Página principal

Iglesia gnostica


Descargar 258.03 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño258.03 Kb.
  1   2   3   4   5   6
IGLESIA GNOSTICA

DR. KRUMM HELLER (HUIRACOCHA)


Arzobispo de la Santa Iglesia Gnóstica.
LA IGLESIA GNOSTICA

Primum intelligere,

Deinde credere.
Prólogo de la cuarta edición.

Ya que la cuarta edición de este libro se halla agotada, con gusto doy autorización a la librería de Nicolás B. Kier, para que lance de nuevo este ensayo tan necesario a mis amigos de ibero-América.

Confieso que hasta ahora este libro ha sido un fracaso, fracaso que me ha dolido mucho como autor. Pero la verdad, hay que confesarla.

No ha fracasado su venta, no al contrario, se ha vendido mucho y se venderán de nuevo miles y miles de ejemplares, pero ¿logrará, esta vez, ser comprendido?

En sus páginas hago una reseña sintética de una cantidad de Sociedades iniciáticas del pasado.

Hablo de los Nazarenos, de los Peratas, de los Pitagóricos, de los Misterios de Egipto, de Grecia, Roma, Babilonia, Siria, Persia, la India, de México y de Perú, cito una cantidad de autores como Basílides, Simón el Mago, Valentín, San Agustín, Tertuliano, San Ambrosio, Irenio, Hipólito, Epifanio, Clemente de Alexandría, Origines, Marco, Cerdón, Empédocles, los Evangelios Apócrifos, y yo esperaba que se me pidiera la clave de todo esto.

Nada de esto he logrado. No han leído estas obras, nadie ha estudiado la Gnosis, han celebrado la Misa Gnóstica con la misma rutina como lo hacen en las demás iglesias. En Brasil han publicado una Revista pero ningún artículo que trate de Gnosis en su parte oculta y por está no merece el nombre que lleva.

Así que hoy, que vuelva a salir este libro, yo les suplico a los lectores no lo lean superficialmente, sino que repitan la lectura varias veces, que estudien la literatura mencionada y luego me pidan prácticas, solo entonces tendremos los primeros Gnósticos que hasta ahora, pena me da confesarlo, estoy solo y si no cambia está situación, no vuelvo a permitir que se publique otra edición.

Así que los aficionados a los estudios herméticos saben lo que hacen. Conque logremos algunos que penetren en los misterios, me daré por satisfecho y estaré contento.

Así que adelante... adelante...

EL AUTOR.


INTRODUCCIÓN

Nos, Arzobispos y Obispos de la Santa Iglesia Gnóstica, reunidos en pleno Concilio con la debida autorización del Patriarca Suprema Jerarquía de la Iglesia y con pleno poder de la Fraternidad Blanca a que pertenecemos, enviamos nuestra bendición Apostólica a todos los Humanos sin distinción de Sexos, Casta, Raza, o Color deseando que la Rueda Evolutiva de este Ciclo de Vida acelere su paso, para que la Fraternidad Universal se haga carne entre todos los Hijos del Padre y el Logos Divino haga florecer la Rosa Bendita de la Espiritualidad sobre la Cruz gigante de nuestra Tierra.

Nos, con los poderes que nos han sido conferidos, hemos autorizado al Arzobispo de nuestra Santa Iglesia, Frater Huiracocha, para que dé a publicidad este libro en el que hace una exposición doctrinaria de cuántos son y significan nuestros Sagrados Misterios, ya que ha llegado el momento que, esta que es la Primitiva y Verdadera Iglesia Cristiana, salga al encuentro de la Humanidad en está Era precedente al Nacimiento de Acuario.

Siglos tras siglos en silencioso recogimiento y replegada en su concha para no ser profanada por el Materialismo reinante, ha dormitado nuestra Iglesia. Porque encarnando en ella la Religión de la Razón más Pura, poseyendo la verdadera Gnosis del Símbolo y del Misterio y dándolos a conocer gradualmente en toda su desnudez virginal, no eran los tiempos pretéritos, plenos de egoísmos, los más dúctiles para una siembra divina que, más que trigo candeal, había de ofrecer espinosos frutos...

Hoy la Humanidad ansiosa de mejoramiento, necesita ser espíritu y arrastra esos santos afanes de Mesianismo –que por todas partes se aspiran- como un viento de redención que acaricia a las Almas empujándolas hacia un camino desconocido... Pero necesita una Voz, una Palabra, un Grito, una Señal que le indique la Vía o espera que, de entre todos, surja otra vez el Hombre que la redima y muera de nuevo crucificado en manos de los mismos Escribas y Fariseos.

Pero tu redención, Oh Humanidad doliente, ya la hubo una vez. La Profecía fue cumplida y la Doctrina Santa del salvador aún late con vivo fuego en las entrañas mismas del Santuario de donde ha de tornar, fuerte y poderosa, en está época propicia en que se va derrumbando el Edificio del Sectarismo que un día mancillo las más puras verdades...

Venid, pues, a beber a esta Fuente. La Iglesia Gnóstica no es una Iglesia más o un nuevo Ideal Religioso inventado a propósito de los tiempos. Es la Iglesia de Cristo, la que predicó Jesús, el divino Rabbí de Galilea, con todos sus Sagrados Misterios Iniciáticos. Es la Iglesia de la Redención, la Primitiva Iglesia Cristiana que sufrió todos sus embates del Sectarismo Católico cuya doctrina trato de acomodar a sus fines e intereses egoístas. Es la Iglesia que posee las más santas revelaciones e interpreta y da a conocer la Verdad en su más prístina pureza sin máculas que la empañen.

Nuestra Doctrina es Ciencia y Religión a un tiempo. Como Ciencia, se remonta a algo superior, supremo, infinito, ultra-científico, que está muy por encima de los bajos conocimientos vulgares para encarnar el Saber por Excelencia. Y como Religión procura que el Hombre, suprema jerarquía humana, vaya despertando en sí mimo los poderes divinos que le son peculiares para lograr un día la Santa Unión con la Causa primera que es su génesis. Pero dentro de este dualismo, se atiende a aquel principio latino que dice: Primum intelligere, Deinde credere...



Este libro, querido Lector, viene a llenar una de las más grandes necesidades de la época actual. Él es el exponente de una nueva teoría para ti, sin embargo de ser tan arcaica, y el heraldo, el precursor del restablecimiento de la Santa Iglesia Gnóstica en el Mundo

Bebe en sus aguas puras y transparentes y que un día, libre tu espíritu de los viejos prejuicios tradicionales, puedas ascender en alas del Pleroma buscando el equilibrio entre la luz y las tinieblas de tu Alma, para que encuentres la ansiada

Redención que está en ti mismo, en tu propio Santuario y con ella, la sutil Ascensión del Logos Solar, que es el verdadero Mesías, que dentro de tu caverna duerme con su silente quietud.


Tradux. R .
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje