Página principal

Informe del cenidh sobre las circunstancias de la muerte de josé gabriel garmendia conocido como yahob


Descargar 36.61 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño36.61 Kb.


INFORME DEL CENIDH SOBRE LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA MUERTE DE JOSÉ GABRIEL GARMENDIA CONOCIDO COMO YAHOB.

  1. Antecedentes:

  1. Garmendia se declaró en rebeldía en contra del Gobierno de Daniel Ortega Saavedra:

Durante el año 2010 varios medios de comunicación publicaron declaraciones de José Gabriel Garmendia conocido como “Yahob”, ex miembro de la Resistencia Nicaragüense (Comandante de los Sagitarios) durante el conflicto armado de los años 80, en las que afirmó que Daniel Ortega no podía ser reelecto presidente de Nicaragua y que la única forma de evitarlo era a través de la fuerza por las armas, que además era el camino que el presidente quería seguir por su forma de gobernar, se declaró rearmado, demandando respeto a la Constitución Política y las Leyes en Nicaragua.
Asimismo refirió estar a esperas de los hechos que puedan suceder en las elecciones de 2011, advirtiendo que de haber fraude electoral Nicaragua volvería a vivir un conflicto armado, en ese momento Garmendia se declaró “en rebeldía contra el Gobierno” de Daniel Ortega Saavedra, a la vez que instó a los jefes del Ejército y de la Policía Nacional de Nicaragua a respetar la Constitución Política.


  1. Policía y Ejército señalan que se trataba de delincuente común

Tanto la Policía como el Ejército reiteradamente manifestaron que el accionar de José Gabriel Garmendia no obedecía a fines políticos, que más bien se trataba de delincuencia común, coincidiendo en que la investigación que se realizaba en su contra no era por la posición política de Yahob y que tales afirmaciones eran un pretexto para desvirtuar las investigaciones criminales iniciadas hacia su persona.


En declaraciones brindadas a El Nuevo Diario el 24 de julio de 2010 el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, rechazó categóricamente el estatus de grupo armado con fines políticos dirigido por José Gabriel Garmendia, además aseguró – en ese momento – que la agrupación de "Yahob" era reducida y que no trabajaba en grandes operaciones, que al contrario, se dedicaban a realizar pequeños asaltos y robos con intimidación y sospechaban que se escondían en algún lugar del país.
Según información publicada el 23 de julio de 2010 por El Nuevo Diario; el Comisionado Mayor Edgard Sánchez, jefe departamental de la Policía en Nueva Segovia, reveló que existía un expediente policial en el que Garmendia era investigado por encabezar un grupo de hombres en la comunidad La Palanca; Quilalí, Nueva Segovia, que asesinó a Pedro José Castellón Moreno, alias “Piraña”, de 53 años, además de herir con fusiles de guerra a José María Pérez, de 62 años y a su hijo, José Ariel Pérez Picado, de 24 años. Esta última información fue la única que la institución policial brindó al respecto.


  • Es un hecho real que la Policía buscaba realizar la captura de Garmendia, así como también el Ejército de Nicaragua le estaba dando seguimiento, habiendo ambos manifestado claramente sus intenciones de detenerlo.




  1. Informaciones previas recibidas por el CENIDH:

Desde mediados del año 2010 en los medios de comunicación se dio a conocer la existencia del grupo de rearmados liderados por José Gabriel Garmendia. Mediante la Red de Promotora/es de Derechos Humanos del CENIDH iniciamos un proceso de monitoreo de las informaciones al respecto.


Según publicación electrónica en la Web de El Nuevo Diario del 7 de agosto de 2010 Garmendia sostuvo conversación telefónica con una periodista de ese rotativo en donde mantiene su posición de seguir en la montaña y esperar el resultado de las elecciones de 2011.
El 10 de noviembre de 2010 la Filial del CENIDH en Estelí recibió denuncia de un ciudadano que refirió haber andado junto al señor Garmendia en la antigua Resistencia Nicaragüense y que se estaba persiguiendo a un familiar de Garmendia para presionarlo y obligarlo a revelar su paradero. Al respecto el abogado de la filial de Estelí entrevistó al presunto perseguido, quien refirió en su testimonio que un grupo de 9 hombres, armados de escopetas y AK plegables, vestidos de civil, uno de ellos encapuchado, aparentando ser miembros del Ejército de Nicaragua, quienes lo retuvieron e intentaron trasladar hacia un destino desconocido, acción que fue impedida por familiares.
Igualmente el 10 de diciembre de 2010, la Filial del CENIDH en Matagalpa tramitó denuncia interpuesta el 09 de diciembre de ese mismo año en la Sede Central (CENIDH Managua) por una persona, quien nos informó que el señor Juan Onofre Cruz Zelaya estaba detenido, señalado como delincuente común, siendo víctima de malos tratos en el lugar de su detención a fin de revelar la ubicación de Yahob.


  1. Noticia sobre muerte del señor Garmendia:

El martes 15 de febrero se difundió públicamente por diversos medios de comunicación, que al amanecer del domingo 13 de febrero, una patrulla del Ejército en combinación con la Policía había superado tres anillos de seguridad personal de Yahob, habiéndole dado muerte y que su cadáver había sido reconocido por su actual pareja, la señora Elvia Gadea.


Ante tales acontecimientos nuestra primera reacción fue demandar una investigación policial, quienes están obligados constitucionalmente y por las leyes ordinarias al esclarecimiento de los hechos delictivos, especialmente cuando se trata de muertes violentas.
El CENIDH no pretende sustituir la labor policial en cuanto a la investigación de delitos, sin embargo las graves denuncias realizadas por diputados de la Asamblea Nacional en los medios de comunicación en contra de la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua que hacen alusiones a una EJECUCION SUMARIA o EXTRAJUDICIAL, lo que llevó al CENIDH a iniciar una investigación que coadyuve al esclarecimiento de los hechos. En tal sentido, se conformó un equipo integrado por el Coordinador de la Filial del CENIDH en Matagalpa, Lic. Norlan Raúl Gómez Zapata y el Coordinador del CENIDH Filial Estelí, Lic. Alberto José Rosales Mondragón para tales fines.

  1. Diligencias practicadas por el equipo investigador del CENIDH:



  1. Inspección en el lugar de los hechos:

Se realizó los días 18 y 19 de febrero una inspección en la finca conocida como el Diamante, propiedad del señor José Luís Dávila Rivera, en la comunidad de Santa Teresa de Kilambé, del municipio de El Cuá, jurisdicción del departamento de Jinotega. Al llegar a la finca estaba un equipo de investigación de la Policía, la especialidad de Auxilio Judicial a nivel nacional, liderada por el segundo Jefe, el Comisionado Juan Alemán. Inspeccionamos la casa donde Garmendia recibió el impacto de bala, constatando que hubo al menos 2 disparos dirigidos a su humanidad, el primero que falló e impacto cerca de la puerta de la cocina y atravesó 4 maderos habiendo salido con dirección al patio de la casa.


La ubicación de la casa es al frente de una loma, como a 200 metros hacia el este aproximadamente, de unos 15 metros de frente por otros 15 metros de fondo, dos plantas; la planta baja de bloques y la planta superior de media falda; entre bloque y madera, la cocina a pesar de estar contiguo al costado sur de la casa, sus únicas puertas de acceso son al frente y patio de la casa respectivamente, lo que indica que los ocupantes para llegar a la cocina tienen que salir por el frente o el patio de la casa, por lo que la hace blanco fácil.
La posible trayectoria de la bala indica que los disparos pudieron provenir de esa loma al frente de la casa sin embargo no fue posible ubicar con precisión el lugar de donde se realizaron, de lo que se puede deducir que la muerte de Yahob no fue casual; quien lo mató, lo hizo con toda la intención de matar a alguien.


  1. Entrevistas con testigos presenciales:

Los cuatro testigos presenciales (dueño de la finca, la compañera de vida del dueño de la finca, la cocinera y uno de sus jornaleros) coinciden en que el lunes 14 de febrero, a eso de las 6 de la mañana, José Gabriel Garmendia se levantó de su dormitorio en la planta baja rumbo a la cocina, al atravesar la puerta se escuchó la primera detonación, la que no se pudo distinguir con exactitud de que se trataba, acto seguido fue el segundo disparo que impactó en la parte superior de la cadera izquierda de Garmendia, cayendo de manera automática y siendo jalado por uno de los presentes hasta una esquina de la cocina.

Los habitantes de la casa dijeron que trataron de verificar de donde provenían los disparos lo que no les fue posible, procediendo a auxiliar a Garmendia, a quien le dijeron que lo trasladarían al centro de salud de El Cuá para ser atendido, fue en ese momento que se enteraron que se trataba de Yahob, quien se identificó como tal para evitar ser trasladado y no ser reconocido por las autoridades.

Desde el momento de los sucesos hasta la toma de la decisión de trasladarlo, transcurrieron alrededor de 7 horas, refirieron que sintieron temor para trasladarlo porque la Policía podría emprender acciones en su contra, lo que complicó el estado de salud de Garmendia, la dificultad de acceso a la finca hizo que se realizara el traslado en 3 vehículos, siendo el último en la camioneta del Concejal de la Alcaldía de El Cuá por el PLC, Simeón Torres, conocido como Kalimán, quien fue su compañero de lucha en el conflicto armado de los años 80, falleciendo en el camino al pasar por la comunidad La Ceiba, en el vehículo del Concejal Torres como a las 3 de la tarde del día 14 de febrero de 2011. Esto fue relatado al equipo del CENIDH por el Concejal Torres.

Posteriormente, el día primero de marzo del año en curso, se presentó a las oficinas del CENIDH en Managua el señor Guillermo Evenor Dávila Rivera, hermano de José Luís Dávila Rivera, propietario de la finca donde fue herido Garmendia, manifestando temer por la seguridad e integridad de su hermano, además de que sea sometido a un proceso penal injusto.


  1. Entrevistas a pobladores que asistieron al herido:

Al difundirse la noticia de encontrarse un herido en la comarca, algunos pobladores acudieron a la finca para ofrecer su apoyo y brindar asistencia religiosa, participando inclusive uno de ellos en el traslado de Garmendia hacia el municipio del Cuá. Todos los testimonios son coincidentes en que hasta ese momento se enteran que el herido, que había compartido con ellos durante 3 meses y 10 días, era Yahob; a quien nada más conocían como don Chepe.

Por medio de los vecinos, se estableció que las versiones de que Garmendia llegó de visita no son ciertas, sino que confirman que tenía el tiempo anteriormente dicho de estar trabajando en el lugar. Asimismo manifestaron que Garmendia llegó solo a la comunidad y no fue visitado por nadie, lo que indica que no tenia personal de seguridad a su alrededor, como se había manifestado con anterioridad, así como tampoco fue asistido por alguien que no fuese vecino.


Todos los pobladores afirmaron tener una percepción de Garmendia como una persona pacífica, trabajadora, amigable y agregaron, que en ningún momento Garmendia presentaba una conducta bélica, ya que ni portaba arma de fuego.

Un poblador señala que al menos un mes antes, habían visto a unos 3 ½ kilómetros en la comunidad 4 esquinas, a una cuadrilla del Ejército, quienes refirieron que andaban en persecución de una banda de delincuentes identificados por la comunidad, no teniendo conocimiento de más acciones militares.

Tanto los testigos presenciales, como los pobladores que asistieron al herido, coincidieron en que el señor Garmendia no presentó hemorragia externa, contrario a lo dicho en los medios de comunicación y que siempre estuvo consciente hasta unos minutos antes de morir.
Cabe mencionar que posteriormente en la investigación realizada por el CENIDH, los testigos informaron que la muerte del señor Garmendia en realidad fue el lunes 14 de febrero, a eso de las 3 de la tarde y que no tenía personal de seguridad para su custodia, como se había publicado en los medios de comunicación.


  1. Actuación policial:

Refiere Kalimán que cuando llevan el cadáver a la delegación policial de El Cuá, el jefe de la unidad; el sub comisionado Néstor Mejía le comunicó a él que donde debía llevarlo era al centro de salud, a pesar que le informó que se trataba de una muerte producto de un impacto de bala, mostrando Mejía una actitud indiferente; posición que cambió cuando textualmente él (Kalimán) le insistió en dos ocasiones: “Es Yahob, el rearmado”.

El jefe de la unidad policial orientó colocarlo adentro y dio aviso a la Policía departamental de Jinotega, quienes desplegaron personal policial en gran proporción, alrededor de unos 30 oficiales, mismos que acordonaron la delegación para el aseguramiento del cadáver y posterior traslado al centro de salud con intenciones de sacarle la bala, la que no se le practicó ante la negativa de la actual compañera de vida de la víctima, lo cual fue una negligencia policial.

Los habitantes de la casa donde fue herido de bala Garmendia y vecinos expresaron que el martes 15 de febrero, se presentó al lugar de los hechos un equipo de la Policía Nacional de Jinotega, investigando lo ocurrido; denunciaron que al ser interrogados dichos policías los hostigaron, insistiendo que dieran a conocer el supuesto paradero de las armas y que ante su desconocimiento les advirtieron que podían privarlos de libertad.

Igualmente uno de los pobladores que participó en el traslado del señor Garmendia al centro de salud de El Cuá y que ante el hecho de verlo morir lloró, lo que fue cuestionado por la Policía en el interrogatorio y presionándolo reiteradas veces para que dijera las razones de su pesar, tratando de inducir un nexo entre ambos.

Buscando a un testigo a quien no encontraron en su casa, una oficial expresó que “andaban investigando el caso del narcotraficante de Yahob”, asimismo otro oficial se refirió al señor Garmendia con el termino; “ese perro delincuente”, irrespetando de ésta manera la persona de Garmendia. Igualmente, la esposa del dueño de la finca; Ángela Rosa Blandón Brenes nos denunció hostigamiento policial para dar a conocer el paradero de su cónyuge, argumentando que se necesita el testimonio de éste para la investigación, lo que causa dudas a la familia y temor que sea detenido injustamente.

Por su parte, José Luís Dávila manifestó que tenía fundado temor que la intención de la Policía no es el esclarecimiento de los hechos, sino una persecución que lo incluye a él por haberle dado trabajo durante 3 meses. Que igual podrían ordenar su detención, por lo que expresamente, solicitó que su testimonio brindado al CENIDH, se le entregue fotocopia a la Policía Nacional, para que éste sea su testimonio ante la autoridad policial.



  1. Conclusiones:



  • El Arto. 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos proclama el derecho a la vida y a la seguridad de la persona como principio universal, asimismo lo recoge la Constitución Política de Nicaragua en su Arto 23, señala que el derecho a la vida es inviolable e inherente a la persona humana, por lo que el Estado Nicaragüense está obligado a garantizar este derecho.



  • Es responsabilidad del Estado a través de las instancias correspondientes, determinar el móvil, las circunstancias y la responsabilidad de los autores materiales e intelectuales si los hubiera, del asesinato del señor José Gabriel Garmendia, conocido comúnmente como Yahob, no limitándose a afirmar que éste ha muerto, porque esto es un hecho conocido.

  • Por lo tanto, el CENIDH exige una investigación exhaustiva que garantice el acceso a la justicia y esclarezca los hechos tal como sucedieron para castigar a los responsables de conformidad con la ley, a fin de no permitir que la impunidad siga siendo una constante en Nicaragua.




  • Toda persona tiene derecho al Acceso a la Justicia, por lo que la investigación policial debe seguir este fin, para esclarecer las diversas versiones que se han ventilado por la opinión pública y generan inconformidad.

La muerte de José Gabriel Garmendia, conocido como Yahob no fue casualidad, la persona que realizó los disparos iba con intenciones claras de matar a alguien. Fue una acción dirigida y ejecutada o:

a) Por encargo, motivada por alguna venganza personal

b) Por algún grupo de poder, con fines y motivaciones desconocidos, o

c) Por una acción de inteligencia.



  1. Recomendaciones:

1. Fortalecer las investigaciones que efectúa la Policía Nacional con una comisión de expertos que coadyuve en la realización de una investigación inmediata, completa, independiente, efectiva e imparcial en torno a los hechos en el que resultó muerto el Sr. José Gabriel Garmendia (Yahob).

    1. Según lo informado por los medios de comunicación la investigación policial esta inconclusa a la fecha, y resulta de vital importancia para el esclarecimiento de los hechos determinar con exactitud el calibre de bala utilizada, por lo que el CENIDH recomienda que se debe realizar la Exhumación del cadáver del Sr. Garmendia.



    1. Tomar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la vida, la seguridad y la integridad física y psicológica del Sr. José Luís Dávila Rivera, propietario de la finca donde ocurrieron los hechos, de todos los miembros de su familia, de los testigos de los hechos, y en general de la población de la comunidad Santa Teresa de Kilambé en el municipio de El Cuá.



    1. Instamos al Estado Nicaragüense a velar porque se ponga fin a todo tipo de amenazas y actos de hostigamiento contra familiares y amistades de Garmendia, y testigos de los hechos arriba mencionados.



    1. Que las conclusiones de dicha investigación se hagan públicas y se trasladen de inmediato ante el Ministerio Público con el fin de llevar ante los tribunales correspondientes a los actores materiales e intelectuales si los hubiere para que se les juzgue de conformidad con la ley y se le apliquen las sanciones penales correspondientes.



    1. De manera general, garantizar el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el territorio nacional, de conformidad con la Constitución Política de la República y las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Nicaragua.

CENTRO NICARAGUENSE DE DERECHOS HUMANOS

CENIDH


Managua, Nicaragua 2 marzo, 2011



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje