Página principal

I. comisión episcopal para la pastoral profética


Descargar 0.78 Mb.
Página7/9
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño0.78 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

III. Contemplación desde la fe
Nuestras principales fuentes de inspiración e iluminación son la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, siguiendo las orientaciones y criterios de la Conferencia del Episcopado Mexicano, sobre todo en aquello que se refiere a la espiritualidad que los Laicos deben vivir y a las tareas que han de realizar en la Iglesia y en el mundo (Familiaris Consortio, Evangelium Vitae, Christi Fideles Laici, Documento de Aparecida, Lumen Fidei, etc.).

Interpretar a la luz de la fe los acontecimientos –como signos de los tiempos- en el ámbito de la familia, la vida, los jóvenes y los laicos, propiciando el itinerario formativo de Discípulos Misioneros, según el Espíritu de Aparecida en el capítulo VI.



IV. Objetivo General
Animar y fortalecer la misión evangelizadora de la Iglesia, ofreciendo un servicio subsidiario y solidario a las Provincias y a las Diócesis, atendiendo a las exigencias de la cultura actual, para vivir y dinamizar el proyecto divino sobre la Familia, la sacralidad de la vida y el compromiso del laico en la Iglesia y en el mundo.

V. Líneas de acción
LINEA DE ACCIÓN:


  1. Promover la formación, en armonía y corresponsabilidad, entre todas las Dimensiones y fomentar el intercambio de experiencias entre ellas, propiciando así el dinamismo de la Comisión.

TAREAS:

Preparar subsidios para:




  1. Temas para el año de la fe (tomando en cuenta):

  • Credo.

  • Catecismo de la Iglesia Católica.

  • Concilio Vaticano II.

  • Doc. de Aparecida.

  • La Misión Continental.

  • Lectio Divina.

  • El magisterio de la Iglesia sobre familia, laicos y vida.




  1. Sexualidad en el plan de Dios.

  2. Las adicciones y el narcotráfico.



LINEA DE ACCIÓN:

  1. Realizar una reflexión pastoral permanente sobre las realidades nacionales que se refieren al ámbito de las Dimensiones que integran la Comisión, impulsándolas a fortalecerse para su renovación.

TAREAS:

  1. Seguimiento al estudio científico “La familia recurso para la sociedad”.

  2. Animar la estructura de la comisión en las provincias y Diócesis.

  3. Establecer la interlocución con las Provincias y Diócesis a través de un directorio nacional.



LINEA DE ACCIÓN:

  1. Aprovechar las redes sociales y demás medios electrónicos para optimizar los servicios de la Comisión, en la intención de mantener una comunicación eficiente entre Provincias y Comisión.

TAREAS:

  1. Desarrollo de la Página Web

  2. Facebook

  3. Twitter



LINEA DE ACCIÓN:

  1. Aprovechar la Asociación Civil ya creada y los colaboradores laicos como un canal de promoción y difusión de las tareas de la Comisión, para economizar y trabajar de manera eficiente.

TAREA:

  1. Dar continuidad a los trámites de la A.C. en la SAT



LINEA DE ACCIÓN:

  1. Buscar sistemáticamente los medios de financiamiento de sus programas, que permitan una mayor difusión.

TAREA:

  1. Crear un Patronato



LINEA DE ACCIÓN:

  1. Promover entre los laicos comprometidos, la creación de ONG’s para tener incidencia en la realidad social y foros internacionales.


TAREAS:

  1. Diseñar y difundir manual para formar las ONG’s

  2. Promover la creación de las ONG’s a nivel Diócesis



VI. Programación
DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA LA FAMILIA
IDENTIDAD
La Dimensión Familia de la Comisión Episcopal de Pastoral para la Familia, Juventud, Laicos y Vida, es un organismo de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), integrado por Obispos, Presbíteros, Consagrados y Laicos, unidos en comunión eclesial para ofrecer subsidiariamente a las Iglesias particulares de México, servicios y recursos en orden a anunciar, celebrar y servir el evangelio del matrimonio, la familia y la vida, como expresión de la Familia y la Vida Trinitaria, fortaleciendo la formación de los valores humanos y cristianos. Todo esto siempre en fidelidad al Magisterio Pontificio y Episcopal. Es también una instancia de diálogo sobre asuntos del matrimonio y la familia con otras instituciones religiosas, civiles, políticas, públicas o privadas. La familia ha sido y es espacio y escuela de comunión, fuente de valores humanos y cívicos, hogar en el que la vida humana nace y se acoge generosa y responsablemente” (cfr. D.A. 302).
Hace suyos los desafíos y líneas pastorales que en el área específica de la familia están contenidos en los proyectos pastoral de la CEM y los acuerdos tomados en las diversas Asambleas del Episcopado Mexicano, así como las indicaciones del Pontificio Consejo para la Familia y las propuestas de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida. “Dado que la familia es el valor más querido por nuestros pueblos, creemos que debe asumirse la preocupación por ella como uno de los ejes transversales de toda la acción evangelizadora de la Iglesia. En toda diócesis se requiere una pastoral familiar “intensa y vigorosa” para proclamar el evangelio de la familia, promover la cultura de la vida, y trabajar para que los derechos de las familias sean reconocidos y respetados” (D.A. 435).

OBJETIVO
Ofrecer subsidiariamente servicios oportunos de animación, promoción, acompañamiento y consolidación de la pastoral familiar a las Provincias y Diócesis para dinamizar la misión continental partiendo de una conversión personal y pastoral por la familia y ésta sea evangelizada y evangelizadora.


LÍNEAS DE ACCIÓN


  1. Proclamar que desde los orígenes, la familia es fuente de amor y de vida, primer evangelio del Padre, y que desde la Encarnación, la Familia de Nazaret es el prototipo o modelo de toda familia, descubriendo así que Dios llama a toda familia como fuente de evangelización para el mundo, transmisora de los valores humanos y cristianos, servicio a la vida, participación en el desarrollo de la sociedad y misión de la Iglesia.

  2. Dinamizar la Misión Continental Permanente desde la Familia, a fin de hacer de ella, un referente primario y operativo al proceso evangelizador de los discípulos misioneros en nuestras Diócesis.

  3. Promover la formación y capacitación de equipos y agentes de la pastoral familiar, movimientos y asociaciones con carisma de familia, así como la creación o consolidación de estructuras pastorales adecuadas con indicaciones programáticas concretas (Novo millennio, 29), impulsando la transversalidad dentro de la pastoral orgánica, de conjunto, planificada y solidaria con procesos de evangelización, que sirva a las familias de nuestra nación.

  4. Incrementar un camino de conversión personal y pastoral, de comunión, de solidaridad y de misión que lleve los agentes de pastoral familiar, sacerdotes y laicos, a partir de un encuentro personal con Jesucristo vivo, al descubrimiento de la familia como un don de Dios y que comprometan su vida con, por y para las familias formándose adecuadamente para dar un mejor servicio.

  5. Impulsar la elaboración de subsidios con temas específicos que favorezcan las distintas etapas por las que atraviesan el matrimonio y la familia, desde la preparación matrimonial hasta los matrimonios de la tercera edad, fortaleciendo de este modo su caminar por la vida.

  6. Cuidar que la familia no sólo sea objeto, sino sujeto de la evangelización, de manera que cada una llegue a ser evangelizadora de otras familias, para que se organicen pastoralmente, promuevan y defiendan los valores del matrimonio, la familia y la vida en todos los ambientes y foros como son: medios de comunicación, científicos, económicos, culturales, políticos, legislativos nacionales e internacionales.

  7. Fomentar el diálogo y la colaboración con las instituciones religiosas y/o civiles que promuevan los genuinos valores del matrimonio, la familia y la vida en todo foro y campo, promoviendo labores de cabildeo para caminar hacia una política con perspectiva de familia y una legislación que proteja a la familia ante la cultura de muerte.

  8. Promover una actitud pastoral misionera que establezca una cercanía especialmente con las familias más necesitadas y en situaciones irregulares presentándoles la oportunidad de experimentar la misericordia de Jesucristo Buen Pastor.




  1. Buscar una comunicación más cercana con las Provincias y las Diócesis para llevar a cabo un plan de interacción con ellas, para ofrecer información, subsidios e instituir anualmente la Semana de la Familia y la organización de Congresos de Familia y que se aprovechen los momentos celebrativos de religiosidad de las familias para evangelizar, y educar en la fe, aprovechando la celebración de los sacramentos.


Impulsar para que éstas líneas de acción logren una actitud renovadora de las Parroquias a fin de que sean espacios de la iniciación cristiana, de la educación y celebración de la fe, abiertas a la diversidad de carismas, servicios y ministerios, organizadas de modo comunitario y responsable, integradoras de movimientos de apostolado ya existentes, atentas a la diversidad cultural de sus habitantes, abiertas a los proyectos pastorales y supra-parroquiales y a las realidades circundantes.

DIMENSIÓN EPISCOPAL DE JÓVENES
IDENTIDAD
La Dimensión Episcopal Mexicana de pastoral de Adolescentes y Jóvenes, surge en el ámbito de la Conferencia Episcopal Mexicana para unir y articular las fuerzas de trabajo en la pastoral de conjunto a la luz de las directrices generales de acción evangelizadora de la Conferencia Episcopal. Está integrada por el Obispo responsable de la Dimensión Episcopal, el Asesor Nacional, el Secretario Ejecutivo, 36 delegados de los asesores y jóvenes de los equipos provinciales, los responsables de los equipos de apoyo, 2 representantes de las Pastorales Específicas, Movimientos Juveniles y Congregaciones Religiosas con apostolado juvenil.

OBJETIVO

Fortalecer el proceso de revitalización de la Pastoral Juvenil en México, partiendo de la vida de los y las jóvenes en sus distintos contextos y, desde una profunda experiencia de encuentro con Cristo, que suscite procesos de conversión personal, pastoral y eclesial, para que contando con orientaciones pastorales claras, asumamos e impulsemos con entusiasmo la misión permanente entre los jóvenes.




LÍNEAS DE ACCIÓN


  1. Ofrecer espacios de Formación para los agentes de Pastoral Juvenil de México.

  2. Impulsar la dimensión Misionera de la Pastoral Juvenil de México a través de diferentes subsidios.

  3. Impulsar el fortalecimiento de la Organización de la Pastoral Juvenil como Opción Pedagógica.

  4. Articular en la pastoral juvenil las secciones de adolescentes y jóvenes.

  5. Promover la pastoral juvenil diversificada según situaciones específicas (migrantes, profesionistas, campesinos, etc.).

  6. Promover que los adolescentes y jóvenes sean objeto y sujeto en el uso de las redes sociales.

  7. Favorecer y fortalecer la vinculación de los adolescentes y jóvenes con su familia, con su parroquia y con la sociedad.

  8. Promover y favorecer la elaboración de subsidios para la atención de adolescentes y jóvenes en sus distintas etapas.

DIMENSIÓN EPISCOPAL DE LAICOS
IDENTIDAD

La Dimensión Episcopal de Laicos es un organismo de la Conferencia del Episcopado Mexicano, que por medio de redes con instituciones eclesiales y sociales, ofrece subsidios a los laicos organizados para madurar en su ser y quehacer laical, así como en su misión de Discípulos Misioneros dentro del plan de la CEM de la Misión Continental.



OBJETIVO

Fomentar la comunión entre Obispos y las asociaciones y movimientos laicales para que en sus programas incluyan las prioridades pastorales de la CEM, a fin de impulsar la espiritualidad de comunión y la misión Continental permanente.



LÍNEAS DE ACCIÓN


  1. Animar la comunicación de experiencias entre los movimientos laicales, desde la espiritualidad de comunión en Cristo Resucitado, que propicie una Iglesia Misionera con Discípulos Misioneros.

  2. Promover la formación de Consejos Diocesanos de Laicos, que anime y promueva el nuevo protagonismo laical, con formación y compromiso social, a fin de tener verdaderos discípulos misioneros en todos los ambientes sociales.




  1. Encausar la participación y compromiso de los Institutos, Asociaciones y Movimientos Laicales, en los Planes Pastorales de las Diócesis, a fin de ser parte activa y propositiva de una Iglesia local en Misión Permanente.

  2. Acompañar y fortalecer el ser quehacer del Consejo Nacional de Laicos, con la participación de todas las Provincias, la representación de Movimientos Laicales y profesionistas, para que sean una voz representativa de los laicos católicos.

  3. Animar el ser y quehacer de los laicos, por medio de foros y encuentros nacionales, para estar preparados y formados como discípulos-misioneros, capaces de dar respuesta a los desafíos en la Iglesia y en el mundo.

  4. Mantener comunicación con los diferentes organismos de laicos, que propicie el acompañamiento, la ayuda mutua y la creación de subsidios, para el fortalecimiento del ser y quehacer laical.

  5. Diseñar subsidios de formación, para los movimientos y Provincias, en los que se dé respuesta a las distintas inquietudes y desafíos de los laicos, para así fortalecer el proceso de formación integral en todas las Diócesis.

  6. Colaborar en la actualización de la página de la Comisión Episcopal, por medio de información y estadística de la Dimensión Episcopal de Laicos, a fin de que Diócesis y laicos organizados, puedan tener un foro y plataforma de comunicación digital y en comunión con la DELAI.

  7. Impulsar el proyecto de Misión Continental Permanente, que comprometa a la vida diaria a todos los laicos organizados, para que su compromiso y testimonio de vida, sea el signo sensible del discípulo misionero que desea impregnar del Evangelio.

DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA LA VIDA

IDENTIDAD

El ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, también posee una altísima dignidad que no podemos pisotear y que estamos llamados a respetar y a promover. La vida es regalo gratuito de Dios, don y tarea que debemos cuidar… sin relativismos” (V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Aparecida, n. 464.)


Esta responsabilidad de promover la cultura y, especialmente, la cultura de la vida, debe ser una de las prioridades en nuestro trabajo pastoral. Toda planeación y compromiso pastoral deben estar orientados para incidir en los estilos de vida de las personas y de las comunidades, con el fin de construir una relación renovada con la naturaleza, con nuestro prójimo y con Dios (Carta Pastoral Bicentenario/Centenario, 2010, 88).

Si queremos sostener un fundamento sólido e inviolable para los derechos humanos, es indispensable reconocer que la vida humana debe ser defendida siempre, desde el momento mismo de la fecundación (V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Aparecida, n. 467).



OBJETIVO

Anunciar, celebrar y servir el evangelio de la vida como regalo de Dios, para promover una “cultura de la vida” mediante una relación renovada con la naturaleza, con el prójimo y con Dios.


LÍNEAS DE ACCIÓN


  1. Anunciar el Evangelio de la vida y los criterios morales y responder a las manifestaciones de una “cultura de la muerte”, en las cuestiones bioéticas, respecto al aborto, eutanasia, reproducción asistida, paternidad responsable, regulación de nacimientos…etc.

  2. Descubrir y vivir la vida como un regalo (don y tarea, regalo y responsabilidad) que surge y se desarrolla por iniciativa de Dios y que es confiada al hombre, para administrarla con empeño y compromiso.

  3. Promover una reflexión fundamentada en la dignidad de la persona y su vida a la luz de su ser imagen y semejanza de Dios, a fin de crear una sociedad más humana y justa, de acuerdo a las razones éticas que derivan.

  4. Fortalecer la vinculación de grupos interdisciplinarios competentes a favor de la vida en perspectiva de familia, de manera preventiva y formativa, para que pueda existir diálogo fecundo con los hombres de toda cultura en vista de una sociedad inspirada en los valores de la justicia y fraternidad.

  5. Contemplar y celebrar el Evangelio de la vida, ante la impresionante multiplicación y agudización de las amenazas a la vida de las personas y pueblos especialmente cuando ésta es débil e indefensa.

  6. Servir el Evangelio de la vida a través de formas de animación social y de compromiso político, defendiendo y promoviendo el valor de la vida en nuestras sociedades cada vez más complejas y pluralistas.

  7. Contactar e interrelacionar a las Comisiones y Dimensiones de la CEM, así como a los diferentes organismos de apostolado laical que se dedican a atender temas relacionados con la vida (bioética, bioderecho y biopolítica), para integrarlos en un plan pastoral a nivel nacional.


VII. Directorio



COMISION

PRESIDENTE



COMISION EPISCOPAL

PARA FAMILIA,

JUVENTUD Y LAICOS



Emmo. Cardenal Norberto Rivera Carrera

Arzobispo Primado de México


Pbro. Rafael Alemán Jasso

Secretario Ejecutivo

Portal Reforma Nte. No. 104

Centro


Apdo # 104

50000 Toluca, Estado de México

(722) 2-15-87-82

Cel. 045 722 38 05 82 3

E mail: rafealja@gmail.com

comepisfam@cem.org.mx




DIMENSIONES

RESPONSABLES Y SRIOS. DE DIMENSION


Vida


S. E. Mons. Rodrigo Aguilar Martínez

Obispo de Tehuacán


Pbro. Dr. Javier Coellar Ríos

Secretario de Dimensión

Vogos 101-202 Lomas de Chapultepec

México DF.

C.P 11000

Tel. (55) 52 02 18 52

Cel. 045 44 21 70 02 23

Correo: javicoellar@yahoo.com.it

cbeddv@gmail.com


Familia


S.E. Mons. Francisco Javier Chavolla R.

Obispo de Toluca


Srs. Andrés y Clara Galindo

Secretarios de Dimensión

Uxmal 728, Col. Letrán Valle

Tel. (55) 5604-09-57

Fax. (55) 5604-11-32

Cel. 55-3467-3054 (Andrés) Cel. 55-2773-11-36

Email: pastfam@prodigy.ney.mx



Adolescencia y Juventud




S.E. Mons. Héctor Luis Morales Sánchez

Obispo de Nezahualcóyotl.


Marisol García Servín

Secretario de Dimensión

Calle Antonio Galíndez # 276

Fracc. Jardínes del Valle

CP. 36611

Irapuato, Gto.

Oficina: (462) 6070582

Casa: (462) 6 24 39 62

Celular: 4621078275

Nextel: (462) 1706530

Email: marysol_pastoral@hotmail.com


Laicos



S. E. Mons. Faustino Armendáriz Jiménez

Obispo de Querétaro


Lic. Luis Mauricio Saldaña Ayala

Secretario de Dimensión

Pedro Luis Ogazón 56, Col. Guadalupe Inn. 01020

Teléfono y Fax: (01-55) 55 97 18 80/ 53 39 61 94

Email :  delai@prodigy.net.mx

    saldanaalm@hotmail.com











VI. COMISIÓN EPISCOPAL

PARA EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO Y COMUNIÓN

I. Identidad

La COMISIÓN DE DIÁLOGO INTERRELIGIOSO Y COMUNIÓN (CEDIC), se pone al servicio de la “colegialidad episcopal”, para facilitar una de las dimensiones que el Concilio Vaticano II impulsó para trabajar por la anhelada unidad de todos los cristianos y fomentar un diálogo respetuoso con todas las demás religiones, que favorezca la convivencia de todos los pueblos y credos, fortalezca la libertad religiosa y la paz de toda la familia humana. Se pone igualmente al servicio de cada una de las organizaciones eclesiales o religiosas no católicas que quieran cultivar en espíritu fraterno un verdadero diálogo. El Concilio Vaticano II confió especialmente el quehacer ecuménico “a los Obispos de toda la tierra para que traten de promoverlo y lo orienten con discernimiento” (UR #51).37 Este quehacer se comparte en varios niveles:



  1. Nivel Universal: “Corresponde en primer lugar a todo el Colegio de los Obispos y a la Sede Apostólica fomentar y dirigir entre los católicos el movimiento ecuménico, cuyo fin es reintegrar en la unidad a todos los cristianos, unidad que la Iglesia, por voluntad de Cristo está obligada a promover.” (Canon 755, 1)

  2. Nivel de la CEM: “Compete asimismo a los Obispos y conforme a la norma del derecho a las Conferencias Episcopales promover la unidad y, según la necesidad o conveniencia del momento, establecer normas prácticas, teniendo en cuenta las prescripciones dictadas por la autoridad suprema de la Iglesia.” (Canon 755, 2).

  3. Nivel diocesano: Cada obispo en su propia diócesis “debe mostrarse humano y caritativo con los hermanos que no estén en comunión plena con la Iglesia católica, fomentando también el ecumenismo tal y como lo entiende la Iglesia.” (Canon 383,3).

En síntesis podemos decir que la CEDIC busca:



  • Facilitar a nivel nacional la necesidad pastoral del diálogo con las iglesias cristianas y las religiones no cristianas presentes en nuestra realidad social.

  • Promover el diálogo ecuménico con las iglesias y comunidades eclesiales que están comprometidas en impulsar el trabajo por la anhelada unidad de todos los cristianos.

  • Fomentar las relaciones respetuosas con las demás religiones presentes en nuestro país, de modo que se favorezca la convivencia de todos los pueblos y credos, y se fortalezca la libertad religiosa y la paz de toda la familia humana.

  • Ayudar a atender pastoralmente el fenómeno de las sectas y los nuevos movimientos religiosos (NMR), y las posibilidades de diálogo y cooperación con estas expresiones religiosas en el contexto plural de la sociedad mexicana.
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje