Página principal

IV. Factores de Localización relevantes para la Industria Electrónica


Descargar 40.28 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño40.28 Kb.

IV. Factores de Localización relevantes para la Industria Electrónica

En este apartado del estudio se pretende presentar un análisis de los principales determinantes de la localización de la industria electrónica. Para ello se efectuó una revisión bibliográfica de los principales estudios realizados sobre el tema. Es de suma importancia reconocer que la industria electrónica responde a factores de localización distintos a los de la industria "tradicional". Igualmente, el identificar esos efectos permitirá a los creadores de políticas públicas realizar mejor y de manera más efectiva, sus labores de promoción y atracción de las inversiones productivas.


Lo que se expone a continuación, es un listado de los principales factores de localización que se encontraron en diversos estudios sobre el tema de los asuntos regionales y que fueron encabezados por organizaciones y autores renombrados (Joint Economic Committee U.S. Congress, H.A. Stafford Survey, The World Bank, Peter Eisenger, Edward J. Blakely y Philip Kotler). Las anteriores organizaciones y autores, expertos en la materia, exponen y encuentran factores determinantes en la localización de empresas electrónicas y de industrias denominadas de alta tecnología. Los presentan en distintas escalas geográficas. Aquellos que distinguen entre países (México vs Costa Rica) y aquéllos que distinguen entre regiones internas a los países (Monterrey vs Guadalajara). Otros muestran los atributos que las regiones deben de poseer, dependiendo del ciclo del producto del segmento electrónico que se desee fomentar y hacer prosperar en una región en particular.
Se empezará este repaso bibliográfico con aquellos factores de importancia a nivel país. Sólo habría que aclarar que estos factores que distinguen y discriminan entre países completos, son variables o factores nacionales importantes para la industria y se manifiestan a lo largo de todo un territorio nacional. Por ejemplo, la Ley de Inversiones Extranjeras de México es aplicable por igual en todo el país, desde Baja California hasta Chiapas.

Factores que distinguen entre países



Estabilidad política y social.
Es un factor de elevada importancia, no sólo para las inversiones en la electrónica, sino también para casi cualquier inversión productiva que desee quedarse por largo tiempo y prosperar en un país en particular. Esta variable puede convertirse también en factor importante para una empresa que ya está dentro de una nación, sobre todo, cuando el territorio es grande. Los comportamientos políticos y sociales pueden ser contrastantes a lo largo de las distintas regiones de un país en particular. Este es, sin lugar a dudas, el caso mexicano. La estabilidad política y social a nivel país, es importante y es vital para elevar los grados de confianza de los inversionistas, sean éstos nacionales o extranjeros. La estabilidad política y social es un primer filtro entre países. Si se presenta inestabilidad política y social a nivel país y esa es una percepción marcada que percibe la comunidad internacional y nacional de inversionistas, caerán las inversiones de largo plazo y, sobre todo, las de montos elevados. Por lo que, comportamientos ejemplares en la administración de la democracia, los derechos humanos, los cambios de gobierno y el estado de derecho, son una primera buena impresión que un país puede otorgar o tratar de otorgar a cualquier inversionista, sea éste nacional o extranjero.
Todo indica que México sale bien librado de lo anterior. Existirán algunas regiones del país que no pasan la prueba, de ahí la marcada concentración de la inversión extranjera directa, a nivel estado, en nuestro país. Alrededor de un 80 por ciento de las inversiones extranjeras se concentran solamente en 7 u 8 estados de la República Mexicana para el período de 1989 a 1995.
Régimen liberal comercial.
Al igual que el anterior factor, éste es de elevada importancia para la industria electrónica. Las compañías electrónicas son altamente globales y, por consiguiente, requieren políticas comerciales liberales (con apertura amplia). Las empresas electrónicas no sólo exportan gran porcentaje de sus producciones, sino que, además, importan cantidades substanciales de sus insumos. Las eliminaciones de barreras arancelarias y no arancelarias son de vital importancia para la industria, así como la eliminación de procedimientos burocráticos lentos y costosos, tanto para la importación, como para la exportación.
Un factor de diferenciación a nivel país, no sólo es el grado de apertura comercial, sino también el número de acuerdos comerciales (y claro está el de los países suscriptores) con los que cuente un país en un período de referencia en particular. Acuerdos bilaterales, trilaterales y multilaterales serán de importancia para la industria electrónica, ya que los insumos importados no provienen de un grupo selecto de países en el mundo. Cada vez más, provienen de países distintos, avanzados y en vías de desarrollo. El Banco Mundial, a través del Servicio de Asesoría de Inversiones Extranjeras, ha establecido que una política, como la mexicana en estos rubros, de considerables acuerdos regionales, trilaterales y multilaterales, pueden convertirse en ventajas que se suman a simples procesos de liberalización comercial. El Banco Mundial añade que estos acuerdos empiezan a dar frutos en México y que se presentan de manera evidente, en la industria electrónica en desarrollo.
También en estos rubros, es importante mencionar que las empresas electrónicas responden favorablemente a precisas y claras reglas sobre las inversiones extranjeras permitidas en los distintos países. En aquellos países donde estos reglamentos se aplican por igual y dejan claro los montos y los sectores económicos en ellos pueden invertir con toda seguridad, los inversionistas extranjeros responden adecuadamente.
Al igual que en el anterior factor, todo parece indicar que Nuevo León está inmerso dentro de un ambiente favorable, ya que nuestro país se encuentra en un proceso acelerado de apertura, de reglamentación de las inversiones extranjeras y de negociaciones comerciales que, definitivamente, apoyarán y otorgarán significativa diferenciación y atractividad a las inversiones de la industria electrónica o de cualquier industria que se denomine altamente global. Este panorama se puede ampliar y mejorar con la reciente puesta en marcha de las negociaciones comerciales con la Unión Europea.

Estabilidad macroeconómica.
Lo mismo que las estabilidades políticas y sociales, la macroeconómica da certidumbre al inversionista nacional y extranjero de cualquier sector económico. Sin embargo, el tener esta certidumbre se torna más crítico para las empresas globales, como la electrónica. Esto se debe a que, como se mencionó anteriormente, la industria electrónica comercia y obtiene insumos de distintos países, por lo que, en un momento dado, "maneja" distintas monedas, tasas de interés e inflaciones nacionales. Las expectativas de estabilidad de precios y, sobre todo, de tipos de cambio son fundamentales para la industria que posee una mezcla única de insumos tanto nacionales como extranjeros. Un país que pueda otorgar certidumbre macroeconómica a los inversionistas, habrá logrado importantes avances en sus niveles de atractividad y, por consiguiente, habrá reducido sus niveles en los famosos índices de riesgo país.
La todavía alta subordinación al petróleo por parte de las finanzas públicas federales no es un buen síntoma, la alta sujeción al ahorro externo tampoco ayuda. El país depende mucho de comportamientos y expectativas de la comunidad internacional. Los ciclos económicos derivados de lo anterior y bastante aparejados con los cambios políticos sexenales, no ayudan a generar una visión macroeconómica de relativa estabilidad para el largo plazo. Definitivamente, aquí, esa "pecera", llamada México, en la cual está inmersa Nuevo León, no ayuda en sus desempeños como sí lo hace en el anterior factor o variable de atracción de la inversión en especial a la electrónica. Claro que la situación está fuera de todo control y poder de influencia por parte de Nuevo León, por lo que sólo resta aprender a lidiar mejor con la situación.

Infraestructura de servicios básicos y de logística.
Este es un factor que también se presentará a nivel regional, sin embargo, aquí cabría mencionar algunas consideraciones a nivel país. Así como los inversionistas extranjeros tienen y modifican sus expectativas ante la estabilidad política, económica y social de un país, así como se dan cuenta claramente de cómo está un país en sus procesos de apertura comercial y qué tratados comerciales ha firmado (con qué países y en qué condiciones generales y específicas para su industria) y en qué etapas de desregulación económica se encuentra el sector y la economía en general, también tienen una idea clara sobre la calidad, costo y accesibilidad de los distintos servicios básicos y de la logística que ofrece una nación como un todo.
Las empresas electrónicas dependen de la accesibilidad y confiabilidad de ciertos servicios, que en México son públicos, como el suministro de la electricidad, el agua y el gas. Aquí habría que mencionar que, para la electrónica, la electricidad y el agua tienen más relevancia que el gas por razones obvias. Las percepciones que se tengan sobre los costos, calidades y accesibilidades de estos servicios actualmente en México y, sobre todo, de la capacidad, como país, de poder ofrecerlos en el futuro, son altamente relevantes. La falta de oferta o una expectativa de mala oferta de estos servicios para el futuro, puede resultar un freno a los esfuerzos de promoción y atracción de inversiones, en general, y de la electrónica, en particular.
No menos importantes resultan ser las infraestructuras logísticas o plataformas de distribución de materiales y productos terminados, tanto dentro como fuera del país. Es obvio que esta variable es de suma importancia para aquellas industrias globales que requieren accesibilidad y gran potencial de conectividad para cumplir sus metas logísticas de hacer llegar sus productos a sus numerosos clientes en todo el mundo. Así mismo, no deben sufrir retrasos en sus producciones por la insuficiencia de materiales, debido a los famosos "cuellos de botella" provocados por la insuficiente infraestructura de transportes aéreo, terrestre o marítimo. Igualmente, las expectativas de sostenibilidad y ampliación de la infraestructura de transportes que México pueda ofrecer como país, tendrá importancia para la industria.
Todo parece indicar que México empieza a presentar problemas en estos aspectos. Si los inversionistas extranjeros analizan cuidadosamente los últimos acontecimientos que tratan de generar mejores expectativas sobre el futuro de la oferta de ciertos servicios, por ej. la electricidad, notarán que el panorama no es el más halagador. Por el lado de las infraestructuras logísticas, se ha dado impulso a las privatizaciones de las infraestructuras existentes, a la desregulación de las nuevas inversiones y, en términos generales, se le ha dejado que el mercado ofrezca las posteriores infraestructuras.
A manera de resumen de este apartado queda claro lo siguiente:
Las políticas y condiciones nacionales en las cuales está inmerso el Estado de Nuevo León, dentro del marco de fomento y atracción de la inversión productiva del sector electrónico, son adecuadas hasta el momento.
El factor de régimen liberal comercial se presenta como el de mayor fortaleza y promoción, y, por consiguiente, como el de mejor indicador de imagen en el país. La estabilidad social y política se torna cada vez más compleja y puede ganar terreno dentro de los factores, pero, ya a nivel región, estas variables todavía no representan fuerzas negativas para los esfuerzos estatales de promoción de la inversión. Además, como se dijo anteriormente, en última instancia se podría trabajar con el manejo de imagen local.
La estabilidad macroeconómica está complicada y depende de varios factores, inclusive, fuera de control nacional. Nuevo León no puede hacer más que ajustarse a ella. Por el lado de los factores de infraestructura de logística y de ciertos servicios, los recientes acontecimientos son alentadores, sin embargo, la demanda de estos servicios ya se encuentra asentada en las distintas regiones del país. En algunas de ellas habría rezagos temporales, ya que el mercado no las proveerá eficientemente. Nuevo León como centro manufacturero y de riqueza nacional tiene las posibilidades de diferenciarse de otras regiones del país y aspirar a mejorar en estos aspectos. Es cuestión de coordinar y dirigir las distintas sinérgias existentes.
Los anteriores factores son relevantes porque a la hora de estar compitiendo por capital productivo, Nuevo León lo estaría haciendo contra ambientes económicos tanto extranjeros como nacionales y contra otros del tipo regional. Por ejemplo, no sólo se compite contra la ciudad de Barcelona en España, sino también contra aquellos factores de España como país, los cuales pudieran, en cierto momento, ser más atractivos que los factores de México, inclusive siendo mejores los de Monterrey en comparación los de Barcelona.
De todo lo anterior se deriva la importancia de realizar un examen de la situación nacional sobre la coordinación entre las políticas industriales federales y las políticas económicas regionales (estatales). Revisar, igualmente, los posibles puntos de contraposición y los de complementaciones.

Factores que determinan la diferencia entre regiones

A continuación se presenta una lista importante de factores que son atractivos para las empresas electrónicas y, al mismo tiempo, son factores determinantes de diferenciación entre las regiones internas de los países. Estos factores por ser locales, son más controlables y abiertos a la influencia de parte de las políticas públicas estatales. Aquí es donde se tiene más poder para impactar en los grados de atractividad de un lugar a fin de establecer la producción de electrónicos.


Antes de empezar a describir los factores determinantes de la localización de empresas electrónicas, habría que señalar que una de las fuerzas de mayor atracción para los negocios son las economías de aglomeración, especialmente las de localización. Las economías de localización comprenden aquellos factores que hacen que, en términos generales, los costos de transacción de la industria se vuelvan menores y, por consiguiente, se torne atractiva una localidad para la elaboración de cierto producto.
Los costos más tradicionales de transacción serían aquellos originados por los mercados laborales, los de insumos intermedios y los de la información. Mark Satterwaite determina, en uno de sus estudios, que las empresas electrónicas se agrupan por necesidades intraindustriales, principalmente por su necesidad de reclutar profesionales especializados, experimentados y expertos que reúnan los requerimientos específicos; en pocas palabras desean disminuir los costos de contratación. Las empresas reconocen que las habilidades requeridas no estarán presentes en todas las regiones y que donde se aglomeren empresas del ramo habrá mejores posibilidades de contratación de personal calificado. De ahí que las economías de aglomeración expliquen mejor el tamaño de un agrupamiento industrial y no sus inicios.
Se empezará con los factores relevantes a nivel regional, los cuales cobran importancia una vez que se ha pasado por el "filtro" a nivel país. Cabe notar que los siguientes factores no ocupan una porción determinada, todos ellos son relevantes en distintos estudios. Un posicionamiento de éstos y otros factores se presenta en el apartado de la "Encuesta de la Industria Electrónica en el Estado de Nuevo Léon".

Disponibilidad de mano de obra calificada.
Dado que los procedimientos manufactureros de la industria no son tan ordinarios, las empresas requieren disponibilidad de mano de obra calificada en ciertas técnicas y procedimientos específicos para la industria (por ejemplo técnicas de soldadura especial). Además, se requieren habilidades administrativas específicas, sobre todo, del tipo de administración de inventarios y de logística. De lo anterior se deriva la importancia de que la región posea un sistema educativo de reconocido nivel, tanto para técnicos como para administradores, factor que más adelante se discutirá. O en última instancia, que la región sea capaz de atraer a esta mano de obra calificada mientras se trabaja en formar la propia.
Costo de la mano de obra.
Relacionado con el anterior factor, no solamente es importante que una región ofrezca mano de obra calificada sino que ésta, esté disponible a un costo competitivo. Julie Eubanks, de Solectron, Guadalajara, en una entrevista realizada por Alan Fanham, del grupo de editores de Fortune, establece que las ganancias en reducción de costos laborales entre México y los Estados Unidos, con calidades muy similares en la producción de electrónicos, oscila entre un 4 y 5% y que la misma diferencia está inclusive 2 y 3% contra otros países de bajos costos de mano de obra. Julie Eubanks reconoce que China sigue siendo el país que ofrece salarios más bajos incluyendo el ajuste por calidad, pero que desde una perspectiva geográfica, los ahorros en mano de obra son eliminados por los fletes.
Acceso a mercados.
De lo últimamente mencionado en el factor anterior, se deriva la accesibilidad a los mercados como factor de localización determinante para la industria electrónica. Acceso a mercados tanto de insumos como de consumidores de los productos y/o de sus componentes. Ya se había establecido lo global que son las empresas del sector. De ahí proviene la importancia de la localización geográfica y la accesibilidad a los distintos puntos donde las empresas realizan actividades de negocio. Los mercados no necesariamente deben de estar situados en la misma región, solamente la región deberá estar accesible a ellos. Las posibilidades y variedades de las distintas formas de intercambio de personas, materiales, maquinarias y equipos, componentes, productos terminados, información y de flujos de capital entre las regiones determinan la atractividad de la región para las empresas globales, ya que éstas se aglomeran donde sea más sencillo y barato lograr lo anterior.
Sistema educativo regional.
Se dijo, que la presencia de mano de obra calificada es importante, sin embargo, la calificación puede provenir de varias fuentes. Una de ellas se encuentra en las escuelas técnicas y universidades locales. Son necesarias escuelas técnicas y universidades flexibles y a la vanguardia en los conocimientos generales y específicos de la electrónica. Universidades con prestigiados investigadores y profesores en el ramo son también relevantes para la industria. Su presencia aumenta las posibilidades de interacción entre las empresas y las universidades para resolver problemas técnicos de los negocios electrónicos.
Energía, disponibilidad y costo.
Hablar de energía para la industria es hablar de electricidad, de su costo, su disponibilidad y su calidad permanente en los voltajes y de las demás características requeridas. La electricidad es conocida en México como uno de los servicios públicos que más demandan las empresas electrónicas, sobre todo las que se manejan en ambientes limpios. La falta de accesibilidad y/o variaciones marcadas en la calidad del suministro representarían frenos importantes en la industria.
Calidad de vida.
Tradicionalmente se le considera como un factor no económico para la atracción de la actividad económica. Dado que a la industria se le asocia con salarios y sueldos por encima de los promedios manufactureros, los directivos de estas empresas buscan lugares agradables para vivir. La presencia de atracciones naturales, temperatura promedio anual agradable, atracciones culturales y deportivas, complejos habitacionales amplios y seguros, centros comerciales, centros hospitalarios, buenos restaurantes y otros atractivos más, son parte de lo que se denomina calidad de vida. Naturalmente, el costo tales de "amenidades" es igualmente importante. Estos conceptos de calidad de vida ganan terreno en los determinantes de la localización de industrias de alta tecnología entre las que se incluyen a las electrónicas. Las empresas consideran que los procesos de innovación, que se pueden iniciar en los ambientes de producción, tienden a desarrollarse mejor allí donde la gente vive a gusto.
Clima de negocios.
El clima de negocios es sumamente importante para la industria electrónica. Las prácticas sindicales, la regulación existente, la cultura empresarial, la actitud hacia las inversiones extranjeras, etc., son los factores que componen de manera general este rubro denominado clima de negocios. Otros autores incluyen aquí los impuestos y demás costos gubernamentales. En este reporte se tratarán por separado las empresas electrónicas, dado que operan bajo ambientes flexibles de producción y con ciclos del producto en muchas ocasiones muy cortos. Ellas necesitan operar en ambientes productivos regionales que los ayuden a desarrollarse y que no representen obstáculos por esquivar. La competencia la industria es tal en que eso ya los mantiene bastante ocupados. La facilidad en los trámites gubernamentales es bien vista en estas empresas que requieren velocidad en todas sus operaciones. Las empresas electrónicas necesitan ambientes sindicales favorables a los procesos flexibles de producción y altamente cambiantes, por lo intenso de la industria.

Impuestos y otros cargos gubernamentales.
Definitivamente, es el factor de localización industrial más polémico. Hay estudios que determinan que sí es relevante y hay otros que creen que no lo es. Lo que si resulta cierto es que México, fiscalmente hablando, es un ambiente centralizado. Los estados no controlan casi ningún impuesto, por lo que tienen poco margen de maniobra para hacer más atractivo al estado, por la vía de reducción de impuestos. Al tener las empresas electrónicas una tendencia ha tener inversiones sólidas en maquinaria y equipo, los impuestos en los activos, controlados por la federación y con aplicación nacional, se tornan importantes. Algunos estudios enfatizan en que una buena tipología lograría clasificar y diferenciar los impuestos, los que impactan las decisiones de inversión y los stocks (capitales invertidos) y en los que afectan a los flujos (impuestos a las ventas y a las nóminas). Dependiendo de las características de los distintos sectores productivos, se podría establecer qué impuestos son los que tendrían mayor peso en las decisiones de inversión en una localidad.

Parques industriales y de negocios.
Es importante desarrollar la presencia de complejos de infraestructuras de soporte a la actividad manufacturera, ya que éstos últimamente, contribuyen de manera significativa al "marketing" de una localidad en sus esfuerzos para atraer inversiones en el sector electrónico. La presencia de infraestructuras de apoyo a la actividad empresarial en entornos amplios, "verdes", accesibles, con la posibilidad de compartir servicios con otras empresas, constituye un factor decisivo diferencial en las posibilidades de atracción de inversiones electrónicas. Son igualmente necesarios los servicios de interconexión con distintos medios de transporte, los servicios legales, logísticos y financieros.
Algunas conclusiones relevantes de este apartado son:
Los factores de localización hacia el interior de las regiones son variados. El conocerlos representa una magnífica oportunidad para fundamentar las políticas de fomento y promoción de esta industria en una localidad particular, sobre todo, después de haber realizado un inventario de estos factores a nivel regional.
El estímulo de los distintos factores requerirá no solamente la participación decidida de la Secretaría de Desarrollo Económico, sino también de varias dependencias estatales y/o como federales.
Este apartado será de gran utilidad para la identificación de líneas estratégicas, como también para definir qué acciones de política pública se habrán de recomendar al ejecutivo estatal, a fin de fomentar la actividad económico-electrónica en la entidad.
El que una región posea los anteriores atributos necesarios para la adecuada instalación de empresas electrónicas, no garantiza que esto suceda. Hay que recordar que hay factores discriminatorios, a nivel país, que deberían ser favorables, pero que, en algunas ocasiones, no lo son. También resulta importante mencionar que las economías de aglomeración son altamente relevantes para la industria y que éstas son complicadas de desarrollar.
Es muy importante recordar lo que varios de los autores han mencionado: que no todas las regiones podrán desarrollar uno o varios segmentos de la electrónica. Todas lo han intentado, pero han tenido éxito.
A continuación, se presenta un breve inventario estatal, sobre algunos factores relevantes para la atracción de empresas electrónicas. Este inventario tiene su base en los estudios sobre competitividad y atractividad estatal, realizados por el Centro de Estudios Estratégicos del ITESM en 1997.
El Estado de Nuevo León:
Es el más competitivo.
Es el segundo estado más atractivo para las inversiones.
Tiene la mayor fortaleza económica estatal.
Es el segundo estado con mayor exposición al exterior.
Es el estado con mayor calidad en sus recursos humanos.
Es el primer estado en infraestructura de soporte a los negocios.
Es segundo en toda la nación en sus recursos financieros.
Es el estado que ofrece la mayor calidad de vida.
Es segundo en desarrollo tecnológico en el país.
Es el estado, primer lugar, con alumnos inscritos en programas de postgrado.
Es segundo, a nivel nacional, en los grados de escolaridad de su población.
Es el estado número uno en alumnos egresados de sus escuelas técnicas.
Es el estado número uno en la disposición, por parte de sus trabajadores, para la capacitación y entrenamiento.
Además de lo anterior, el Estado de Nuevo León tiene una localización geográfico-estratégica que, combinada con su accesibilidad (producto de su infraestructura de transportes), le permite al productor estar muy cerca de los mercados internacionales y de las principales ciudades del país.



Centro de Estudios Estratégicos ITESM Página


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje