Página principal

Iii encuentro de Universidades Centroamericanas La formación en valores


Descargar 230.52 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño230.52 Kb.
  1   2   3   4   5   6





III Encuentro de Universidades Centroamericanas

La formación en valores
21 Y 22 de abril del 2005


VALORES HUMANOS, VALORES CRISTIANOS, VALORES IGNACIANOS 1

PRESENTACIÓN 1

Guillermina Herrera Peña 1

Rectora 1

Universidad Rafael Landívar 1



VALORES HUMANOS 7

Dra. Marisa Olivares 7

UCA MANAGUA 7

José Manuel Rivas 9

UCA San Salvador 9

Lic. Álvaro Castellanos 11

Universidad Rafael Landivar 11

LOS VALORES CRISTIANOS 15

Jesús M. Sariego SJ 15

UCA. Managua 15

René Zelaya 19

UCA San Salvador 19

LOS VALORES IGNACIANOS 23

P. José María Tojeira 23

UCA San Salvador 23

Carlos Cabarrús 28

Universidad Rafael Landívar 28

METODOLOGÍAS PARA LA EDUCACIÓN EN VALORES 35

Ing. Sergio Ruiz 35

UCA MANAGUA 35

39


Celina Pérez 40

UCA San Salvador 40

Claudia Hernández y Mario López 45

Universidad Rafael Landivar 45




VALORES HUMANOS, VALORES CRISTIANOS, VALORES IGNACIANOS
PRESENTACIÓN
Guillermina Herrera Peña

Rectora

Universidad Rafael Landívar
Sres. Rectores de las Universidades Centroamericanas confiadas a la Compañía de Jesús, estimados visitantes, funcionarios, profesores, colaboradores, comunidad universitaria en general:

Este tercer Encuentro entre las Universidades Centroamericanas confiadas a la Compañía de Jesús para ahondar en el tema toral de la ignacianidad, ha querido dar un salto, dedicándose a un componente vital en el trabajo de formación integral de nuestros estudiantes: el aprendizaje de los valores. Será complementado el viernes por la tarde con la visita, en Antigua Guatemala, a los sitios ignacianos y landivarianos, actividad con la cual queremos encuadrar el Encuentro en el marco de la historia y proyección de la Universidad Rafael Landívar.


Es importante señalar que nuestra Universidad, fundada en octubre de 1961, se planteó desde su creación como la continuación de los esfuerzos de la Compañía de Jesús en el ámbito de la educación para Guatemala, los cuales se iniciaron y dieron frutos extraordinarios en el Colegio San Lucas de Santiago de los Caballeros durante la época colonial. El último rector de San Lucas fue el P. y extraordinario poeta Rafael Landívar. El día de fundación de la Universidad es el 18 de octubre, día de San Lucas. Estos elementos refuerzan la visión de una Universidad para Guatemala, fundada sobre el rico legado del Colegio San Lucas.
Como inicialmente, hoy y mañana por la mañana, trataremos el tema de los valores y su aprendizaje, quisiera iniciar este Encuentro, con una introducción que nos centre para el abordaje de estos temas.

Diré, primero, que, entre las varias metodologías que se aplican a estos aprendizajes está la del aprendizaje significativo, que seguramente surgirá en algún momento en nuestras discusiones el día de mañana.


Quisiera adelantar las reflexiones adentrándome en los detalles que conectan el aprendizaje significativo y la educación en valores.

La mención del aprendizaje significativo es común en los textos, en las capacitaciones y en la preocupación de muchos profesionales de la educación. En realidad es, sin duda, una redundancia, porque no existe aprendizaje real operativo y concreto que no sea significativo. Lo que no tiene significado no puede ser aprendido. Y el significado de fondo de cualquier cosa por aprender es el valor que tiene y se percibe como tal. Por lo tanto aprendizaje y aprendizaje significativo son exactamente lo mismo. Por esta razón es muy importante considerar en la tarea de enseñar valores que éstos se aprendan significativamente. Este concepto se aplica tanto a la educación familiar, escolar o universitaria.

Antes que nada, tratemos de describir la experiencia axiológica. Ésta es un hecho:



  • Aconceptual, es decir, no se aprende un valor como concepto sino como realidad viva, existencial;

  • Subjetivo, es decir el sujeto lo aprende como algo personal. No significa ya que el valor es real y objetivo;

  • Emotivo, esto es, la percepción del valor emociona, provoca una reacción de las emociones;

  • Comunitario, es decir, compromete comunitariamente, insta al diálogo con otros y otras y mueve a los demás a intentar transmitirlo

Ampliando cada una de estas características, se puede señalar que:

  • Porque es aconceptual el maestro debe vivir la experiencia de descubrir su propio valor y el valor de lo que enseña.

  • Porque es subjetiva, el maestro debe adecuarse a las características personales de cada estudiante. El maestro debe considerar a cada estudiante como persona que es, diferenciarlo y tomarlo muy en cuenta en el proceso de aprendizaje.

  • Porque la percepción del valor es una experiencia emotiva, el maestro tiene que preocuparse porque el alumno experimente esa emoción.

  • Porque la percepción del valor es una experiencia comunitaria el profesor debe preocuparse por generar un clima comunitario de compartir constante.

El valor es, por tanto, un hecho de la realidad que una vez percibido mueve a la acción.

Un ejemplo sencillo:

Si alguien encuentra un billete de cien dólares en el piso, inmediatamente lo recoge. Si preguntaran por qué lo recoge su respuesta será que lo hace porque tiene valor.


  • En primer lugar es una característica que está en el billete. Nuestra opinión sobre él no hace variar su valor. Si un niño de dos años lo recoge es probable que no conozca el valor y pueda hacer un barco de papel con el billete. El problema no es del billete sino del niño que no percibe su valor.

  • Cuando quien sabe del valor del billete, lo recoge, lo hace por el valor y porque se da cuenta de éste. Así podemos decir que una cosa es el valor en sí y otra la valoración. Cuanto más objetiva sea la escala de valores personal más realista será la persona. Si trasladamos esto a la realidad personal tendremos que muchas veces el problema está en nuestra capacidad de ver los valores en la realidad y actuar según ellos.

En el fondo todos los valores dependen de tres pilares fundamentales: la verdad, el bien y la belleza.

¿Qué tipo de profesor soy?

Como dice un viejo adagio de sentido común: nadie da lo que no tiene. Si el mismo profesor no pasó por la experiencia axiológica, no la podrá transmitir.

La siguiente es una tipología del maestro tomada de un libro de Javier Mahillo titulado “¿Sabes enseñar?”.

  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje