Página principal

Jorge González Camarena Condecoración José Clemente Orozco Decreto 7051


Descargar 5.58 Kb.
Fecha de conversión20.09.2016
Tamaño5.58 Kb.
Jorge González Camarena

Condecoración José Clemente Orozco

Decreto 7051
Pintor. Nació en Guadalajara, el 24 de marzo de 1908; murió el 24 de mayo de 1980 en México DF. Hijo del notable fotógrafo Arturo J. Gon­zález, en 1918 se mudó con su familia a la capital de la República. Estudió en la Escuela Nacional Preparatoria, luego (1922) en la antigua Academia de San Carlos, don­de fue alumno de Mateo Herrera, Francisco de la Torre y Francisco Díaz de León. En 1925 colaboró Con el Dr. Atl, coloreando acuarelas para Las Iglesias de México. Contrario a los viejos métodos, promovió un movimien­to estudiantil llevando a Diego Rivera como director de la Academia en 1929, Abandonó la escuela en 1930, e innovó a la publicidad. Con sus cuadros de caballete. Puso de moda el arte popular. Escribió para Revista de Revistas y Nuestro México, Restauró los frescos del siglo XVI descubiertos en el convento de Huejotzingo, Puebla (1932), donde vivió hasta 1936. En la revista Futuro escribió que en esos murales había trabajado el pintor indígena Marcos Cipactli. En muchas obras de caballete desarrolló la técnica de dividir geométricamente la superficie del cuadro. Al volver a la capital mexicana, inicia fecunda su obra de muralista, destacando la famosa "Alegoría de Zimapán" (1939), en un Hotel de esa localidad del Estado de Hidalgo; luego pintó "Díptico de la vida"( 1941), en el edificio Guardiola del D.F., la cual fue destruida por el temblor de 1957; otras obras son: Semillas (1944), al óleo-cera, en el Banco de Comercio; Don Quijote (1945), en el Tecnológico de Monterrey; el tríptico "Industria, banca y co­mercio" en el Banco Mercantil de México y un año después (1947) "La erupción del Xitle", tablero en el Museo de Cuicuilco; y en 1950 el famoso Trabajo y maternidad, escultura en el edificio central del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); Niños trepando una barda (1952), bronces, de la Guardería Infantil (DF); Águila en vuelo (1953), óleo, en el Banco de México de Veracruz; La cultura ( 1954), bajorrelieve en piedra, mosaico y pintura de hule, en el Tecnológico de Monterrey donde también realizó la Historia de México. Muy admirado es el Belisario Domínguez (1957), en el cubo de la escalera de la Cámara de Senadores; Un dorado del norte, La Revolución de 1910 y El trabajo (1958), tableros en mosaico de vidrio, en el edificio del IMSS en Chihuahua; Frisos de la televisión (1958), en la fachada del antiguo Televicentro, lamentablemente destruidos; Liberación de la Humanidad (1959), en el Palacio de Bellas Artes; La Conquista y La Constitución de 1917 y Venustiano Carranza (1960), en el Museo Nacional de Historia; Tecnología (1961), en el IPN; grupo escultórico en el monumento a la Independencia en Dolores Hidalgo; Las razas (1964), en el Museo Nacional de Antropología; Coatlicue (1964), en el desaparecido hotel Casino de la Selva, Cuernavaca; Integración de América Latina (1965), de 300 m2, en la Escuela de Bellas Artes José Clemente Orozco de la Universidad de Concepción, en Chile; Ciencias y tecnología (1974), en el Instituto Mexicano del Petróleo; Los precursores del federalismo y Tejeda y Juárez (1975), en la Cámara de Senadores; Monumento al padre las Casas (1977), en Monterrey. Este tapatío ilustre, era parte del Seminario de Cultura Mexicana y en 1970 fue Premio Nacional de Artes.
Tomado de VARGAS Ávalos, Pedro, Un día un jalisciense, Guadalajara, 2007, Asociación de Cronistas Municipales de Jalisco A.C./Impresora Mar-Eva, 396 págs.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje