Página principal

Impacto de la produccion de forrajes para una lecheria competitiva


Descargar 21.12 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño21.12 Kb.
IMPACTO DE LA PRODUCCION DE FORRAJES PARA UNA LECHERIA COMPETITIVA
Ing. Agr. Darío Herrera
Para lograr un desarrollo sustentable desde lo social, ambiental y económico, Argentina necesita contar con una estrategia de aumento de la producción agropecuaria.
En el eslabón inicial de la Cadena Láctea Argentina, es necesario mejorar los factores que contribuyen a la eficiencia de producción de leche/ha. Los componentes referidos a este aumento deben ser abordados en forma sistemática desde la transferencia de tecnología y las asociaciones entre productores, para lograr escala en la producción, comercialización e integración vertical de la cadena. (Cetrangolo 2007).
Uno de los principales factores de ineficiencia en la producción de leche es el inadecuado uso del recurso forrajero, que en su mayoría utilizando insumos y tecnologías inapropiadas (¿) en lo que a la producción de pasto respecta. (Sería) que no utilizan la mejor tecnología disponible … Aplicar las técnicas de la agricultura a los forrajes asegurará para el sector resultados ya comprobados en el negocio agrícola.
Algunos productores no utilizan por su aparente “mayor costo”, semilla de germoplasma americano y alfalfas híbridas, cuya genética es superior a las locales en cantidad y calidad de forraje.
Este “mayor costo” se amortiza en el primer año de producción, teniendo la semilla una incidencia en la composición del costo total inferior al 4%.
En la producción primaria podemos aumentar la oferta y calidad forrajera, entre un 10 y 15% utilizando las mejores herramientas en pasturas más un plus de asesoramiento y visión estratégica.

Referenciar la figura en el texto



Fuente: Quintana J. 2010

Tenemos una oportunidad histórica en el marco de un contexto económico y comercial internacional favorable y de buenas perspectivas para países en desarrollo, (con ventajas en la cantidad y calidad de recursos naturales) a partir de la generación, adopción, adaptación y difusión de nuevas tecnologías en las actividades ligadas a “insumos de base biológica” (Bisang et al).
La cadena presenta una estructura en la que coexisten empresas de tamaño pequeño, muchas veces operando dentro del circuito informal de comercialización y con poco peso económico, PyMEs con un mayor peso económico y finalmente unas pocas empresas grandes multiplantas y multiproductos (AACREA 2005).

Fuente:
La producción primaria de leche tiene elevadas exigencias de dedicación personal y de complejidad de manejo, comparadas con actividades sustitutivas del tambo, que

normalmente generan además rentabilidades superiores.


La ID llevada adelante por organismos y empresas, potencia el crecimiento y la expansión en lo que ha producción de pasto/leche respecta.
El 88% de los tambos se concentra en la región pampeana, particularmente en Santa Fe (3.759), Córdoba (3.481) y Buenos Aires (2.316) (Senasa / Castignani et al 2010).
La producción de leche llega a los 10.000 millones de litros con una participación sobre la producción mundial de 1.9%. Dicha producción provino en el 2009 de 11.805 tambos y 1.814.841 vacas en producción.
En el período 1986-2005 se redujo en un 50% el número de tambos debido al cambio de actividad (agricultura), disminuyó el 30% el rodeo lechero y aumentó el 50% la producción de leche.

La industria cuenta con 848 plantas radicadas principalmente en Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, solo 9 de estas recepcionan el 55% de la leche cruda.


Los principales productos elaborados son: leche fluida, 1.700 millones de litros, leche en polvo 1.563.700 TN y queso pasta blanda 254.287 TN (SGPyA, 2008).
El 40% de la producción de leche fluida es derivada, en diversos productos, hacia los mercados externos. Sobre esa base, los principales productos exportados (leche en polvo y quesos duros) se insertan en las cadenas mundiales en las primeras etapas industriales (Bisang et al).
El mercado interno se ha consolidado con buen nivel de consumo con tendencia creciente en cantidad y calidad. Un sólido mercado interno actúa como apalancamiento de una mayor competitividad para afrontar el mercado externo (Porter, M, 1990).
El consumo de lácteos ronda los 220 Lts/hab./año, con buen margen de crecimiento para alcanzar a los países de mayor consumo (más de 300 Lts/hab./año). “La combinación de una producción suficiente para abastecer al mercado interno y externo, hace de este punto una fortaleza estratégica de alto peso para la definición de líneas de acción para la mejora competitiva”. (Mozeris, G. 2006)
La importancia de la cadena en la economía nacional se debe a que ésta reúne las características que permiten aumentar la productividad y la producción, debido a la existencia de una estructura empresaria nacional que ha demostrado capacidad de respuesta a los incentivos económicos en los distintos eslabones.
Dicho efecto multiplicador de producción y de empleo involucra a miles de unidades de producción (PYMES, proveedores de insumos, comerciantes, etc.) que contribuyen a que dejemos de ser un país concentrado, casi exclusivamente, en la producción y exportación de commodities y aprovechemos las oportunidades que brindan los lácteos para la exportación de productos diferenciados de alto valor.
La cadena emplea, en la etapa primaria a 73.000 personas y en la secundaria a 13.000; es decir que las etapas de producción y procesamiento emplean a 86.000 personas en forma directa. Los puestos de trabajo generados en la comercialización, incrementan los empleos directos a 167.000 personas. La producción de lácteos ocupa el cuarto lugar en el ranking nacional de generación de empleos. (Mozeris, G. 2006).
La calidad de leche como factor de competitividad resulta de la restructuración del sector agroalimentario, como respuesta a la transformación del comportamiento alimenticio, poder adquisitivo, cambios en el modo de vida, sensibilidad de la población frente a los problemas de salud vinculados con la nutrición y una mayor preocupación por el ambiente (Taverna M. 2008).

La tendencia mundial respecto al consumo es positiva. Existe un alto grado de correlación entre el PBI y el consumo de productos lácteos. En los últimos años economías emergentes, particularmente asiáticas están creciendo a tasas superiores al 6 % anual y en el caso de China al 8 %( países en los que el consumo per cápita está creciendo) (James, R. Regunaga, M. Quintana J. 2007).


El aumento de la demanda de productos con valor agregado es una oportunidad para el desarrollo del sector. Las tendencias de los mercados muestran una creciente preferencia del consumidor por alimentos de mejor sanidad, calidad, servicios, D.O y de procesos, de aspectos ambientales y de bienestar animal. Un incremento del poder adquisitivo del mercado interno repercute en la demanda de este tipo de productos, como asi también en la demanda de ingredientes lácteos para la industria cosmética, farmacológica, etc.
En el escenario planteado tendrá actores que irán desapareciendo en el primer eslabón y otros serán protagonistas por lograr una mejor combinación de insumos y recursos para

aumentar la productividad y liberar tierras para otras actividades, aumentando su capacidad de gerenciamiento, asociaciones estratégicas, financiamiento, etc.



Referencia.
BISANG, R. ANLLO, G. CAMPI, M. (2007) Cadenas de Valor en la Agroindustria. Capítulo IV
Mozeris, G. 2006 Análisis del Potencial de las Cadenas pecuarias en Argentina
JAMES, R. REGUNAGA, M. QUINTANA, J. 2007 “Documento base escenarios primera reunión”)
PORTER, M. 1990 “La competitividad de las Naciones”. Módulo de Agronegocios UNER
AACREA, 2003 Y 2005. Agroalimentos Argentinos (www.aacrea.org.ar)
BISANG Roberto 2007. Plan estratégico de la trama láctea. Modelo para armar (www.lacteos2020.org.ar)
BISANG Roberto 2009. Innovación y competitividad en redes de agronegocios en la argentina (www.prosaponline.gov.ar)
Bases para el Plan Estratégico de la Cadena Láctea Argentina. 2008. www.lacteos2020.org.ar

CASTIGNANI et al 2010. Función de Producción en Sistemas Lecheros de Alta Producción de la Cuenca Central Santafesina, Argentina. (www.fca.unl.edu.ar)


CETRANGOLO Hugo 2007. Competitividad en la lechería (www.lacteos2020.org.ar)

Análisis FODA de la Cadena Láctea Argentina (www.lacteos2020.org.ar)


QUINTANA José 2010. Jornada de alfalfa Forratec. (www.forratec.com.ar)
SAGyPA 2009. Cuadro estadístico de productos lácteos (www.alimentosargentinos.gov.ar)






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje