Página principal

Informe nº 83/07


Descargar 140.33 Kb.
Página1/8
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño140.33 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8




INFORME Nº 83/07

PETICIÓN 333-02

ADMISIBILIDAD

JOSÉ IVÁN CORREA ARÉVALO



MÉXICO

16 de octubre de 2007




  1. RESUMEN

1. El 6 de mayo de 2002, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana” o “la CIDH”) recibió una denuncia presentada por el señor Juan Ignacio Correa López y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH), (en adelante “los peticionarios”), en la cual se alega la responsabilidad internacional de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante “el Estado”) por la presunta muerte de José Iván Correa Arévalo, de 17 años de edad al momento de los hechos, y la posterior falta de investigación. Los peticionarios alegaron que los hechos denunciados configuraban violaciones a los derechos consagrados en los artículos 2, 4, 8,19, 17, 19 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (“la Convención Americana”) en relación con las obligaciones derivadas del artículo 1.1 del mismo instrumento internacional. De igual forma, los peticionarios alegaron violación al derecho a la educación consagrado en el artículo 13 del Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales “Protocolo de San Salvador” (en adelante “Protocolo de San Salvador”).

2. Respecto de la admisibilidad del reclamo, los peticionarios alegaron que el presente caso debe exceptuarse del requisito de agotamiento previo de los recursos internos. De acuerdo con los peticionarios, pese a la denuncia hecha ante las autoridades competentes por la muerte del joven José Iván Correa Arévalo, ésta no ha resultado efectiva. Además, alegan que existiría un retardo injustificado respecto de las decisiones de los recursos internos interpuestos, por lo cual el presente caso sería admisible bajo el supuesto consagrado en el artículo 46.2.c.

3. El Estado, por su parte, argumentó que el señor Juan Ignacio Correa López, padre de la presunta víctima, no ha agotado los recursos internos y que dentro de la Averiguación Previa 2062/ZC/91 existen diligencias que no se han desahogado debido a que no se ha podido localizar al señor Juan Ignacio Correa López.

4. Tras el análisis de las posiciones de las partes, la Comisión concluye, sin prejuzgar sobre el fondo del asunto, que es competente para decidir del reclamo presentado por los peticionarios, por lo que el caso es admisible a la luz de los artículos 41, 46 y 47 del mismo instrumento internacional y del artículo 37 del Reglamento de la CIDH. La CIDH, en el uso de sus facultades establecidas en el artículo 41 de la Convención Americana y 37 del Reglamento de la CIDH, admite el caso sub examine por las presuntas violaciones a los derechos consagrados en los artículos 8, y 25 de la Convención Americana, en relación con el artículo 1.1 del mismo instrumento internacional y declara inadmisible esta petición respecto de los derechos contenidos en los artículos 2, 4, 17 y 19 de la Convención Americana. Sin prejuzgar sobre el mérito del caso, la Comisión considera que se han cumplido con los requisitos establecidos en los artículos 47.b y c de la Convención Americana. En consecuencia, la Comisión decide notificar su decisión a las partes, continuar el análisis del fondo relativo a las supuestas violaciones a la Convención Americana y publicar el presente Informe de Admisibilidad e incluirlo en su Informe Anual para la Asamblea General de la OEA.

  1. TRÁMITE ANTE LA COMISIÓN

A. Petición

5. El 6 de mayo de 2002, la Comisión recibió una denuncia presentada por el señor Juan Ignacio Correa López y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH) la cual fue radicada bajo el número 333/02 el 25 de junio de 2002. El 25 de junio de 2002, la CIDH trasmitió la petición al Estado mexicano y le otorgó dos meses para que presentara sus observaciones. El 27 de agosto de 2002, el Estado de México solicitó una prórroga para presentar sus observaciones. El 26 de septiembre de 2002, la CIDH le señaló al Estado que el plazo expiró el 25 de septiembre de 2002, por lo cual le solicitó sus observaciones pertinentes. El 7 de octubre de 2002, el Estado envió sus observaciones.

  1. El 10 de octubre de 2002, la CIDH trasmitió las observaciones del Estado a los peticionarios y les otorgó un mes para que presentaran sus observaciones. El 8 de noviembre de 2002 los peticionarios presentaron sus observaciones. El 14 de noviembre de 2002, la CIDH trasmitió al Estado las observaciones de los peticionarios y le otorgó un mes para presentar sus observaciones. El 23 de diciembre de 2002, el Estado remitió sus observaciones. El 2 de enero de 2003, la CIDH trasmitió las observaciones del Estado a los peticionarios y les otorgó un mes para presentar sus observaciones. El 4 de febrero de 2003, los peticionarios remitieron sus observaciones del asunto. El 12 de febrero de 2003, la CIDH trasmitió al Estado las observaciones de los peticionarios y le otorgó un mes para presentar sus observaciones. El 14 de marzo de 2003, el Estado hizo llegar a la CIDH sus observaciones. El 16 de abril de 2003, la CIDH trasladó las observaciones del Estado a los peticionarios y otorgó un mes para que éstos presenten sus observaciones. El 7 de mayo de 2003, los peticionarios enviaron sus observaciones en las cuales solicitaban a la CIDH que haciendo uso de sus buenos oficios se iniciara un proceso de solución amistosa con el Estado mexicano.

  1. El 12 de mayo de 2003, la CIDH trasmitió al Estado las observaciones de los peticionarios. El 13 de junio de 2003 el Estado remitió sus observaciones a la CIDH. El 5 de agosto de 2003, la CIDH trasmitió a los peticionarios las observaciones presentadas por el Estado de México. El 5 de septiembre de 2003, los peticionarios enviaron sus observaciones a la CIDH. El 8 de enero de 2004, la CIDH trasladó las observaciones de los peticionarios al Estado y le otorgó un mes de plazo para presentar sus observaciones. El 14 de enero de 2004, los peticionarios solicitaron a la CIDH una audiencia en el 119º período de sesiones ordinarias. El 3 de febrero de 2004 la CIDH negó la solicitud de audiencia. El 10 de febrero de 2004, el Estado presentó sus observaciones. El 25 de marzo de 2004, la CIDH trasmitió las observaciones del Estado a los peticionarios, y les otorgó un mes para presentar sus observaciones. El 23 de abril de 2004, los peticionarios hicieron llegar sus observaciones. El 5 de mayo de 2004, la CIDH trasmitió al Estado las observaciones de los peticionarios y los otorgó un mes para presentar sus observaciones. El 1° de junio de 2005, los peticionarios presentaron sus observaciones.

  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje