Página principal

Individualización de Audiencia de lectura de sentencia


Descargar 130.18 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño130.18 Kb.
  1   2   3

PODER JUDICIAL

TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL

ARICA

Individualización de Audiencia de lectura de sentencia

Fecha Arica, dos de marzo de dos mil quince



Magistrado Luis Héctor Jorquera Pinto

Fiscal Mario Eduardo Carrera Guerrero

Querellante Fernando Gatica Collinet (ausente)

Defensor Patricia Eugenia Lefever Araya

Hora inicio 13:29 hrs.

Hora termino 13:34 hrs.

Sala SALA 2

Tribunal Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica.

Enc. Sala / Acta IGM/mco (registro de audio Sala 3)

Enc. Sala / Acta JCMA/mrc (tramitación)



RUC 1410018700-1

RIT 27 - 2015



NOMBRE IMPUTADO

RUT

DIRECCION

COMUNA

ANGEL HUGO VELASQUEZ ZAMBRANA (comparece)

0000000000-0









Actuaciones efectuadas



Tribunal procede a dar lectura a parte resolutiva de la sentencia, dejando constancia de la entrega de copia íntegra escrita de la misma, sin perjuicio de ser remitida vía correo electrónico a los intervinientes de la causa.
Lectura de sentencia:

RUC

RIT

Ámbito afectado

Detalle del Hito

Valor

1410018700-1

27-2015

RELACIONES.: VELASQUEZ ZAMBRANA ANGEL HUGO / Infracción ordenanza aduanas (fraude y contraban

-

-







RELACIONES.: VELASQUEZ ZAMBRANA ANGEL HUGO / Tráfico ilícito de drogas (Art. 3).

-

-







PARTICIPANTES.: Denunciante. - SERVICIO NACIONAL DE ADUANAS

-

-







PARTICIPANTES.: Denunciante. - MINISTERIO PUBLICO

-

-







PARTICIPANTES.: Fiscal. - CARRERA GUERRERO MARIO EDUARDO

-

-







PARTICIPANTES.: Defensor. - LEFEVER ARAYA PATRICIA EUGENIA

-

-







PARTICIPANTES.: Abogado patrocinante. - GATICA COLLINET FERNANDO

-

-







CAUSA.: R.U.C=1410018700-1 R.I.T.=27-2015

-

-



Dirigió la audiencia – magistrado don Luis Héctor Jorquera Pinto.


MINISTERIO PÚBLICO

C/ ÁNGEL HUGO VELÁZQUEZ ZAMBRANA

TRÁFICO ILÍCITO DE ESTUPEFACIENTES E INFRACCIÓN ORDENANZA ADUANAS (CONTRABANDO).

ROL ÚNICO: 1410018700-1

ROL INTERNO: 27-2015
Arica, lunes dos de marzo de dos mil quince

VISTOS, OÍDO Y CONSIDERANDO.-

PRIMERO. Que ante este Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de la ciudad de Arica, constituido por los Magistrados don Mauricio Alejandro Vidal Caro, Juez Titular, quién presidió, doña Ana Paula Sepúlveda Burgos, Juez Suplente y don Luis Héctor Jorquera Pinto, Juez Destinado, se llevó a efecto la Audiencia de Juicio Oral relativa a los autos Rol Interno N° 27/2015, seguidos en contra de ÁNGEL HUGO VELÁZQUEZ ZAMBRANA, cédula de identidad Boliviana N° 464618, nacido en Bolivia el 02 de octubre de 1952, 63 años, casado, chofer, nombre de los padres Berta Zambrana y Hugo Velásquez Mercado, domiciliado para estos efectos en Arturo Gallo N° 294 de Arica, representado por su Abogada Defensora Penal Público doña Patricia Lefever Araya, con forma de notificación y domicilio ya registrado, acusado que se encuentra sujeto a medidas cautelares del artículo 155 del Código Procesal Penal.

Fue parte acusadora en el presente Juicio el Ministerio Público de la ciudad de Arica, representado por el Fiscal adjunto don Mario Carrera Guerrero, y querellante por el Servicio de Aduanas don Fernando Gatica Collinet, ambos con forma de notificación y domicilios ya registrado.



ACUSACION Y DEFENSA

SEGUNDO. Que antes de la apertura del debate y con la asistencia de todos los intervinientes se dio lectura al requerimiento fiscal, leyéndose los hechos imputados y circunstancias consignadas en el auto de apertura de juicio oral. Así, se leyó lo siguiente:

El día 11 de junio de 2014, aproximadamente a las 19:00 horas, en el Complejo Fronterizo de Chungará, ubicado en el Km. 185 de la Ruta 11-CH comuna de Putre, el acusado ANGEL HUGO VELASQUEZ ZAMBRANA conductor del camión PPU 2195 DLZ, proveniente desde Bolivia, ingresó a Chile trasladando oculto en la cabina del camión debajo de la litera, 02 sacos de polipropileno contenedores de hojas de coca con un peso bruto de 16 kilos 850 gramos y junto con estas especies la cantidad de 584 frascos de eco stevia de 80 grs. c/u, 12 paquetes de Hierba mate de 500 gramos cada uno y una bolsa con porotos de soya, sin ninguna documentación que acreditara su legal internación al país, las cuales quedaron a disposición del Servicio Nacional de Aduanas iniciando acción penal por un valor aduanero que asciende a $1.791.766 pesos.



El peso bruto de las hojas de coca arrojó 16 kilos 850 gramos, incautadas y derivadas al Servicio Salud para su posterior análisis, procedimiento que fue posteriormente corroborado con informe del Instituto Salud Pública, el cual señala como resultado del análisis especie vegetal concluyente hoja de coca sujeto a la ley 20.000.”

Calificación jurídica:

Los hechos anteriormente descritos constituyen en opinión del Ministerio Público los delitos consumados de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y sicotrópicas, penado en el artículo 3° de la Ley 20.000 y contrabando impropio, contemplado en el artículo 168 y siguientes y 178 de la Ordenanza de Aduanas. En ambos atribuye participación como autor al acusado.

Son aplicables a los hechos materia de la acusación las siguientes disposiciones legales:

Artículos 1º, 5º, 14, 15 No. 1, 24, 28, 31, 50, 68 y 69 del Código Penal; 1º, 3º y 40 de la ley 20.000; 1º del Decreto 565 y 2º del DS N° 867/2007, ambos decretos del Ministerio de Justicia, Reglamento de la Ley No. 19.366; 259 del Código Procesal Penal; y 168 y siguientes de la Ordenanza de Aduanas.



IMPOSICIÓN DE PENAS

El Ministerio Público y el querellante –que se adhirió a la acusación- solicitan se imponga al acusado las penas de seis años de presidio mayor en su grado mínimo, multa de cuarenta unidades tributarias mensuales, accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos mientras dure la condena, como autor del delito de tráfico ilícito de drogas; y a pagar una multa de $1.761.766, como autor del delito de contrabando. Además piden las penas de comiso de las especies y dinero incautados y el pago de las costas de la causa.



TERCERO. ALEGATOS DE APERTURA: Que luego de ser verificada la presencia de los intervinientes, de haberse dado cumplimiento a las ritualidades procesales respectivas y constatado que éstos disponían de la prueba que ofrecieran en su oportunidad, se declaró iniciado el juicio, oyéndose a continuación los alegatos de apertura de cada uno de aquellos, principiando el representante del Ministerio Público, argumentando al efecto, ratificó su acusación, los fundamentos de la misma y su petición de pena, señalando que la discusión será más bien de carácter jurídico más que respecto a los hechos. Se trata de un control fronterizo donde una persona intenta ingresar especies en el país no declaradas, eso es contrabando, lo dará a conocer funcionarios del SAG, PDI y Servicio Nacional de Aduanas, por el otro ilícito, escucharemos a los peritos que dirán para que sirven las hojas de coca incautadas.

Asimismo el querellante señaló que Marcelo Mariño se encontraba fiscalizando en el Complejo Fronterizo, efectúa un control y encuentra bajo la litera del camión dos bolsas negras, se encuentran las mercancías que no estaban declaradas, no había documentos con importación legal, claramente el acusado quería esconderla.



CUARTO: Que la defensa del acusado señaló que la hoja de coca no es droga, se trata de un chofer boliviano que se desempeña desde el año 93 entre Arica y La Paz, es perteneciente a la comunidad aymara, se dedica a esa religión, hace uso de sus prácticas ancestrales, el traslada hojas de coca durante el mes de junio de 2014, donde se hace la festividad de San Juan; con la Ley indígena, reconoce el Estado de Chile las prácticas interculturales, la hoja de coca tiene un ritual. Coinciden la época de los hechos estando ad portas a la fiesta aymara, entre el 22 y 24 de junio. Transporte compatible con esa práctica ancestral. Chile no tiene la hoja de coca, el Estado promueve las prácticas interculturales. Trae testigos y peritos que dirán ésta situación, el acusado trae las hojas por petición de persona que tiene puesto establecido en el Agro. Su representado no veía prohibición alguna cuando le efectuaron dicha petición, y entendía que se encontraba protegido por ésta práctica. Pide absolución.

QUINTO: DECLARACIÓN DEL ACUSADO: Que habiendo sido informado el acusado acerca de la facultad contemplada en el artículo 326 inciso 3 del Código Procesal Penal, declara y expone: es de nacionalidad boliviana, desde 1993 hace funciones de transportista, tuvo que retirarse, pero pasó algunos años y volvió. En ese ir y venir en una oportunidad se encontró con la Sra. Irma, quien traía verduras de La Paz a la localidad de Charaiña, son familiares en cuarto grado, sus papás y abuelos habían sido descendiente de su pueblo. A principios de junio se encontró en Arica con ella quien le pide traer stevia, le dice que no va haber ningún problema, si se lo decomisan le darían una boleta de Aduanas. Le dice que podría traer hoja de coca ya que se acercaba el año nuevo aymara. Se confirman mutuamente la fecha de salida, entre el 9 y 10, le dice que le va dejar al hijo para esperarlo. Pidió a su casa en La Paz que compraran la hoja de coca, allá lo preparan, le pidió unos 15 kilos, porque no hay en Chile. Allá en su país, no está prohibido, esa cantidad es poca, pensó que acá era igual, que no lo iban acusar de tráfico. Eran 6 paquetes que tenían 5 libras en cada paquete. Uno tenía la cantidad de 15 kilos, y lo metió en una sola bolsa para que no le molestara en la cabina, pues allí traía la stevia, yerba mate y soya en grano. Lo puso encima de su cama y con el movimiento se iba resbalando y lo puso en el cajón de herramientas. El funcionario de Aduanas se fue por la parte de atrás requisando, lo encuentran en la fila, para él no estaba oculto, las puso en un solo lugar, si lo hubiera querido ocultar hubiera dejado algo a la vista, no alcanza a llegar a la playa de estacionamiento; una vez que lo requisaron, le explicó que era hoja de coca y stevia, lo sacaron de la fila y ahí se fue a la playa de estacionamiento, vino otro funcionario de aduana y le revisaron toda la cabina. Le dijeron que sacara la boleta de emigración chileno, le pidieron eso más la cédula de identidad, estuvo hasta las 21:00 horas, hicieron conversaciones con funcionarios de la PDI y le preguntaron que si quería dejar el camión en Chungará o en Arica, le dijo que tenía que llevarlo a Arica. Lo llevaron detenido a las dependencias de la PDI, como a las 2 de la mañana. Lo hicieron desnudar, le quitaron su billetera con dinero, 100 dólares, y sus viáticos en pesos chilenos, más el celular. Y al día siguiente en la mañana lo sacan de la celda, le toman las huellas digitales, fotografías, lo llevan a garantía en este mismo edificio. En ningún momento pensó que iba tener este problema, ser acusado de traficante, son solo 15 kilos, en su país la hoja de coca la usan en todas las ceremonias, enfermedades, aniversarios, duelos, matrimonios, él mismo mastica hoja de coca, se lleva y trae una porción. Consume en la noche, cuando va a su comunidad consume, porque tiene que caminar distancias largas. No siente cansancio, frío ni sueño, para él no es malo, se usa para todo.
A las preguntas del Fiscal contesta: tenía que traer la stevia, la hierba mate y en esa ocasión consultó que es lo que podría traer además. El objetivo de traer esas cosas era para que se vendiera en el puesto de venta en el Agro de la Sra. Irma. La Hoja de coca se la iba a dar a las personas que la consumen para esas fechas. Acá en Chile se la debía entregar a la Sra. Irma. Llegando acá debía entregar a ella la hoja coca, ella trae otras especies. Cómo él preguntó, él debía traerlo. No sabría si ella encarga a otras personas, ella misma traía unas dos o 3 libras. Y la mostraba en el SAG. Conoce el sistema de Aduanas. Iba a informar en el SAG siempre que hubiera entrado al área de paqueo, porque allí está la ventanilla y hace la declaración, lo sacaron de la fila de atrás, no alcanzó a entrar a la playa de estacionamiento. Él no le iba a cobrar a la Sra. Irma, era un favor, ella también le hacía el favor de vender los 15 kilos de hoja de coca, a las personas que buscaban esa hoja.

A las preguntas del querellante dice: no tenía hasta ese momento ninguna hoja escrita, después cuando estuvo en la playa recién el funcionario le dijo que fuera a migración a sacar los documentos. El camión venía vacío; el documento aduanero lo decía; le dijeron que tenía que cargar en el puerto, una sola carga, distrito minero, cianuro. De Arica a Bolivia lleva Cianuro y de Bolivia a Arica el camión viene vacío.

A las preguntas de la Defensa, expone: la Sra. Irma tiene su local en Av. Santa María en el super agro. La conoce de hace unos 20 años atrás. Conoce su puesto, vende conservas, abarrotes, detergente, harina, arroz, fideos, lácteos, hierba mate envasado en Argentina, hojas de coca en bolsitas de 100 gramos, tiene medicamentos peruanos, jarabes, pomadas. La gente le pide esta hoja porque en esas fechas, del año nuevo aymara y festividad de San Juan, hay bolivianos que buscan esa hoja de coca, para el 22 de junio, el año nuevo aymara, se reúne hojas de coca, incienso, fetos de llamas, dulces, se compra vino de tierra, mistura brillosa, manteles brillosos, para hacer ofrenda a la madre tierra, se coloca un kilo de coca, se prepara una fogata y se va avivando la fogata con alcohol para que se consuma. El 24 de junio se celebra la fiesta de San Juan, reparten una cantidad de coca, aperitivos, se ve la suerte, se hacen otras ofrendas, al otro día se ve cuando se consume el fuego. A todas las personas que participan le entregan hojas, se le entrega una bolsa que pueda coger con los dedos, además de la hoja que se pone en el estalla. En ambas celebraciones la hoja de coca es importante. Él la usa además para combatir el sueño, hambre y sed. Para combatir la diabetes, para el dolor de cabeza, estomago, cuando tiene algún golpe, lo mastica, lo mezcla con alcohol y lo pone con un parche. La usa desde que era pequeño. Sus padres son Aymaras, habla aymara. Participa cada vez que puede. Nunca fue “cargo” ya sea de alcalde o consejero, sus padres sí lo fueron. No lo hizo porque de chico se puso a trabajar. Ese día sólo traía eso, ni alcohol, acetona, bicarbonato de sodio, nada más. Dentro de la cabina tiene la caja de herramientas que es un cuadrado, se abra por los costados de la cabina y por encima, por los lados van las herramientas, en la parte de al medio queda limpio, sin grasa, por eso decidió poner ahí las mercaderías. El saco de coca es de 15 kilos, y con las bolsas de nylon como eran gruesas, pesaba más de 16 kilos, eran 6 paquetes del tamaño del podio indica, en cada paquete iban 5 libras, lo presiona para que no entre aire, para no dañar el color y aroma además. La hoja debe estar seca, le hacen un trato con agua para que conserven el color. Habitualmente ingresa con el camión vacío, siempre le revisan el camión además de su caja de herramientas, por eso deben dejar las compuertas abiertas. Todo estaba en ese espacio, no distribuido a lo largo del camión.

A la consulta del Tribunal dice que las hojas se encuentran separadas, para consumirlas tal como está se mastica, no la lavan. Para las ofrendas en las ceremonias las queman y ahí utilizan mayor cantidad, igual que para los velorios.


PRUEBA DEL MINISTERIO PÚBLICO
SEXTO: Que en relación al tipo penal y la participación del acusado, con el objeto de acreditar los hechos en que funda su pretensión punitiva, el ente persecutor presentó la siguiente prueba:


  1. Documental:

1.- Oficio ordinario N° 119 Servicio Nacional Aduanas de fecha 11/06/2014.

2.- Aforo de las especies emitido por Esteban Ortega Cavanela.

3.- Comprobante de depósito a plazo de dineros por el monto de $53.000 pesos chilenos

4.- Comprobante de depósito de dineros a plazo por el monto de 100 US$ dólares americanos.

5.- Certificado de dineros en Bóveda por el monto de $ 1.730 Bolivianos.

6.- Acta de recepción N° 1138 del Servicio de Salud de fecha 12/06/2014


  1. Testimonial:


1.- NELSON YONNY MARCELO MARIÑO, (individualización íntegra en audio), quien debidamente informado, previa y legalmente juramentado expone que: la detección fue el 11 de junio de 2014, se encontraba de turno en Chungará, se fiscalizó Placa patente 2195 DLZ, de un ciudadano boliviano, quien declaraba que el camión estaba vacío, pero debajo de la litera de su camión, tenía varias especies, al revisar los sacos, portaban hojas de coca, además de sacos con stevia, 12 paquetes de hierba mate, porotos de soya. La Instrucción del fiscal fue que parte de las especies se entregara al SAG y las hojas de coca a la PDI, y la stevia a Aduana. Él manifiesta que el camión estaba vacío y al revisarlo se detectó ello. Las bolsas estaban a la litera del camión, no estaba a la vista. Manifestó de forma nerviosa que era un encargo, no dijo nada más, no habló mucho, pues hay poco tiempo para ello por la cantidad de público presente. Todos los vehículos que ingresan al país, debe declarar lo que trae el vehículo, debería decir que trae una carga sea esta grande o pequeña. Las personas exhiben el “manifiesto” donde declaran las cargas. Posteriormente cuando el camión se estaciona se ve el manifiesto. Todos los camiones llegan a la playa de estacionamiento. El primero en controlar es aduana, ahí según el manifiesto se corrobora. Se trataba de un Camión que solo venía con esqueleto del chasis, podría haberse hecho solo una revisión documentaria, pero hay un perfil establecido, dado ciertos riesgos fiscalizan. Su colega hizo el valor de la mercancía que equivalía a $1.700.000 a eso de las 19:00 horas.

A las preguntas del Querellante dice: se le exhibe el documento N° 1, el oficio da cuenta de la fiscalización, está el detalle de las mercancías que se detectaron, se adjunta la cadena de custodia de la entrega de la hoja de coca, la retención de los frascos de stevia, también los frijoles, y el manifiesto que ingresó al país, declara la patente y dice que viaja el camión vacío, sale el nombre del imputado y su cédula. Lleva 20 años trabajando en el Servicio, es fiscalizador, su especialidad es la detección de ilícitos, trabaja en apoyo de otras unidades, declaró por estos hechos. La litera estaba normal, tapada y al levantarse podía observarse las cosas, es la que se encuentra detrás de la cabina, las herramientas están por los costados. Se subió y al levantar internamente pudo observar estas mercaderías.

A las preguntas de la Defensa contesta: venía el camión con un enganche que es la rampla pero al parecer era solo chasis, fierro, no era el típico camión con las barandas altas. No recuerda si traía herramientas, casi todos lo traen, es probable que traía efectos personales, por los viajes largos. Es posible que trajera ropa, es lo común, no recuerda si traía colación u otra comida. Algunos vienen con las cajas de herramientas bien definidas, pero no recuerda éste. Los efectos personales deberían venir en la cabina del camión, generalmente dejan sus cosas en diferentes lugares. Recuerda las mercancías y es probable que viniera con sus efectos personales, no recuerda detalle preciso. Las cosas de uso común, de equipaje común, no es necesario que se declare en el manifiesto. Si es carga, es obligación declararlo, los efectos personales no. Dicha carga debió haber estado en el manifiesto. El manifiesto da para todo, tiene que venir detallado, pero en el caso de 3 litros de bebida, pregunta que hace la defensa, dice que no es necesario. Venía todo junto. Él retiró las especies con su colega; le muestra formulario de cadena de custodia, señala la hora 19:00 horas más o menos, 11 de junio, descripción, entrega su colega Luis Barrios, a las 22:15 horas.

La fiscalización ocurre a las 7 de la tarde. Acompañó su colega, es mucha la mercadería, los sacos de la hoja era de 60 cm, tiene volumen y cuesta tomarlo por la altura, los frascos de stevia eran chicos. La litera estaba cerrada, los sacos que estaba ahí, además de las otras mercaderías, 12 paquetes de hierba mate tenía poco volumen. El acusado dice que era un encargo, no preguntaron más porque estaba nervioso, estaba preocupado de seguir con el procedimiento, el control de Chungará es malísimo, la gente pregunta varias cosas, tiene que estar atento a todo.

A la consulta del Tribunal: todo lo que transporte la persona, mercancía lícita debe ser declarada, la hoja de coca no se iba a declarar pues está prohibida su ingreso.



2.- ESTEBAN ISAÍAS ORTEGA CAVANELA, (individualización íntegra en audio), quien debidamente informado, previa y legalmente juramentado expone que: en relación al procedimiento, en el sector de carga había un camión con mercancía no declarada, su participación radica en la clasificación de cada mercancía, estaba incluida los porotos de soya, stevia y hoja de coca, los valores en el caso de la hoja de coca, es de 7 dólares por kilo, $2.500 para la stevia y 2 kilos y tanto de porotos de soya a $2000 y tantos pesos, hierba mate, $2.500 pesos aproximadamente. Se hace esto de la valoración para establecer el valor de la mercancía no declarada, por la evasión tributaria. No recuerda el valor especifico, pero es el 2.7% del valor de la mercadería. Entregó toda la documentación. Se le exhibe documento con el cálculo de los valores aduaneros, sale mencionado 7.260 hojas de coca, 580 frascos de stevia, 8 paquetes de hierba mate tipo guaraná. Como resúmenes de gravámenes o impuestos es $486.285 pesos. La renuncia de la acción penal, el valor aduanero, la persona tiene la instancia de pagar hasta el valor aduanero de la mercancía. Si lo paga el Servicio se siente satisfecho.

A las preguntas del Querellante dice: se desempeña desde 01 de septiembre de 1999 en servicio de aduana, como administrativo hasta el año pasado, ahora como fiscalizador, cargo que ejerce hoy.

A las preguntas de la Defensa contesta: aforo de las especies, valor que le da, es principalmente información de internet, valor de mercado cuando hay base de datos. Le asignan además seguro y flete, que ingresan constantemente por Chacalluta y Chungará, se valorizan fácilmente pues entran a cada rato. Respecto a la renuncia de la acción penal, si los pagan no hay perjuicio. Remiten todo vía oficio, en asesoría legal las personas se presentan y pagan. El trámite de la renuncia de la acción no lo puede hacer en Chungará. Dependiendo del tipo de mercancía bastaría que pague para recuperar las especies, en la medida en que la mercancía no necesite una certificación. No es una facultad que tenga él.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje