Página principal

Incidente de ejecucion de planilla en: luque carlos y otros c/ jose maria roldan y/o responsable s/ diferencia de haberes


Descargar 11.72 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño11.72 Kb.
N° 316/ RESISTENCIA, junio 27 de 2005.

AUTOS Y VISTOS:

Esta causa: "INCIDENTE DE EJECUCION DE PLANILLA EN: LUQUE CARLOS Y OTROS C/ JOSE MARIA ROLDAN Y/O RESPONSABLE S/ DIFERENCIA DE HABERES", N° 53.777, año 2003, y



CONSIDERANDO:

Que a fs. 307/311 vta. comparece la incidentista interponiendo recurso extraordinario para ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación contra la sentencia dictada a fs. 288/297 por esta Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia.

Corrido el pertinente traslado a los interesados en la causa, conforme lo prevé el art. 257 del CPCC Nac., el mismo es contestado por el co-demandado Alberto A. Rascón a fs. 314/315 vta., llamándose autos para resolver a fs. 316.

Analizados los requisitos que hacen a la admisibilidad formal del recurso, se advierte que ha sido interpuesto en tiempo oportuno, por la parte legitimada para recurrir y contra una decisión emanada del Superior Tribunal de la causa.

Corresponde, en consecuencia, ingresar al examen de los agravios expuestos por la recurrente, teniendo en cuenta que, conforme lo resolviera la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa "Santillán Juan E. y otros c/ C.G.Z." (fallo del 28/5/87) y posteriormente en "Spada, Oscar y otros c/ Díaz Perera E.A. y otros" (fallo del 20/10/87), compete a este Tribunal resolver circunstanciadamente si la apelación federal, prima facie valorada, cuenta respecto de cada uno de los agravios que la originan con fundamentos suficientes para dar sustento -a la luz de conocida doctrina de dicho Alto Tribunal- a la invocación de un caso de inequívoco carácter excepcional, como lo es el de arbitrariedad. Doctrina que también es aplicable en supuestos de invocación y violación de cláusulas constitucionales (causa "Cima", C. 837-XXI).

Señala la recurrente, respecto a la determinación de que la solidaridad del art. 228 de la LCT debe ser ventilada a través de un juicio contradictorio, que los continuadores ya individualizados no han sido demandados en el juicio principal, porque los mismos recién aparecen cuando, a pocos días posteriores a la sentencia de primera instancia en el proceso principal, se lleva a cabo la maniobra de la mentada transferencia del negocio. Estima que ello constituye un caso excepcional que -aunque no lo indique la citada norma-, es producto de una situación efectuada con intención, discernimiento y voluntad que puede ser calificada de una maniobra de fraude laboral tendiente a enervar la posibilidad de hacer efectivo el fallo una vez que quedó firme, lo que determinaba la imposibilidad de que sean parte demandada al aparecer en escena una vez que se persiguió el cobro de la planilla. Agrega que, de mantenerse el mentado criterio, se crearía un nefasto antecedente contra la parte obrera para casos similares que tornaría dilatorio y aún imposible el cobro de condenas de índole indemnizatorio laboral, máxime cuando el trámite incidental respetó el postulado de bilateralidad, adjudicando contradicción al no poseer sentido un nuevo procedimiento.

Continúa el memorial recursivo sosteniendo que no se ha respetado la naturaleza tuitiva laboral con respecto a la parte más desprotegida de la relación que es el obrero, y de tal modo quien ha sido desprovisto por el decisorio de las garantías constitucionales que fijan los arts. 14 y 14 bis de la C.N., lo que a su vez es violatorio de los derechos de defensa y propiedad nacidos de una sentencia laboral firme. Cita el voto que conformara la minoría para resaltar la situación de excepción que nace de la existencia de otra norma de derecho que de aplicarse correctamente, haría procedente la conjunción de normas legales tendientes a lograr la justicia que debe representar toda resolución judicial. Denuncia apartamiento de las constancias de la causa y omisión de tratamiento de cuestiones conducentes, al no analizarse la cuestión de fondo, no obstante las decisivas probanzas rendidas, anteponiéndose meras cuestiones formales, por lo que concluye que el fallo no es derivación razonada del derecho vigente.

Examinadas los agravios en base a los cuales la recurrente fundamenta su queja, resulta viable conceder el recurso deducido.

Al efecto se ha señalado que corresponde al Tribunal de la causa analizar si la o las hipótesis de arbitrariedad que denuncian los recurrentes han sido articuladas con idoneidad, correctamente, toda vez que "el tribunal apelado" al "conceder o denegar el recurso extraordinario fundado en la arbitrariedad de la sentencia, debe considerar si tal argumento es atendible", para lo cual habrá de realizar un examen de los motivos en que se sustenta la impugnación por arbitrariedad y si ellos son serios y vinculados a las circunstancias del caso; pero sin entrar a analizar su procedencia sustancial, cuyo juzgamiento compete exclusivamente a la propia Corte Suprema (conf. Barrancos y Vedia "La Concesión del Recurso Extraordinario Fundado en la Arbitrariedad de la Sentencia", Rev. LL 1988-B, p. 573).

Conforme los lineamientos reseñados, sin que ello importe admitir la calificación de "arbitraria" que se postula respecto del pronunciamiento emitido por este Tribunal, se considera que la recurrente ha expuesto en su escrito recursivo un fundamento adecuado para acceder a la instancia extraordinaria. En efecto las causales invocadas por la parte incidentista, -sentencia que no constituye una derivación razonada de las constancias de la causa y que se aparta de las normativa legal aplicable al sublite- conectadas por el quejoso con los antecedentes de la causa se muestran conteniendo adecuada cuestión constitucional a decidir, en virtud de lo cual, como lo adelantáramos, resulta admisible conceder el recurso deducido.

Por ello, la Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia,

R E S U E L V E:

I.- CONCEDER el recurso extraordinario deducido a fs. 307/311 vta. por la parte incidentista, para ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (art. 14- Ley 48), contra la sentencia dictada a fs. 288/297 por esta Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia.

II.- REGÍSTRESE. Protocolícese. Notifíquese personalmente o por cédula. Oportunamente elévense los autos con nota de estilo.


Dr. EDUARDO OMAR MOLINA Dra. MARIA LUISA LUCAS

Juez Presidenta

Sala 1ra. Civ., Com. y Lab. Sala 1ra. Civ., Com. y Lab.

SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA



MARIA OLGA ALLEVI

Abogada Secretaria

Sala 1ra. Civ., Com. y Lab.

SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje