Página principal

Iss: crónica de una muerte anunciada


Descargar 58.83 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño58.83 Kb.
ISS: CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
Mauricio Torres T1
Luego de 60 años de existencia del Instituto de los Seguros Sociales (ISS) el gobierno de turno le ha declarado la muerte (léase liquidación), algo que muchos gobiernos anteriores, especialmente desde los de Cesar Gaviria, han querido realizar y que hicieron su iatrogenía (intervenciones lesivas), para que hoy a este paciente por fin se le expidan los santos oleos.
Tal vez se puede decir que esta crónica de una muerte anunciada, es voz populi desde el año 1991, cuando el entonces Gobierno de Cesar Gaviria propuso una reforma a la seguridad social que buscaba avanzar en una total privatización de la seguridad social, lo que implicaba acabar con las instituciones publicas de seguridad social y entre ellas por supuesto el ISS, que era la más grande de todas. Este propósito no fue posible del todo con la expedición de la Ley 100 de 1993, pero la intención de acabar con el ISS, para que el sector privado se apropiara de esta gran clientela, no fue abandonada y se fue dando paulatinamente durante estos años de desarrollo de la Ley 100.
Hay que decir, que el Instituto Colombiano de los Seguros Sociales, nombre asignado en su nacimiento, no contó con unos padres suficientemente responsables. El Estado, uno de ellos, nunca ha respondido adecuadamente con su deber de sostén económico y llego al colmo de desconocer su paternidad cuando a través de una reforma en 1977 le quitó el apellido de Colombiano y lo dejó solo como ISS. Este Padre, además de no responder financieramente, se aprovecho todo el tiempo del hijo, sacándole provecho, al utilizarlo como bastión de clientela política y auspiciar por esta vía su desfalco a través de procesos de corrupción.
Otro de los padres, los patronos, han buscado permanentemente bajarse de su responsabilidad y lo han hecho a través de diferentes artimañas, como no cotizar todos los meses, declarar nominas salariales mas bajas y no afiliar a trabajadores bajo su tutela.
Tal vez el único padre responsable, han sido los trabajadores y trabajadoras, en tanto ha sido un padre que quiere a su hijo y por lo tanto ha tratado que tenga la mejor vida, pero desafortunadamente es el de los tres padres el que menor peso a tenido en el curso de la vida de su hijo el ISS.
Y por supuesto esta situación paterna del ISS, es un asunto clave para analizar su historia de vida crítica. La deuda financiera del Estado, que a cálculos hechos en 2001 ascendía a la nada despreciable suma de 58.8 billones de pesos (asunto que no tocan los gobernantes cuando hablan de los problemas del ISS), la utilización de él como bastión de clientela y corrupción y la falta de compromiso de muchos empleadores con la seguridad social, son de las causas centrales de la actual profundización de la crisis, que le permite hoy el gobierno de Uribe decir que el ISS es una institución insostenible y por lo tanto anunciar las exequias para el año de 2007.
DEUDA DEL ESTADO COLOMBIANO CON EL ISS A 2001


RUBRO

CUANTÍA $ Billones

I. PENSIONES




Cotización tripartita

2.4

Reajuste quinquenal

26.3

Aportes 20% para cobertura

3.9

Mesada 14

1.6

Acciones BCH

0.8

Falta de rentabilidad de las reservas

4.2

Otras obligaciones Art. 137 Ley 100/93

9.6

Reajuste ordenado por la Ley 445/98

0.009

Servicio doméstico

0.067

Bonos Tipo B

6.7

Subtotal Pensiones

55.6

II. SALUD




Enfermedades de alto costo

0.657

Jubilados en salud

2.5

Subtotal en salud

3.2

TOTAL

58.8

Fuente: Cuantificación realizada entre el Ministerio de Hacienda y el Sindicato de Trabajadores

del ISS en el año 2001, en el marco del proceso de acuerdo tripartito.


El comienzo de la muerte anunciada
Desde la expedición de la Ley 100 en 1993 el ISS queda incorporado en un mercado del aseguramiento y en este sentido inicia una competencia con otras entidades de seguridad social de carácter privado. La contienda no ha sido nada fácil en tanto sus protectores han sido poco y sus contrincantes actores fuertes tanto del gobierno, como del parlamentario, como del sector empresario privado que tienen nexos muy fuerte con el sector financiero privado, que es quien realmente esta detrás del gran negocio de la seguridad social.
Antes del 1993 en el país el 23% de la población colombiana se encontraba vinculada a la seguridad social, en su mayoría al ISS, hablamos de unos 6 millones y medio de afiliados. Luego con la decisión de ampliación de la cobertura al núcleo familiar con la Ley 100 para 1996 el ISS contaba con una población de usuarios de cerca de 10 millones, mientras que para ese año las recién creadas EPS privadas ya tenían una clientela de cerca de 3 y medio millones de personas. Lo llamativo de estas cifras es que ya para el año 2002 estas se habían invertido completamente, el ISS contaba solo con 3 millones de afiliados (que son los que reporta hoy) y las EPS privadas 9 millones, doscientos mil afiliados.
Como lo muestra la gráfica, la cobertura del ISS (en azul) fue decreciendo, en tanto la de las EPS privadas (en morado), fue ascendiendo, con un elemento adicional desfavorable para el ISS, que quedó con la gente de mayor edad y con los pacientes con enfermedades de alto costo, es decir aquellos con enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión, pero ya con efectos serios sobre el organismo como fallas cardiacas e insuficiencia renal, que implica altos costos en tratamiento y rehabilitación.
La estrategia de ir marchitando el ISS durante estos años, les ha funcionado perfectamente, y han logrado su cometido de captar y controlar este mercado desde el sector privado, con un elemento adicional de dejarle lo que genera más gastos y perdidas al ISS.
NUMERO DE PERSONAS ASEGURADAS POR EL ISS Y LAS EPS PRIVADAS

1996 – 2002
Grafico elaborado con datos del 2002 de FISALUD y del Observatorio de la Seguridad Social de la Universidad de Antioquia.
Estrategias para lograr la defunción
La crónica de la muerte anunciada se puede reconstruir a través de un conjunto momentos que reflejan una serie de estrategias claves para que hoy se pueda hablar finalmente de la muerte del ISS. Mirémoslas:


  1. Cuentas sombrías: dada la falta de un sistema de información serio en el Sistema General de Seguridad Social no se ha sabido a ciencia cierta el número de afiliados que tenia el ISS y por lo tanto la cuenta de compensación del FOSYGA (Fondo de Solidaridad y Garantía) no le ha pagado todo lo que debía pagarle al ISS; se plantea que a fecha de hoy la deuda por este rubro es de 120.000 millones de pesos. Y otra cuentica, de este mismo fondo con el ISS es de 150.000 millones de pesos por conceptos de recobros, tutelas y medicamentos no POS.




  1. Descrédito institucional: en el 2001 bajo el argumento de ineficiencia administrativa, al ISS se le prohibió captar nuevos afiliados, pero adicionalmente se permitió su afiliación masiva. Esta medida se mantuvo hasta el 2003, periodo en el cual el ISS perdió un numero importante de afiliados, pero lo mas grave fue que quedo con la población con graves problemas de salud y que por supuesto implica mayor inversión financiera (por que entre otras estrategias las EPS aplicaron la selección adversa y no afiliaron este tipo de población). Una muy buena estrategia, las EPS privadas se quedaron con los afiliados jóvenes y sanos y el ISS con los más viejos y enfermos.




  1. Obligaciones adicionales: las responsabilidades laborales del ISS como patrón le fueron colgadas a los recursos para atender a los afiliados a salud, otra razón de desfinanciación en tanto alrededor del 25% de los recursos de la Unidad de Pago por Capitación (UPC, lo que recibe el ISS por cada afiliado en salud) tuvieron que destinarlos para esta partida.




  1. Separación de funciones: a través del decreto 1750 de 2003 el gobierno de Uribe, se le quitó al ISS la prestación de servicios de salud. Las 37 clínicas y 204 centros de atención ambulatoria que tenía, fueron agrupados en 7 Empresas Sociales del Estado (ESE), dependientes ya no de la EPS ISS, si no del Ministerio de Protección Social. Esto le quito el derecho a la EPS ISS de contar con su propia red de servicios (IPS) y contratar con ella y tener un mejor balance financiero. Hay que decir que este asunto no ha sido controlado a las EPS privadas quienes hacen una gran integración vertical (es decir que las EPS contratan con su propia red de IPS), sin contratar con las entidades publicas de salud, lo que las hace más rentables, literalmente pasan el dinero de un bolsillo al otro de su pantalón.




  1. Quiebra de las ESE: dado que declarar una institución de salud como ESE le impone autosostenerse con la venta de sus propios servicios (ya en este caso no reciben el apoyo de la institución ISS), estas ESE creadas a partir de las instituciones que eran del ISS han tenido que vivir de la venta de sus servicios, que por ahora mayoritariamente se lo hacen a la EPS ISS (92%), pero esta ya incumple con los pagos a tiempo, no reconoce la totalidad de los servicios, la no autorización de servicios, la no entrega oportuna de medicamentos, lo que ha propiciado la quiebra de la ESE José Prudencio Padilla de la Costa Atlántica (la cual acaba de ser liquidada por el Ministerio de Protección Social), una de las 7 ESE que fueron creadas en el 2003 y de seguro de las otras 6 en un corto plazo. Con esta estrategia dieron un gran paso en la crónica de la muerte del ISS, por que acabaron con un elemento fundamental de su arquitectura institucional que era su red prestadora de servicios de salud.




  1. Ausencia de rectoría Estatal: el Estado no ha cumplido con la función de controlar y vigilar a los actores que tienen responsabilidad con la seguridad social en el país. Una evidencia de esto es la evasión (no se tiene afiliados a los trabajadores que deben estarlo), elusión (se cotiza por menores montos a los reales) y mora (se cotiza tardíamente) de los empleadores con el ISS. Según cifras de la Superintendencia de Salud en el país hay una evasión, elusión y mora del 40% en el componente de salud, lo que le ha implicado al ISS perdidas anuales de alrededor 660 mil millones de pesos; claro asunto que tiene más control desde las EPS privadas.

Este conjunto de estrategias claramente pensadas, planeadas y ejecutadas, han dado suficientes evidencias para decir que los gobiernos de turno no precisamente querían salva al ISS, si no darle su santa sepultura.


Ahora dicen que no se pretende que el país deje de tener una EPS pública, dado que es importante el aseguramiento pública y de seguro si lo es, para que soporte aquellos aspectos del mercado en los cuales los privados no entran por que no son rentables y para eso si es útil lo publico. Entonces darán los santos oleos al ISS con la liquidación y avanzaran en crear una nueva institución cero kilómetros, con trabajadores totalmente flexibilizados, que impida crear sindicato, que les hará verse como protectores de lo publico, pero que en el fondo es de una enorme funcionalidad a lo privado.
Obituario
El caso del ISS, se suma al del BCH, Telecom y ECOPETROL, entre otros. Hacen parte de la reforma estructural del Estado neoliberal, donde se ha venido vendiendo el mejor patrimonio de la nación a los privados, uno de ellos por supuesto el ISS, con el argumento que son instituciones burocratizadas, corruptas, ineficientes y de mala calidad. Por supuesto que entendemos claramente que lo que prima allí son los grandes flujos de capital que atraviesan a estos sectores y que el sector privado se los viene apropiando. No es gratuito que algunas de las EPS privadas estén ranqueadas dentro de las 100 empresas más grandes de Colombia, con un crecimiento financiero para el año 2003 del 18.26 %, cinco veces superior al promedio nacional que fue del 3.74 % (Informe Especial Sector Económico, Revista Semana No 1147, abril de 2004).
Ahora, el caso del ISS a los neoliberales les ha dado una lección, que es entender que no es bueno deshacerse totalmente de lo público. En este caso de la seguridad social en salud, se han dado cuenta que es bueno conservar una entidad pública para que atienda los enfermos graves y viejos que no son rentables (por esto el Ministro de Protección Social y el Director del ISS, están diciendo que mantendrán la seguridad social publica, ya no con el ISS, si no con una nueva entidad), para de esta manera permitir que el sector privado se queda con la crema del negocio. Vía que por supuesto no fortalece lo publico sino que lo destruye, al dejarle al Estado responsabilidades como estas que lo desfinancian.
En la separación de funciones en el campo de la seguridad social en salud iniciada con la Ley 100, que separó la atención individual de la enfermedad (el negocio), de los asuntos colectivos de salud, que tienen altas externalidades (lo no lucrativo), ahora se dan cuenta que también una parte de la atención individual de la enfermedad se puede separar, para dejar lo ganancioso en lo privado y lo no lucrativo en lo publico. Cierre con broche de oro en esta crónica de la muerte anunciada del ISS.
Para la ciudadanía, los usuarios de la seguridad social en salud, los trabajadores/as de la seguridad social en salud, debe quedar claro que un Estado y un gobierno que no valora el patrimonio publico que por décadas la nación ha construido, que no le apuesta a desarrollar una política social integral de seguridad social que en el mundo entero ha demostrado que es la mejor forma de enfrentar la pobreza y las inequidades al ser un mecanismo de redistribución de la riqueza y de garantía del conjunto de derechos económicos, sociales y culturales, es un Estado que requieren una reforma profunda y estructural y una nación que requiere de una nueva clase de dirigentes políticos y de gobernantes.

SITUACIÓN A 2006 DE AFILIADOS AL ISS


Componentes del ISS

Población afiliada

No. Pensionados con Mesada

EPS (Salud)

3 millones usuarios




ARP (Riesgos Profes.)

1.4 millones trabajadores

28 mil por causas laborales

AFP (Pensiones)

1.9 millones de cotizantes

650 mil

Cuadro elaborado con cifras expuestas por el actual Director del ISS en Entrevista de Yamit Amat. Diario El Tiempo, Septiembre 2 de 2006.
CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
1946 Se creó el ICSS.
1973 El gobierno de turno de Pastrana Borrero se autocondonó la deuda del Estado con el ICSS.
1977 El gobierno de López Michelsen reestructura el ICSS, el cual pasa a llamarse ISS.
1992 El ISS pasó a ser una empresa industrial y comercial del Estado.
1993 Se promulga la Ley 100 y el ISS debe ajustar su esquema al modelo definido por esta ley.
2001 Al final del gobierno de Andrés Pastrana se separó la prestación de servicios de salud (IPS) de los negocios de la EPS, riesgos profesionales y pensiones.
2003 Se realizó la escisión del ISS, se crearon 7 Empresas Sociales del Estado (ESE) que agruparon las clínicas y centros de salud del ISS.
2006 El Decreto 2505 del 29 de julio ordena la liquidación de la ESE José Prudencio Padilla de la Costa Atlántica.

Se crea comisión técnica de Planeación Nacional para proponer una solución a la crisis del ISS

2007? Liquidación del ISS, creación de una nueva empresa.

VOZ DE DIVERSOS ACTORES INVOLUCRADOS

Trabajadores/as. Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT. Resolución No. 8. Privatizan la Seguridad Social. Agosto 25 de 2006. www.cut.org.co

La privatización de las pensiones, la salud, los riesgos profesionales, el cierre de la red pública hospitalaria, la política de marchitamiento del ISS, la expropiación de sus clínicas y centros de atención, para después liquidar las famosas ESE, feriando el patrimonio público y condenando a los usuarios a morirse por falta de atención; ponen en entredicho la responsabilidad social del Estado y viola los derechos fundamentales a la vida y la salud del pueblo colombiano.

Es claro para el país, que para salvar el ISS, el gobierno debe pagar la deuda histórica con la Entidad, no negarle los recursos del Fosyga, ayudarle económicamente a sostener los pacientes de Alto Costo, de mayor edad y más pobres (el sector privado por la complacencia del gobierno, no acepta estos pacientes, sabe que el negocio está primero que la vida y la salud de los usuarios). Combatir eficazmente la evasión, elusión y mora en los aportes de las empresas; propender por una sana administración, conservando el tripartismo y garantizando la unidad de empresa, respetando el derecho al trabajo, a la libertad de asociación y negociación colectiva de sus trabajadores.
Trabajadores/as del ISS. Pronunciamiento de Sintraseguridad Social y SintraISS. La liquidación del ISS. El más grave sacrificio a la política social del país. Agosto 30 de 2006. Fotocopias.
En lugar de liquidar el ISS, el gobierno debe buscar con el concurso del Congreso, los empleadores, las centrales obreras, los pensionados, los trabajadores y los usuarios, las diferentes alternativas de solución a la problemática planteada.

No compartimos la propuesta del Gobierno de liquidar el ISS, por cuanto esta decisión, no solucionaría ninguno de los problemas enunciados y por el contrario le asestaría un golpe, a la esquiva paz, entre los colombianos.


Gilberto Quinche, Director del ISS. Diario El Tiempo, septiembre 2 de 2006. Entrevista de Yamit Amat. www.eltiempo.com

La politiquería, la mala administración, la falta de previsión, la falta de tecnología, las convenciones colectivas sin financiación, la selección de riesgos son a su entender las causas que explican la crisis del ISS. No se va a acabar el Seguro; se va a buscar la fórmula de tener un modelo de Seguro Social, de EPS pública, que sea eficiente.



Las alternativas jurídicas que enfrenta el Instituto son escisión, reestructuración, liquidación. Se están realizando estudios jurídicos, técnicos y financieros para establecer lo que se debe hacer.

Antes de finalizar el año tendremos los estudios jurídicos, técnicos y financieros para el nuevo Seguro. Vamos a realizar un "trasplante pulmonar" para mejorar su oxigenización tecnológica; vamos a extraer el 'tumor cerebral' de la politiquería; vamos a practicar una recepción segmentaria intestinal porque, en razón de las convenciones colectivas, tiene "demasiado intestino"; vamos a aplicar "células de rejuvenecimiento" para evitar la concentración de población de mayor riesgo y vamos a aplicar quimioterapia para extirpar el cáncer de corrupción. Son 6 cirugías y tratamientos, lo que se necesitan.


Diego Palacio, Ministro de Protección Social. Entrevista Diario El Tiempo, lunes 7 de agosto de 2006. Página 1-8.
El país se acostumbró a que hay una entidad en crisis y se creía que con plata se podía solucionar. Por eso no se exigió eficiencia. Además, tiene problemas de transparencia y de pésima calidad de servicios. Es un problema acumulado de muchos años.

Se han tomado algunas medidas. Lo que pasa es que no tuvimos el espacio jurídico para poder tomar decisiones adicionales que permitieran soluciones de fondo. No hay las herramientas para poder evitar que esta situación se presente cada año.

Lo que estamos haciendo es una batalla no solo para mejorar la calidad, sino para sentar un precedente de regulación de mercado en busca de mejorar los índices del aseguramiento público en el sistema de salud.

Las medidas: la liquidación es una, la reestructuración es otra, la escisión es otra. Hay un comité técnico de Planeación que está estudiando el tema.
Carlos Gaviria, Presidente Polo Democrático Alternativo. Pronunciamiento sobre la liquidación de Empresas Sociales del Estado (Hospitales) y del Seguro Social. Miércoles 16 de agosto de 2006. www.polodemocratico.net
La voluntad política de acabar con el Seguro Social no cejó y en contra del principio de la libre escogencia, se propició la selección adversa y se le endosó al Seguro Social la atención económicamente onerosa como es la de las enfermedades de alto costo y de las poblaciones más vulnerables, dejando para las EPS privadas los afiliados cuya atención resultaba más rentable.

El llamado es a la construcción de un nuevo consenso social, del que emerja la voluntad política para defender la seguridad social de carácter público y al Seguro Social como ente asegurador y prestador de servicios de salud, así como de pensiones y riesgos profesionales en el marco de una seguridad social integral, en el entendido de que cumple funciones de equilibrio del sistema de seguridad social y es un factor de equidad.


Jorge Enrique Robledo, Senador de la República. Declaración. Avanza la conspiración contra el Seguro Social. 28 de agosto de 2006. www.moir.org.co
Dando otro paso por el camino de hacer de la salud de los colombianos un vulgar negocio, el gobierno de Álvaro Uribe Vélez acaba de anunciar la liquidación de las clínicas del Seguro Social y del propio Instituto. Continúa así la conspiración urdida contra el ISS desde 1993, cuando el entonces senador Álvaro Uribe Vélez tramitó en el Congreso la Ley 100. 

La fórmula oficial es la misma que se ha aplicado en la red pública hospitalaria: liquidar las entidades y despedir a los trabajadores para luego contratar a otros o a los mismos con peores condiciones laborales. 



¡Cómo urge la creación del más amplio frente de unidad y de lucha en defensa de la salud de los colombianos y en contra de la plutocracia que el uribismo está montando en Colombia, una unidad que parta de declarar la salud como un derecho fundamental sobre el que no pueda parasitar el capital financiero!

1 Médico, Salubrista Ocupacional. Coordinador General de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) y miembro del Movimiento Nacional por la Salud y la Seguridad Social de Colombia. Correo: coordinadorgeneralalames@yahoo.es



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje