Página principal

Illuminati: el gobierno invisible del mundo


Descargar 38.29 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño38.29 Kb.
ILLUMINATI: EL GOBIERNO INVISIBLE DEL MUNDO

 

«Aquel que no vea que en la Tierra se está llevando a cabo una gran empresa, un importante Plan en cuya realización nos es permitido colaborar como siervos fieles, tiene que estar ciertamente ciego».



(Sir Winston Churchill, miembro Illuminati).

 

QUIENES SON



Los Illuminati son miembros de Logias Masónicas del Gran Oriente Francés, que han sido iniciados en la Orden y Secta del mismo nombre. Su número forma un círculo pequeño, pero muy poderoso de banqueros del Alto Mundo de las Finanzas.

Reúnen a su alrededor capitalistas de ideología global mundialista, industriales, científicos, tecnócratas, líderes políticos y militares, y agentes marionetas (educadores, economistas, etc), para hacer desde las sombras su alta política.

Se trata de hombres y mujeres que han aceptado el Plan Luciferino sobre el relanzamiento de la Creación en oposición a la del Demiurgo.

No reconocen otra autoridad mortal salvo la de su Líder. No ofrecen su lealtad a nación alguna. Dirigen la permanente Conspiración Luciferina para obstaculizar el Plan Evolutivo, por la Reforma de la Creación y por su puesta en práctica.

Conspiran constantemente para hacerse con el control absoluto del Mundo y de todo lo que le habita. Son capaces de utilizar todos los Movimientos Subversivos para dividir a las masas en campos opuestos, ya sea sobre cuestiones políticas, sociales, raciales, económicas y religiosas.

La Revolución Francesa, la Rusa, el Nazismo y la Era Consumista son los eslabones de una cadena de acontecimientos provocados meditadamente gracias al dominio que tienen sobre las Leyes Cósmicas de Polarización.

Aman a la gente que manipulan y a la vez les hacen luchar entre sí y destruirse, polarizándolos en bandos contrarios constantemente mediante ideologías y conceptos que los enfrentan a unos contra otros.

Su esperanza reside en ver cómo la Humanidad sigue este proceso de autodestrucción hasta la eliminación de todas las Instituciones Políticas y Religiosas que existen.

Sólo después de esto llevarán a cabo el final planificado de todos sus Propósitos: alzar y coronar a su Líder, el Gran Monarca del Mundo e imponer su Nuevo Orden Mundial: el Imperio de Lucifer.

LA ORGANIZACIÓN DE LUCIFER

Con el nombre de «Illuminismo» se contemplan los Ritos especiales descritos por el profesor Adam Weishaupt de Frankfort (Alemania), inspirado por aquellos que, en 1773 se constituyeron como los «Altos Sacerdotes del Satanismo».

Weishaupt, Masón de alto grado sometido a los Rotschild, se había relacionado con diferentes ambientes esotéricos y ocultistas en el último tercio del siglo XVIII.

Así, a través de la Masonería, contactó con Adolf Von Knigge, su Alma Gemela, y juntos fundaron la Orden de los Iluminados de Baviera (Illuminati) en la Noche Mágica de Walpurgis (30 de Abril al 1 de Mayo) de 1776.

El hecho de que este día fuera consagrado mundialmente festivo (el «Día del Trabajo») no es coincidencia, como tampoco es coincidencia el hecho de que el Sello de la Orden aparezca con la fecha de 1776 en el Dólar americano.

John Todd, miembro del Consejo Masónico de los 13, aclara dicho simbolismo:

«El Sello de la Pirámide fue creado por la familia Rotschild y traído a norteamérica por Benjamín Franklin y Alexander Hamilton. La familia Rotschild es la cabeza de la Organización en la que yo entré en Colorado. Todas las Hermandades Ocultas forman parte de ella. Es una Organización de Lucifer para instaurar su Gobierno en todo el mundo.

«El Ojo de la Pirámide es el Ojo de Lucifer. Se supone que los Rotschild tienen trato personal con el Demonio. Yo mismo estuve en su villa y lo he vivido. Y SÉ QUE ES CIERTO». (Rev. «Progreso Para Todos», Enero 1991).

Franklin y Hamilton son fundadores del Estado Norteamericano. Tanto Georges Washington como su rival Jefferson, eran Masones, al igual que 50 de los 56 firmantes de la Declaración de Independencia americana, y 50 de 55 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

El Rito de los Iluminados, que fue introducido en la Gran Logia de Baviera, fue sólo un paso preliminar a la infiltración de las Logias del Gran Oriente de la Masonería Francesa con motivo de facilitar los planes favorables al desencadenamiento de la Revolución Francesa, que finalmente terminaría estallando el año 1789.

Asimismo, una versión moderna de Misa Negra fue introducida por el General Confederado norteamericano Albert Pike en 1891 entre los Illuminati.

 

La «Asociación del Demonio y los Iluminados» aparece explícitamente en un documento firmado por Albert Pike el 4 de Junio de 1889. Contiene un Decreto de Instrucciones dirigido a los 23 Consejos Supremos de todo el mundo, y en donde se dice lo siguiente:



«A vosotros, Instructores Soberanos del Grado 33, os decimos: tenéis que repetir a los hermanos de grados inferiores que veneramos a un solo Dios al que oramos sin superstición. Somos nosotros, Iniciados del Grado Supremo, los que hemos de conservar la verdadera religión masónica preservando pura la doctrina de Lucifer».

 

LAS 3 GUERRAS MUNDIALES



En la biblioteca del Museo Británico en Londres se conserva una correspondencia del Siglo 19 entre dos cualificados miembros de la cúpula Illuminati donde se diseñan las tres futuras Guerras Mundiales.

Se trata del General Rebelde Confederado Norteamericano Albert Pike, reformulador de la Masonería en Estados Unidos, y el viejo jefe del Carbonarismo en Italia, Giusseppe Mazzini, igualmente relacionado con los orígenes de la Mafia.

Así, en una carta dirigida a Mazzini el 15 de Agosto de 1871, Pike le comunica que la Primera Guerra Mundial se debía generar para permitir a los Iluminati derrocar el poder de los zares en Rusia, y transformar este país en la fortaleza del Comunismo Ateo.

Las divergencias provocadas por los agentes de los Illuminati entre los imperios británico y alemán —y también la lucha entre el pangermanismo y el paneslavismo— se debían aprovechar para fomentar esta guerra. Una vez concluida, se debía edificar el Comunismo y utilizarlo para destruir otros Gobiernos y debilitar a las Religiones.

La Segunda Guerra Mundial debía fomentarse aprovechando las diferencias entre Fascistas y Sionistas Políticos. La lucha debía iniciarse para destruir el Nazismo e incrementar el Sionismo Político, con tal de permitir el establecimiento del Estado soberano de Israel en Palestina.

Durante la Segunda Guerra Mundial se debía edificar una Internacional comunista lo suficientemente robusta como para equipararse a todo el conjunto cristiano. En este punto se la debía de contener y mantener, para el día en que se la necesitase para el Cataclismo Social Final.

La Tercera Guerra Mundial se debe de fomentar aprovechando las diferencias promovidas por los agentes de los Illuminati entre el Sionismo Político y los dirigentes islámicos. La guerra debe de orientarse de forma tal que el Islam y el Sionismo Político se destruyan mutuamente, mientras otras naciones se ven obligadas a entrar en la lucha, hasta agotarse material, mental, y espiritualmente.

 

Albert Pike le escribió a Giuseppe Mazzini aquel 15 de Agosto de 1871 que, al final de la Tercera Guerra Mundial, quienes pretenden la completa dominación mundial provocarán el mayor cataclismo social jamás conocido en el mundo.



TENTÁCULOS Y JERARQUÍA

Con el propósito de conseguir el objetivo de controlar el mundo, nacieron varios organismos, como el CFR (Consejo de Relaciones Exteriores), y la Comisión Trilateral.

El CFR, fundado en 1921 por el banquero norteamericano Morgan y financiado, como el Club de Roma, por los Rockefeller, es conocido también por el establishment como el «Ministerio de Asuntos de Rockefeller» y el «Gobierno Invisible» del mundo.

La Trilateral, fundada en 1973, es un poderoso club privado de las altas finanzas, del mundo de los negocios y de la política, procedentes de Norteamérica, Europa Occidental y Japón, que brinda a la élite masónica de las distintas orientaciones, la posibilidad de encuentro, con vista a una colaboración secreta que abarca todos los Gobiernos del Mundo.

Este puñado de personas de la Trilateral y el CFR toman las decisiones. Están confabulados. Quieras o no quieras, hay que hacer lo que ellos dicen. Aparentemente luchan contra el terrorismo, pero al mismo tiempo lo financian.

El poder Illuminati se extiende y se infiltra como una mancha de aceite por todas partes. Su sistema de control extiende sus brazos como un pulpo a través de muchas otras corporaciones y sociedades interpuestas como el FMI (Fondo Monetario Internacional), el Club de Roma, el Club de Leones y Maastrich.

Si hablamos del poder efectivo, debemos mencionar en sucesión ascendente a los Rockefeller y los Rotschild, que se encuentran tras todas las organizaciones anteriormente mencionadas. Luego siguen: 

El Grupo Bilderberg: Un club fundado en 1954 e integrado por los 500 hombres y organizaciones más ricas e influyentes del mundo, que se proponen la instauración del «Nuevo Orden Mundial».

El Consejo de los 33: Los 33 más altos masones iniciados del mundo.

El Gran Consejo de los 13: 13 Grandes Druidas.

Por encima de ellos aún actúa «El Tribunal» y, finalmente, el innombrable Grado 72 de los cabalistas, que dicho sea de paso, también significa «Iluminado».

LA ERA TECNOCRÁTICA

Puesto que su meta es consolidar un Gobierno Único para la Humanidad, echemos un vistazo al tipo de Gobierno que ellos persiguen:

El Illuminati Zbignief Brzezinsky, primer presidente de la Trilateral concebía la historia en 3 fases:

«La última —asegura este político— será la Era Tecnocrática, en la que imperará un ideal de "humanitarismo razonable" a nivel mundial».

Este «Humanitarismo razonable» no es otra cosa que el «Humanismo Secular» tras el cual subyacen conceptos como «la ética no existe», «Dios ha muerto» o «la Religión es el opio del pueblo», que tanto han predicado algunos políticos y filósofos durante los últimos 150 años.

Pero el carácter del Gobierno Único no estaría completo sin un apéndice del propio Brzezinsky, publicado en la revista «Encounter»:

«La Era Tecnocrática va diseñando paulatinamente una sociedad cada vez más controlada. Esta sociedad será dominada por una élite de personas libres de valores tradicionales que no dudará en realizar sus objetivos con técnicas depuradas con las que influirá en el comportamiento del pueblo y controlará y vigilará con todo detalle a la sociedad».

Brzezinsky agrega: «Llegará a ser posible ejercer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del mundo».

El 1 de Agosto de 1972, después del Aquelarre del Sabbath, Philip von Rothschild anunció ante el «Consejo de los 13» en el Casino Building de San Antonio, la planificación de la historia a partir de 1980.

Las indicaciones son muy concretas: «Cuando veáis apagarse las luces de Nueva York, sabréis que nuestro objetivo se ha conseguido».

El 9 de Noviembre de 1977, se produjo el «Gran Apagón de Nueva York», que hizo colapsar los sistemas públicos de 8 Estados, sin que exista explicación razonable para ello.

¿Coincidencia?

 

 



LOS TRECE CLANES PRINCIPALES ILLUMINATI

 

Entre los Illuminati hay muchos clanes o líneas de sangre, pero efectivamente, son trece las principales, sobre todo, la llamada Línea de Sangre Merovingia, que es la central, y a la cual deben obediencia los demás clanes.



De ésta esperan supuestamente que surja el Mesías Luciferino: el Anticristo.

 

Los otros doce son, por orden alfabético:

 

1.- Los Astor.

2.- Los Bundy.

3.- Los Collins.

4.- Los Dupont.

5.- Los Freeman.

6.- Los Kennedy.

7.- Los Li.

8.- Los Onassis.

9.- Los Rockefeller.

10.- Los Rothschild.

11.- Los Russell.

12.- Los Van Duyn.

 

Entre los linajes secundarios, algunos de los más importantes son:



 

1) Los Disney.

2) Los Reynolds.

3) Los McDonalds.

4) Los Krupp.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje