Página principal

Ies misteri d’Elx “Procurad, sobre todo, que no se os muera la lengua viva, que es el gran peligro de las aulas”


Descargar 0.82 Mb.
Página4/7
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño0.82 Mb.
1   2   3   4   5   6   7

Consciente de la escasa presencia que la redacción creativa y el simple acto de escribir tienen en las programaciones de la Educación Secundaria Obligatoria, y necesitado al mismo tiempo de nuevos materiales didácticos que hagan de la redacción una práctica de escritura activa, me he propuesto llevar a cabo un plan de trabajo que denominado Proyecto Redacta aspira a facilitar, por un lado, nuevos instrumentos a los docentes para el desarrollo de esta destreza, y, por otro, implica al alumno en una tarea que a la larga va a mejorar su capacidad compresiva y expresiva. Por tanto, el objetivo prioritario no es otro que convencer al profesorado de que con la práctica de la escritura se logran muchos de los objetivos fundamentales para la formación de los alumnos del segundo ciclo de la ESO.


©

No se trata de que escribas de un modo muy literario, con muchos adjetivos. Debes perseguir siempre la sencillez y la corrección, tanto si escribes un texto literario como si escribe un texto expositivo/argumentativo, en cualquiera de tus exámenes.


7.1. Citas

“En algún lugar de un libro hay una frase esperándonos para darle un sentido a la existencia”.



Miguel de Cervantes

“Sería más fructífero, desde la perspectiva de la edad del alumnado y de su formación en la materia de literatura, que un centro educativo sea, sobre todo, un taller de lectura. Pues solamente leyendo se aprende a escribir”.



José María Merino

© Piensa y reflexiona


_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Mientras lees un libro permanecéis concentrados para descubrir cuanto antes todos los enigmas e hipótesis que el argumento va presentando. Durante este proceso lector, no sólo debéis estar atentos al desarrollo de la trama, sino que también debéis estar vigilantes ante el léxico nuevo y ante esos pequeños textos que contienen un significado especial para ti. Se trataría de coleccionar esas “citas enjundiosas”, esto es, breves pero de un contenido sustancial y a veces emocionante.

© MIS CITAS extraídas de tus libros leídos
______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


7.2. Textos para reflexionar

© Literatura infantil y juvenil: El bosque animado, Laura Gallego García

En los últimos años, mucha gente me ha pedido que explique por qué hay que leer. Suponen que yo, como escritora y como lectora voraz, sabré dar miles de razones por las cuales es importante acercarse a la lectura.

Y la verdad es que se equivocan.

Por una razón muy sencilla: yo no concibo mi vida sin los libros. No sabría cómo explicar a alguien por qué es bueno leer. Es como si me pidieran que explicara por qué es bueno respirar. Como llevo casi toda mi vida leyendo, no podría imaginar un mundo sin libros, y por tanto no soy capaz de comprender que a alguien no le guste leer. No sabría qué decirle. Para mí la lectura ha supuesto la puerta a cientos de mundos fantásticos, a miles de historias maravillosas y de personajes inolvidables, y tengo la sensación de que, sin libros, mi vida se volvería claustrofóbicamente pequeña. Y no porque lo sea realmente, sino porque, gracias a la lectura, estoy acostumbrada a que sea muchísimo más grande. Podemos viajar, ciertamente, y conocer otros lugares, otras gentes. Pero a través de la lectura es posible viajar mucho más, y de una manera totalmente diferente, más apasionante, más rica. Y viajar no sólo en el espacio, sino también en el tiempo: al pasado y al futuro. Y no únicamente en nuestra propia realidad, sino en muchas más: a otros mundos, utopías o distopías. Una vez que se posee la llave de las palabras, una vez que se aprende a leer, ya no hay límites ni fronteras. ¿Por qué permanecer encerrado en una habitación cuando puedes explorar un palacio con un número infinito de estancias?

Tener corazón. Así que, cuando alguien me pregunta por qué hay gente que no lee, no sé qué responder. Porque, honestamente, no puedo entenderlo. Y, cuando me preguntan qué podría decir acerca de las bondades y excelencias de la lectura, tampoco sé qué decir. Yo no sería la misma sin libros. Mi mente, mi imaginación y mi personalidad no se habrían desarrollado igual. Es como si me preguntaran por qué creo que es bueno tener un corazón que palpite.

Por todo esto sospecho que no soy la persona adecuada para hablar de la lectura. Porque me apasiona, porque la vivo, porque es parte de mí. Y porque me duele tener que contar qué tienen de bueno los libros. Como si no fuera evidente. Como si la lectura tuviera que defenderse. Como si hubiera que explicar qué tiene de especial.



Tras el tesoro. La experiencia de la lectura no se puede describir, hay que vivirla. Quien dice que no disfruta leyendo es porque nunca ha experimentado la magia de las palabras. Y para experimentarla hay que leer, no existe otra forma.

Quizá empezar a leer se parezca un poco a partir en busca de un tesoro. El tesoro en sí es ese libro especial que nos engancha por primera vez, que nos hace olvidar todo lo que nos rodea y sumergirnos entre sus páginas durante horas y horas. Ese libro que te hace experimentar por vez primera esa sensación de añoranza cuando lo cierras tras haber superado la última página. Ese que te hace emocionarte como nunca antes lo habías hecho.

¿Existe semejante libro? Claro que sí. Pero no es uno, son muchos, probablemente miles, posiblemente cientos de miles. El hecho de que encontrarlos sea como ir a la búsqueda de un tesoro se debe a que ese libro especial no es el mismo para cada persona. Leer es un acto tan personal que cada uno entra en este mundo por una puerta distinta. Para mí, por ejemplo, ese libro especial fue La historia interminable. Para otros puede haber sido El guardián entre el centeno, 20.000 leguas de viaje submarino, El señor de los anillos o Sinuhé el egipcio. Para muchos niños y jóvenes -a pesar de que algunos adultos no quieran reconocerlo- el libro mágico ha sido Harry Potter. El primero de muchos. El primer viaje al reino de las letras.

Pero es difícil predecir qué libro enamorará a una persona determinada. Y por eso, cualquier futuro lector tiene que emprender su busca él mismo.

No es tan complicado: sólo requiere un pequeño esfuerzo inicial. Hay que salir a la calle y entrar en la biblioteca o librería más cercana. Perderse por sus pasillos, deambular por entre sus estantes, echar un vistazo a los libros que más nos llamen la atención, por la cubierta, por el título, por lo que sea. Leer la contraportada para obtener un primer esbozo de la historia que nos aguarda en su interior... y dejarse llevar por la intuición. Elegir ese libro que despierta nuestro interés, tras el cual intuimos una historia que desearíamos conocer con un poco más de detalle.

Sin mapa para el camino. Hay altas probabilidades de que ese libro escogido sea el libro especial que estamos buscando. Y si no lo es, no hay que desanimarse. Si no se consigue a la primera, será a la segunda o a la tercera, pero no es tan difícil. Hay millones de libros en el mundo. La magia consiste en que, a pesar de eso, es sorprendentemente sencillo encontrar nuestro libro especial.

Y lo realmente bueno de atreverse a buscarlo es que, pese a no contar con un mapa que nos señale el camino a seguir, casi con total seguridad hallaremos un gran tesoro al final.


©
Piensa y reflexiona
____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
7.3. De la Lectura a la Escritura

© Escritura creativa. Textos que son pretextos para escribir…

Escoge, según te proponga el profesor, algunos de los temas que a continuación te proponemos y redacta un texto en la Ficha de Redacción.


I. SERÍA FANTÁSTICO QUE...


Sería fantástico, Joan Manuel Serrat
Sería fantástico que yo estuviese equivocado

y que el váter no estuviera ocupado,

que hoy hiciese buen día,

que me diera un buen pedazo

y que San Pedro no cantase ni aunque le pegaran.

Sería fantástico que no hubiera nada urgente,

no pasar nunca de largo

y servir para algo,

ir por la vida sin cumplidos

llamando a las cosas por su nombre,

cobrar en especies

y sentirse bien tratado

y mearse de la risa

y echar a volar todas las palomas sería un detalle,

todo un síntoma de urbanidad

que no perdieran siempre los mismos

y que heredasen los desheredados.

Sería fantástico que ganase siempre el mejor

y que la fuerza no fuese la razón,

que se instalara en mi barrio el paraíso terrenal

y que la ciencia no fuese neutral.

Sería fantástico no pasar por el tubo,

que todo fuera como está mandado

y que no mandase nadie,

encontrarse como en casa en cualquier sitio,

poder ir distraído sin correr peligros.

Sería fantástico que todos fuéramos hijos de Dios,

sería todo un detalle y todo un gesto por tu parte

que coincidiésemos,

te dejases convencer

y fueses como yo siempre te imaginé.

© EJERCICIO


-¿Qué sería fantástico para ti? Razónalo.

II. TENGO MIEDO A…
“TENGO MIEDO…
Cuando de noche llaman a la puerta.

A estar solo cuando no quiero estar solo.

A estar entre mucha gente.

A quedarme solo en el mundo.

A no morir nunca.

A morir pronto.

A morir estúpidamente en una carretera.

A quedar inútil.

A enloquecer.

A que les pase algo a los míos.

A los que quiero no me quieran.

A perder el gusto por las cosas que me gustan.

A tener que vivir siempre en la ciudad.

A que no haya flores.

A que no haya animales en libertad.

A no poder mirar las estrellas por las noches.

A no poder mirar el paisaje en otoño.

Al mar (desde el mar).

A mirar un día hacia el cielo y no ver pájaros.

A que no haya truchas en los ríos.

A tener que ir a la guerra.

A la guerra, aunque no tenga que ir.

A las almas miserables.

A los que siempre dicen la verdad.

A los que mienten siempre.

A pasar hambre.

A los cuentos de miedo.

A las películas de miedo.

A ir al dentista.

A no tener miedo a nada.

A tener mucho miedo.

Cuando pasa mucho tiempo sin que nadie llame a mi puerta.

A…
Xabier P. Docampo, Cuando de noche llaman a la puerta, Anaya, 1996.

© EJERCICIO


-Tengo miedo a… Razónalo. No es necesario que sigas la estructura repetitiva del texto de Xabier P. Docampo.


EJEMPLO

Sentí miedo cuando lo vi de nuevo. Hacía ya más de dos años desde la última vez que nos encontramos, y había cambiado muchísimo. Tal vez, no sea miedo la palabra, sino sorpresa o lástima.

Se había quedado muy delgado, en sus manos sobresalían los huesos de una forma horrible, y su piel, antes de un color tostado, era casi transparente.

La miré a los ojos, y entonces me di cuenta de lo que más me dolió: estos habían perdido toda su vida y la luz que irradiaban hace años. Se habían ido apagando lentamente y posteriormente se habían escondido detrás de unas enormes ojeras.

No me hizo falta preguntarle cómo le habían ido las cosas. Era obvio. Mantuvimos una conversación superficial y fue e el momento de la despedida cuando realmente sentí miedo, un miedo sincero pero egoísta, miedo a terminar como él.


Julia (2006)


III. A MÍ ME GUSTA…
EJEMPLO

A MÍ ME GUSTA… reírme y no poder parar hasta que me salten las lágrimas rodeada de mis amigos. Me gusta el sabor de las trufas de Panishop derritiéndose calientes en mi boca. Me encanta dormir en una habitación totalmente a oscuras, mientras siento el frescor de las sábanas y el leve acomodo de mi edredón nórdico. Me relajo tumbada en la playa sobre mi toalla tomando el sol y escuchando el sonido del mar, sin que nadie me moleste. Me entusiasma la sensación en la barriga cuando bajo en picado por una montaña rusa. Me divierte ir en la proa de un barco que suba y baje debido a las fuertes olas y que además me salpique el agua en la cara. Me gustan los abrazos largos y cariñosos que me da mi madre antes de irme a dormir. Me encanta hacer reír a mis primos pequeños y que su sonrisa invada toda su carita. Perder la mirada en el infinito durante un largo período pensando sólo en mis cosas, me apasiona…
(María, 2005)
© EJERCICIO
-¿Qué te gusta? Justifícalo tomando como modelo el texto anterior.


IV. BREVES REDACCIONES, tomando como pretexto expresiones comunes, frases hechas...: ”Me lo merecía”; “Yo no puedo vivir sin...”;” ¡No hay derecho!”; “¡Me da una rabia!”; ¡No hay nadie que me entienda!”; “Estoy hart@ siempre me pasa mí…”
© Me da una rabia…

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


© Yo no puedo vivir sin…

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

© Estoy hart@ siempre me pasa mí…

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
© PAUTAS para corregir y escribir
Según Daniel Cassany, el alumnado debe tener algunas cuestiones muy claras antes, durante y después del acto de escribir. La siguiente tabla que te proponemos, no sólo facilita la corrección al alumno, sino que además requiere de tu colaboración para que aprendas a escribir mejor. Se trata, pues, de un sistema de “corrección compartida o corrección parcial” en el que podrás ir participando con las indicaciones que te dé el profesor.

Inicialmente, será el profesor quien marque con una cruz en la casilla correspondiente a las carencias y errores habituales en vuestras redacciones. Poco a poco, iréis participando en estas correcciones. Entre todos, conseguiréis que suene bien este sistema de corrección en clave de Fa.


No obstante, debes tener en cuenta que:
1. El maestro siempre corregirá personalmente tus escritos. A veces lo hará él, a veces lo harás tú mismo, a veces lo hará otro compañero. Piensa que no todos los trabajos tienen los mismos objetivos y que no hay tiempo para corregir todo o que escribes.
2. No esperes que el maestro te corrija todos los errores de cada texto. Es difícil aprender todas las incorrecciones a la vez. El maestro decidirá los errores más importantes de cada trabajo y los que tienes que estudiar.
3. Fíjate atentamente en las incorrecciones y los comentarios del maestro. Puedes aprender mucho de los errores que has hecho. Si hay algo que no entiendas, no dudes en preguntárselo. En clase habrá tiempo para hacerlo.
4. Con frecuencia, el maestro te marcará las faltas que hayas hecho y te pedirá que pruebes a corregirlas tú mismo. Otras veces te dará alguna instrucción para rehacer el texto. Hazlo sin demora. Piensa que los buenos escritores suelen revisar y rehacer sus escritos varias veces.
5. El maestro empleará un sistema especial de signos para marcar los errores de tus escritos. Te dará una fotocopia con todos los símbolos y sus significados. Tal vez al principio sea difícil recordarlos, pero después descubrirás que son prácticos y útiles.
6. Cuando los trabajos se hagan en clase, el maestro irá pasando por las mesas y hablará con cada uno por separado. Aprovecha este momento para hablar con él. Pregúntale las dudas que tengas. Piensa que puedes preguntarle cosas que no se hayan visto en clase.
7. Alguna vez tendrás que corregir los escritos de otro compañero. Es un ejercicio útil para aprender a reconocer los errores de un texto. También te puede ayudar a mejorar tus propios escritos. Recuerda que también puedes aprender mucho de tus compañeros.
8. Utiliza los libros de consulta del aula: diccionarios, gramáticas, libros de verbos... El profesor te enseñará a utilizarlos. Con la ayuda de estos libros tú mismo puedes solucionarte muchas dudas.

1ª Evaluación
1ª Ficha de Redacción

Nombre y apellidos:

Curso:


FA

Falta de acentuación




FO

Faltas de ortografía.




FOFA

Faltas de ortografía y faltas de acentuación.




FACA

Deficiente caligrafía.




FOCA

Faltas de ortografía y mala caligrafía.




FAO

Falta de organización-estructuración de la redacción.




FAPRE

Mala presentación.




FAPUN

Mala puntuación del trabajo.




FAVO

Carencia de vocabulario; uso inadecuado del léxico.




FASI

Pobreza sintáctica; repetición de estructuras sintácticas.




Redacción



2ª Ficha de Redacción

Nombre y apellidos:

Curso:


FA

Falta de acentuación




FO

Faltas de ortografía.




FOFA

Faltas de ortografía y faltas de acentuación.




FACA

Deficiente caligrafía.




FOCA

Faltas de ortografía y mala caligrafía.




FAO

Falta de organización-estructuración de la redacción.




FAPRE

Mala presentación.




FAPUN

Mala puntuación del trabajo.




FAVO

Carencia de vocabulario; uso inadecuado del léxico.




FASI

Pobreza sintáctica; repetición de estructuras sintácticas.




Redacción



2ª Evaluación
1ª Ficha de Redacción

Nombre y apellidos:

Curso:


FA

Falta de acentuación




FO

Faltas de ortografía.




FOFA

Faltas de ortografía y faltas de acentuación.




FACA

Deficiente caligrafía.




FOCA

Faltas de ortografía y mala caligrafía.




FAO

Falta de organización-estructuración de la redacción.




FAPRE

Mala presentación.




FAPUN

Mala puntuación del trabajo.




FAVO

Carencia de vocabulario; uso inadecuado del léxico.




FASI

Pobreza sintáctica; repetición de estructuras sintácticas.




Redacción



2ª Ficha de Redacción

Nombre y apellidos:

Curso:


FA

Falta de acentuación




FO

Faltas de ortografía.




FOFA

Faltas de ortografía y faltas de acentuación.




FACA

Deficiente caligrafía.




FOCA

Faltas de ortografía y mala caligrafía.




FAO

Falta de organización-estructuración de la redacción.




FAPRE

Mala presentación.




FAPUN

Mala puntuación del trabajo.




FAVO

Carencia de vocabulario; uso inadecuado del léxico.




FASI

Pobreza sintáctica; repetición de estructuras sintácticas.




Redacción



3ª Evaluación

1ª Ficha de Redacción

Nombre y apellidos:

Curso:


FA

Falta de acentuación




FO

Faltas de ortografía.




FOFA

Faltas de ortografía y faltas de acentuación.




FACA

Deficiente caligrafía.




FOCA

Faltas de ortografía y mala caligrafía.




FAO

Falta de organización-estructuración de la redacción.




FAPRE

Mala presentación.




FAPUN

Mala puntuación del trabajo.




FAVO

Carencia de vocabulario; uso inadecuado del léxico.




FASI

Pobreza sintáctica; repetición de estructuras sintácticas.




Redacción



2ª Ficha de Redacción

Nombre y apellidos:

Curso:


FA

Falta de acentuación




FO

Faltas de ortografía.




FOFA

Faltas de ortografía y faltas de acentuación.




FACA

Deficiente caligrafía.




FOCA

Faltas de ortografía y mala caligrafía.




FAO

Falta de organización-estructuración de la redacción.




FAPRE

Mala presentación.




FAPUN

Mala puntuación del trabajo.




FAVO

Carencia de vocabulario; uso inadecuado del léxico.




FASI

Pobreza sintáctica; repetición de estructuras sintácticas.




Redacción



8. Acentuación. Dictados

1. CONCEPTOS PREVIOS
Se suele distinguir, para el uso de los acentos, varios tipos de palabras:
--agudas u oxítonas, la intensidad de la pronunciación recae sobre la última sílaba: cantaré, mirador;
--llanas o paroxítonas, la intensidad recae sobre la penúltima sílaba: cantara, ángel;
--esdrújula o proparoxítonas, la intensidad recae sobre la antepenúltima sílaba: cántara, árbitro;
--se llaman sobresdrújula aquéllas en las que el acento de intensidad recae hasta tres y aun cuatro sílabas antes de la última: díganselo, asperísimamente.
1. Sílaba, diptongo e hiato.
Por sílaba se entiende cada una de las unidades de articulación con que se pronuncia una palabra. Así, por ejemplo: dio, hués-ped, a-ve-ri-güéis.

Las cinco vocales castellanas se agrupan en dos series: vocales cerradas (i, u) y vocales abiertas (a, e, o).

Para que haya diptongo es preciso que las vocales cerradas (i, u) se junten entre sí o con cualquiera de las abiertas (a, e, o), constituyendo una sílaba: viuda, ruido, ansia, juego, jaula, deuda, cielo.

Si el golpe de intensidad recae en la vocal abierta, se pondrá tilde a ésta según la regla general, y se mantendrá el diptongo: cantaréis (por ser aguda y terminada en -s); aire (por llana terminada en vocal); no se acentúan “veis” ni “fue”, por ser monosílabas.

El triptongo se produce cuando se unen dos vocales cerradas a una abierta: buey, amortiguáis, despreciéis.

Se llama hiato a las citadas combinaciones de vocales que no forman diptongo, es decir, que constituyen más de una sílaba: dí-a, pú-a, cru-el, ac-tu-ó.

-Si las dos vocales son abiertas, se pondrá tilde según la regla general: o-es-te, a-é-re-o.

-Si una vocal es abierta y la otra cerrada, se pondrá tilde siempre sobre la cerrada si el golpe de voz recae en ella: o-ír, fre-ír, ba-úl.; caída, increíble, oído, transeúnte.

-Excepcionalmente, cuando van dos vocales débiles: casuístico, fluí y huí (porque son bisílabas y agudas); pero no fui, por expreso mandato de la RAE.
2. REGLAS GENERALES
Hasta aquí los rasgos fónicos. Con estos antecedentes se pueden dar las siguientes reglas generales de acentuación ortográfica:
1. Llevan acento gráfico (tilde) las palabras agudas si terminan en vocal o en las consonantes -n o -s no agrupadas con otra consonante: café, también, prevés. Si las palabras terminan, pues, en dos consonantes, aunque la última sea -n o -s, no se acentúan: Mayans, Isern, Canals, Llorens, Orleans.
2. Llevan, igualmente, tilde las palabras llanas que no terminen en vocal, -n o -s: césped, cárcel, carácter, alférez. Con frecuencia se acentúan, erróneamente, vocablos como exámen, jóven, márgen, resúmen, volúmen, etc. Quizá induzca a error el hecho de que los plurales de estas palabras, por ser esdrújulos, llevan acentos: exámenes, etc. Si la palabra termina en dos consonantes, aunque la segunda sea -s, se escribe la tilde: bíceps, tríceps, fórceps.
3. Se acentúan todas las palabras esdrújulas y sobresdrújulas: máquina, héroe, Cáceres, cuídamelo.

3. OBSERVACIONES
1. Las palabras monosílabas no llevan tilde, pues no ofrecen duda acerca de qué sílaba debe llevar la mayor intensidad. No deben, por tanto, acentuarse monosílabos como fue, dio, vio, fui, fe, pie, diez.

No obstante, se escribe el acento cuando existen dos monosílabos iguales en su forma, pero con distinto significado o función gramatical. Así:


-mí, pronombre personal: Se despidió de mí.

-mi, adjetivo posesivo apocopado: Lo veo desde mi ventana.


-tú, pronombre personal: Lo digo para que tú lo sepas.

-tu, adjetivo posesivo: He recibido tu carta.


-sí, pronombre personal de tercera persona: Se olvidó de sí.

adverbio de afirmación: Dijo que sí.

-si, conjunción: No sé si vendrá.

nota musical: En si bemol mayor.


-él, pronombre personal: Antes de que venga él.

-el, artículo: Olvidé el carné.


-té, sustantivo: Prefiero tomar té.

-te, pronombre personal: No te veo bien.


sé, forma del verbo 'saber': No lo sé.

imperativo del verbo 'ser': Sé prudente.

se, pronombre personal: No se cansa de trabajar.
dé, del verbo dar: Espero que me dé la contestación.

de, preposición: Mesa de madera.


más, adjetivo, pronombre o adverbio de cantidad: Hoy hay más nubes que ayer; no tengo más; escribe más rápido; tres más dos son cinco.

mas, conjunción adversativa: Es prudente, mas en exceso tímido.


2. Otras palabras que llevan o no tilde, según su significado o la función que desempeñan:
2.1. -Aún, bisílabo, con el significado de 'todavía': “Aún no ha llegado”.

-Aun, monosílabo, con el significado de 'incluso': “Aun los sabios lo desconocen”.


2.2. Se acentúan las formas 'este', 'ese', 'aquel' (y sus femeninos y plurales) cuando desempeñan función de pronombre y hay riesgo de ambigüedad en la expresión: "Juan llevaba una pistola y éste, revólver". Cuando tal riesgo no existe, el acento es potestativo, según la Academia. No se acentúan, en cambio, los pronombres neutros 'esto', 'eso' y 'aquello', ya que, al no existir formas iguales con función adjetiva, no hay necesidad de diferenciarlos.
2.3. Las formas adverbiales 'como', 'donde' y 'cuando' se acentúan sólo cuando ellas, independientemente de la frase, tienen carácter interrogativo o exclamativo: "No sabes cómo te quiero; no recuerdo dónde te vi; ¿cuándo vienes?; aún no sé cuándo". No llevan tilde en el resto de los casos, aun en frase interrogativa o exclamativa: "Estoy como al principio; ¿no es ahí donde comimos?; te lo diré cuando nos veamos".
2.4. 'Sólo', adverbio con el significado de 'solamente', lleva tilde: "Estuve sólo (solamente) en el bar (y no en otros lugares)". Sin embargo, cuando no hay peligro de ambigüedad, puede escribirse también sin acento: "Los sábados solo (o sólo) se abre por las mañanas". No se acentúa cuando es adjetivo, con el significado de 'sin compañía', 'solitario': "Nunca me encuentro solo".
3. La conjunción disyuntiva 'o' se escribe con acento cuando, por encontrarse entre cifras, puede confundirse con el cero: 3 ó 4, 3 ó más.
4. Cuando el acento debe ir sobre una sílaba con diptongo, la tilde se coloca sobre la vocal abierta; y si las dos vocales son cerradas, se coloca sobre la segunda: cuádruple, cáustico, estudiáis, casuística, cláusula.
5. Si las vocales se encuentran en hiato (es decir, no forman diptongo) el acento recae sobre la vocal cerrada y sobre ésta se escribe la tilde: había, increíble, oíd, país, aunque no se cumplan las reglas generales de acentuación. Se exceptúa el hiato 'ui' (huir, fortuito, huida, jesuita, ruido), que, sin embargo, se acentuarán en las esdrújulas (casuística, huíamos) y en las agudas acabadas en vocal o en -s: huí, huís.
6. Las formas verbales que llevan acento ortográfico lo conservan cuando se les añaden pronombres enclíticos: déme. Y reciben acento aunque no lo llevaran cuando, al unírseles los enclíticos, se forma una palabra esdrújula (búscalo, díselo, mírala) o sobresdrújula (cuéntamelo).
7. Los términos latinos usados en nuestra lengua se acentuarán de acuerdo con las leyes fonéticas para las palabras castellanas: ítem, accésit, memorándum, réquiem, ídem, ibídem, per cápita.
8. Los pronombres propios no castellanos se escribirán, en general, sin ponerles más acentos que los que tengan en el idioma a que pertenecen: Fénelon, Valéry, Abreu, Codorniu, Rius. Los nombres geográficos ya adaptados gráfica y fonéticamente a nuestra lengua están sometidos a las reglas generales de acentuación: Pekín, Ródano, Berlín, París, Nápoles, Támesis.
9. No llevan acento ortográfico las palabras agudas terminadas en -ay. -ey, -uy: Virrey, Uruguay, Espeluy. La 'y' es consonante a los efectos de la acentuación ortográfica.
10. En las palabras compuestas, la primera pierde su acento si lo llevaba. Así ocurre con 'décimo' en el compuesto 'decimoséptimo', 'balón' en 'balonmano', 'así' en 'asimismo', o 'río' en 'rioplatense' o 'Riofrío'.

Si los vocablos que forman el compuesto están separados por guión, conservan su acento si lo llevaban: cántabro-astur, árabe-ísraelí, físico-químico.

Los compuestos de verbos con pronombre enclítico más complemento se escriben sin tilde: sabelotodo, curalotodo, correveidile.
11. Los adverbios acabados en -mente sólo llevan tilde cuando el adjetivo o participio formantes, usados aisladamente, también la llevan: ágil-ágilmente; cortés-cortésmente; veloz-velozmente.

4. PALABRAS BIACENTUALES
Existe un grupo de palabras para las que la Academia acepta una doble acentuación; pero recomienda la forma de la primera columna:
alveolo alvéolo

amoníaco amoniaco

atmósfera atmosfera

austriaco austríaco

cantiga cántiga

cardiaco cardíaco

celtíbero celtibero

conclave cónclave

chófer chofer

demoniaco demoníaco

dinamo dínamo

etíope etiope

exégesis exegesis

fútbol futbol

gladíolo gladiolo

ibero íbero

maniaco maníaco

medula médula

misil mísil

olimpiada olimpíada

omóplato omoplato

ósmosis osmosis

pabilo pábilo

pelícano pelicano

pentagrama pentágrama

período periodo

policiaco policíaco

raíl rail

reuma reúma

siriaco siríaco

termóstato termostato

tortícolis torticolis


5. ACENTUACIÓN DE MAYÚSCULAS
La Academia recomienda que cuando se utilicen mayúsculas, se mantenga la tilde si la acentuación ortográfica lo exige, a fin de evitar errores de pronunciación o confusiones en la interpretación de vocablos. Este mantenimiento resulta especialmente necesario en las portadas de los libros, nombres geográficos, listas de nombres propios, etc. (véase Esbozo, p. 145). Así, habría que escribir ÁFRICA o África, MONTÁNCHEZ, PALAMÓS, etc.

6. MÁS SOBRE DIPTONGOS Y TRIPTONGOS
DIPTONGO (dos sonidos) es el conjunto de dos vocales que se funden en una sola sílaba. La unión puede ser de las vocales fuertes a,e,o con las débiles i,u, o con la y, como en hay, aire, cual, fiel, soy, etc., o simplemente de las vocales débiles entre sí, o con la y, como ruido, viudo, ¡huy!

TRIPTONGO (tres sonidos) existe cuando dos vocales fuertes van precedidas y seguidas de vocales débiles o precedidas de vocal débil y seguidas de y, interviniendo en una sola sílaba: codiciáis, Camagüey.



1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje