adelante. Pero ¿quiénes somos para juzgar la infidelidad? Si yo me aventurara a lanzar la primera (o tercera) piedra, quedaría muy mal- parado. Y si mis patronos hubiesen sido mojigatos, como allá, y me hubieran despedido (o echado brutalmente a la calle) por algo así en mis trabajos (incluyendo este), andaría pidiendo limosna. O, peor aún, me habría muerto (literalmente) de hambre.


22 de febrero de 2008

Petróleo a $100 por barril


Dos preguntas muerden la curiosidad (y bolsillo) de todos: ¿Permanecerá el precio del crudo (WTI) alrededor de $100 por barril? ¿Será el inicio de una peligrosa escalada?

 
Yo pienso que no. No hay factores de fondo que justifiquen la reciente una escalada ni cambios de carácter permanente en la oferta y demanda mundiales que muevan el equilibrio a niveles más elevados. Creo que la súbita subida se debe a factores coyunturales, como los que tantas veces afectan el mercado a corto plazo, susceptibles de revertirse. Mi opinión, desde luego, está matizada por lo que en las universidades americanas denominan “qualified guessing” (batazo calificado), basada en las opiniones y estudios realizados por expertos en la materia.

 
Según técnicos de la Universidad de Florida, las condiciones geopolíticas prevalecientes en el medio oriente, Nigeria y Venezuela, son las mismas que hace un año, cuando el crudo se cotizaba a $58 por barril. Y, en L:A. Chávez sigue tan loco como antes. Su nuevo desvarío: negarle la venta de petróleo a EE:UU., tiene poco asidero. ¿A quién le podría vender? Necesita, además, de las refinerías americanas y depende de su tecnología.

 
Más bien, por el lado de la demanda se espera una contención en su crecimiento, pues se espera una reducción en la tasa de crecimiento de la economía mundial. La FED acaba de revisar hacia abajo sus cifras de crecimiento (de 1,8% a 1,3% en sus niveles inferiores) y China se ha venido recalentando tanto (inflación) que sus dirigentes tendrán que enfriarla, lo que afectará el crecimiento y la demanda de combustibles. Por esa razón, la OPEP (que representa un valor del 40%)decidió reducir su producción un 5%. Veremos qué deciden en la próxima reunión, a inicios de marzo. (ver proyecciones de precios en el gráfico, cuya tendencia es a la baja.

 
Claro que hay factores coyunturales que explican las altas cotizaciones observadas ayer, como la avería en una refinadora en Texas y la crudeza del invierno en el hemisferio norte. Pero, por más largo que sea, pronto vendrá la primavera. No se sorprendan si en los próximos días (o semanas) las cotizaciones vuelven a sus niveles anteriores. El Banco Central de CR en sus proyecciones asume un precio (promedio) de $85 por barril. Me parece razonable. ¡Vale!


21 de febrero de 2008

Hillary vs. Obama: Aclaración


Aclaramos a nuestros lectores que el debate entre los candidatos Hillary Clinton y Barak Obama será hoy en la noche, transmitido en directo por CNN (canales 21 con traducción simultánea al español y  63 en directo y en ingles), a las 8 pm hora del este.

20 de febrero de 2008

Dolaricémonos


Juan Muñoz, estudioso de los procesos de reforma monetaria y cambiaria, amigo de la dolarización y crítico de lo aque acontece en el país, es autor de esta reflexión:

"Y vamos un poco más allá.  El Banco Central está creando una muy peligrosa burbuja de consumo y para atenuarla le pide a la SUGEF que endurezca la suficiencia patrimonial para que los bancos aporten más capital por crédito otorgado.  Esto significa una renuncia explícita a su capacidad y a su objetivo de mantener la economía estable.  Y encima utilizar un instrumento de solvencia - la suficiencia patrimonial - para medio atajar el problema monetario es volver a equivocar el diagnóstico, la prescripción y el timing.  Dolaricemos."


Aclaración del Banco Central


"Deseo aclarar algunos conceptos que plantean en el Blog bajo el título “Banco Central retrocede”, que me parece no responden a lo que mencioné ayer en la Cámara de Comercio.  No sé si tuviste oportunidad de escucharme o estás reaccionando ante comentarios de algunos participantes, pero el Banco no está proponiendo la imposición de controles administrativos para frenar la expansión del crédito (tipo directriz).  Lo que indicamos ayer es que hemos solicitado el estudio de acciones de naturaleza prudencial (que me parece diferente a controles administrativos) para contemplar el riesgo adicional en el que se incurre en las carteras de los bancos cuando expanden el crédito rápidamente.  Todos sabemos que expansiones muy fuertes del crédito pueden generar problemas de recuperación de cartera, máxime si la economía entra en una etapa de menor crecimiento.  Desde el punto de vista de la solidez del sistema, este riesgo no puede ignorarse.  El Banco tampoco está considerando ni pretende imponer reservas por nuevas captaciones en exceso de cierto monto (de hecho el encaje legal está al máximo del 15% y no consideramos apropiado utilizar el espacio que nos da la LOBCCR para incrementarlo temporalmente).  Sí estamos preocupados, de nuevo desde la óptica prudencial, por el uso creciente del endeudamiento externo de corto plazo por parte de los bancos y por el otorgamiento de créditos en moneda extranjera a no generadores de divisas, pues hay riesgos adicionales ante eventuales variaciones en el tipo de cambio."

Francisco de Paula Gutiérrez


Presidente del Banco Central de Costa Rica

Banco Central Retrocede


Yo no me lo esperaba. El BCCR anunció ayer su disposición a imponer controles administrativos para frenar la expansión del crédito. Pretende imponer reservas por nuevas captaciones en exceso de cierto monto y acudir a la persuasión moral. Lo primero, presionará aún más las tasas hacia abajo y, a la larga, estimulará más la demanda de crédito; en cuanto a lo segundo, nada tengo que decir, salvo que los banqueros centrales deben descansar en argumentos legales y económicos; la moral es otra cosa.

En vez de adoptar las medidas monetarias y cambiarias necesarias para reducir la liquidez -que es, en definitiva, lo que ha disparado el crédito (y la inflación)- anuncia un retorno a los viejos tiempos. Se ensayó en el gobierno de Miguel Ángel por un corto período pero, después se abortó. Y se le criticó. ¿Qué opinan ahora los demás colegas y banqueros?


En Guardia


Hubiera querido dedicar esta columna a tres distintos y reverberantes temas periodísticos: las cuitas de Andrea Morales, la súbita erección de Barak Obama en la campaña americana y el inesperado desplome de Allan Greenspan. Pero dispongo de un espacio limitado. Apenas podré esbozarlos.

Yo admiraba a Andrea Morales por su juventud, inteligencia y talante. Desafió a sus colegas mojigatas al posar despreocupadamente para SOHO y se reveló por su carácter. Pero también se rebeló contra su partido. Y eso ya no me gustó. No por lastimar mis preferencias partidarias (no he sido ni soy del PAC), sino por ser un acto de deslealtad hacia quienes la amamantaron.

Para Liberación era la fruta verde que en el cercado ajeno provocaba. Al no poder conquistar su razón, alguien, ahí, le apuntó al corazón. Y la hizo vulnerable. Plegarse sonó a traición. La usarán cuando puedan (como a Evita) y la desecharán cuando quieran. Ella lo sabe. Por eso, dejó una lágrima rodar en el plenario. ¡Pobrecita! Me recuerda una triste canción: sabor de fruta verde, de fruta que se muerde, y deja un agridulce de perversidad…

Michelle Obama, en cambio, rebosa de alegría. Buenos vientos le corren a su colorido marido. Erecto, ya, como puntero –ganó en 8 estados seguidos para acumular un total de 23 y sobrepasar a Hillary en el número de delegados– enfrenta, ahora, la dura lucha por la comunidad latina en Texas. Michelle es buena moza. Se parte el alma por él en los caminos de la campaña y, como él, también tiene donaire. Dicen –no me consta– que, al preguntar: mami, ¿qué será lo que tiene Obama?, ella (o alguien) responde con picardía: el negro tiene tumbao

Así es el mundo de los personajes: unos se elevan mientras a otros los tumba el destino. El Financial Times acaba de desnudar a Allan Greenspan, exjefe de la Reserva Federal (FED). Se me cayó un ídolo. Yo lo admiraba por su manejo de las crisis y su forma de escribir. En su libro,The Age of Turbulence, se defiende bien. Pero una reflexión más profunda, como la del Financial Times , lanza serias dudas. ¿Por qué bajó tanto y por tanto tiempo las tasas de interés en el 2000 y las mantuvo negativas en términos reales? Ahora pienso que contribuyó a sembrar la semilla de la crisis hipotecaria. Hay quienes sostienen que todas las burbujas has sido creadas por las políticas de la FED. ¿Hasta dónde debe un banco central comprometer sus objetivos para responder a intereses ajenos? Greenspan favoreció la bolsa al bajar el costo del dinero, pero abarató las hipotecas e incubó la crisis inmobiliaria. Bernanke va por la misma ruta. ¡Lástima! Nos estamos quedando sin iconos.

19 de febrero de 2008

Humor americano


Ninguna figura pública se salva de las críticas, sarcasmo ni, mucho menos del humor de los votantes. Es una forma de descargar lo que sienten. Un lector nos envió para su publicación una carta dirigida a Abby, la famosa doctora corazón. Dice así:

Dear Abby:

My husband is a liar and a cheat. He has cheated on me from the beginning, and, when I confront him, he denies everything. What's worse, everyone knows that he cheats on me. It is so humiliating. Also, since he lost his job six years ago, he hasn't even looked for a new one. All he does all day is smoke cigars, cruise around and shoot the bull with his buddies, while I have to work to pay the bills. Since our daughter went away to college he doesn't even pretend to like me. What should I do?

Signed: Clueless



Dear Clueless:

Grow up and dump him, my good grief woman! You don't need him anymore! You're a Senator from New York running for President of the United States. Act like one!


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje