Página principal

Intervención de idoia mendia en su proclamación como secretaria general del pse-ee sábado, 20 de septiembre de 2014


Descargar 32.02 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño32.02 Kb.




INTERVENCIÓN DE IDOIA MENDIA EN SU PROCLAMACIÓN COMO SECRETARIA GENERAL DEL PSE-EE
Sábado, 20 de septiembre de 2014

Compañeros y compañeras, muchas gracias. Muchas gracias César, muchas gracias Patxi, lehendakari.


Estoy muy honrada. Nunca hubiera imaginado llegar a la Secretaria General del PSE.
Y mucho menos hacerlo en un proceso que ha protagonizado la militancia en su conjunto.
Muchas gracias por todo, por el voto del martes, que me trae hoy aquí, pero sobre todo gracias por las palabras de ánimo, por las ganas que he visto en todos y cada uno de los Socialistas Vascos.
Soy consciente de la responsabilidad que habéis depositado en mí. Una inmensa responsabilidad.
Es la primera vez que el voto directo de la militancia decide quién se pone al frente de todos nosotros.
Me habéis elegido en un proceso modélico, que sólo podía protagonizar éste partido, el PSE, el partido más innovador, más moderno y más abierto que hay en Euskadi.
Hoy me encomendáis una gran tarea. La más grande que he asumido en este Partido. Y no voy a defraudaros. Desde ahora, os prometo trabajo y dedicación. Y desde ahora os pido trabajo y colaboración. Ésta es una tarea de todos.
Como Secretaria General, recojo un testigo que han portado antes que yo grandes socialistas.


  • Facundo Perezagua,

  • Indalecio Prieto,

  • Ramón Rubial,

  • Txiki Benegas,

  • Mario Onaindia,

  • Roberto Lertxundi,

  • Jon Larrinaga,

  • Ramón Jáuregui,

  • Nicolás Redondo,

  • Patxi López.

Sólo con citarlos, una se siente mucho más pequeña.


Y yo me siento tremendamente orgullosa de todos los que antes que yo estuvieron al frente del Socialismo Vasco.
Pero, sobre todo, me siento muy orgullosa de este Partido y de cada uno de sus militantes.
Un partido que ha sido protagonista de las grandes conquistas de este país y una gente que en los tiempos más difíciles resistió y tiró siempre para adelante. Sois los que apretaron los dientes, los que nunca dieron su brazo a torcer. Sois ejemplo de entereza y dedicación.
Compañeros y compañeras. No puedo continuar adelante con estas palabras si no le dedico algunas a Patxi López, el líder socialista que nos hizo soñar con ser libres y con gobernar Euskadi, y que convirtió esos sueños en realidad.
Patxi, tú nos diste unidad y fuerza en aquellos momentos difíciles para el Socialismo Vasco y la confianza suficiente para alcanzar lo máximo en Euskadi: llegar a Ajuria Enea. Y tuviste la inteligencia de saber llevar a este país a la paz, a lo más grande que podíamos soñar los vascos.
A pesar de algunos, la historia contará que fue un Gobierno socialista, liderado por ti, quien trajo la paz a este país y sentó las bases de la Euskadi del futuro, en la que todos los ciudadanos, tendremos un sitio, pensemos como pensemos o tengamos la identidad que tengamos.
Y, por supuesto, mi eterno agradecimiento por haber contado conmigo en esta aventura maravillosa que fue el primer gobierno socialista de Euskadi.
Eskerrik asko, Lehendakari. Bihotz-bihotzez.
Quiero referirme también a Jesús Egiguren, el nombre propio del Socialismo Vasco. Una de las mejores cabezas de ese país.
Jesús. Tu inteligencia y tu visión supieron abrir un camino que nos llevó a las máximas cotas de poder y a la libertad.
Tu sacrificio, los riesgos que corriste, y tus sufrimientos nunca serán suficientemente pagados por todos nosotros. Sé que la historia, la de verdad, te pondrá en un lugar propio.
Desde luego, ya lo estás para todos los Socialistas Vascos.
Eskerrik asko, Jesús.
Y no puedo olvidarme de Rodolfo Ares.
Para entender el socialismo vasco de los últimos 20 años, Rodolfo es una persona clave. Has vivido por y para el partido.
Tus días y tus horas han estado siempre al servicio del Socialismo Vasco.
Eras la persona que siempre estaba en el partido en los momentos buenos, pero, sobre todo, en los momentos malos.
Nadie puede discutir tu inmensa capacidad de trabajo y tu generosidad.
Como solemos decir, si no hubieras existido, te hubiéramos tenido que inventar.
Gracias Rodolfo, por tu labor al frente del partido.
Hace doce años cogisteis un partido enfrentado y le disteis unidad y razón de ser. Impulsasteis un proyecto para aglutinar a mucha gente en la conquista de una Euskadi mejor.
No queríais un partido de resistentes y lo abristeis al conjunto de la sociedad vasca. Al mundo de la empresa, de la cultura, del euskera, los movimientos sociales… Y la sociedad vasca lo entendió.
Tuvisteis la grandeza de creer en una Euskadi plural y diversa frente al proyecto de los nacionalistas.
Dijisteis que un Socialista podía ser Lehendakari y los cerdos volaron como nunca antes en este país. Y demostrasteis que los socialistas podíamos gobernar y hacerlo mejor.
Tuvisteis la arrogancia de soñar con Euskadi sin ETA. Y gracias a que perseguisteis aquel sueño (con muchos esfuerzos y también con mucho dolor) hoy podemos pasear por las calles en libertad.
Van a tener que pasar muchos años hasta que valoremos en sus justos términos la magnitud del trabajo que habéis hecho. Vuestra aportación honrada y serena a este Partido y a este país.
Muchas gracias. De verdad.
Compañeros y compañeras.
Yo me siento muy orgullosa de este Partido, de cada uno de sus militantes y de lo mucho que hemos conseguido para Euskadi.
Pero la gente nos dará su respaldo sólo si somos capaces de mirar al futuro, de ofrecer soluciones, y de soñar una Euskadi mejor.
Me habéis encargado una enorme y difícil tarea. Pero también muy ilusionante.
En esta nueva era que está naciendo y en la que todo está por construir, nos toca ahora a nosotros dar un impulso a este Partido, hacerlo más fuerte, unido y útil para responder a las preguntas, los miedos, las necesidades de esta sociedad cambiante.
Para ello, debemos retomar los lazos con la ciudadanía. Volver a generar en este Partido la capacidad de soñar y pelear por conquistar esos sueños.
Los socialistas debemos dar utopía, sueños a la gente, pero también soluciones a sus problemas más concretos.
Para conseguirlo, tenemos que tener ambición, capacidad de reinventarnos nosotros, de hablar menos de nosotros y más de los problemas que tienen los vascos.
Mandatu bat daukagu: iraganeko kemena berreskuratzea.
Ez da gure militante edota barne-organuen mandatua. Euskadiko progresista guztien mandatu bat baizik. Noizbehin Alderdi honetan sinistu duen persona ororena.
Hor kanpoan gure zain daude. Hor kanpoan Alderdi Sozialista indartu eta berritu baten zain daude.
Ametsak betetzeko gai den betiko Alderdi Sozialista.
Eta ezin diegu huts egin.
Soy consciente de la responsabilidad que asumo, de la inmensa tarea que nos espera y para ellos os necesito a todos. A todos los militantes socialistas y a toda la gente que comparte nuestras ideas y no milita en el partido.
Tenemos que convertirnos en el referente de todos los ciudadanos progresistas, que creen que otra Euskadi es posible, que creen que se puede hacer mejor. Porque somos vascos, socialistas vascos. Y nosotros podemos hacerlo mejor.
Biltzar hau ez da niri buruz hitzegiteko. Zuei buruz, baizik.
Euskal sozialismoari buruz.
Lan asko dugu aurretik. Datorren astean ikasturte politiko beroa hasiko dugu.
Eta hemen, Alderdi Sozialistaren jarrera euskal politikaren ardatza izango da.
Gure oposizio lana eta paktu-politika berriz pentsatu behar dugu.
Eta bide hau zuekin ibili nahi dut.
Ez gara hutsetik abiatzen. Lan asko egin dugu eta lan bikaina, gainera.
Udaletxeetan, Batzar Nagusietan, Parlamentuan. Gure ekimenak, euskal politikaren konpasa markatzen ari dira.
Eta bide honetan jarraitu behar dugu.
Y quiero mandar un mensaje:


  • a los 169.188 parados,

  • a los jubilados que sostienen a sus familias con sus pensiones,

  • a los trabajadores que no llegan a final de mes,

  • a los jóvenes sin expectativa,

  • a las clases medias empobrecidas,

  • a los que han venido de otros lugares con la esperanza de un futuro mejor…

Quiero decirles que éste es su Partido.


Que este Partido trabaja para dar respuesta a sus problemas.
Que no pararemos hasta acabar con la brecha de la desigualdad que la crisis ha hecho crecer entre nosotros.
Soy consciente de las dificultades que tendremos en los próximos años.
Este Congreso no trata de mí. Trata de vosotros, los militantes y de ellos, de todos los progresistas que nos esperan fuera.
Hoy aquí venimos a elegir una nueva Ejecutiva. Un nuevo liderazgo para un nuevo tiempo.
Y os quiero pedir todo el respaldo y toda la confianza para la nueva Comisión Ejecutiva que voy a proponeros.
Las circunstancias políticas no son las mejores, estamos en un momento complicado, pero hemos empezado ya a fijar el rumbo.
Hemos iniciado una profunda renovación de nuestros órganos. En el Federal, este fin de semana en Euskadi, la semana que viene en los Territoriales, que abre la puerta a un nuevo Partido Socialista.
Una nueva generación de compañeros y compañeras va a asumir la responsabilidad de liderar el Partido.
Hoy el relevo ha llegado. Pero no me quiero olvidar de quienes nos han traído hasta aquí.
Esta Ejecutiva sigue la senda de aquellos hombres y mujeres que escribieron los mejores años del socialismo vasco e inicia el camino que nos llevará de nuevo a ser protagonistas principales de la historia de Euskadi.
Compañeros y compañeras. Tenemos un reto inmediato: se llama municipales y forales de 2015.
Nos jugamos el ser, porque los socialistas en los ayuntamientos somos. Es ahí donde hacemos política, codo con codo con nuestros vecinos. Nuestros ayuntamientos, nuestros alcaldes y nuestros concejales son el músculo de este Partido.
Vamos a acudir a estos comicios con los mejores candidatos y las mejores candidatas, la mejor propuesta, porque somos conscientes de la trascendencia de esta cita.
Porque estas elecciones marcan un punto de inflexión en nuestra trayectoria y serán el inicio de la recuperación del Partido Socialista de Euskadi y del conjunto de España.
No partimos de cero. Tenemos proyecto.
Soy la Secretaria General del Partido Socialista de Euskadi.
Pero, sobre todo, la Secretaria General de todos los socialistas vascos y vascas. La de las casas del pueblo. La de nuestras agrupaciones. La de todos y cada uno de los militantes.
Estaré en la calle, con todos vosotros, compartiendo propuestas, buscando soluciones a los problemas. Quiero ser la secretaria general de todas las personas que un día creyeron en este Partido y que, estoy convencida, vamos a conseguir que vuelvan a creer en él.
Yo os propongo recorrer este camino juntos.
Compañeros y compañeras. Empezamos una nueva etapa.
Yo os invito perder el miedo al futuro.
Os invito a cambiar nosotros para cambiar Euskadi.
Os invito a hacer un Partido más abierto y transparente, fuerte y unido, que sea útil a la ciudadanía.
Os animo a retomar el contacto con esos colectivos que se han alejado de nosotros en los últimos tiempos.
Os emplazo desde ya, desde ahora mismo, a hacer posible un nuevo Partido Socialista de Euskadi para una nueva Euskadi. Eskerrik asko.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje