Página principal

Ideas previas


Descargar 92.53 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño92.53 Kb.

ÉTICA PROFESIONAL FUNDACIONES SAFA y LOYOLA



UNIDAD 2
EL SUJETO ÉTICO.




IDEAS PREVIAS


  1. Expresa el significado de la viñeta.

  2. Pon varios ejemplos de situaciones laborales en las que la persona trabajadora no es tratada con dignidad. ¿Existe la “ética” en el trabajo?

  3. ¿Qué se puede hacer para cambiar estas situaciones?




  1. Observa la viñeta de al lado. ¿Crees que las personas se comprometen a luchar por cambiar las situaciones negativas que se dan en el mundo laboral?

  2. ¿Conoces alguna persona que lo haga?

1. MADUREZ HUMANA.
1.1. Introducción.
Cuando vemos una persona que ha dejado de ser joven físicamente entendemos que ha pasado a la etapa de la madurez. Pero no siempre es así, ya que puede haber madurado en el cuerpo pero puede no haber madurado psicológicamente. Seguramente todos conocemos a personas que a pesar de su edad madura siguen siendo infantiles. Esto ocurre porque la madurez psicológica es un estado de vida que hay que lograr, que no te viene regalado y que no todos alcanzan con la misma facilidad y profundidad. Pero, ¿qué podemos entender por “persona madura”? ¿Cómo saber si estamos o no ante una persona madura?
Buscando una definición. La madurez constituye un estado físico y mental que permite enfrentarse a la vida con integridad, con valentía y siendo fiel en todo momento a las propias convicciones y a los criterios personales.
Profundizando un poco más, diremos que la madurez consiste en:


1º. Saber apreciarme a sí mismo como soy, conociendo las capacidades y limitaciones que tengo, aceptando lo bueno y malo que hay en mí, amando lo que soy y lo que vivo.


2º. Saber observar la realidad con objetividad, más allá de mis pasiones y de mis intereses, intentando descubrir objetivamente lo correcto de lo incorrecto, lo bueno de lo malo (sentido ético), lo debido de lo indebido…
3º. Reconocer los errores y aciertos de mi comportamiento. Tener una sana capacidad de ser autocríticos.
4º. Saber encontrar, allí donde estoy y en todo momento, un correcto equilibrio entre lo que quiero, lo que puedo y lo que debo. No estar quejándome por todo y sobre todo.

1.2. Madurez Personal y Mundo Laboral.
La cuestión de la madurez personal se refleja muy bien en el mundo laboral en el que nos vamos a mover. Así, se puede decir que un trabajador es alguien maduro cuando
1º. Tiene seguridad y confianza en sí mismo, en las propias cualidades y en la capacidad de enfrentarse a los problemas y dificultades del trabajo y de la vida.
2º. Sabe integrarse y adaptarse en el entorno que le rodea, con unas relaciones cordiales entre los compañeros del trabajo, con los clientes y, en general, en la sociedad.
3º. Sabe respetar y apreciar los derechos y deberes propios y de los demás.
4º. Tiene una actitud flexible, serena y tolerante frente a las nuevas situaciones, ante las opiniones distintas, ante las formas de vida diversas que hay a su alrededor.
1.3. Ser uno mismo.
¿Cómo llegar a ser tú mismo?

Estamos en una sociedad masificada que muchas veces nos trata como a un número, y que quiere decirnos en todo momento cómo hemos de vivir. (Podemos buscar ejemplos)


La persona se resiste a esta masificación, pero resulta muy difícil escapar a ella y ser realmente uno mismo.
¿Cómo lograrlo? ¿Cómo llegar a “SER alguien”? Quizás es necesario empezar por lo que no te ayuda a “ser alguien”. Lo vemos en negativo y luego lo intentamos poner en positivo.

Enemigos” que te impiden “ser alguien”.


  • La poca “reflexión” que haces de las cosas que te ocurren, de tus sentimientos, de tus relaciones con los demás, de lo que quieres llegar a ser y de cómo quieres llegar a ser…

  • No tener claro cuál es tu escala de valores, es decir, aquello que realmente valoras en la vida…

  • Tener como único lema de vida “pasarlo bien a toda costa” rechazando lo que exija esfuerzo...

  • Aceptar “sin más” todo lo que oyes y ves sin someterlo a un juicio crítico, sin buscar la verdad…

  • Contagiarte del aburrimiento, del pasotismo ante todo, de la falta de un ideal por el que luchar.

  • Resignarte y no tener opinión propia de las cosas, amparándote en la opinión de la mayoría…

  • … (añade otros, por favor)


Actividad: 1. Observa la viñeta de arriba y busca su significado.

2. Con todo lo anterior, pon un ejemplo de persona madura que ha llegado a “ser alguien”. Compáralo con los modelos sociales que se nos proponen en los medios de comunicación. Busca semejanzas y diferencias entre tu modelo de persona y la de los medios.


2. LIBERTAD.

Observa la viñeta y busca su significado



2.1. Introducción.
Esta palabra tan llevada y traída, tan usada y manipulada, no se nos cae de la boca con facilidad. La usamos a todas horas y para todas las cosas. Reclamamos el derecho a ser libres, a movernos libremente, a que no se nos diga cómo tenemos que vivir o qué tenemos que hacer... Pero también usamos la palabra “libertad” para reclamar otras cosas que no tienen mucho que ver con ella, como “que nos dejen en paz” o que “nadie se meta en nuestra vida”… Libertad como independencia, individualismo…
Por otro lado, todo el mundo promete la libertad: empresas de móviles, ropas de marca, casas de cosméticas o de coches…

En general, casi todos entienden por libertad aquellos derechos que toda persona tiene y que la sociedad ha de respetar, como el derecho a expresar la opinión, a elegir el trabajo, su modo de vida; a elegir tal o cual lugar de residencia… Pero ¿es suficiente esta forma de entender la libertad? Contesta las siguientes preguntas para, después, debatirlas:



¬ ¿Se es hoy más libre que en otras épocas? ¿En qué?

¬ ¿Tener normas supone perder libertad? ¿Deben existir normas?

¬ ¿Qué es la libertad?

¬ ¿Qué “ataduras” tiene el joven actualmente que le impiden ser libre?

¬ ¿Está hoy día la sociedad manipulada? Pon ejemplos que afecten a los jóvenes






Profundizando en el tema de la libertad y en lo que estamos debatiendo, diremos que se puede hablar de libertad en dos sentidos, uno positivo y otro negativo:


  • En sentido negativo, hablar de libertad significa no estar presionado o coaccionado desde fuera por algo o por alguien, ni estar presionado desde dentro por uno mismo (por los miedos, los complejos, las dependencias,…) Es la “Libertad de”…




  • En sentido positivo, hablar de libertad significa tener la capacidad de pensar, decidir, opinar, obrar,…; significa ser maduros para poder elegir lo que es bueno para mí... Es la “Libertad para”…


Actividades: 1. Busca dos ejemplos en los que se vean reflejadas las presiones o influencias que recibe una persona joven.

2. Busca soluciones. ¿Qué puede hacer una persona joven ante tanto intento de manipulación? Busca una solución concreta.



2.2. Libertad, Responsabilidad y Mundo Laboral.




En el mundo laboral la libertad es una aspiración no siempre fácil de conseguir. De hecho se pueden hacer muchas preguntas que no tienen fácil respuesta, como las siguientes: ¿Se es libre en el trabajo para actuar y ser como uno es realmente? ¿Se puede decir lo que se piensa en todo momento?
En el mundo laboral hay multitud de comportamientos injustos que no son solucionados por el miedo a las consecuencias. No hay libertad interior para afrontarlas. ¿Quién se atreve a ser crítico en el trabajo cuando éste es por cuenta ajena? O, ¿quién es libre para ser honrado con los clientes, cuando hay unos objetivos que te marca la empresa para cumplir y sólo los consigues no siendo honrado? Comentamos ahora la siguiente frase:

Cuando hay dinero de por medio, es muy difícil la libertad”.
Gonzalo Torrente Ballester

Sin embargo, quien aspira a ser libre de verdad, ha de comportarse como tal en todos los ambientes, incluido el mundo aboral. Es ahí donde más cuesta ser uno mismo.


Responsabilidad en el trabajo. Por otro lado cuando hablamos de libertad es inevitable tratar la cuestión de la “responsabilidad”. Todos sabemos que es la otra cara de la misma moneda. La Responsabilidad es esa capacidad que tiene el ser humano de decidir hacer o no hacer algo determinado que él considera “debido”. Por ello, para que exista esta responsabilidad ha de existir esta capacidad de decidir y hacer. ¿Cómo ser responsables en el trabajo? Algunos ejemplos:


  • Hacer las cosas y tomar las decisiones que nos corresponden a cada uno.

  • Asumir los errores de nuestro trabajo sin culpabilizar a los demás. Aprender de los errores.

  • Trabajar lo que se debe independientemente de que los demás cumplan o no con su trabajo.

  • Vivir el “esfuerzo” como un valor que deseamos y no como una obligación que nos imponen.

  • Asumir el lugar que nos corresponde en la empresa respetando a los demás y su trabajo.



Actividades: 1. Explica el significado de la frase de G.T. Ballester y las viñetas de esta página.

2. Con noticias, sobre situaciones laborales que el profesor habrá traído de la prensa diaria, comenta aquellas donde se vea que existe una clara falta de libertad o en las que se vea que esa libertad es respetada.


3. CONCIENCIA y JERARQUÍA DE VALORES. La Opción Fundamental.
3.1. La Conciencia.
Con frecuencia se nos plantean situaciones y problemas sobre los que tenemos que tomar alguna decisión no siempre fácil. Son decisiones que nos afectan a nosotros y que pueden afectar a los demás. Son decisiones en las que hay que distinguir y decidir qué es lo correcto o incorrecto, lo bueno o lo malo, lo debido o indebido. Y todas ellas entran en esas categorías que llamamos “decisiones éticas o morales”.
Cuando surgen estas cuestiones sobre las que hay que decidir qué es lo correcto moralmente, escuchamos una voz interior a la que llamamos “conciencia”. Esta voz resuena en nuestro interior descubriéndonos una ley que no nos hemos dado a nosotros mismos y que nos advierte que debemos amar y practicar el bien y que debemos evitar el mal. “Haz esto, evita aquello”. Esta voz nos advierte, cuando ella cree necesario hacerlo, que estamos actuando correcta o incorrectamente en relación al amor, al bien personal y al bien común.
Todos, absolutamente todos, escuchamos esta llamada a hacer el bien. La traemos al nacer. Posteriormente, en el contacto con la cultura, con la educación que recibimos y con la propia experiencia, vamos desarrollando más profundamente esta conciencia que tenemos.
La fidelidad a esta conciencia es lo que nos hace personas morales. La persona está obligada, si quiere ser ella misma, a seguir los dictados de su conciencia. Es el elemento más íntimo y profundo de la persona, de ahí que tenga que ser absolutamente respetada.

* Pero no todo el mundo reacciona de la misma manera cuando esta voz suena en su interior. Mira las imágenes que tienes a continuación. Estas imágenes pueden expresar simbólicamente las distintas formas de reaccionar ante ella.




Jugando con la imaginación, elige una imagen que, según tú, refleje lo que piensa “la gente joven” sobre la conciencia.




Actividades: 1. Busca imágenes con las que pueda ser comparada la conciencia: p.e., “el eco”.

2. Debate la siguiente pregunta: “¿Se puede tener conciencia en el mundo laboral? ¿Puede tenerla un empresario?”



3.2. Escala de valores y Opción Fundamental.
A muchas personas les suena a “comedura de coco” todo lo relacionado con la conciencia. A otros, les suena a “remordimientos”. Pero la conciencia es algo más que esto.
* La conciencia nos ayuda, si está bien formada, a elegir el camino correcto, a elegir el estilo de vida ético que queremos para nosotros.
* Esto se da porque en la conciencia se va formando “mi escala de valores”. Cada persona tiene una jerarquía o clasificación de los valores que aprecia más para su vida. Cada elección que hace va creando o reforzando esta escala real de valores que hay en su interior. En caso de conflicto, prevalecerá el valor que más aprecie.
* Valores hay muchos, pero no todos producen auténtica felicidad. La “Ética” o “Moral” ayuda a la persona a distinguir qué valores le hacen más humana, más persona, mejor persona.
* Las personas van tomando decisiones éticas que acaban siendo parte de una gran decisión fundamental a la que se conoce como “Opción Fundamental”. Es la decisión fundamental de orientar la vida en torno a valores de entrega y apertura a los demás, o bien de quedarse encerrado en su propio yo, en su egoísmo y soberbia. La Opción Fundamental es la actitud ética de base que la personas adopta ante sí misma, ante los demás y, si es creyente, ante Dios.
* La conciencia de muchas personas está adormecida, como si no existiera. No se meten en cuestiones éticas. Viven sin esas preocupaciones. ¿Por qué crees que ocurre esto?
3.3. Conciencia, Opción Fundamental y Mundo Laboral.
En el mundo laboral parece que la ética no existe. Cada cual va a lo suyo como si no existiera la conciencia ni de los empresarios ni de los trabajadores. Para concretar lo que debería surgir espontáneamente si existiera esta conciencia, han tenido que surgir muchas normas que regulan los deberes éticos en el trabajo. ¿Cuántos conoces tú?
Actividad: 1. Pon ejemplos de “deberes éticos“ que han de existir en el mundo laboral.

4. DIGNIDAD HUMANA y LABORAL.
4.1. Dignidad personal.
El ser humano posee una dignidad personal que lo convierte en merecedora de respeto tanto por parte de los demás como por ella misma.

Se trata de un reconocimiento al que todo ser humano tiene derecho, independientemente de su conducta y de si se respeta o no a sí mismo. Esto es de una enorme importancia, ya que admitimos que tenemos que trabajar por devolver el reconocimiento de su dignidad a quien la ha perdido, a quien ni siquiera sabe que la tiene o a quien ha renunciado a ella.
Pero “¿acaso no hay personas indignas?”. Si por indignidad entendemos que no sean merecedores de respeto, aceptación o protección, evidentemente no. Todo el mundo merece esto por su dignidad. Pero viendo que hay personas que se dedican a “maltratar” o “echar tierra” sobre la dignidad de otros, entendemos que estas personas se hacen indignas a sí mismas. La pregunta será qué hacer con ellas. Las respuestas que surgen son muy variadas.



4.2. Dignidad Laboral.
En el mundo laboral que nos rodea se han alcanzado logros respecto al reconocimiento de la dignidad personal de los trabajadores, que son impensable en otras muchísimas partes del mundo. El respeto de derechos que surgen del reconocimiento de la dignidad personal es realmente grande aunque quede bastante por lograr.
El derecho a una estabilidad laboral, a un contrato, al respeto de mi personalidad; el derecho a períodos remunerados de descanso, el derecho a la baja por maternidad… son algunos logros.
Junto a estos logros, descubrimos innegables carencias que se dan en el mundo del trabajo en cuanto al respeto de la dignidad de la persona. Son ejemplos de ello, el no efectivo reconocimiento de la igualdad de la mujer, el sueldo más bajo a igual trabajo de los jóvenes,… Señalemos otros que conozcamos. Observa las viñetas y pon ejemplo de lo que reflejan.


Cómo fomentar en el trabajo el respeto de la Dignidad Personal.


  1. Esforzándonos por ser coherentes y no caer en comportamientos que criticamos.

  2. Respetar a los compañeros, clientes, y todo aquel con el que me relaciono. No tratarlos como un objeto o un medio para mis fines o para obtener dinero.

  3. No buscar únicamente el beneficio personal y mucho menos a costa de lo que sea…

  4. Luchar por el reconocimiento de las personas, aunque yo ya lo haya logrado.

  5. No discriminando a aquellos que piensan, hablan, trabajan o viven de manera distinta.

  6. Concienciarme cada día más mediante un conocimiento mejor de la realidad laboral.

  7. Asociarme con otros para trabajar conjuntamente en alguna causa que defienda esta dignidad laboral.







Actividades:




  1. Completa la lista anterior.

  2. Busca semejanzas y diferencias entre el mundo laboral de nuestro país y el mundo laboral de un país del tercer mundo en materia de dignidad laboral. Tanto en los logros como en las carencias.


5. LA LEY y LA NORMA MORAL
Como veíamos en un capítulo anterior, la persona descubre el deseo de libertad y, al mismo tiempo, la necesidad de unas normas que regulen la convivencia. La existencia de una normativa variada, permite al hombre poder situarse en el entorno que le rodea. En un mundo tan plural como el actual, la Humanidad busca el mínimo común ético desde el que poder establecer comportamientos considerables correctos en las sociedades. Se busca, pues, una especie de “Ética Universal” basada, quizás, en la llamada regla de oro del comportamiento humano: “no hagas a los demás lo que no deseas para ti”. Desde ella, el ser humano podría construir su vida en relación a dos tipos generales de normas o leyes:

Ley Moral: Aquella que se desarrolla en la conciencia desde lo que experimentamos, aprendemos, desde la educación que recibimos, la influencia del entorno en el que no movemos,… Hay distintas opciones morales porque hay distintas formas de entender a la persona y a la sociedad. La persona y su bien deben inspirar todos los principios de una auténtica propuesta moral.
* La norma moral hace que algo valorado por una persona –(por ejemplo, el valor “honradez”)- se transforme en una obligación moral. Funciona del siguiente modo: la conciencia aprecia el valor “honradez” y lo asume como algo deseado; la conciencia ayuda a la persona desde entonces a procurar tener comportamientos honrados. Le indicará qué comportamientos lo son. A la persona nada ni nadie le impone apreciar ese valor, pero desde que lo hace y pasa a su escala de valores como un valor importante, la conciencia “le obliga” moralmente a seguirlo. Esta obligación que la persona se impone a sí misma, se convierte en “norma moral” para ella.
* Las normas morales son más concretas que los valores. No obligan a la persona por una autoridad exterior, sino porque la persona le da valor en su conciencia y decide vivir de acuerdo a ella.

Ley Positiva: (La legalidad). Es la Ley que los gobernantes establecen para organizar la sociedad. Detrás de cada ley que rige la sociedad hay una opción ética concreta. Por ejemplo: detrás la ley que regula el aborto hay unas opciones éticas que la inspiran. De ahí que toda norma pueda ser calificada, además de legal -(si ha cumplido los trámites legales para elaboración)-, como justa o injusta –(referencia ética).
* La Sociedad tiene necesidad de regular muchos ámbitos de su realidad. De ahí que, con los criterios legales que ella misma se da, surjan las normas positivas que, comúnmente, llamamos “leyes”. La sociedad va elaborando un conjunto de normas que reflejan los valores que los grupos que hay en ella aprecian y quieren vivir. De ahí que se pueda afirmar que detrás de cada ley hay unos valores que la motivan.
* La norma positiva obliga a la persona por la fuerza coercitiva de la autoridad que está detrás para que se cumpla.

Actividad: 1. Buscad entre todos un ejemplo de conflicto entre una ley que exista y la ética.

LAS PERSONAS



El SUJETO ÉTICO

tienen





LIBERTAD



RESPONSABILIDAD


para elegir

ESCALA de

VALORES

VALORES

según una




que configuran

Vivir para sí misma

SU OPCIÓN FUNDAMENTAL




Vivir para los demás



según la cual

LA CONCIENCIA






decide, orienta, aconseja, juzga, ELIGE,

NORMAS MORALES


COMPORTAMIENTOS ÉTICOS

de acuerdo a



NORMAS o LEYES POSITIVAS



PARA SABER MÁS
Actividad: 1. El cine es un arte que refleja bastante bien la vida de las personas y las decisiones que toman. Estas dos películas ayudarán al diálogo y profundización sobre los temas tratados en el Capítulo: la libertad, la conciencia, el deber, la madurez en las relaciones.

El Club Emperador (The emperor's club)

Dirección: Michael Hoffman.
País: USA.
Año: 2002.
Duración: 109 min.
Interpretación: Kevin Kline (William Hundert), Emile Hirsch (Sedgewick Bell), Joel Gretsch (Sedgewick adulto), Embeth Davidtz (Elizabeth),…
Guión: Neil Tolkin

Producción: Marc Abraham y Andy Karsch.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Lajos Koltai.
Montaje: Harvey Rosenstock.
Diseño de producción: Patricia von Brandenstein.
Dirección artística: Dennis Bradford.


SINOPSIS

William Hundert (Kevin Kline), asistente de dirección de la prestigiosa escuela St. Benedict, vive según sus propias enseñanzas. Esforzándose cada día en inspirar a sus alumnos para que se conviertan en adultos cultos y responsables, es un hombre de principios, apasionado, que enseña los clásicos y cree que el impartir clase sobre los tiempos de los griegos y los romanos es algo más que una lección sobre el pasado. A su vez está firmemente convencido de que la labor de un maestro no es sólo educar al alumno, sino también formar –e incluso moldear– su carácter. Pero en otoño de 1972, el enclaustrado universo de tradición y enseñanza del señor Hundert se verá sacudido con la llegada de Sedgewick Bell (Emile Hirsch), un nuevo pupilo, hijo de un senador del estado de West Virginia. Casi inmediatamente, profesor y alumno se enzarzarán en una batalla de voluntades, cuyas repercusiones todavía afectarán a sus vidas un cuarto de siglo después. A pesar de todo, Hundert descubrirá que él y el muchacho tienen una cosa en común que le impedirá desistir en su formación.



EN TIERRA DE HOMBRES (NORTH COUNTRY) (North country)

Dirección: Niki Caro.
País: USA.
Año: 2005.
Duración: 126 min.
Género: Drama.
Interpretación: Charlize Theron (Josey Aimes), Frances McDormand (Glory), Sean Bean (Kyle), Richard Jenkins (Hank), Jeremy Renner (Bobby), …

Guión: Michael Seitzman; basado en el libro "Class action: The landmark case that changed sexual harassment law" de Clara Bingham y Laura Leedy Gansler.
Producción: Nick Wechsler.
Música: Gustavo Santaolalla.
Fotografía: Chris Menges.

SINOPSIS

Cuando fracasa su matrimonio, Josey Aimes (Charlize Theron) vuelve a su pueblo natal en el norte de Minnesota en busca de un buen trabajo. Madre soltera con dos niños a su cargo, busca trabajo en la fuente principal de empleo de la región: las minas de hierro. El trabajo es duro pero se paga bien y las amistades que se forman allí se extienden a la vida cotidiana, uniendo familias y vecinos en un hilo común. Es una industria dominada por los hombres desde siempre, en un lugar poco acostumbrado a los cambios. Está mentalizada para el peligroso y duro trabajo pero no para aguantar el acoso que ella y las otras mineras sufren por parte de sus compañeros, lo cual es una prueba mucho más dura. Lo último que quieren los mineros es tener que competir con mujeres para los pocos empleos que hay, mujeres que según ellos no deberían estar conduciendo camiones ni arrastrando piedras. Cuando Josey protesta contra el trato que ella y sus compañeras reciben, se encuentra una gran oposición.









La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje